Gestión de los problemas que plantean la protección y la observancia de los derechos de propiedad intelectual

Nombre:Darjeeling Tea
País / Territorio:India
Derecho(s) de PI:Indicaciones geográficas y denominaciones de origen, Marcas
Fecha de publicación:11 de junio de 2010
Última actualización:9 de julio de 2012

Antecedentes


En las plantaciones de Darjeeling, en Bengala occidental, se cultiva el té negro más apreciado del mundo (Fotografía:  Abhishek Kumar)

En 1834, el Dr. Campbell, primer superintendente del distrito de Darjeeling, en el noreste de la India, comenzó a experimentar con semillas de té en su huerto.  Pronto, los lugareños se dieron cuenta de que en esta región montañosa se da una peculiar y compleja combinación de condiciones agroclimáticas para el cultivo del té.  Hoy en día, Darjeeling presume de producir el té negro más codiciado del mundo y, según los entendidos, sin Darjeeling, el té sería como el vino sin Champagne.

Según se tiene constancia, las primeras plantaciones comerciales de té de la región fueron creadas por intereses británicos en 1852.  Ya en 1866 había en Darjeeling 39 plantaciones capaces de producir una cosecha total de 21.000 kg. de té al año.  El cultivo del té en Darjeeling continúa siendo una actividad rentable.  Actualmente, en las aproximadamente 17.400 ha que ocupan las 87 plantaciones de té se producen más de 10 millones de kg. de té al año.  La industria del té, en la India en general y en Darjeeling en particular, está en manos del sector privado.  La Asociación de Cultivadores de Darjeeling, establecida en 1892, es el único organismo que reúne a los productores de té Darjeeling.  Esta asociación trabaja de forma estrecha con la Junta del Té de la India, una organización que controla el Gobierno y que es la encargada de administrar todas las etapas de cultivo, procesamiento y venta del té, incluido el sector del té Darjeeling.

El té Darjeeling representa un poco más del 1% del total de la producción de té de la India (10,85 millones de kg. de té Darjeeling, de un total de 981 millones de kg. de té).  Aun así, su calidad, su reputación y sus características hacen que el nombre Darjeeling sea un distintivo que subraya que la calidad incomparable de este té es imputable fundamentalmente a su origen geográfico.  Al adquirir té Darjeeling, tanto los comerciantes como los compradores particulares esperan que este se haya plantado, cultivado y producido en una zona determinada del distrito de Darjeeling.  Por consiguiente, para ser digno de este nombre, el té Darjeeling ha de ser un té que no se haya plantado ni elaborado en ningún otro lugar del mundo.

Productos con origen geográfico determinado

La región de Darjeeling cuenta con un tipo de suelo y unas condiciones medioambientales que son perfectos para el cultivo del té.  La totalidad de las plantaciones de té se encuentran en valles que están situados a una altura de entre 200 y 2.000 metros sobre el nivel del mar.  Las pendientes alcanzan los sesenta o setenta grados, lo que permite el drenaje natural durante la temporada de los monzones.  La abundancia de precipitaciones favorece asimismo el cultivo del té, al igual que la elevada humedad, la rápida evaporación, la velocidad del viento, la fuerte presencia de neblina, nubes y niebla, y una media de dos a cuatro horas de sol al día, ingredientes todos ellos que dan lugar a un té de calidad singular.

Otro factor fundamental para la calidad del té es el suelo.  Como media, en otras regiones productoras de té de la India el nivel de carbono en el suelo es inferior al 1%, pero en la región de Darjeeling este nivel es muy superior.  Aquí, el suelo es rico en materia orgánica procedente de la cubierta forestal y de las rocas subyacentes, así como en nutrientes esenciales, lo que, unido a las especiales condiciones climáticas y geográficas, hacen que esta región sea un marco ideal para el cultivo del té.

