Convertir aire en agua y la P.I. en beneficios

Nombre:Eole Water S.A.S
País / Territorio:Francia
Derecho(s) de PI:Patentes
Fecha de publicación:24 de septiembre de 2012
Última actualización:16 de septiembre de 2015

Antecedentes


EoleWater diseña y produce tecnologías de turbinas eólicas que proporcionan agua potable a partir del aire
(Foto: EoleWater)

Marc Parent, inventor y empresario francés, fundó en 2008 Eole Water S.A.S. (EoleWater), una empresa que desarrolla y comercializa sus invenciones.

Situada en Sainte Tulle, en la región de Alpes-de-Haute-Provence (Francia), EoleWater diseña y produce tecnologías de turbinas eólicas que proporcionan agua potable a partir de la humedad del aire.

Las tecnologías de la empresa se basan en un equipo de I+D sólido, un buen respaldo financiero, el rendimiento de alto nivel de sus productos y una fiabilidad contrastada. Como EoleWater está en continua ampliación e incorporación de nuevos servicios, ofrece también conocimientos específicos en cuestiones del sector entre las que se encuentran la energía de las turbinas eólicas, la termodinámica, la electrónica y la mecánica.

Desde que fundó la empresa, el Sr. Parent ha perseverado en su objetivo principal: proporcionar agua dulce a los cerca de 1.200 millones de personas de todo el planeta que no tienen acceso al agua potable, los 1.800 millones que, según estimaciones de 2006, son víctimas de enfermedades transmitidas por el agua, y los 2.600 millones de personas que carecen de instalaciones sanitarias básicas.

En 2012, EoleWater se fijó como objetivo revolucionar el sector y, potencialmente, salvar las vidas de millones de personas que viven bajo la amenaza de la sed y las enfermedades transmitidas por el agua. Mientras tanto, Marc Parent ha realizado lo que los expertos consideran como una de las invenciones más pertinentes y de mayor alcance en decenios.

Invención

La invención más importante del Sr. Parent en el sector se basa en una idea que tuvo en 1997, cuando vivía en Saint Barthélemy, una isla del Caribe.

El inventor, que deseaba tener agua potable pero no tenía acceso a los conductos de agua de la isla, decidió crear su propia agua drenando la condensación acumulada en la superficie de un sistema de aire acondicionado de su vivienda.

Dado que varios cortes en el suministro eléctrico de la isla inutilizaban de vez en cuando el sistema de aire acondicionado, al inventor se le ocurrió que un molino de viento sería una alternativa ideal ante la falta de suministro eléctrico.


1.200 millones de personas de todo el planeta viven sin acceso al agua potable, 1.800 millones son víctimas de enfermedades transmitidas por el agua y 2.600 millones carecen de instalaciones sanitarias básicas
(foto: Oxfam International)

El inventor, al combinar el goteo de agua sobre la superficie del sistema de aire acondicionado con la noción de un molino de viento, realizó el incipiente descubrimiento que sería el eje de su invención: un dispositivo que coordinara un molino de viento y un sistema de aire acondicionado.

Aunque la tecnología de las turbinas eólicas y sus aplicaciones se conocen y utilizan desde hace siglos, la innovadora iniciativa del Sr. Parent consistió en crear una turbina eólica que, en lugar de bombear, produce agua.

"Se trata de una tecnología relativamente sencilla, basada en los principios de la física que conocemos desde hace miles de años", afirma Marc Parent. "En primer lugar, aprovechamos la energía del viento para generar electricidad, y ésta se emplea para propulsar un tipo de sistema de aire acondicionado en el que la humedad del aire se condensa para producir agua".

En otras palabras, la turbina traslada el aire a un sistema de refrigeración formado por distintas placas en las que la humedad del aire se condensa y crea agua. Después, el agua fluye en un tanque de almacenamiento y es tratada mediante un sistema de cinco niveles de purificación que permite producir agua potable destinada a diversos fines.

El oportuno y novel dispositivo del Sr. Parent está destinado a mejorar las vidas de millones de personas del planeta que no tienen acceso al agua potable.

