Cualquiera puede hacer frente a la escasez de agua con Hydraloop

Septiembre de 2022

Catherine Jewell, División de Información y Difusión por Medios Digitales, OMPI

Hydraloop es un sistema descentralizado de reciclaje de aguas residuales que permite a los hogares reducir el consumo de agua y las emisiones de aguas residuales hasta un 45%, respectivamente. En un momento en que el aumento de las temperaturas está causando estragos en todo el mundo, provocando escasez de agua y sequías, disponer de esta galardonada solución para el tratamiento del agua no podría resultar más oportuno.

(De izquierda a derecha: Arthur Valkieser, Sabine Stuiver, el director general de la OMPI Daren Tang y la Excma. Sra. Tatiana Molcean, embajadora de la República de Moldova ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra, y presidenta de la Asamblea General de la OMPI). En julio de 2022, Hydraloop, fundada por Arthur Valkieser y Sabine Stuiver, figuró entre los cinco ganadores de la edición inaugural de los Premios Mundiales de la OMPI, que recompensan a las pequeñas y medianas empresas que se valen de la propiedad intelectual para tener una incidencia positiva en su país y más allá de sus fronteras. (Foto: OMPI/Berrod)

Arthur Valkieser y Sabine Stuiver, la pareja holandesa que está detrás de Hydraloop, se han propuesto la misión de dar una solución a la creciente crisis mundial de agua. En 2015, estos dos emprendedores en serie salieron de su retiro para desarrollar un sistema de tratamiento de agua doméstico descentralizado y fácil de usar. Hydraloop fue uno de los cinco ganadores de la primera edición de los Premios Mundiales de la OMPI para pymes, anunciados a principios de este verano. Valkieser y Stuiver creen que ganar el premio de la OMPI supone un impulso importante para ayudarles a difundir su ingeniosa solución de tratamiento de agua en todo el mundo.

¿Qué les animó a dedicarse al reciclaje del agua y a crear Hydraloop?

Stuiver: Los recursos hídricos de nuestro planeta son finitos. El cambio climático está provocando graves sequías y el estrés hídrico es un problema en muchos países, también en Europa. Se calcula que en 2030 hasta 700 millones de personas podrían verse desplazadas en todo el mundo debido a la escasez de agua. Con todo, seguimos utilizando agua potable para descargar los inodoros, lavar la ropa y regar nuestros jardines. Esto es algo que no tiene sentido. Por eso, cuando a Arthur se le ocurrió la idea de crear un sistema descentralizado de reciclaje de aguas residuales, pensamos que teníamos la obligación de actuar en consecuencia; así que abandonamos nuestro retiro en el sur de Francia y regresamos a los Países Bajos para empezar a desarrollar la tecnología y crear la empresa.

Valkieser: En 2050 habrá 2.000 millones de personas más en el planeta y necesitaremos un 55% más de agua de la que utilizamos hoy, por lo que no podía seguir desentendiéndome de la idea. Tenía que hacer algo al respecto. La crisis actual del agua es una llamada de atención para quienes hemos desoído todas las advertencias sobre la creciente escasez de agua, pero lo bueno es que cada uno de nosotros puede contribuir a resolverla utilizando el agua dos veces.

En 2050 habrá 2.000 millones de personas más en el planeta y necesitaremos un 55% más de agua de la que utilizamos hoy.

Arthur Valkieser, inventor, director general y cofundador de Hydraloop

¿Tenía conocimientos de ingeniería hídrica?

Valkieser: En absoluto. Fui director de una gran empresa de medios de comunicación en los Países Bajos. Pero en muchos sentidos, eso fue una ventaja porque no tenía ideas preconcebidas. No estaba limitado por ninguna formación reglada. Sabía lo que quería conseguir y prácticamente lo resolví todo por ensayo y error. Surgieron muchas dificultades, pero aprendí que un problema es en realidad una bendición, porque cuando lo resuelves, mejoras lo que estás haciendo.

