World Intellectual Property Organization

África también existe en el mundo de los dibujos animados: La historia de Pictoon (Senegal)

Septiembre de 2005


“Si no aprendemos a vender nuestra cultura, otros se encargarán de hacerlo”. – Pierre Sauvalle, fundador y codirector de Pictoon.

La narración de cuentos es uno de los pilares del patrimonio tradicional de África. De ahí que no pueda extrañar a nadie que la primera serie de dibujos animados que se ha exportado en el continente cuenta la historia de Kabongo, un narrador (griot) de África Occidental. Kabongo se pasea por los países de todo el mundo acompañado de Golo, un mono que canta, y en búsqueda del alumno ideal a quien pueda transmitir su oficio y experiencia. En cada país vive aventuras y desventuras, y a través de sus narraciones aprendemos la magia de los mitos y leyendas del país.

Dividida en 13 partes, es la primera serie de dibujos animados hecha en su totalidad en África y es obra de un pequeño estudio de animación, Pictoon, que está en la capital del Senegal, Dakar. Difundida por primera vez en diciembre de 2003 en el Canal France International (CFI) por satélite, Kabongo fue un éxito desde el principio. “Es una serie extraordinaria y muy ambiciosa, y realmente africana”, ha dicho el director del CFI, Pierre Block de Freiberg, en una entrevista para TIME Europe Magazine.

*
Imágenes de la serie de dibujos animados Kabongo, de Pictoon, que próximamente llegará a las pantallas en inglés.

Kabongo es fruto de la imaginación de Pierre Sauvalle, que creó Pictoon en 1998 junto con la actual codirectora del estudio, la empresaria senegalesa Aïda Ndiaye. Sauvalle trabajó ocho años en empresas francesas de producción tras graduarse en París en una famosa escuela de animación, Les Gobelins. Pero siempre tuvo ganas de volver a África para empezar a crear producciones africanas. Con ese fin contrató a autores africanos y franceses para escribir el guión de Kabongo, pero la verdadera historia, la animación, los colores y la edición corrieron todos a cargo de Pictoon en Dakar. Lo único que se hizo en Francia fue todo el trabajo posterior a la producción (por ejemplo, todo lo relacionado con el sonido).

De la mano de Pictoon, Kabongo ha hecho que África figure hoy también en el mundo de la industria de la animación y es prueba de que África puede producir dibujos extraordinarios y de alta calidad. Pero Pictoon no ha hecho más que comenzar. Aunque la empresa podría ganar más de lo que le hace falta limitándose a producir anuncios locales de televisión, lo que de verdad quiere es hacerse con parte de los 75.000 millones de dólares EE.UU. que representa en el mundo la industria de la animación.

Un talento 100% local

A Sauvalle y a Ndiaye no les asusta el desafío. Hasta ahora han conseguido dar con soluciones a cada dificultad con la que se han topado, sea la falta de artistas cualificados, sean los cortes de electricidad o los problemas de encontrar equipo informático y programas adecuados y suficientemente sólidos que se adapten a las condiciones en las que trabajan.

*
Jóvenes artistas senegaleses, en los cursos de animación organizados en los estudios de Pictoon.

A falta de suficientes artistas expertos en dibujos animados, Sauvalle empezó a organizar él mismo cursos de formación, a saber, un curso de aprendizaje de dos años sobre dibujo y animación asistida por computadora, destinado a jóvenes artistas seleccionados en el país. A medida que van adquiriendo experiencia y dominando las técnicas necesarias, los aprendices se ocupan a su vez de formar a los nuevos alumnos. En los momentos de mayor trabajo, Pictoon emplea hasta 120 personas, todas ellas formadas en el propio estudio.

“Todas las artes son sumamente importantes para África pues proyectan lo que somos” –Aïda Ndiaye, Codirectora de Pictoon.

Pero también hubo otros problemas que Pictoon no pudo resolver. “Por muchos protectores que pongamos para evitar problemas de sobretensión, la cosa sigue igual”, dice Aïda Ndiaye, Codirectora de la empresa, añadiendo: “cada año tenemos que cambiar todo el sistema informático”.

Competitivos a nivel mundial

Dados los salarios que reciben los aprendices del oficio en el Senegal, que se cuenta entre los países menos adelantados, desde el punto de vista de los costos, Pictoon está en condiciones de competir con los países asiáticos como Corea del Sur, país al que recurren en la actualidad las compañías de producción de películas de dibujos animados europeas y estadounidenses para subcontratar gran parte de sus actividades. Los bajos costos, unidos a una elevada calidad, que, como dice Sauvalle, ha impresionado a los profesionales del ramo de todo el mundo, han hecho que Pictoon se convierta en un serio contrincante en el mercado mundial.

*

Pero Pictoon no quiere hacer negocios a toda costa. Sus fundadores están resueltos a seguir produciendo sus propias películas para seguir honrando el patrimonio cultural que han heredado. Con ese fin, tienen previsto crear más dibujos animados africanos inspirados en leyendas e historias que se han transmitido de padres a hijos y de una generación a otra, pues creen que esas historias pueden interesar a todo el mundo. A raíz del éxito de Kabongo en Francia y en otros países africanos de habla francesa, Sauvalle confía en que la versión en inglés de la serie de dibujos animados, que estará lista en breve, se abra paso en el mercado mundial.

Registrar los activos de propiedad intelectual

Pictoon es consciente del valor que revisten los activos de propiedad intelectual que ha creado, por lo que ha registrado la serie Kabongo en la sociedad de gestión colectiva del derecho de autor de Francia, a saber, la Sociedad de Autores y Compositores de Obras Dramáticas. Pero lo que le preocupa a Sauvalle es el hecho de que los costos de proteger la propiedad intelectual son, proporcionalmente, mucho mayores en los países en desarrollo. “Lo que está claro es que registrar creaciones y solicitar patentes queda a menudo fuera del alcance de los creadores de los países africanos”, observa. Sauvalle aspira a que se supriman las tasas para los países más pobres como el Senegal, de modo que los creadores puedan registrar gratuitamente sus obras, “del mismo modo que un padre registra el nacimiento de su hijo”.

Próximo estreno...

Pronto llegará a las pantallas una nueva serie de Pictoon llamada The Invincible Lions of Africa (Los invencibles leones africanos). En la serie, en la que se combinan narración y sabiduría, se transmiten mensajes morales por conducto de las aventuras de animales que han llegado a ser estrellas del fútbol y se proyecta una imagen positiva de África. Los fans de Pictoon están impacientes por el nuevo estreno.

La OMPI en Internet