Como asegura el inventor, "esta invención permitirá a muchas personas acceder a (..) agua dulce y salubre cada día, empleando únicamente la energía eólica".

Investigación y desarrollo

El inventor desarrolló la actividad inicial de I+D sin ayuda, desde su garaje de la isla caribeña. El Sr. Parent dedicó su tiempo libre a experimentar con varios dispositivos, y perfeccionó su idea con cada producto.


La calidad del agua que producen las turbinas eólicas de la empresa es acorde con las normas fijadas por la OMS
(foto: EoleWater)

Aunque sus primeros prototipos funcionaron bastante bien bajo las condiciones atmosféricas relativamente estables de las Antillas, Marc Parent comprobó que las pruebas de seguimiento realizadas en Francia, donde las condiciones del viento eran más variables, producían resultados menos constantes.

Para compensar el hecho de con frecuencia la energía eólica tenía menos fuerza en países como Francia, el inventor emprendió otra iniciativa innovadora: desarrollar un sistema más complejo que no solo produjera agua sino que también generara su propia fuente de energía (electricidad) a través de la anexión de un panel solar.

Varios prototipos después, ya con una invención viable, el Sr. Parent buscó socios para continuar con la I+D, obtener financiación y comercializar su idea.

Unos diez años después de tener la idea que originaría la invención, Marc Parent se asoció con algunos amigos y creó EoleWater, cuyo nombre entre 2004 y 2008 era Eole Tech. Dos años después, en 2010, el inventor convertido en empresario logró encontrar un socio financiero que le proporcionó un mayor apoyo económico.

Pese a los desafíos, el Sr. Parent persiste en el objetivo que ha fijado para la empresa: proporcionar agua dulce a los que la necesitan. "El agua no es un lujo reservado a los ricos; el agua es la fuente de la vida", afirma el empresario.

Comercialización

Para optimizar la comercialización de la invención de la empresa, EoleWater produce varios productos de calidad orientados a los clientes y los habitantes de aquellas zonas del planeta en las que escasea el agua (especialmente zonas con pocas lluvias pero con elevada humedad y mucho viento).


La turbina traslada el aire a un sistema de refrigeración formado por distintas placas en las que se condensa la humedad del aire y crea agua (foto: EoleWater)

Por ejemplo, el sistema de producción de agua (WMS) de la empresa es una máquina capaz de producir cerca de mil litros de agua cuando la velocidad del viento alcanza los 35 km/h y se registran niveles medios de humedad. En 2013, el sistema WMS 1000 será el buque insignia de la empresa.

Además, dado que emplea alternativamente viento y energía solar, la creación de EoleWater ha sido comercializada como una tecnología respetuosa del medio ambiente, lo que atrae un mayor número de clientes que valoran enormemente los criterios ecológicos.

Así mismo, los beneficios que el producto de WMS reporta a la salud de los usuarios ayudan a promoverlo. Como el producto cuenta con un sistema de filtrado para eliminar cualquier impureza que pueda existir en el agua extraída del aire, se garantiza a los compradores y a los usuarios la calidad y la seguridad del producto.

De hecho, la calidad del agua que producen las turbinas de la empresa es acorde con las normas fijadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), un organismo especializado de las Naciones Unidas que coordina las normas internacionales de salud pública..

Las tecnologías de EoleWater también se comercializan como solución fácil de utilizar y muy sencilla de transportar. Los productos de la compañía no solo se autoalimentan, sino que también son relativamente compactos y fáciles de transportar. Esto significa que resultan ideales para una instalación rápida en las regiones apartadas del planeta en las que escasea el agua o en zonas sin acceso consistente a la energía eléctrica o a la eólica.

Las turbinas de EoleWater resultan particularmente pertinentes en zonas del planeta con recursos limitados de agua dulce. El acceso a agua potable se ha convertido en un verdadero desafío en todo el mundo, incluidas zonas como la región del Golfo (por ejemplo, los Emiratos Árabes Unidos y el Estado de Qatar).