Los equipos Hydraloop tienen un aspecto muy elegante y atractivo. ¿Qué les llevó a adoptar este enfoque de diseño?

Stuiver: Nos dirigimos al enorme número de personas que están dispuestas a contribuir a un planeta más sostenible, de modo que entendimos que nuestra solución tenía que ser fácil de usar, sin comprometer la comodidad ni la higiene. Teníamos claro que nuestro producto debía ser compacto, de bajo mantenimiento y tener un buen aspecto, porque el diseño lo es todo.

Valkieser: Realmente destacamos por nuestro diseño, pero también porque nuestro sistema trata las aguas residuales (de duchas, lavadoras, aires acondicionados, etc.) sin utilizar filtros, membranas ni productos químicos. Nuestra tecnología patentada trata y limpia las aguas residuales con arreglo a las normas internacionales más estrictas, pero sin utilizar filtros que puedan obstruirse y requieran un mantenimiento muy caro.

(Foto: Cortesía de Hydraloop)

¿Qué beneficios ambientales aporta Hydraloop?

Valkieser: Hydraloop ahorra agua y energía y permite a los usuarios reducir su huella de carbono. Con Hydraloop se puede reducir el consumo de agua en un 45% y las emisiones de aguas residuales en un 45%. Esto reduce la huella de carbono de los usuarios porque hay que transportar menos agua a su edificio y las plantas de depuración tienen que tratar menos aguas residuales.

Stuiver: En Hydraloop decimos: “actúa con sensatez y utiliza el agua por segunda vez”. Con nuestro sistema de "montar y listo", los usuarios pueden hacerlo de manera fácil y cómoda, sin comprometer la higiene ni la calidad de vida.

¿Cómo funciona?

Valkieser: El sistema patentado de tratamiento del agua de Hydraloop combina seis tecnologías diferentes: sedimentación, flotación, flotación por aire disuelto, fraccionamiento de espuma, un biorreactor aeróbico y desinfección del agua tratada con una potente luz ultravioleta para producir un agua que cumpla las normas internacionales más estrictas. Cada unidad de Hydraloop, de la que actualmente disponemos de dos modelos, uno para 5 personas y otro para 12, se supervisa en línea las 24 horas del día a través de un servidor remoto. El usuario puede controlar su consumo de agua mediante nuestra aplicación para teléfonos inteligentes, que ofrece consejos útiles para el ahorro de agua. Empecé a trabajar en Hydraloop a mediados de 2015 y lo sacamos al mercado en 2017, así que tardamos algo más de dos años en desarrollarlo.

¿Cuáles han sido los puntos álgidos de su trayectoria empresarial?

Stuiver: Salimos al mercado en noviembre de 2017, en Aquatech Amsterdam. La gente hacía cola para hablar con nosotros. Sabíamos que teníamos algo especial, pero todavía estábamos fabricando las unidades en nuestro garaje. En 2018 y 2019, llevamos Hydraloop a 26 exposiciones en Europa, el Oriente Medio, Sudáfrica y los Estados Unidos de América. Éramos como misioneros explicando por qué es tan importante el reciclaje descentralizado del agua. La vigésima séptima exposición a la que acudimos, en enero de 2020, fue Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas. Allí ganamos cuatro premios CES: a) a la mejor innovación: sostenibilidad, diseño ecológico y energía inteligente, b) al mejor producto sostenible, c) a la mejor empresa emergente, y d) al mejor de los mejores, superando a los otros 20.000 productos expuestos en la feria. Eso nos lanzó a la fama y nos dio una enorme proyección.

La crisis actual del agua es una llamada de atención para quienes hemos desoído todas las advertencias sobre la creciente escasez de agua, pero lo bueno es que podemos ayudar a resolverla nosotros mismos utilizando el agua dos veces.

Arthur Valkieser, inventor, director general y cofundador de Hydraloop

¿Y los puntos bajos?

