Energysquare hace de la recarga inalámbrica una realidad

Marzo de 2021

Por Catherine Jewell, División de Información y Difusión por Medios Digitales, OMPI

Energysquare, fundada en 2015 por tres jóvenes emprendedores franceses, Daniel Lollo, Matthieu Poidatz y Timothée Le Quesne, está reinventando la forma de cargar nuestros dispositivos electrónicos. Su tecnología de carga inalámbrica, Power by Contact®, ofrece una solución inteligente para cargar varios dispositivos simultáneamente. Power by Contact® iguala el rendimiento de los cargadores convencionales, optimiza el uso de la energía y hará que pronto podamos decir adiós a la maraña de cables que necesitamos para cargar nuestros dispositivos.

La empresa ha creado su modelo de negocio en torno a la especialización y los conocimientos técnicos. Gracias a su amplia cartera de patentes, está concediendo la explotación bajo licencia de su premiada tecnología a los principales fabricantes internacionales de electrónica.

En 2020, Energysquare firmó su primera alianza tecnológica con el gigante de la electrónica Lenovo. El director general de la empresa, Timothée Le Quesne, nos cuenta la experiencia de Energysquare a la hora de introducir su tecnología en el mercado.

No se puede conceder una licencia de uso de una tecnología si no se es titular de ella y no se protege y se gestiona de forma eficaz.

Háblenos de su tecnología.

A diferencia de las soluciones de carga por inducción que se encuentran actualmente en el mercado, Power by Contact® funciona por conducción, es decir, la carga se realiza por contacto directo entre el dispositivo y la superficie. Esto hace que la carga sea más eficiente porque no hay interferencias, ni sobrecalentamiento, ni pérdida de energía. La velocidad de carga es comparable a la de los métodos tradicionales.

Power by Contact® es una combinación de microelectrónica y algoritmos avanzados. Permite a los usuarios cargar todos sus dispositivos electrónicos simultáneamente en una sola superficie, sin tener que buscar el cable o el adaptador adecuado. Además, Power by Contact® es la primera tecnología que permite la carga inalámbrica de computadoras portátiles. También permite a los usuarios acceder a información sobre los dispositivos que se están cargando, así como el momento y el lugar en que lo hacen.

Energysquare está reinventando la forma de cargar nuestros dispositivos electrónicos. Su tecnología de carga inalámbrica, Power by Contact®, ofrece una solución inteligente para cargar varios dispositivos simultáneamente. (Foto: Cortesía de Energysquare)

¿Qué les movió a desarrollar Power by Contact®?

A lo largo del último decenio, hemos asistido a un enorme aumento en el número de pequeños dispositivos electrónicos que funcionan con batería, y con ello, a un incremento en el número de cables que utilizamos a diario para cargarlos. La tecnología debería facilitarnos la vida, pero el revoltijo de cables que necesitamos para cargar esos dispositivos, como consecuencia de un diseño poco ergonómico, ha generado un descontento entre los usuarios. Para resolver este problema, nos propusimos crear una tecnología de carga sin fisuras que permitiera a los usuarios cargar sus dispositivos sin esfuerzo, sin necesidad de encontrar y enchufar el cable adecuado para hacerlo.

¿Qué dificultades encontraron para introducirse en el mercado de la electrónica?

Convencer a las grandes empresas del sector para que adopten una tecnología nueva no es fácil, y llevar la tecnología del laboratorio a la producción en masa siempre es complicado. Hemos pasado años desarrollando una tecnología que cumpla las normas industriales más estrictas y las necesidades de los fabricantes de dispositivos electrónicos.

A diferencia de las soluciones de carga por inducción, Power by Contact® funciona por conducción, es decir, la carga se realiza por contacto directo entre el dispositivo y la superficie. (Foto: Cortesía de Energysquare)

También hemos tenido que afrontar largos ciclos de venta. Además, introducir una nueva tecnología en productos como los teléfonos móviles y las computadoras portátiles, que entrañan complejos procesos de producción, supone todo un reto.