Se calcula que, en 2050, tres cuartas partes de los recursos hídricos de esta zona se habrán agotado, mientras que la necesidad doméstica de agua aumentará en un 150%.

Para satisfacer la demanda, la empresa dedica la mayoría de sus recursos de publicidad y comercialización para atraer clientes y habitantes de la región del Golfo y otros lugares con preocupaciones inminentes en relación con el agua.

En 2009, 2011 y 2012 EoleWater promocionó sus productos en la Cumbre Mundial sobre la Energía del Futuro celebrada en la ciudad de Abu Dhabi, en los Emiratos Árabes Unidos, una de las principales cumbres sobre energías renovables y cuestiones medio ambientales.

No obstante, la empresa de Marc Parent se ha enfrentado a desafíos geopolíticos inesperados en el proceso de comercialización de su producto.

La empresa ha tratado de persuadir a gobiernos y organizaciones internacionales para que compren sus productos para aquellos habitantes y usuarios que no estén en disposición de costearlos; convencer a la mayoría ha supuesto un verdadero reto.

“El agua es un tema complejo; es sumamente político”, asegura Marc Parent. "Pensé en esto porque la idea era buena e iba a tener éxito, pero no es el caso, ya que el usuario final no cuenta con los recursos necesarios para adquirir la tecnología. Se requiere la financiación de los Gobiernos y los organismos de ayuda”.

A partir de 2012, los productos de EoleWater se comercializaron como soluciones para los problemas debidos a la escasez de agua dulce en diversas regiones, incluidas las zonas áridas y apartadas y las zonas siniestradas, y para distintos fines, como la agricultura, el embotellamiento de agua potable, los hoteles ecológicos y los campamentos de trabajo de difícil acceso.


“Sin una patente es imposible conseguir que una solución innovadora como esta sea operativa", explica Marc Parent (foto: EoleWater)

Patentes

Desde la creación de EoleWater, su inventor tuvo claros el valor y el potencial de sus ideas como medios para generar ingresos, crear nuevas tecnologías y concluir acuerdos de comercialización una vez las invenciones estuvieran protegidas por el sistema de la propiedad intelectual.

“Sin patentes no hay inversores, ni tampoco comercialización” ―afirma Marc Parent. “Sin una patente es imposible conseguir que una solución innovadora como esta sea operativa. Sin una patente no se puede atraer a los inversores o a clientes que compren el derecho a fabricar la máquina en distintos países. No lo harán si no cuentan con la garantía y la certeza de poseer un derecho exclusivo sobre la tecnología”.

Por tanto, el Sr. Parent se apoyó en el sistema de la P.I. para proteger sus invenciones e incentivar su comercialización.

Para ello, el inventor presentó sus primeras solicitudes de patentes en 2000 y 2005 en la oficina de P.I. de Francia situada en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI).

Además, en 2006 presentó una solicitud internacional de patente para una máquina de producción de agua a partir de la energía eólica por la vía del Sistema del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), administrado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Una vez protegida su invención por la P.I. la compañía trata de comercializar sus productos internacionalmente con confianza, captar nuevos inversores y clientes y llegar al mayor número posible de regiones con escasez de agua en todo el planeta.

Gestión de la P.I.

Antes de buscar socios para desarrollar y comercializar su invención, Marc Parent pidió el asesoramiento de los juristas especializados en P.I. en Francia, y llevó a cabo minuciosas búsquedas de patentabilidad en la base de datos de la oficina francesa de la P.I. a fin de establecer si su dispositivo era patentable.


Cuando una idea no se explica bien puede perder su valor, por lo que es necesario recurrir a especialistas jurídicos, ya que una patente está a medio camino entre la tecnología y la legislación (foto: EoleWater)

"Inicialmente", relata el inventor, "pensé que la turbina eólica que produce agua ya existiría en algún lugar, así que comencé a hacer investigaciones".

Tras sus primeras pesquisas sobre la P.I., el Sr. Parent consultó a una oficina regional de la INPI y rastreó la base de datos del Instituto haciendo búsquedas de patentabilidad para llegar a la conclusión de que no se había patentado ninguna invención similar.