Stuiver: Después del CES necesitábamos ampliar la empresa en cuanto a personal, producción e inversión. Hasta entonces, nosotros mismos habíamos financiado Hydraloop de forma privada. Después del CES, los inversores hacían cola, pero entonces llegó la COVID y todos se retiraron. Fue un momento complicado y de mucha incertidumbre, pero para nuestro pequeño equipo de gestión y nuestros accionistas, abandonar no era una opción. Poco después, encontramos inversores y las cosas volvieron a ponerse en marcha. Vamos a hacer otra ronda el año que viene y nos sentimos optimistas porque hemos creado una marca fuerte, que mucha gente ya conoce. Nuestra estrategia ahora es expandirnos a nivel mundial.

¿Cómo piensan hacerlo?

Valkieser: Creemos que la instalación de sistemas de agua descentralizados se convertirá en una norma de las ordenanzas de construcción, como lo son hoy las bombas de calor y los aparatos de aire acondicionado. Se trata de un mercado enorme y la única forma de expandirnos es a través de alianzas.

Stuiver: Ya contamos con 140 asociados en 50 países que venden unidades con la marca Hydraloop. Entre ellos hay empresas de fontanería, hoteles, arquitectos, proveedores de jardinería y empresas de productos para el agua que quieren incluir en su cartera productos sostenibles como Hydraloop. También estamos en conversaciones con varias grandes empresas de electrodomésticos. En este caso, estamos estudiando varias opciones, desde la comercialización conjunta y la utilización de marcas combinadas para marcas blancas, hasta contratos de licencia, especialmente en países en los que no tenemos actividad. De este modo, nuestra tecnología puede fabricarse localmente y de forma más barata. Pero necesitamos inversión. No podemos alcanzar estos objetivos a nivel mundial sin financiación.

Nuestra misión es conseguir que Hydraloop esté presente en muchos edificios y hogares de todo el mundo en los próximos decenios.

Sabine Stuiver, directora de marketing y cofundadora de Hydraloop

¿Está el mundo preparado para los sistemas domésticos de tratamiento de agua como Hydraloop?

Valkieser: Hydraloop está abriendo el mercado. El mercado está ahí, pero hay ciertas normas que deben ajustarse. Naturalmente, cuando se hace algo nuevo, nada está preparado para ello. Por eso, además de dirigir la empresa, participo como experto en la Comisión Europea de Normalización del Agua, donde he colaborado en la redacción de la norma sobre aguas pluviales y aguas recicladas para aplicaciones no potables. Cada país tiene diferentes leyes y reglamentos vigentes desde hace mucho tiempo que tuvieron sentido en su día, pero muchos de ellos ya no son pertinentes y, de hecho, están impidiendo que las innovaciones lleguen al mercado. Por ello, es importante redactar nuevas normas para la gestión de las aguas residuales y también deshacerse de las antiguas, que ya no sirven. También soy miembro del Consejo de Administración de Water Europe, que promueve la innovación relacionada con el agua en Europa. Considero que es una forma importante de encontrar soluciones a los problemas relacionados con el agua en Europa. Los informes escritos hace 10 años ya predecían la situación en la que nos encontramos ahora, pero nadie toma medidas por un informe. Por desgracia, tenemos que sufrir las consecuencias antes de reaccionar. Ahora lo que necesitamos son políticos sensatos que estén dispuestos a pasar a la acción. Y necesitamos financiación para aplicar las soluciones, porque no serán gratuitas.

Stuiver: Pertenezco al Comité Asesor sobre Políticas de Water Europe, que sensibiliza sobre el valor del agua para la sociedad y la economía. El Comité también realiza una labor de cabildeo para que se incluyan y adopten soluciones y enfoques innovadores en la formulación de políticas y la legislación europeas. Se ha prestado mucha atención a la innovación y existen soluciones económica y técnicamente viables para resolver la crisis del agua. Esto es una gran noticia, pero en muchas regiones el agua sigue siendo muy barata. Por tanto, estamos abogando por tres cosas: en primer lugar, por que los dispositivos de ahorro de agua se conviertan en parte integrante de la normativa de construcción en todas partes; en segundo lugar, por que se anime activamente a los constructores y a los usuarios finales a utilizar estos dispositivos; y en tercer lugar, por que se introduzcan sistemas de precios diferenciales para que los usuarios paguen una tarifa más alta si utilizan más agua de lo habitual. De este modo se creará conciencia del verdadero valor del agua y se garantizará un uso responsable de ella.

