En busca de una taza de café perfecta

Nombre:Jamaica Blue Mountain Coffee
País / Territorio:Jamaica
Derecho(s) de PI:Indicaciones geográficas y denominaciones de origen, Marcas
Fecha de publicación:3 de septiembre de 2010
Última actualización:10 de julio de 2012


El café Jamaica Blue Mountain® es una marca comunitaria (Nº 002093060) registrada en la Unión Europea (CTM-ONLINE).

Antecedentes

El extremo oriental de la isla caribeña de Jamaica está adornado por la majestuosa cadena montañosa de las Montañas Azules. El clima de esta región se caracteriza por sus precipitaciones abundantes, que propician el desarrollo de una exuberante vegetación, formada por miles de árboles imponentes y unas quinientas variedades de plantas florales. El terreno, el régimen de lluvias, la niebla típica de las Montañas Azules y las condiciones en general son idóneas para el cultivo de uno de los cafés más selectos y apreciados del mundo: el café Jamaica Blue Mountain®.

El café fue introducido por primera vez en la isla en 1728 y su cultivo se popularizó en el siglo XIX, cuando muchos de los nativos comenzaron a cultivarlo en sus tierras. La planta del café florece muy bien en esta región y produce bayas que tienen una buena forma, un sabor único, un aroma intenso, un delicado equilibrio ácido y un punto de dulzura. Debido al microclima fresco de las Montañas Azules, las bayas tardan más tiempo en madurar, lo que ayuda a que adquieran más sustancia en el proceso. Esto les confiere un sabor especial y único una vez tostadas.

Conocimientos tradicionales

El café Jamaica Blue Mountain es cultivado y procesado de manera artística por agricultores locales cualificados. Recolectores experimentados seleccionan las mejores bayas de color rojo brillante de las Montañas Azules. Una vez eliminada la pulpa, los granos húmedos se trasladan a las instalaciones de procesamiento autorizadas por el gobierno en las 24 horas posteriores, donde se secan al sol, se almacenan y se curan en silos de madera o sacos de yute durante al menos ocho semanas. Este proceso de curado hace que los granos segreguen en su interior los compuestos que contribuyen a dar al café Jamaica Blue Mountain su sabor característico. La siguiente etapa es la más importante: mujeres expertas se encargan de descascarar, pulir y seleccionar a mano los mejores granos. Este ejercicio de clasificación manual –perfeccionado durante generaciones– constituye, en opinión de la Junta de la Industria Cafetera (CIB) de Jamaica, la "base de la imagen de calidad del café de Jamaica".

La marca y el desarrollo de marcas

Las disposiciones que figuran en la Ley del Régimen de la Industria Cafetera de Jamaica (1948) determinan el área específica donde se puede cultivar el café “Blue Mountain”, y cómo y dónde debe “procesarse o transformarse”. Sólo el café cultivado en elevaciones comprendidas entre los 3.000 y los 5.500 pies en las parroquias de Saint Andrew, Saint Thomas, Portland y Saint Mary puede recibir la denominación Jamaica Blue Mountain.


La cadena montañosa de las Montañas Azules de Jamaica ofrece un microclima idóneo para el cultivo de uno de los cafés más selectos y apreciados del mundo (Foto: Nicholas Laughlin)

Ya en 1944, las autoridades se dieron cuenta del potencial del café cultivado en las Montañas Azules y de la necesidad de establecer un control de calidad y de desarrollar la marca. Jamaica, todavía bajo dominio británico, estableció ese mismo año la Cámara de Compensación Central para el Café, que recogía, limpiaba y clasificaba todo el café destinado a la exportación. En 1950, se creó la CIB "para mantener y estandarizar la calidad y homogeneidad..." del café exportado. Las cooperativas cafeteras, a través de la Federación Nacional de Cafeteros de la Sociedad Agrícola de Jamaica, están representadas por tres delegados en la CIB. La CIB proporciona a los cooperativistas apoyo con la comercialización, créditos y asistencia técnica, y emite un certificado que garantiza la calidad del café y su conformidad con las normas y especificaciones de la Junta (certificado de autenticidad). Es el único organismo de certificación para todo el café que se produce en Jamaica, y reconoce y concede licencias a 5 empresas "tostadoras" y a 12 empresas que cultivan y exportan el café.

El verdadero café jamaicano va siempre acompañado de un certificado de autenticidad de la CIB. Para poder utilizar el logotipo de la Junta, el café debe haber superado todos los controles de calidad necesarios.

La CIB procesa y comercializa tres tipos de cafés producidos en la isla: Jamaica Blue Mountain, Jamaica High Mountain Supreme y Jamaica Prime. El más apreciado y el que goza de mayor prestigio a nivel mundial es el café Blue Mountain, que está registrado en la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos de América como una marca de certificación (Nº 1.414.598), protegido por una marca comunitaria (Nº 002093060) en la Unión Europea y por una marca de certificación (Nº 1222993) concedida por la Oficina de Propiedad Intelectual del Reino Unido. La CIB es la propietaria de todas las marcas a través de su filial Coffee Marks Limited.

Indicación geográfica

Jamaica protege activamente sus marcas nacionales. En 2004, el país aprobó la Ley de Protección de las Indicaciones Geográficas, que protege los nombres vinculados al origen geográfico de ciertos productos. Esta ley prevé la creación de un sistema de registro, aunque no es necesario registrar la indicación geográfica para gozar de protección. La reputación del café Blue Mountain, que se ha convertido en un activo intangible de valor incalculable, está intrínsecamente ligada a la región donde se cultiva. En consecuencia, la CIB ha adoptado medidas para registrar el café Jamaica Blue Mountain como indicación geográfica en la Oficina de Propiedad Intelectual de Jamaica (JIPO). En consonancia con los requisitos de registro de la JIPO para las indicaciones geográficas, la estrategia de la CIB en lo que respecta a la indicación geográfica se centra en la elaboración de un código de buenas prácticas y en el establecimiento de un marco institucional integrado por los productores, un órgano de gestión y un organismo de certificación. Una vez finalizado el trabajo de preparación, la CIB presentará una solicitud para conseguir que la designación café Jamaica Blue Mountain sea considerada una indicación geográfica.

Resultados empresariales

El café Jamaica Blue Mountain goza de una excelente reputación a nivel mundial. Es uno de los cafés más caros y prestigiosos del mundo. Según datos de 2006, el precio medio del café tostado Jamaica Blue Mountain era de 43,44 dólares EE.UU. por libra, frente a los 3,17 dólares por libra del café tostado normal que se vende al por menor. También hay mucho en juego para los productores de este café, que perciben hasta un 45% del precio de venta minorista. Una enorme cantidad de café Jamaica Blue Mountain se exporta a diferentes países, siendo el Japón el principal importador.

Las marcas como herramienta para el desarrollo económico

El café Jamaica Blue Mountain es un ejemplo de cómo los países en desarrollo pueden beneficiarse del aumento del valor de sus productos de marca protegiendo los derechos de P.I. de estos. El elevado precio que se paga por el café Jamaica Blue Mountain destinado a la exportación constituye una importante contribución a la economía jamaicana.