Solo entonces continuó con su solicitud de patente y comenzó a bosquejar su invención para, de ese modo, divulgar plenamente su novedad.

Dado que Marc Parent contaba con financiación limitada, elaboró la primera solicitud de patente de la empresa por sí mismo, sin el asesoramiento de expertos en la P.I. “No fue sencillo, pero la aprobaron”, señala.

Sin embargo, las subsiguientes solicitudes de patente fueron realizadas con ayuda de un abogado especializado en P.I., lo que subraya la importancia que concedió el empresario a garantizar que la solicitud de su P.I. estuviera completa.

"Cuando una idea no se explica bien puede perder todo su valor, por lo que es necesario recurrir a especialistas jurídicos, ya que una patente está a medio camino entre la tecnología y la legislación; la P.I. es una combinación de ambas, y no se puede improvisar", afirma el inventor.

Marc Parent tiene una opinión clara de la importancia de la P.I. para su empresa. “La propiedad intelectual es indispensable ―asegura―, es la piedra angular”.

Alianzas

EoleWater ha abordado el desafío de incrementar la producción hasta niveles industriales y aumentar la capacidad de generación de agua de sus productos. Si lo lograra, el producto resultaría más rentable y atractivo para los consumidores.

Para aumentar la producción y el rendimiento del producto, la empresa está tratando de alcanzar alianzas y acuerdos de fabricación con países clientes, organizaciones u otras empresas.

“Necesitamos colaborar con socios que compartan nuestro espíritu y nuestra ética, y para quienes el dinero no sea la prioridad principal. Todos debemos ganarnos la vida, pero el dinero no lo es todo”, afirma Marc Parent. “Esta tecnología tiene que estar al servicio del interés público.”

Para tal fin, la empresa ha establecido alianzas con empresas consolidadas, incluida Spie Oil & Gas (Spie), una corporación internacional especializada en servicios y tecnologías energéticos. Spie se encarga del mantenimiento e instalación de la máquina WMS 1000 de EoleWater, y la colaboración se produce en los 28 países en que opera Spie.

Entre las empresas colaboradoras de EoleWater se encuentran Aperam, empresa especializada en acero inoxidable y aleación de níquel, Brevini, proveedora de equipamiento tecnológico para el sector de la energía, y Carel, que fabrica sistemas humidificadores para el sector privado y sistemas de control del aire ambiental.

Al colaborar con empresas de renombre internacional con conocimientos especializados, EoleWater ha sido capaz de aumentar su perfil corporativo e incrementar la producción y el rendimiento del producto a la vez que garantiza la calidad de sus productos y se gana la confianza de los inversores y los clientes.

Medio ambiente y salud pública

EoleWater desea hacer hincapié en las ventajas ecológicas y la importancia de sus productos en la salud pública, en particular debido al reto mundial que supone la disminución de agua potable y las lacras que la acompañan: hambruna, enfermedades y desplazamientos de población.


Más de 2.000 millones de personas sobreviven con menos de 5 litros de agua al día, una situación conocida como estrés por déficit hídrico (foto: EoleWater)

De hecho, desde 2012 más de la tercera parte de la población del planeta (2.000 millones de personas) sobrevive con menos de 5 litros de agua diarios o menos de 1.700 m3 al año, una situación denominada estrés por déficit hídrico por los expertos, incluida la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), un organismo especializado cuyo mandato consiste en la prevención del hambre.

Además, se calcula que la población mundial (cerca de 6.600 millones en 2011) aumenta en 80 millones por año, lo que se suma al estrés existente en torno al suministro de agua dulce. Así mismo, dos millones de personas, en su mayoría niños, mueren cada día por enfermedades provocadas por el consumo de agua insalubre y la ausencia de saneamiento adecuado.