¿Qué papel desempeña la propiedad intelectual en su empresa?

Stuiver: Disponer de activos de propiedad intelectual ha ayudado a Hydraloop en todos los frentes; en la financiación de nuestra misión y en permitirnos ampliar la producción y las ventas de forma exponencial para convertirnos en líderes del mercado en este sector. Nuestra misión es conseguir que Hydraloop esté presente en muchos edificios y hogares de todo el mundo en los próximos decenios. Esto significa que tenemos que colaborar con otros y protegernos. Nuestros activos de propiedad intelectual lo hacen posible.

Valkieser: Desde el principio nos dimos cuenta de que debíamos adquirir derechos de propiedad intelectual. No íbamos a invertir tanto tiempo y energía en desarrollar nuestra idea y correr el riesgo de que otro la copiara.

Stuiver: Hemos desarrollado un producto patentado que todo el mundo puede utilizar a cambio de una tasa y nuestros derechos de PI nos permiten ampliar la producción, la comercialización y las ventas. Mediante contratos de licencia, podemos asociarnos con otras empresas y difundir este producto tan necesario en todo el mundo con gran rapidez. La propiedad intelectual también ha hecho que nuestra empresa sea mucho más interesante para los inversores. Además de nuestro equipo, son los derechos de PI los que protegen y dan valor a la empresa.

Hydraloop, un sistema descentralizado de reciclaje de aguas residuales, permite a los hogares reducir el consumo de agua y las emisiones de aguas residuales hasta en un 45%, respectivamente. (Foto: Cortesía de Hydraloop)

¿Por qué era importante para Hydraloop obtener una certificación independiente?

Valkieser: En primer lugar, la certificación nos permitió entrar en el mercado. Y en segundo lugar, entender los requisitos de los organismos de certificación me ayudó a diseñar Hydraloop. Mi objetivo era cumplir los requisitos del certificado más estricto, la norma NSF/ANSI-350 de los Estados Unidos de América. Aunque estas certificaciones no te dicen cómo hacer el tratamiento del agua, sí te dicen lo que tienes que conseguir. Me dieron la orientación que necesitaba para idear el sistema que ahora está patentado.

¿Cuál es su visión del futuro?

Stuiver: Nos enfrentamos a una crisis mundial de agua y sin agua no podemos sobrevivir. El agua es vida. Mucha gente no se da cuenta de que el agua es esencial para el bienestar social, el desarrollo económico, el crecimiento empresarial y la salud de los ecosistemas naturales. Lo bueno es que podemos resolver esta crisis. Ya disponemos de las soluciones. Solamente tenemos que ponerlas en práctica.

Valkieser: Nuestra visión es que, en 10 años, los sistemas descentralizados de reciclaje de agua estarán instalados en todos los edificios como parte habitual de las normas de construcción en todas partes. Y queremos tener una incidencia real en la crisis mundial de agua convirtiéndonos en líderes del mercado en este ámbito.

Aprendí que un problema es en realidad una bendición, porque cuando lo resuelves, mejoras lo que estás haciendo.

Arthur Valkieser, inventor, director general y cofundador de Hydraloop

¿Qué significa ganar el Premio Mundial de la OMPI para pymes?

Stuiver: Significa mucho. En primer lugar, estoy muy orgullosa, porque reconoce la invención de Arthur y todo su gran esfuerzo. Ha sido como un viaje en montaña rusa. Y en segundo lugar, nos da más visibilidad y credibilidad para avanzar en nuestra misión, porque lo que hacemos es realmente importante. No estamos aquí para vender un producto. Queremos cambiar el mundo.

¿Qué le aconsejarían a otras pymes que emprenden su andadura empresarial?

Valkieser: Que nunca se den por vencidas.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.