Otra característica específica del té Darjeeling es que los arbustos que se cultivan en la región pertenecen a un híbrido procedente de China, camellia sinensis, que es muy difícil de encontrar fuera de China o el Japón.  Se trata de un arbusto de hojas pequeñas cuyas raíces alcanzan una longitud superior a un metro, lo que favorece la conservación del suelo y le permite resistir el frío.  De esta forma, su adaptación al suelo y al clima de la región de Darjeeling resulta perfecta.  El té de esta planta cultivado en Darjeeling posee así numerosas propiedades que lo distinguen del de otras regiones.

Conocimientos tradicionales

La experiencia acumulada de generación en generación en el cultivo del té en la región de Darjeeling hace que entre sus habitantes abunden los trabajadores cualificados y con conocimientos tradicionales propios del cultivo del té en la región.  En las plantaciones de té, los puestos de trabajo se mantienen dentro de una misma familia, con lo que el cultivo del té y los conocimientos especializados se han convertido en una tradición familiar entre la población.  Más del 70% de las personas que trabajan en el cultivo del té son mujeres que se dedican sobre todo a la cosecha del té, tarea esta con un alto grado de especialización y que precisa de mucha atención.  Para las mujeres, los arbustos de té son unas plantas muy sensibles, por lo que realizan su trabajo de manera muy eficaz mediante técnicas que se transmiten de generación en generación.

La cosecha del té de los arbustos de la especie camellia sinensis, la especie poco común que se encuentra en Darjeeling, es distinta de la que se lleva a cabo en otras partes de la India.  Se deben arrancar solo brotes de dos hojas y una yema.  Los conocimientos tradicionales adquiridos por las mujeres les permiten hacerlo de forma eficaz y de manera que los arbustos no sufran daños innecesarios.  El tipo de suelo y las condiciones medioambientales propias de la región junto con los conocimientos tradicionales y los procedimientos que emplean los productores locales distinguen al té Darjeeling del resto de los tés que se producen en el mundo.

Gestión de la P.I.

La Junta del Té de la India subraya el papel que desempeña como garante del origen regional del té Darjeeling.  A fin de salvaguardar la buena reputación de este té y las características especiales que su nombre conlleva, la Junta del Té y la Asociación de Cultivadores de Darjeeling se esfuerzan por proteger este patrimonio común en varios planos.  La protección está destinada especialmente a:

  • impedir el uso indebido de la palabra “Darjeeling” para otros tipos de té vendidos en todo el mundo
  • ofrecer al consumidor el producto auténtico
  • permitir que los beneficios comerciales del capital propio de la marca lleguen a la industria india y por tanto a los trabajadores de las plantaciones;  y
  • alcanzar una categoría internacional similar a la del Champagne o el whisky escocés, tanto en términos de capital propio de la marca como de gestión y administración.

En el plano jurídico, la Junta del Té es la titular de todos los derechos de propiedad intelectual (P.I.) relacionados con el té Darjeeling.


El logotipo del té Darjeeling (facilitado por Té Darjeeling), creado en 1983, se encuentra registrado en varios países, entre ellos, la India, los Estados Unidos de América, el Japón y algunos países de Europa.  Está registrado en el marco del sistema de Madrid (número de registro 528696).

Marca de certificación

Una de las primeras medidas que adoptó la Junta del Té en 1983 fue la creación de un logotipo para el té Darjeeling.  Tanto ese logotipo como la palabra DARJEELING son ya marcas de certificación registradas de la Junta en virtud de la Ley de Marcas de 1999 (anteriormente Ley de Marcas de Producto y de Marcas de 1958) de la India.  A nivel internacional se ha registrado el logotipo como marca de producto, marca de certificación o marca colectiva en varios países, entre ellos, el Canadá, Egipto, algunos países de Europa, el Japón, el Líbano, el Reino Unido y los Estados Unidos de América.  Además, la palabra DARJEELING se encuentra registrada como marca en Rusia y se está pendiente de registrar la palabra de forma similar en Australia (como marca de certificación) en la Unión Europea (como marca comunitaria colectiva) y en Alemania y el Japón (como marca colectiva).  El logotipo está registrado asimismo a nivel internacional con arreglo al sistema de Madrid.