Los productos de EoleWater están en disposición de hacer frente a estos retos mundiales. Con respecto al impacto medio ambiental, las turbinas de la empresa, capaces de generar fuentes de agua, prometen reemplazar una serie de recursos hídricos ineficaces como las perforaciones, los pozos o los tanques desalinizadores, que separan la sal del agua.

Los productos de EoleWater también son resistentes (están diseñados para durar 25 años), no producen emisiones (ya que se autoalimentan, dependen de la energía solar y eólica y no producen residuos como el dióxido de carbono) y son reciclables.

Dado que la atmósfera terrestre está repleta de humedad, las máquinas de la empresa acceden a un recurso comparativamente rico en aire ambiental, lo que permite paliar el estrés que recae sobre las fuentes tradicionales de agua para consumo humano, incluidos los lagos, los ríos, los cursos de agua y los océanos.

Además, los productos de la compañía promueven el bienestar humano y el desarrollo en muchos sentidos. No solo proporcionan agua potable y filtrada, lo que ayuda a reducir los episodios de enfermedades transmitidas por el agua sino que, como las máquinas las instalan los trabajadores indígenas, las turbinas también generan desarrollo sostenible y empleos para la población contratada.

De hecho, EoleWater se ha comprometido a formar artesanos locales e ingenieros para que se ocupen de la instalación y el mantenimiento de sus productos.

Finalmente, dado que las personas de muchos lugares aislados tienen que viajar varios kilómetros al día para acceder al agua potable, lo que provoca que pierdan la oportunidad de ocuparse en otras actividades importantes (como la educación infantil y el cultivo de la tierra), las máquinas portátiles de EoleWater pueden mejorar los costos de oportunidad al permitir el acceso inmediato al agua potable.

Con un número creciente de productos respetuosos del medio ambiente y fáciles de utilizar, la compañía pretende colmar sus ambiciones comerciales y éticas proporcionando agua potable a las regiones del mundo que sufren de estrés por déficit hídrico a la vez que apoya el desarrollo humano y la salud y preserva el medio ambiente.

Resultados empresariales

Desde un pequeño garaje en una isla del Caribe, EoleWater ha crecido constantemente dentro del sector de la energía ambiental y sostenible, aumentando la sensibilización sobre sus metas éticas al mismo tiempo que comercializa sus productos, solicitados en todo el mundo.


Los productos de EoleWater se comercializan como una solución fácil de utilizar y de transportar ante la escasez de agua (Foto: EoleWater)

Según el Instituto Francés del Medio Ambiente, las empresas relacionadas con la energía ecológica, como EoleWater, pueden experimentar un crecimiento anual del 6% y, en 2006, dichas empresas facturaron 42.000 millones de euros.

Como consecuencia del aumento del reconocimiento de la marca y de las previsiones de EoleWater, en 2011 la empresa recibió 1,2 millones de euros de financiación de Entrepreneur Venture, una empresa de capital riesgo con sede en París (Francia). La empresa ha utilizado esta importante inversión para desarrollar y comercializar su turbina eólica WMS1000.

En 2011 y 2012, EoleWater estuvo representada en la prestigiosa Cumbre Mundial sobre la Energía del Futuro, que se celebra en la ciudad de Abu Dhabi, en los Emiratos Árabes Unidos. En este acto, la empresa presentó su turbina eólica WMS1000 ante un público internacional.

Los principales inversores de la cumbre, incluida la ciudad ecológica de Masdar, en los Emiratos Árabes Unidos, han mostrado interés en adquirir este producto.

En 2012, el precio al por menor de las turbinas de EoleWater oscilaba entre los 9.000 y los 25.000 euros, en función del modelo, y la empresa obtuvo unos beneficios de 600.000 euros.

Del aire al agua y al crecimiento empresarial

Marc Parent obtuvo agua a partir del aire con una invención única y, durante el proceso, creó una empresa que cambió el sector.

Tras proteger sus activos gracias a la P.I., este inventor ha sido capaz de ampliar su gama de productos y servicios, establecer nuevas alianzas comerciales y abrir las puertas a un estilo de vida saludable para millones de habitantes de regiones del mundo que sufren escasez de agua.