Entrevista con Amouage, LA marca de las fragancias de Oriente

octubre de 2016

Por Catherine Jewell, División de Comunicaciones, OMPI

La perfumería, el arte de mezclar aceites esenciales y compuestos aromáticos, ha formado parte de la cultura omaní desde hace miles de años.  Hoy en día, Omán es la patria de Amouage, uno de los creadores de perfumes más prestigiosos del mundo.  Fundada en 1983 por Su Alteza Sayyid Hamad bin Hamud Albusaid, Amouage se ha labrado una reputación de perfumista experto, sofisticado y opulento.

La fábrica de Amouage en Mascate (foto: Amouage).

Rabin Chatterjee, contralor de Amouage, nos habla del futuro de la empresa y del papel que desempeñan los derechos de propiedad intelectual (P.I.) en sus planes comerciales a largo plazo.

¿Qué motivó el nacimiento de Amouage?

Su Alteza Sayyid Hamad bin Hamud Albusaid tuvo la visión de dar a conocer mundialmente el legado perfumista omaní y de crear un perfume que condensase las fragancias únicas de Oriente, en particular las de Omán.  Los olores, perfumes y aceites esenciales obtenidos a partir de flores, así como el oud, también conocido como madera de agar, una madera resinosa oscura con una fragancia distintiva, forman parte de la cultura omaní desde hace más de 2.000 años.  Estas fragancias siguen ocupando un puesto destacado en la cultura contemporánea omaní.  Su Alteza contrató a Guy Robert, uno de los mejores perfumistas del mundo (también llamados “narices” en el sector), para crear Gold, nuestra primera fragancia.  En su elaboración no se escatimó en gastos.  De hecho, el propio Guy Robert la llegó a considerar su gran obra maestra.  Amouage Gold sigue gozando de fama y es uno de nuestros perfumes más caros.  En la actualidad y aun tratándose eminentemente de una marca internacional de lujo, Amouage sigue muy arraigada a Oriente.

¿Cuántas fragancias comercializa Amouage?

En la actualidad contamos con 38 marcas de fragancias.  Cada perfume es una nueva obra y cuenta una historia.  Creemos firmemente que la creatividad y la originalidad son los pilares de nuestro éxito.  Usamos los mejores y a menudo los más inusuales ingredientes, tanto naturales como sintéticos; nuestra prioridad es desarrollar fragancias que sean realmente bellas, especiales y únicas.  Estamos convencidos de que nuestros productos cuentan con el nivel más alto de concentrado de perfume de cualquier fragancia del planeta.

¿Cuánto tiempo se tarda en crear una nueva fragancia?

Christopher Chong, director creativo de Amouage (arriba) se encarga
de conceptualizar y definir los requisitos para la fabricación de cada
perfume, así como de perfilar las características que éste deberá
tener (foto: Amouage).

Tardamos alrededor de 18 meses en desarrollar un perfume.  Nuestro director creativo, Christopher Chong, se encarga de conceptualizar y definir los requisitos para la fabricación de cada perfume, así como de perfilar las características que éste deberá tener.  Para llevar a cabo este proceso, trabaja con narices de talla mundial provenientes de Grasse, París, Nueva York, Ginebra y otros lugares.  Son ellos quienes interpretan los requisitos y presentan muestras olfativas, que pueden llegar a superar 250 fragancias diferentes.  A lo largo del proceso se realizan muchas modificaciones, se añaden nuevos ingredientes y otros son perfeccionados, reelaborados o eliminados.  Sólo empleamos ingredientes de la más alta calidad para crear nuestras fragancias, sin tener en cuenta el aspecto económico hasta el momento final en que se escoge la fragancia definitiva.  Ello nos permite dar rienda suelta a la creatividad y multiplica las posibilidades de acabar dando con algo realmente especial.  Una vez que se han seleccionado dos o tres fragancias para hombre y otras tantas para mujer, éstas son presentadas a nuestro director general, David Crickmore, y a Christopher Chong, que acaban decidiendo cuáles de ellas serán lanzadas al mercado y cómo se llamarán.  En la última década hemos lanzado dos nuevas fragancias por año, una para mujer y otra para hombre, junto con una más para nuestra Library Collection.  Esta última vendría a ser como la “alta costura” de los perfumes y fue concebida para reflejar la excelencia en el arte de la perfumería.

