World Intellectual Property Organization

La evaluación de la importancia de las industrias del derecho de autor

Mayo de 2005

La Guía de la OMPI para determinar la contribución económica de las industrias relacionadas con el derecho de autor.
La Guía de la OMPI para determinar la contribución económica de las industrias relacionadas con el derecho de autor.

Durante años los profesionales de la P.I. se han enfrentado al desafío de evaluar los vínculos existentes entre el derecho de autor y el desarrollo económico. Muchas páginas se han escrito en publicaciones universitarias acerca de los aspectos económicos de las patentes, mientras que en cierta medida se ha dejado de lado la cuestión del derecho de autor. Sin embargo, a medida que las industrias del derecho de autor crecían y se desarrollaban en el decenio de 1970, también lo hizo el interés por determinar en qué manera puede describirse su contribución al desarrollo desde el punto de vista económico. De este modo, comenzaron a realizarse estudios en varios países y regiones para recabar datos a ese respecto. Sin embargo, las investigaciones fueron escasas en los países en desarrollo o los países en transición; además, las diferencias en la metodología, las prácticas y los objetivos hicieron difícil comparar los resultados de esos estudios.

La Guía de la OMPI para determinar la contribución económica de las industrias relacionadas con el derecho de autor (publicada en inglés en 2003) tiene por fin colmar algunas de esas lagunas. En el presente artículo se presenta el contenido de la Guía y se da cuenta de las últimas conclusiones realizadas a partir de los estudios llevados a cabo utilizando la metodología recomendada por la OMPI

Antecedentes y objetivos

La Guía de la OMPI para determinar la contribución económica de las industrias relacionadas con el derecho de autor, elaborada gracias al interés expresado por los Estados miembros de la OMPI, constituye un instrumento práctico para evaluar la contribución a la economía de las industrias del derecho de autor. La Guía tiene por fin a) reseñar las experiencias existentes en la evaluación de las industrias del derecho de autor, b) elaborar una serie práctica de recomendaciones y métodos de investigación, y c) establecer las bases para efectuar comparaciones justificadas entre los distintos estudios.

Las razones de estudiar las industrias del derecho de autor se deben a que en un momento en que se están poniendo en duda los principios fundamentales de la P.I., los encargados de formular políticas precisan de pruebas sólidas que pongan de manifiesto los efectos positivos del derecho de autor en la economía. Es necesario contar con pruebas estadísticas que demuestren convincentemente las ventajas competitivas que se derivan del sector creativo y de la información de un país, especialmente si esto ha de tener reflejo en la política gubernamental y en la práctica legislativa.

Alcance

A fin de evaluar la dimensión económica de las industrias del derecho de autor, en la Guía se recomienda que los equipos encargados de los estudios consideren tres indicadores principales: el porcentaje del producto interno bruto (PIB) atribuible a esas industrias (valor añadido); el empleo existente en las industrias, y el comercio internacional (participación en las exportaciones e importaciones) que generan. Se trata de tres indicadores de carácter estadístico que se producen habitualmente en las empresas. En la Guía se exponen métodos de investigación para prestar asistencia a los investigadores a la hora de recopilar, extraer o calcular información sobre esos indicadores. Asimismo, se recomienda adoptar un enfoque pluridisciplinario en el que tomen parte profesionales del derecho de autor, economistas y expertos de la industria.

En la Guía se señala qué industrias deben incluirse en los estudios y se categorizan teniendo en cuenta en qué medida dependen sus actividades del derecho de autor. Asimismo, se proporciona orientación para evaluar cada categoría y determinar qué porcentaje de la aportación económica de esas industrias debe atribuirse a los elementos protegidos por derecho de autor. Las categorías son las siguientes:

