Apoyar el espíritu de empresa y la innovación en Australia

Diciembre de 2015

Por Matthew Fenech, Director del Centro de asistencia, perfeccionamiento continuo y perfeccionamiento de la industria de la innovación, IP Australia

En el mundo globalizado de hoy, generar nuevos conocimientos y convertirlos en nuevos productos y servicios es fundamental para mantener y aumentar la competitividad económica.  Para colaborar en ese proceso, IP Australia ha elaborado un nuevo manual sobre propiedad intelectual y una nueva plataforma de derechos de propiedad intelectual (en adelante, P.I.) que se vinculan con todas las plataformas comerciales, facilitando que las empresas y universidades dedicadas a la investigación comercialicen sus ideas.  Todo ello se enmarca en una iniciativa del Gobierno de Australia para mejorar los resultados comerciales de la investigación.

 “Source IP es una de las formas en que nuestro organismo está apoyando
una mayor colaboración entre los investigadores y la industria”, afirma
Patricia Kelly, Directora General de IP Australia. (arriba) (foto: © IP Australia).

La economía australiana, al igual que la de muchos países desarrollados, está atravesando un período de transición. La fabricación, que contribuye al Producto Interno Bruto y a la creación de empleo, ha disminuido (Oficina de Estadística de Australia (ABS), Australian national accounts: national income expenditure and product, cat. no. 5206.0). A pesar de que en los últimos años Australia ha experimentado un auge de los recursos que generó gran prosperidad, esta tendencia se está debilitando. Para que la economía australiana siga siendo próspera, el sector de los servicios y las industrias que requieren una gran concentración de conocimientos deberán contribuir más al crecimiento económico y la creación de empleo. La innovación es fundamental para lograr esta transición.

La inversión del sector público en la investigación es relativamente elevada en Australia, especialmente en el sector universitario.  Convertir esta inversión en innovación en el sector empresarial y la economía en general es fundamental para promover el crecimiento y la creación de empleo.

Sin embargo, en el Índice Mundial de Innovación se observa un bajo nivel de colaboración entre la investigación y la industria en Australia.  Paradójicamente, los 9.700 millones de dólares australianos de gasto público anual destinados a la investigación producen resultados que sitúan al país entre los ocho mejores del mundo, según el ranking de competitividad del Foro Económico Mundial (FEM) 2015.  A pesar de ello, según el ranking del FEM, Australia ocupa apenas el puesto 25 en capacidad para la innovación (comercializar ideas) y ocupa el último lugar de los 34 países miembros de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en materia de colaboración entre investigadores financiados con fondos públicos y la industria.

A fin de mejorar la competitividad mundial y la productividad de Australia, el Gobierno australiano creó la estrategia Boosting Commercial Returns from Research (aumentar la rentabilidad comercial a partir de la investigación) para promover una mayor colaboración entre la industria y los investigadores.  La P.I. desempeña un papel importante en esta estrategia mediante la formulación de iniciativas como el Manual de P.I. y Source IP, cuyo objetivo es mejorar esa colaboración.

Manual de P.I. (IP Toolkit)

El Manual de P.I.  (IP Toolkit) intenta eliminar los obstáculos a la colaboración entre empresas, investigadores y organizaciones de investigación al simplificar y desmitificar la gestión de la propiedad intelectual.  El manual facilita:

  • Guías – a fin de proporcionar información para iniciar y diseñar una colaboración.

  • Herramientas modelo – para ayudar a maximizar los resultados de cada colaboración (como, por ejemplo:  listas de verificación, un modelo de acuerdo de confidencialidad y una hoja terminológica).

  • Contratos modelo – una versión larga para colaboraciones de mayor valor y complejidad (por ejemplo:  copropiedad de la P.I.) y una versión corta para las colaboraciones de menor valor y complejidad.

El manual también brinda información básica y un punto de partida neutral para las colaboraciones.  Además, tiene el objetivo de minimizar los problemas al formular mejores secuencias de actividades de proyectos y procurar el examen temprano de las cuestiones comunes.  El principio básico es que se pueden minimizar los problemas si se los resuelve con anticipación.

El Manual de P.I. está diseñado para mejorar el uso y la gestión de la propiedad intelectual.  La P.I. suele ser el resultado de colaboración más valioso debido a que la titularidad de la P.I. y el derecho a utilizarla pueden ofrecer una ventaja competitiva.  Por consiguiente, la P.I. es un elemento fundamental de todo acuerdo de colaboración en la investigación.

Con frecuencia se afirma que la negociación de la P.I. lleva demasiado tiempo y es muy costosa.  Este podría constituir un gran factor de disuasión para las empresas que desean colaborar con la investigación, en particular con las universidades.

Si bien el Manual de P.I. no niega la necesidad de solicitar asesoramiento profesional, puede minimizar los problemas para los cuales se necesita asesoramiento jurídico y los gastos que supone.

Source IP

El 23 de noviembre, IP Australia inauguró Source IP, una plataforma en Internet que funcionará como un único portal para intercambiar información, preferencias relativas a las licencias y facilitar el contacto en relación con los derechos de P.I. generados por el sector de la investigación pública de Australia.

Source IP tiene por objetivo:

  • facilitar la innovación y comercialización al proporcionar a los titulares de derechos de P.I. del sector público un medio para que indiquen qué patentes poseen y cuáles son sus objetivos en la concesión de licencias;
  • conocer mejor las oportunidades de colaboración al brindar a las universidades y empresas de investigación una plataforma para promover sus conocimientos de investigación y especializaciones tecnológicas;
  • proporcionar una única fuente de información y contactos fundamentales a las empresas interesadas en trabajar con un socio de investigación del sector público.

Las empresas, en particular las pymes, señalan que han encontrado dificultades para acceder a información sobre la P.I. del sector público y establecer los contactos adecuados con los organismos de investigación.  IP Australia creó Source IP con el objetivo de eliminar esos obstáculos y aprovechar el potencial comercial de las patentes que obran en poder del sector público.

Source IP se ha inspirado en plataformas comerciales que ya están funcionando en el mercado.  Robert Bollard, supervisor del proyecto, considera que la diferencia fundamental de Source IP con respecto a otras plataformas es que no tiene fines de lucro.  “El hecho de que Source IP sea gratuito para los usuarios, y no necesite generar ganancias para sostenerse, constituye una gran oportunidad”, sostuvo Bollard.  “A diferencia de otros sitios que sí necesitan generar ganancias para seguir funcionando, IP Australia está financiando esta labor para apoyar un plan de crecimiento más amplio”.

IP Australia no considera que Source IP compita con los servicios comercialmente disponibles.  Como señala Bollard:  “los principios básicos de diseño de Source IP se formulan de modo de que todo lo que recopilamos y publicamos pueda ser reutilizado por otra persona”.  Al adoptar este enfoque, IP Australia deja que las fuerzas del mercado determinen qué plataforma será considerada más valiosa por un potencial usuario y, al mismo tiempo, brinda a los titulares de patentes una plataforma para organizar su cartera.  IP Australia seguirá mejorando Source IP y poniendo más datos a disposición.  En definitiva, Source IP puede añadir valor a los servicios que ofrece el sector privado.

El Manual de P.I. y Source IP son parte de una serie de iniciativas que se están llevando a cabo en Australia para crear un entorno que brinde mayor apoyo al espíritu de empresa y la innovación.

Enlaces

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.