El hecho de que seamos una marca de lujo y alta gama significa que no producimos fragancias a gran escala.  Sin embargo, las comercializamos en 66 países diferentes.  Omán es nuestro principal mercado, pero también tenemos una presencia destacada en el Reino Unido, Arabia Saudita, la Federación de Rusia y los Emiratos Árabes Unidos.

En los últimos años hemos ampliado nuestra gama de productos, que ahora incluye productos para el baño y el hogar, velas perfumadas y artículos de cuero.  También tenemos en mente entrar en otros mercados como el de la joyería, los productos de óptica y otros accesorios.

Amouage ha ampliado recientemente su gama de productos y ahora incluye productos para el baño y el hogar, velas perfumadas y artículos de cuero (foto: Amouage).

¿Por qué es importante para Amouage la propiedad intelectual?

Amouage se sustenta en la originalidad y la creatividad.  Sin derechos de P.I. es imposible preservar la creatividad, elemento clave para destacar e inspirar nuevas tendencias en el mundo de la perfumería.  Nuestra mirada debe estar siempre puesta en la creatividad y la innovación.  ¡La marca que no lo vea así está condenada al fracaso!  Así que le damos mucha importancia a la P.I. y hacemos uso, sobre todo, de las marcas y los diseños industriales para proteger nuestros productos tanto a escala local como internacional.

Nuestro nombre, Amouage, es una combinación de la palabra francesa para decir amor (“amour”) y la palabra árabe para ola (“موجة”).  Éste refleja la emoción que nuestros perfumes evocan y al mismo tiempo el carácter y el estilo de nuestra marca, que combina ingredientes de Oriente y Occidente para crear espléndidas fragancias universales.

Los diseños industriales protegen nuestros frascos y envoltorios.  Los laterales de los frascos evocan de manera intencionada la imagen de una ola.  Las formas de los frascos de nuestras fragancias femeninas recuerdan a la Gran Mezquita del Sultán Qabus de Mascate, mientras que las de nuestras fragancias masculinas están inspiradas en el janyar, la daga tradicional de Omán.  El logotipo de la empresa, que figura en la parte frontal de los frascos, recuerda al sello real.

El modo en que nuestros productos son diseñados y embalados es un aspecto crucial para nuestra imagen de marca.  Si bien las botellas se fabrican de manera industrial, nuestros perfumes son empaquetados a mano.  Este proceso es de por sí una verdadera obra de arte, que le confiere un toque exclusivo a nuestros perfumes.  Del mismo modo, y como parte importante del proceso de forjar nuestra reputación como marca de lujo y exclusiva, nos aseguramos de que todo aquel que vaya a participar en la comercialización de nuestros productos reciba la formación adecuada.

A lo largo de los años, Amouage ha invertido grandes cantidades de dinero para obtener reconocimiento en todo el planeta, de modo que para nosotros es vital proteger nuestras marcas ante posibles usos ilegales por parte de quienes infringen los derechos de P.I.  La P.I nos ayuda a aumentar el valor de nuestra empresa y contribuye a nuestro esfuerzo para que el mundo conozca el patrimonio omaní.

¿Qué han aprendido durante el desarrollo de su estrategia de P.I.?