  • Industrias que dependen principalmente del derecho de autor, es decir, las industrias que se dedican íntegramente a la creación, producción, representación, exhibición, comunicación o distribución y venta de materia protegida por derecho de autor. Entre éstas figuran la literatura, la música, el teatro, el cine, los medios de comunicación, la fotografía, la informática, las artes visuales, los servicios publicitarios y las sociedades de gestión colectiva.
  • Industrias interdependientes del derecho de autor, que trabajan con productos consumidos conjuntamente con las industrias que dependen principalmente del derecho de autor o con material conexo. Entre éstas figuran la fabricación y venta de aparatos como televisores, grabadoras de CD y computadoras, instrumentos musicales y fotográficos, material de fotocopia y grabación. Se trata de industrias que proporcionan los medios necesarios para la producción, difusión y consumo de productos y servicios protegidos por derecho de autor.
  • Industrias que dependen parcialmente del derecho de autor, en las que únicamente parte de la producción está vinculada al material protegido por derecho de autor, como el diseño, la arquitectura, la joyería, los muebles y otra artesanía, etc. (El elemento atribuible al derecho de autor varía en función del grado de protección de que gozan con arreglo a la legislación).
  • Industrias de apoyo, que únicamente se basan de manera indirecta en material protegido por derecho de autor, el cual representa una parte mínima de sus actividades, como la telefonía, el transporte y las ventas en general. La contribución del derecho de autor a estas industrias se calcula sobre la base de un factor específico debidamente calculado.

Resultados más recientes

Se han publicado los resultados de los primeros estudios realizados con arreglo a las directrices de la OMPI que se llevaron a cabo en Singapur, los Estados Unidos, Canadá y Letonia. En estos estudios ya se han subrayado varias tendencias significativas, y se ha recopilado un enorme caudal de estadísticas de utilidad para los encargados de formular políticas.

Entre las tendencias que se observan en los resultados de los estudios figuran las siguientes:

  • Se observa una importante contribución de las industrias del derecho de autor, que de hecho es más significativa que lo que sugerían investigaciones anteriores efectuadas en esos países. Con esto se ponen de manifiesto los avances realizados por esas industrias, aunque también queda reflejado el alcance más detallado de los estudios.
  • En estas industrias se observa un índice de crecimiento global más elevado que en el resto de la economía. Igualmente, en comparación con los sectores tradicionales de la economía, las industrias del derecho de autor se contraen y se expanden más rápidamente en respuesta a las fluctuaciones de la economía.
  • Como cabía predecir, las industrias vinculadas a la revolución digital han crecido más rápidamente que en períodos anteriores.

Hablan las estadísticas

Singapur

El estudio fue encargado por la Academia de Propiedad Intelectual de Singapur y realizado por la Universidad Nacional de Singapur1. Se terminó de realizar el estudio en octubre de 2004, sobre la base de datos recopilados en 2001, poniendo de manifiesto que el valor generado por las industrias del derecho de autor en ese país ascendía al 5,7% del total del PIB. Las industrias del derecho de autor empleaban a 118.600 trabajadores, es decir, el 5,8% del total de la fuerza laboral. Las exportaciones de productos y servicios en ese ámbito crearon ingresos por valor de 3.500 millones de dólares de Singapur en el comercio exterior.

En el período comprendido entre 1986 y 2001, esas industrias crecieron a un ritmo anual medio del 8,9%, en comparación con el índice de crecimiento anual de la economía, que ascendió al 7,6%. Sin embargo, resultaron ser más vulnerables a las fluctuaciones de los ciclos económicos: aunque el PIB disminuyó en un 1,9% entre 2000 y 2001, se produjo un espectacular descenso del 9,5% en el valor de las industrias del derecho de autor durante ese mismo período.

En el estudio de Singapur también se observa un importante efecto multiplicador de esas industrias en la economía. Cada millón de dólares producidos por las industrias que dependen principalmente del derecho de autor crea 6 empleos directos y 5 indirectos, dando como resultado que se multipliquen los empleos por 11. Esto demuestra que esas industrias tienen una mayor repercusión en la economía en cuanto a la producción global, el PIB y la creación de empleo, que la media correspondiente de la industria.

