La propiedad intelectual sustenta el próspero negocio de MSP

Septiembre de 2021

Por Ceci Almeida, escritora independiente

Mauricio de Sousa Producciones (MSP) se fundó en 1959 y goza de un amplio reconocimiento como una de las editoriales de cómic y animación de más éxito del Brasil. Todo comenzó cuando, en 1959, un importante periódico de São Paulo empezó a publicar su primera tira cómica diaria sobre un perro llamado "Bidu" y su dueño. La ilustre carrera del dibujante de tiras cómicas más conocido del Brasil, Mauricio de Sousa, que este año cumple 86 años, se extiende a lo largo de más de 60 años. Creador de la serie de historietas más popular del país, Turma da Mônica (Mónica y su pandilla en América Latina y Mónica y sus amigos en España), inspirada en sus amigos de la infancia y en sus propios hijos, Mauricio de Sousa se ha convertido en un personaje famoso en el Brasil.

La propiedad intelectual sustenta el próspero negocio de MSP

Mauricio de Sousa, creador de la serie de cómics más popular del Brasil,
Mónica y sus amigos (Foto: Cortesía de MSP)

La empresa del dibujante, MSP, se ha convertido en una de las principales estrellas del mercado editorial brasileño, con una cartera de productos que va mucho más allá del cómic, que incluye películas de animación, espectáculos teatrales, parques temáticos, videojuegos y juguetes de peluche. La negociación de licencias de derecho de autor y de marca de los personajes animados del artista es la base de la estrategia empresarial de MSP.

Desde el principio, el Sr. de Sousa tenía la vista puesta en levantar su propia empresa. Al principio, comenzó a comercializar sus obras impresas y, a medida que sus personajes de dibujos animados ganaban popularidad, empezó a negociar licencias de sus obras a empresas de productos de consumo. La propiedad intelectual (PI) ha sido fundamental en la estrategia empresarial del dibujante desde el primer día.

En 1966, la empresa registró su primera marca en el Brasil para su muy querido personaje de cómic canino, Bidu. Actualmente, todas las creaciones de MSP están protegidas con la marca Turma da Mônica, que está registrada en 20 países de Asia, Europa, América del Norte y del Sur.

Durante los últimos 60 años, el Sr. de Sousa se ha centrado tanto en su trabajo creativo como en sus asuntos empresariales. Los ingresos de la empresa se han disparado. Desde la publicación de su primera historieta en 1970, MSP ha creado más de 400 nuevos personajes y ha vendido más de 1.200 millones de cómics y libros. Generaciones de niños han aprendido a leer gracias a las aventuras del personaje de cómic Mónica.

Con más de 300 títulos, MSP vende unos 2,5 millones de cómics al mes a un público fiel de 10 millones de lectores. El negocio editorial de MSP da empleo a unas 400 personas, 150 de las cuales son artistas gráficos.

En la década de 1980, MSP comenzó a producir largometrajes y series de animación, lo que impulsó todavía más los beneficios económicos. A su primer largometraje, Las aventuras de Mónica y sus amigos, le siguieron otros siete más. Las series de dibujos animados de MSP se emiten en canales de televisión como Cartoon Networks y Boomerang y en todas las plataformas de Internet. El sitio web de Turma da Mônica se ha convertido en el principal sitio web infantil del Brasil, con un millón de visitas diarias.

En YouTube, MSP tiene varios canales, como Turma da Mônica, Mónica y sus amigos y Mónica Plus, también disponibles en inglés. Solo el canal Turma da Mônica tiene 17,5 millones de suscriptores y alcanza 450 millones de visualizaciones al mes. MSP también ofrece la aplicación Turma da Mônica TV y diversos juegos. La mayoría de los visitantes (alrededor del 66%) vive fuera del Brasil, en México, la Federación de Rusia y los Estados Unidos de América. MSP también tiene muchos seguidores en las redes sociales, como Facebook, Instagram, Linkedin y Twitter.

Aunque su talento como dibujante y astuto empresario le ha valido la reputación de ser el "Walt Disney del Brasil", el Sr. de Sousa está profundamente comprometido con las problemáticas sociales. El Instituto Mauricio de Sousa, por ejemplo, ha establecido asociaciones con organizaciones no gubernamentales, ayuntamientos y otras entidades para utilizar sus dibujos animados con el fin de dar difusión a cuestiones sociales acuciantes y causas medioambientales.

La negociación de licencias de derecho de autor y de marca de los personajes animados del artista es la base de la estrategia empresarial de MSP.

Aprovechar el valor de la marca mediante la negociación de licencias

A lo largo de los años, el Sr. de Sousa ha construido un próspero imperio empresarial aprovechando estratégicamente el valor de marca de sus populares personajes de dibujos animados.