Indicación geográfica

Tanto el logotipo como la palabra “Darjeeling” están registradas a nivel nacional en virtud de la Ley de Registro y Protección de la Indicación Geográfica de Productos de 1999 de la India.  La protección como indicación geográfica resulta significativa, sobre todo cuando en algún país no se acepte la solicitud de protección como marca de registro certificada, como ha sucedido en el caso de Francia con el té Darjeeling.  Además, en el Reglamento N° 2081/92 de la Unión Europea se establece que para obtener la protección recíproca de una marca es necesario registrarla como indicación geográfica.

Derecho de autor

En virtud de la Ley de Derecho de Autor de 1957 de la India, el logotipo del té Darjeeling está protegido por derecho de autor y registrado como obra artística en la Oficina de Derecho de Autor.

Licencias

Aunque la industria del té en la India se concentra casi en su totalidad en el sector privado, está controlada legalmente por el Gobierno desde 1933, en virtud de diversas disposiciones que culminaron en la Ley del Té de 1953.  La Junta del Té de la India es una junta establecida en virtud de la misma Ley parlamentaria.  La Junta está administrativamente bajo el control del Ministerio de Comercio e Industria del Gobierno de la India, pero colabora de forma estrecha con la Asociación de Cultivadores de Darjeeling.

A fin de garantizar la protección tanto a nivel nacional como internacional del té Darjeeling como marca de certificación y como indicación geográfica, así como el suministro de té Darjeeling auténtico, la junta del Té puso en funcionamiento en 2000 un sistema, obligatorio por ley, de certificación de la autenticidad del té Darjeeling en virtud de las disposiciones de la Ley del Té de 1953.  Este sistema exige que todos los comerciantes de té Darjeeling concluyan obligatoriamente un acuerdo de licencia con la Junta del Té y paguen un derecho de licencia anual.  En las condiciones de este acuerdo se establece que los beneficiarios deben proporcionar información sobre la producción, la fabricación y la venta del té Darjeeling por subasta o por otros medios.  De este modo, la Junta del Té puede calcular y recopilar el volumen total de té Darjeeling producido y vendido en un período determinado.  No se permite la mezcla de este té con tés de otra procedencia.

De acuerdo con este proceso de autenticación, 171 empresas que comercializan el té Darjeeling se han registrado ante la Junta del Té, de las cuales, 74 son empresas productoras y 97 son empresas de comercio y exportación.  Posteriormente se emiten certificados de origen para los envíos de exportaciones.  Se introducen datos procedentes de las facturas de las plantaciones (el primer punto de movimiento fuera de la fábrica) en una base de datos, y se autentica la exportación de cada envío de té Darjeeling mediante la emisión de certificados de origen y la comprobación de los detalles.  Esto garantiza la integridad de la cadena de suministro del té Darjeeling hasta que los envíos salen de las costas de la India.  Las autoridades aduaneras han ordenado de forma oficial a todos los puestos de control de aduanas que comprueben y garanticen que los envíos de té Darjeeling van acompañados de certificados de origen.

La Junta del Té ha solicitado también la ayuda de todos los compradores, vendedores y consejos y asociaciones extranjeras del té para que insistan en que todos los envíos de exportaciones de té Darjeeling vayan acompañados de certificados de origen.  De este modo se garantiza al 100% a los importadores la autenticidad del té Darjeeling en todos los envíos.

Infracción y observancia de la P.I.

Con la finalidad de impedir el uso indebido de la palabra “Darjeeling” y del logotipo, desde 1998 la Junta del Té ha contratado los servicios de CompuMark, un proveedor de soluciones a nivel mundial en materia de investigación y protección de marcas.  CompuMark está encargada de supervisar e informar a la Junta del Té de todos los casos de utilización no autorizada así como de los intentos de registro.  A raíz de la contratación de CompuMark, se han descubierto varios intentos de registro y de uso no autorizado de la palabra “Darjeeling” y del logotipo.  Algunos de estos casos han sido impugnados mediante oposiciones y cancelaciones y otros mediante negociaciones.  Cinco de ellos han concluido con éxito en países como el Japón, Sri Lanka y Rusia, y aun restan algunos a la espera de un fallo.