 

Estados Unidos de América

El estudio de los Estados Unidos fue preparado por Economists Incorporated para la International Intellectual Property Alliance2. En el estudio se indica que en 2002 el valor añadido de las industrias que dependen principalmente del derecho de autor ascendió al 6% de la economía estadounidense, mientras que el total de las industrias del derecho de autor representó un 12% (1,25 billones de dólares de los Estados Unidos). Más del 4% de la fuerza laboral de los Estados Unidos trabajaba para las industrias que dependen principalmente del derecho de autor, y el total de industrias del derecho de autor daba empleo al doble de esa cifra, es decir, 11,47 millones de trabajadores. Las ventas al exterior generadas por las industrias del derecho de autor, que ascendían a más de 89.000 millones de dólares de los Estados Unidos, eran superiores a las cifras equivalentes de sectores tan importantes como el de la industria química.

Entre 1997 y 2001, el empleo creado en el sector de las industrias que dependen fundamentalmente del derecho de autor creció más del doble que el índice anual de empleo de la economía estadounidense en general.

Canadá

El estudio sobre Canadá, publicado en marzo de 2004, fue elaborado por Wall Communications Inc. para Canadian Heritage3. En el estudio se indicaba que las industrias del derecho de autor representaban el 5,38% del volumen total de la economía canadiense en 2002, en comparación con el 3,87% de 1991. Se trataba de una contribución mayor que la realizada por la agricultura o la minería. Las industrias del derecho de autor crecieron el doble que la economía en general, como se demuestra en el índice de crecimiento global, dando empleo al 6,9% del total de los trabajadores. Las exportaciones de productos en ese sector se duplicaron en un período de cinco año, alcanzando casi los 2.300 millones de dólares en 2002.

La aportación más importante de las industrias del derecho de autor a la economía canadiense se produce en el ámbito de la informática y de las bases de datos, seguidas de la prensa y la industria editorial, la fotografía y las artes visuales y gráficas.

Letonia

Este estudio, publicado en febrero de 2005, fue el primero de esa clase que se realizó no solamente en Letonia sino en Europa Central. El estudio fue encargado por el Ministerio de Cultura y realizado por un equipo internacional4 que se valió de estadísticas procedentes del año 2000. Aunque cabe observar algunas lagunas en las estadísticas disponibles, en el estudio se indica que las industrias (principales e interdependientes) del derecho de autor aportaron el 4% del PIB (315 millones de euros en valor añadido). Se trataba de una aportación dos veces y medio mayor que la de la industria textil, y suponía el 4,4% del empleo global en Letonia. Las exportaciones realizadas en ese sector ascendieron a más de 35 millones de euros, es decir, 16,7 millones de euros más que las importaciones.

Las contribuciones más importantes provinieron de los medios impresos, la publicidad, la informática y las bases de datos. Al comparar la aportación económica que efectúan las industrias del derecho de autor a la economía de Letonia con la de otros Estados miembros de la UE, se puso de manifiesto que esa aportación se halla en concordancia con la media de dichos países.

De cara al futuro

Estos estudios demuestran que las directrices de la OMPI pueden aplicarse eficazmente a los países desarrollados, a los países en desarrollo y a los países en transición. Actualmente, se están realizando estudios en Hungría, Brasil, Filipinas, Rusia y Benin. La OMPI seguirá proporcionando asistencia y asesoramiento de expertos para que se lleven a cabo investigaciones sobre los aspectos económicos del derecho de autor, como parte de la labor que se lleva a cabo generalmente en ese ámbito.

 

____________________

1 Economic Contribution of Copyright Industries in Singapore, Leo Kah Mun, Chow Kit Boe, Ong Chin Huat, NUS Consulting, 2004.

Copyright-based industries in the US Economy, The 2004 Report, Stephen E. Siwek, Economists Incorporated

The Economic Contribution of Copyright Industries to the Canadian Economy [PDF]

The Economic Contributions of Copyright-Based Industries in Latvia 2000, Robert Picard, Universidad de Jonkoping (Suecia) y Timo Toivonen, Facultad de Economía y Ciencias Empresariales de Turku (Finlandia), 2005.

La OMPI en Internet