Dado que concedemos licencias de uso de nuestra tecnología a los fabricantes, pues no vendemos ningún producto como tal, tuvimos que poner en marcha un servicio de transferencia de tecnología robusto. Para ello fue necesario prestar especial atención a la protección y gestión de nuestros activos de propiedad intelectual (PI). Al fin y al cabo, no se puede conceder una licencia de uso de una tecnología si no se es titular de ella y si no se protege y se gestiona de forma eficaz.

¿En qué momento se dieron cuenta de la importancia de la propiedad intelectual para su empresa?

Cuando hablamos por primera vez de la posibilidad de conceder licencias sobre nuestra tecnología a los clientes, nos dimos cuenta de que necesitábamos una cartera de patentes robusta. Para nuestro modelo de negocio es fundamental disponer de la capacidad para proteger nuestra I+D de principio a fin. Esa es la razón por la que hemos creado una cartera de derechos de propiedad intelectual muy sólida. Somos conscientes de que las patentes por sí mismas no bastan y, desde luego, que tampoco son la única forma de crear una estrategia de PI sólida, por lo que adoptamos un enfoque holístico con respecto a la PI. Nuestra cartera engloba diversos derechos de PI, a saber: patentes, marcas, secretos comerciales y derechos de autor.

(Foto: Cortesía de Energysquare)

¿Cómo están utilizando los derechos de PI y cómo están ayudando estos derechos a su negocio?

En nuestro afán por crear la próxima norma de carga, decidimos estructurar la empresa en torno a un modelo de negocio de licencias para que el mayor número posible de fabricantes de dispositivos pudiera adoptar nuestra tecnología. Los derechos de propiedad intelectual constituyen el eje central de un modelo de negocio de licencias y son decisivos para convencer y proteger tanto a los clientes como a los inversores.

Desde el principio invertimos en el desarrollo de una cartera de patentes. La propiedad intelectual es fundamental en todas nuestras decisiones estratégicas, comerciales y técnicas. Siempre hemos contado con el apoyo de expertos externos en PI, pero en septiembre de 2020 decidimos incorporar esa especialización a la empresa. Nuestra nueva responsable de PI, Catalina Olivos, se ocupa ahora de las numerosas cuestiones relativas a la PI que nos conciernen y se asegura de que nuestra estrategia empresarial y nuestra propiedad intelectual estén plenamente armonizadas y sean complementarias. Cada nuevo movimiento en la estrategia empresarial debe ir seguido de un movimiento estratégico en el ámbito de la propiedad intelectual.

¿Cuál ha sido el mayor reto al que se han enfrentado a la hora de crear su cartera de PI?

La mayor dificultad a la que nos enfrentamos fue la financiación de la cartera de patentes, sobre todo cuando se trataba de proteger nuestra tecnología en otros países. Nos enfrentamos a la situación de la pescadilla que se muerde la cola: para sufragar nuestra cartera de patentes, necesitábamos financiación de los inversores, pero éstos tenían que ver que nuestra tecnología estaba bien protegida antes de apostar por nosotros. Este es un problema al que se enfrentan todas las empresas jóvenes. En nuestro caso, gracias al apoyo de instituciones francesas, especialmente France Brevets, pudimos seguir adelante. Reconocieron el potencial de nuestra idea y nos apoyaron para hacer realidad nuestro sueño.

En 2020, Energysquare firmó su primera alianza tecnológica con el gigante de la electrónica Lenovo. (Foto: Cortesía de Energysquare)

¿Qué pueden hacer las oficinas de PI para apoyar a empresas como Energysquare?