Pese a que la protección de nuestros activos de P.I. es una tarea compleja a la par que costosa, es vital para la prosperidad de nuestro negocio.  Hemos aprendido acerca de la importancia de ser proactivos al registrar nuestros activos de P.I. en todos los mercados, tanto en aquellos donde ya operamos como en aquellos en los que planeamos entrar en un futuro.  Si no registramos nuestras marcas, alguien lo hará antes que nosotros y ello repercutirá de forma negativa en el negocio, motivo por el cual la P.I. es fundamental para el desarrollo y lanzamiento de nuestros productos.  Somos plenamente conscientes de la importancia de la P.I. y por ello somos muy proactivos al proteger nuestra P.I., hasta el punto de llegar a proteger productos en mercados potenciales, pese a encontrarse éstos todavía en fase de desarrollo.  De este modo, evitamos cualquier tipo de problema en el momento de su lanzamiento.

La P.I. nos permite sacarle el máximo partido a nuestra inversión y reducir los riesgos asociados a la apropiación indebida de marcas.  Sin embargo, gran parte del valor de los derechos de P.I. radica en nuestra capacidad para garantizar su observancia.  En este sentido, hemos registrado nuestras marcas en todas aquellas jurisdicciones en las que operamos, lo que nos da pie para lograr que los infractores sean llevados ante la justicia.  A pesar de ser sumamente costoso, creemos en el valor que nos aporta perseguir a aquellos que infringen los derechos de propiedad intelectual de nuestras marcas.

Seguiremos protegiendo nuestros activos de P.I. a medida que nos expandamos a nuevos mercados.  Es costoso y requiere una planificación minuciosa, pero sencillamente no concebimos nuestra actividad sin la P.I.  Le confiere más valor a nuestro negocio y nos ayuda a consolidar nuestro prestigio y credibilidad en el mundo de la perfumería.

¿A qué retos deben enfrentarse como marca de lujo?

Se tarda alrededor de 18 meses en crear un perfume.  Amouage
comercializa actualmente 38 fragancias.  “Cada perfume es una
nueva obra y cuenta una historia”, dice Rabin Chatterjee,
contralor de Amouage (foto: Amouage).

Controlar la falsificación de productos es uno de nuestros mayores retos.  Emprendemos acciones legales siempre que resulte posible, pero quienes venden los productos no suelen ser quienes controlan el negocio.  Es muy difícil identificar y perseguir a los verdaderos culpables.

También solemos tener problemas con determinados distribuidores que, a cambio de un soborno, venden una pequeña cantidad de nuestros productos a minoristas no afiliados, quienes a su vez venden nuestros perfumes a una cifra muy por debajo del mercado.  Esta práctica afecta al mercado y atenta contra los intereses de nuestros distribuidores y minoristas que sí actúan de buena fe (y, por supuesto, contra nuestros clientes) a la vez que daña nuestra reputación e imagen de marca.  Para hacer frente a este problema, ahora cada frasco de perfume consta de un código indeleble que nos permite rastrear todos los envíos.  Cuando detectamos un fraude en ciernes, adquirimos todos los productos en cuestión y de este modo podemos averiguar con exactitud su origen.  Todos aquellos distribuidores que reexportan a minoristas no autorizados son incluidos en una lista negra.  A su vez, trabajamos con las autoridades judiciales y las entidades gubernamentales y, con su ayuda, solemos ser capaces de detectar a los infractores y obligarles a cesar su actividad.  Pese a ello, se trata de una amenaza cada vez mayor.

¿Qué le depara el futuro a una marca como la suya?

Amouage se ha convertido en una marca de lujo exclusiva, con un atractivo internacional.  La gente adora nuestros productos, no sólo en Omán sino cada vez en más lugares del planeta.  Amouage da trabajo a alrededor de 250 personas y cuenta con 20 tiendas propias en grandes ciudades del mundo.  En los próximos años, queremos doblar estas cifras.  Trabajamos para estar más presentes en las mejores tiendas de lujo y lograr un mayor reconocimiento para nuestra marca.  También seguimos aumentando nuestra gama de productos y queremos empezar a operar en mercados como China, Japón y la República de Corea, así que todavía queda mucho por hacer.  Pero de una cosa estamos seguros:  la P.I. seguirá siendo pieza clave de nuestra estrategia comercial durante mucho tiempo.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.