Francis Gurry fue director general de la OMPI del 1 de octubre de 2008 al 30 de septiembre de 2020.

Aprovechar la capacidad del sector privado - Entrevista con el Sr. Francis Gurry

Septiembre de 2015

El Director General de la OMPI, Francis Gurry, cree que colaborar estrechamente con el sector privado, a través de la creación de alianzas público-privadas, ofrece a la Organización la oportunidad de aumentar su capacidad para promover los objetivos acordados en materia de políticas públicas. El Sr. Gurry explica la relevancia de este tipo de alianzas para la OMPI y analiza las posibilidades que ofrecen y las dificultades que plantean.

Actualmente existe un gran interés en la colaboración entre los sectores público y privado.  ¿A qué se debe?

WIPO Director General Francis Gurry (Photo: WIPO/Berrod)

A lo largo de los últimos 25 años hemos observado una tendencia general hacia la privatización de funciones y servicios públicos, lo que significa que ha aumentado el tamaño del sector privado.  Además de esto, el sector público ha dejado de disponer de capital sobrante a medida que los gobiernos han tenido que bregar con las medidas de austeridad adoptadas a raíz de la crisis financiera mundial.  Hoy vemos que el capital sobrante se encuentra principalmente en manos del sector privado.  Por ejemplo, en 2012, el presupuesto del sistema de las Naciones Unidas en su conjunto ascendió a 40.000 millones de dólares de los Estados Unidos.  En ese mismo año, solamente las donaciones privadas en los Estados Unidos ascendieron a unos 320.000 millones de dólares.  Por tanto, hay que encontrar una manera de aprovechar parte de ese capital para financiar programas públicos. 

Las colaboraciones público-privadas pueden ser un vehículo muy eficaz para aplicar las políticas acordadas por nuestros Estados miembros.  Por ejemplo, el Tratado de Marrakech para Facilitar el Acceso a las Obras Publicadas a las Personas Ciegas, con Discapacidad Visual o con otras Dificultades para Acceder al Texto Impreso trata de dar una solución a la escasez de libros en formatos accesibles, al establecer el marco jurídico que permite a esas obras circular con mayor libertad en todo el mundo.  Pero, si bien el Tratado crea la posibilidad del intercambio transfronterizo de ese tipo de libros, en la práctica no se mueven.  Con el fin de facilitar dicha circulación, de acuerdo con el objetivo de políticas acordado por los Estados miembros de la OMPI, formamos una alianza público-privada, a saber, el Consorcio de Libros Accesibles, que de hecho se desarrolló a partir de la plataforma de sectores interesados de la OMPI, establecida por los Estados miembros en 2009.

¿Cómo se gestionan las asociaciones público-privadas de la OMPI?

Quiero subrayar que las asociaciones público-privadas no son un vehículo para establecer leyes o políticas en materia de propiedad intelectual.  El programa normativo de la OMPI sigue siendo una prerrogativa de los Estados miembros, y solo de los Estados miembros.  Es una función puramente pública.

Las iniciativas de colaboración público-privada de la OMPI se gestionan diligentemente de acuerdo con el principio de la buena gobernanza de las organizaciones internacionales.  Quedan recogidas en nuestros proyectos de presupuesto por programas, que son examinados y aprobados por los Estados miembros, y al igual que cualquier otra actividad programática, están sujetas a procedimientos rigurosos de supervisión, auditoría y presentación de informes. 

También deben contar con un mecanismo práctico, un comité o una junta integrada por representantes de las partes interesadas, que se ocupe de dar orientación a las actividades de la alianza. 

¿Podría poner algún ejemplo de participación fructífera de la OMPI en una iniciativa de colaboración público-privada?

WIPO Re:Search y el Consorcio de Libros Accesibles son dos de nuestras alianzas público-privadas más destacadas. 

En términos generales, la muy satisfactoria iniciativa WIPO Re:Search se puso en marcha con el fin de promover el descubrimiento de medicamentos para las enfermedades tropicales desatendidas, el paludismo y la tuberculosis.  No tiene que ver con la prestación de servicios de salud, sino que se mueve en un terreno muy anterior en el ámbito de la investigación, el desarrollo y la comercialización. 

WIPO Re:Search permite a los participantes compartir sus activos de propiedad intelectual para avanzar en la investigación de enfermedades tropicales desatendidas, el paludismo y la tuberculosis.  Está concebida para hacer frente al déficit de financiación de la investigación y desarrollo (I+D) en el ámbito de estas enfermedades, que afecta principalmente a las poblaciones más pobres del mundo.  Esas poblaciones no tienen poder adquisitivo, por lo que los incentivos habituales de mercado para la inversión en I+D y el desarrollo de productos están ausentes.  No existe un mercado para esos productos, pero hay una necesidad de salud muy real, por lo que es un caso clásico de intervención pública.

La compañía farmacéutica japonesa Takeda se ha incorporado recientemente al Consorcio WIPO Re:Search, aumentando así a 98 el número de miembros.  Hasta la fecha, se han llevado a cabo 94 colaboraciones de investigación entre las instituciones participantes.  Estamos muy agradecidos a nuestro asociado, BIOVentures for Global Health, que facilita estas colaboraciones. 

Acerca de WIPO Re:Search

WIPO Re:Search cataliza el desarrollo de productos medicinales para luchar contra enfermedades tropicales desatendidas, el paludismo y la tuberculosis, mediante alianzas de investigación innovadoras e intercambio de conocimientos.  Estas enfermedades afectan a más de 1.000 millones de las personas más pobres del planeta.  Fue creado por la OMPI en colaboración con BIO Ventures for Global Health (BVGH) en 2011.