Las oficinas de PI desempeñan un papel fundamental, especialmente en lo que se refiere a apoyar y animar a las empresas jóvenes a invertir en PI. Las empresas emergentes suelen verse atrapadas en un círculo vicioso, en el que sin PI nadie quiere invertir en ellas, pero sin inversión es imposible establecer una estrategia de PI y que la empresa sobreviva. Nos gustaría destacar la labor del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial de Francia (INPI). Somos beneficiarios del programa PASS PI del INPI, que proporciona apoyo financiero a las pymes y ofrece asistencia en áreas de interés para ellas, como el análisis de las tecnologías, el asesoramiento especializado en materia de contratos y el registro de los derechos de PI. En ese sentido, todo el apoyo que puedan prestar las oficinas de propiedad intelectual a los emprendedores e innovadores para orientarlos en las primeras etapas de su desarrollo es siempre bienvenido.

¿Qué lecciones importantes han aprendido?

La inversión inicial en propiedad intelectual genera un valor exponencial en el futuro. La estrategia de PI es un enfoque estructural a largo plazo que debe aplicarse desde el primer momento. Al principio, parece que no tiene sentido invertir tanto tiempo y dinero en algo que no ofrece una rentabilidad inmediata, pero cuando te sientas a negociar con una gran empresa, te alegras mucho de haber invertido en tu cartera de propiedad intelectual. Es imposible atraer el interés de un gran inversor si no has protegido tus innovaciones y creaciones y no tienes visión de futuro en tu estrategia de PI.

La inversión inicial en propiedad intelectual genera un valor exponencial en el futuro. La estrategia de PI es un enfoque estructural a largo plazo que debe aplicarse desde el primer momento.

¿Por qué es importante para las pymes centrarse en la PI?

En determinados mercados, la PI es la única manera de competir con los gigantes tecnológicos que tienen una fuerza comercial y de mercadotecnia mucho mayor. Nosotros decidimos no producir nuestra tecnología, sino conceder su explotación bajo licencia. Sin la propiedad intelectual, nuestra empresa no existiría y no podríamos competir. El núcleo de nuestra empresa es nuestra tecnología, nuestros conocimientos especializados y nuestras marcas registradas. Como sucede con muchas empresas emergentes, nos hemos enfrentado a múltiples dificultades y hemos tenido que hacer un gran esfuerzo de inversión. Pero ahora que una de las mayores empresas del sector de las computadoras portátiles está lanzando nuestro producto, sabemos que tomamos la decisión correcta. Las empresas emergentes y las pymes, en general, se basan en innovaciones que son fruto de investigaciones y descubrimientos que, en su mayor parte, cambian nuestras vidas. Hay que proteger esas iniciativas, de manera que las empresas puedan obtener un rendimiento equivalente a todo el tiempo, la energía y los gastos que han dedicado a desarrollarlas.

En determinados mercados, la PI es la única manera de competir con los gigantes tecnológicos que tienen una fuerza comercial y de mercadotecnia mucho mayor.

¿Qué le aconsejarían a otras pymes en lo que respecta a la PI?

Que inviertan en propiedad intelectual desde el primer momento. Es difícil, pero es la única forma de salir adelante. Y que no sólo inviertan en patentes, sino que piensen en proteger sus marcas, cuyo papel es fundamental en la vertiente de comercialización de su negocio. Si se elige el nombre equivocado, puede haber muchos problemas a la hora de protegerlo en todo el mundo.

¿Cuáles son sus planes para el futuro?

Tenemos muchos planes. Desde el punto de vista de la PI, estamos aplicando una estrategia integral de PI para abarcarlo todo, desde la fase de investigación hasta la comercialización. Siempre estamos pensando en nuevas funciones y aplicaciones para nuestra tecnología y en explorar nuevos mercados. Estamos muy ilusionados con el lanzamiento del producto por nuestros primeros clientes en 2021.

A pesar de la crisis de la COVID-19, hemos conseguido continuar con nuestro trabajo de I+D. Tenemos en proyecto numerosas mejoras, pero no podemos hablar mucho de ellas hasta que se publiquen las patentes. Nuestro objetivo a corto plazo es incorporar las tecnologías de carga y conectividad sin cables a los puestos de trabajo y las salas de reuniones. Y a más largo plazo, nuestro objetivo es que esta tecnología se convierta en la norma de carga inalámbrica en los lugares de trabajo y para otras aplicaciones.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.