En uno de estos casos, acaecido en Francia, la Junta del Té de la India advirtió al solicitante, Comptoir des Parfums, poniéndole sobre aviso respecto de los derechos anteriores y la reputación del nombre “Darjeeling” como indicación geográfica del té, y le pidió que retirara su solicitud de forma voluntaria.  Tras el intercambio de correspondencia, el solicitante accedió a modificar todas las especificaciones de los productos añadiendo la frase “todos los productos elaborados a base de té Darjeeling o cuya fragancia evoque la del té Darjeeling”.  El examinador concluyó que la modificación introducida por el solicitante es descriptiva de los productos en cuestión.  Por otra parte, BULGARI Suiza accedió a suprimir la leyenda “Fragancia de té Darjeeling para hombre” a raíz de una notificación legal y de las posteriores negociaciones.

No obstante, también ha habido casos en los que los esfuerzos de la Junta del Té por defender la indicación geográfica del té Darjeeling han sido en vano, sobre todo debido a las diferencias en la legislación entre los distintos países.  Por ejemplo, en la legislación francesa no se permite oponerse a una solicitud de marca que sea similar o idéntica a una indicación geográfica si los productos en cuestión son distintos de los productos objeto de la denominación geográfica.  El titular de la indicación geográfica solo puede iniciar el procedimiento judicial correspondiente una vez que se haya procedido a registrar la solicitud impugnada.  Como resultado de esta disposición y a pesar de las protestas formuladas por la India, se ha producido una apropiación indebida del término Darjeeling como marca de vestidos, calzado y sombrerería entre otros.  La Junta del Té, con el apoyo del Gobierno de la India, continúa negociando con las autoridades francesas en relación con varios aspectos de las actividades que desarrollan las administraciones encargadas de las marcas en Francia.

En los últimos años, la Junta del Té ha invertido aproximadamente 200.000 dólares EE.UU. en gastos jurídicos y de registro, en los costos de contratación de un organismo internacional de vigilancia y en la lucha contra las infracciones en el extranjero.  Este importe no incluye los gastos administrativos, que abarcan al personal que trabaja en la Junta del Té, los costos de establecimiento de mecanismos de supervisión, los costos de desarrollo de programas informáticos, etcétera.  La Junta del Té destina una parte muy importante de su presupuesto a la protección y la observancia en el resto del mundo.  No obstante, reconoce la importancia que tiene la protección y, a pesar de los costos, se esfuerza por garantizar que el té Darjeeling esté protegido en beneficio de los productores y los consumidores.

Uno de los problemas fundamentales que afronta la Junta del Té es el de las mezclas, práctica que emplean algunas empresas envasadoras de té y que les permite mantener hasta cierto punto el sabor y la estabilidad en el precio de su marca mezclando té Darjeeling con tés de procedencias diversas.  A pesar de que no se introduce ningún cambio en el proceso, la empresa envasadora justifica el aumento considerable del precio al por menor alegando que ha realizado importantes inversiones para difundir su mezcla con su propia marca.

La Junta del Té y los productores del té Darjeeling insisten y exigen que, aunque se pueda utilizar la expresión “mezcla Darjeeling” para referirse a una mezcla de tés Darjeeling obtenidos de varias plantaciones, solo se puede llamar té Darjeeling al que contenga un 100% de té Darjeeling.  Por ejemplo, si se utiliza el nombre DARJEELING como parte de la marca de la empresa envasadora, el té que se venda con esta marca deberá ser al 100% té Darjeeling y cumplir las normas que establece la Junta del Té.