“Llevamos concediendo licencias de productos desde la década de 1960. En aquella época, concedíamos licencias de nuestros productos [personajes de dibujos animados] para su uso en prendas de vestir, muñecas y productos alimentarios. Uno de nuestros mayores logros en los últimos 40 años ha sido el acuerdo de licencia que firmamos con Cargill para el uso de nuestro personaje del elefante Jotalhão en su envase de salsa de tomate”, explica Mônica Sousa, hija mayor del dibujante (e inspiradora del personaje Mónica), que actualmente ocupa el puesto de directora comercial de MSP.

A pesar de la competencia de los personajes de Disney y de los superhéroes japoneses, las marcas de MSP, y en particular Mónica y sus amigos, son muy rentables cuando se asocian a una amplia gama de bienes de consumo. Actualmente, el 90% de los beneficios de la empresa procede de las licencias.

Los personajes del Sr. de Sousa se encuentran en todo tipo de productos, desde pañales hasta muebles, ropa, artículos de higiene, juguetes y alimentos, como manzanas, sandías y brócoli. Los productos de consumo con la marca de Mónica y sus amigos son de los más vendidos en el Brasil. Cada mes se venden unas 850.000 manzanas de Mónica y sus amigos, así como tomates y bananas con esa marca, que alcanzan unas ventas de 20 y 35 toneladas al mes, respectivamente.

Entre las empresas que han adquirido licencias de las marcas del Sr. de Sousa se encuentran grandes corporaciones como Tok & Stok, Brandili, Kimberly-Clark, Nissin Food Corp., Fischer Price y Driver Toys. Las marcas de los personajes del Sr. de Sousa tienen licencia para su uso en unos 4.000 artículos de 150 minoristas y fabricantes.

Piratería

“Hemos invertido enormemente para gestionar nuestros derechos
de propiedad intelectual en múltiples países... esa protección de los
productos culturales no solo protege los intereses de la empresa,
sino también los de nuestro país y nuestros seguidores”, afirma
Mônica Sousa, Directora Comercial de MSP.
(Foto: Cortesía de MSP)

A pesar de los excelentes resultados comerciales, la piratería ha sido una piedra en el zapato para MSP durante muchos años. La empresa ha luchado constantemente contra la falsificación en el Brasil y en otros países.

“El 16 de febrero de 2007, durante el estreno del largometraje Mónica y su pandilla en una aventura en el tiempo, ya se estaban vendiendo copias de la película en las calles del centro de São Paulo”, recuerda el Sr. de Sousa. “Esto demuestra una enorme falta de respeto por la propiedad intelectual”.

MSP invierte enormemente en la protección de sus intereses de propiedad intelectual. Su departamento jurídico persigue activamente los productos falsificados y pirateados que llevan sus marcas sin autorización. “Cada personaje de MSP es una marca debidamente registrada”, dice el Sr. de Sousa, y señala que los principales personajes de la empresa están registrados en casi todas las clases de bienes y servicios en 20 países de Asia, Europa, América del Norte y del Sur.

“Hemos realizado una gran inversión para gestionar nuestros derechos de propiedad intelectual en múltiples países. Sin embargo, el costo de solicitar la protección de la marca sigue siendo muy alto, especialmente para las empresas medianas como MSP. Pero esa protección de los productos culturales no solo protege los intereses de la empresa, sino también los de nuestro país y nuestros seguidores”.

MSP ha reforzado sus estrategias para frenar la piratería y el fraude mediante el establecimiento de asociaciones estratégicas con otras empresas. También apoya programas de formación para inspectores de aduanas que les permitan detectar e incautar más eficazmente las mercancías falsificadas. Además, colabora con sus asociados en la lucha contra la piratería a través de su participación en la Associação Brasileira de Licenciamento de Marcas e Personagens.

MSP ha reforzado sus estrategias para frenar la piratería y el fraude mediante el establecimiento de asociaciones estratégicas con otras empresas. También apoya programas de formación para inspectores de aduanas que les permitan detectar e incautar más eficazmente las mercancías falsificadas.

El Sistema de Madrid para el Registro Internacional de Marcas

MSP no revela detalles de sus beneficios ni del gasto en adquisición y gestión de derechos de propiedad intelectual. Sin embargo, reducir el costo de asegurar la protección de las marcas de sus personajes, particularmente en los mercados extranjeros, es un objetivo clave para los próximos años.

Desde la década de 1990, el Sr. de Sousa ha sido un firme defensor de la adhesión del Brasil al Sistema de Madrid para el Registro Internacional de Marcas, administrado por la OMPI, que facilita el proceso de registro de marcas en hasta 125 países. El Brasil se adhirió al Sistema de Madrid en junio de 2019, y el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) del Brasil comenzó a tramitar las solicitudes internacionales de marcas en el marco del Sistema a partir de octubre de 2019.

El hecho de que el Brasil se haya adherido al Sistema de Madrid ha supuesto una nueva esperanza para MSP y sus ambiciones de proteger sus marcas a escala internacional con rapidez y a un costo razonable.