Sin embargo, si el té Darjeeling es uno de los componentes de una mezcla de tés que se vende con la marca de la empresa envasadora (que no incluye el nombre DARJEELING), la Junta del Té exige que se indique claramente en el envase la cantidad, el nombre y el porcentaje de cada uno de los componentes, incluido el de té Darjeeling, y que la tipografía, el diseño y el tamaño de la marca DARJEELING y del resto de los componentes coincidan y sean proporcionales al contenido del envase, a fin de garantizar que no haya ninguna representación errónea que constituya un fraude de imitación del contenido y el origen de la mezcla, y proteger de este modo el valor intrínseco y la integridad de Darjeeling como indicación geográfica.  Además, el consumidor debe saber lo que compra y qué cantidad de té Darjeeling contiene la mezcla.

A pesar del registro de la indicación geográfica y de los esfuerzos llevados a cabo por la Junta del Té, la mayoría de los consumidores no están familiarizados con lo que es una indicación geográfica ni conocen el logotipo oficial del té Darjeeling.  La gran popularidad que ha alcanzado esta variedad de té a nivel internacional ha provocado que la mayoría de los consumidores solo confíen en un producto determinado cuando contiene el nombre Darjeeling o a través de un establecimiento de renombre o vendedor de confianza.  Muchos consumidores habituales de té Darjeeling confían en su proveedor local y compran el té en función solamente de la imagen que tienen de un vendedor o establecimiento en concreto.  La existencia de numerosos tés que utilizan el nombre Darjeeling de forma abusiva o indebida unida a la utilización de etiquetas como las de “té de comercio justo certificado” o “té de agricultura ecológica certificado” aumenta la confusión, y la falta de información hace que los consumidores en la práctica no comprueben el logotipo oficial de la indicación geográfica a la hora de comprar té Darjeeling empaquetado o a granel.  El resultado es que una buena parte de los consumidores piensan que están comprando té Darjeeling cuando en realidad no es así.  A menos que se aumente la transparencia, tanto los consumidores como los productores se verán privados de sus derechos legítimos.

Resultados empresariales

Más del 70% de la producción anual de té Darjeeling se exporta al Japón, los Estados Unidos de América, Alemania, el Reino Unido y otros países de la Unión Europea, entre otros.  Los certificados de origen que emite la Junta del Té sirven como garantía de la autenticidad del té Darjeeling que se suministra.  La calidad y el sabor de este té le han granjeado el reconocimiento de los consumidores más exigentes de todo el mundo.  Las iniciativas emprendidas por la Junta del Té y por la Asociación de Cultivadores de Darjeeling a fin de proteger la indicación geográfica del té Darjeeling han servido para evitar que se pierdan la calidad y las características especiales del mismo y para asegurarse de que los consumidores adquieran un producto auténtico.  La colaboración entre la Junta y la Asociación ha convertido al té Darjeeling en un producto distinguido y apetecido en todo el mundo.  Del mismo modo y a pesar de que se produce en cantidades bastante limitadas, este té tan distinguido genera un rendimiento muy superior al de los tés convencionales.

El sector del té Darjeeling emplea actualmente a más de 52.000 personas de modo permanente, y a otras 15.000 durante la temporada de la cosecha.  Un rasgo particular de esta mano de obra es que está compuesta en más de un 70% por mujeres.  El sector cuenta asimismo con un sistema de incentivos para los trabajadores de las plantaciones que actúa a modo de colchón frente a los efectos de la inflación y los períodos de escasez.  Además, el alojamiento y las prestaciones médicas de los trabajadores son gratuitos y su alimentación está subvencionada.

Modelo de alianza entre el sector público y el privado

Aunque los cultivadores de Darjeeling producen té de calidad desde hace más de 150 años, el control del cultivo y la calidad y la exportación del té Darjeeling son competencia exclusiva de la Junta del Té.  La Junta del Té y la Asociación de Cultivadores de Darjeeling se esfuerzan por proteger el nombre “Darjeeling” y el logotipo en diversas esferas.  Gracias a esta colaboración entre la Junta y la Asociación, el té Darjeeling disfruta hoy en día de una reputación excelente.