“El Protocolo de Madrid forma parte de un Sistema muy positivo que apoya la economía nacional y los intercambios comerciales con otros países miembros que forman parte de él. Nos permitirá impulsar las exportaciones e internacionalizar las marcas brasileñas. A las empresas internacionales también les resultará más fácil operar en el Brasil, debido a la reducción de los costos de presentación y gestión y a la simplificación de todo el procedimiento de registro de marcas”, dice el Sr. de Sousa.

El Protocolo de Madrid forma parte de un Sistema muy positivo que apoya la economía nacional y los intercambios comerciales con otros países miembros que forman parte de él.

Mauricio de Sousa

Como miembro del Sistema de Madrid, el INPI del Brasil examina ahora las solicitudes de marcas internacionales en un plazo de 18 meses a partir de la fecha de presentación. También permite presentar solicitudes de marca en un sistema multiclase (lo que significa que las marcas pueden registrarse para múltiples clases de productos y servicios) y registrar marcas en régimen de copropiedad, lo que añadió flexibilidad a las normas locales.

“Creemos que veremos los beneficios de la adhesión al Sistema de Madrid en los próximos años. Al reducir la burocracia y los costos, tendremos un acceso más fácil a los países miembros y esto abrirá nuevas oportunidades de negocio. Estamos muy entusiasmados con las perspectivas”, dice la Sra. Sousa.

La visión internacional de MSP

Mauricio de Sousa (arriba), creador de la serie de cómics Mónica y sus amigos (Turma da Mônica) y fundador de Mauricio de Sousa Producciones (MSP), cumple este año 86 años. La empresa se fundó en 1959 y es una de las editoriales de cómic y animación de más éxito del Brasil. (Foto: Cortesía de MSP)

MSP se está centrando en diversos mercados de países asiáticos, como China, Indonesia y Viet Nam, donde la empresa está presente desde hace 18 años. La empresa tiene planes ambiciosos para el Japón, donde ha creado una filial y donde, además de conceder licencias de sus personajes para productos locales, está creando nuevas asociaciones con otros productores de bienes culturales.

“Vivimos en una sociedad global y la colaboración abre nuevas perspectivas para las marcas. Para las plataformas digitales, los costos de producción de la animación constituyen un obstáculo, y las asociaciones nos permiten lanzar nuevos productos y contenidos que respondan a las exigencias de nuestro público”, explica la Sra. Sousa.

El mercado asiático es fundamental para las ambiciones de MSP de convertirse finalmente en un actor internacional competitivo.

El futuro es digital

De cara al futuro, MSP quiere potenciar la internacionalización de sus productos culturales y considera que los medios digitales son el vehículo para lograr esa ambición.

“Vemos a MSP convertirse en una empresa más digital e internacional, sin descuidar o abandonar nuestras raíces brasileñas y la buena narrativa, que es nuestra seña de identidad. En los últimos años, varios de nuestros personajes se han globalizado, y han llevado nuestros productos culturales a nuevas partes del mundo”, explica la Sra. Sousa.

Sin embargo, las ambiciones digitales de la empresa plantean importantes retos empresariales, en particular, cuando se trata de proteger sus creaciones en el mundo en línea. Según los estudios, se estima que cada mes se ven unos 30 millones de cómics pirateados. “Del mismo modo que no se puede copiar un trabajo académico sin citar la fuente adecuadamente, los contenidos legalmente protegidos no deben utilizarse sin seguir ciertas reglas”, dice la Sra. Sousa. “Estamos utilizando las herramientas disponibles en las plataformas en línea para denunciar el uso no autorizado de nuestros personajes. Por ejemplo, YouTube, tiene mecanismos muy eficaces para reconocer el uso no autorizado de los contenidos y evitar que se difundan”.

En los últimos 60 años, MSP ha crecido sobre la base de la protección de los derechos de propiedad intelectual en el Brasil y en todo el mundo. Esto seguirá siendo así en el futuro.

Mauricio de Sousa

Muchos países están aplicando leyes y normas para proteger los intereses de los titulares de derechos de propiedad intelectual, pero según la Sra. Sousa “aún queda mucho camino por recorrer”. El péndulo del poder se está inclinando lentamente hacia los titulares de los derechos de propiedad intelectual en los medios digitales, pero muchos propietarios de contenidos todavía tienen que emprender acciones legales para hacer valer sus derechos. Para el Sr. de Sousa, es esencial sensibilizar al público sobre la necesidad de respetar los derechos de propiedad intelectual.

Durante las celebraciones del 60.º aniversario de la empresa, el Sr. de Sousa subrayó la importancia permanente de la propiedad intelectual para el negocio de MSP. “En los últimos 60 años, MSP ha crecido sobre la base de la protección de los derechos de propiedad intelectual en el Brasil y en todo el mundo. Esto seguirá siendo así en el futuro”.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.