Resultados hasta la fecha:
  • Se han unido al consorcio 98 importantes compañías farmacéuticas (entre ellas Alnylam Pharmaceuticals, Eisai, GSK, Merck KGaA, MSD, Novartis, Pfizer, Sanofi y Takeda) y otras organizaciones del sector público y privado dedicadas a la investigación con el fin de compartir su propiedad intelectual, compuestos, conocimientos especializados, instalaciones y experiencia técnica, exentos de regalías, con investigadores de todo el mundo que trabajan en terapias para el tratamiento de esas enfermedades.
  • En septiembre de 2015, el centro de vínculos de cooperación WIPO Re:Search había establecido 94 colaboraciones para el intercambio de conocimientos entre los participantes.

Del mismo modo, el Consorcio de Libros Accesibles aglutina a todas las partes interesadas:  autores;  organizaciones de titulares de derechos de autores y editores (organizaciones de gestión colectiva);  editores;  bibliotecas;  la Unión Mundial de Ciegos;  y el Consorcio Daisy, una organización general que se dedica a crear soluciones técnicas para personas con discapacidad visual, y que goza de una gran aceptación entre los interesados. 

Para cumplir su objetivo de aumentar el número de libros disponibles en formatos accesibles en todo el mundo, el Consorcio de Libros Accesibles ofrece tres cosas.  En primer lugar, actúa como punto de intercambio transfronterizo de libros, permitiendo a las bibliotecas participantes descargar gratuitamente libros que ya han sido editados en formatos accesibles por otras bibliotecas participantes.  Hasta que entre en vigor el Tratado de Marrakech (cuando lo ratifiquen 20 países) el Consorcio de Libros Accesibles se ocupa de gestionar los derechos de los titulares correspondientes para que los libros en formato accesible puedan circular a través de las fronteras. 

En segundo lugar, el Consorcio de Libros Accesibles facilita la adquisición de los conocimientos técnicos y la creación de las instituciones que requieren los países en desarrollo para producir y distribuir ellos mismos libros en formatos accesibles para las personas que los necesiten.

Acerca del Consorcio de Libros Accesibles (ABC)

Presentado en junio de 2014, el Consorcio de Libros Accesibles tiene como objetivo aumentar el número de libros en formatos accesibles en el mundo para ponerlos a disposición de las personas con dificultad para acceder al texto impreso.  El Consorcio de Libros Accesibles es una alianza que engloba a la OMPI y a organizaciones que representan a las personas con discapacidad visual, las bibliotecas y los titulares de derechos.

Resultados hasta la fecha:
  • Catorce bibliotecas participantes han aportado sus catálogos de títulos con posibilidad de búsqueda al servicio de intercambio del Consorcio de Libros Accesibles (es decir, el servicio TIGAR), que ahora comprende unos 290.000 títulos en formatos accesibles en 55 idiomas.
  • Desde junio de 2015, las bibliotecas participantes han descargado unos 3.000 libros, generando un ahorro de unos 6 millones de dólares de los Estados Unidos.
  • En tan solo un año, el programa de fortalecimiento de capacidad del Consorcio de Libros Accesibles ha permitido la producción de 1.588 libros universitarios en formatos accesibles, beneficiando a 23.500 estudiantes de Bangladesh, la India, Nepal y Sri Lanka.  También ha organizado varios cursos de formación sobre las últimas técnicas de producción de libros accesibles, dirigidos a organizaciones no gubernamentales, organismos gubernamentales y editoriales comerciales.
  • Doce editoriales han firmado la Carta de la Edición Accesible del Consorcio de Libros Accesibles.

Por último, a través de sus actividades de fomento de la edición accesible, el Consorcio está alentando a las editoriales a que se aseguren de que cada vez que publiquen una obra, la produzcan en formatos accesibles tanto para las personas videntes como para las personas con discapacidad visual.

WIPO GREEN es otra interesante alianza público-privada.  Su objetivo es apoyar el mercado de las tecnologías respetuosas del medio ambiente y de energías no contaminantes aumentando la transparencia y facilitando el contacto entre los diversos agentes.

Acerca de WIPO GREEN

WIPO GREEN es un mercado interactivo que promueve la innovación y la difusión de tecnologías ecológicas.  Presentado en 2013, consiste en una base de datos en línea y una red en la que concurre una amplia gama de agentes que intervienen en la cadena de valor de la innovación en tecnologías ecológicas y pone en contacto a los propietarios de nuevas tecnologías respetuosas del medio ambiente con personas o empresas que tratan de comercializar, licenciar o acceder o distribuir de otras formas las tecnologías ecológicas.  WIPO GREEN está apostando por convertirse en la plataforma de visita obligada en materia de tecnologías ecológicas.

Resultados hasta la fecha:
  • Se han unido a la plataforma 63 asociados y más de 400 usuarios. 
  • La base de datos WIPO GREEN está creciendo a razón de 20 entradas al mes e incluye unos 2.000 registros de tecnologías disponibles para la concesión de licencias o la venta y para necesidades definidas
  • En un evento de búsqueda de socios celebrado en abril de 2015, se iniciaron 16 posibles colaboraciones empresariales entre propietarios de tecnología de Malasia y la República de Corea y solicitantes de tecnología de Indonesia, Filipinas y Viet Nam.

En su opinión, ¿cuáles son las principales enseñanzas que podrían extraerse de la experiencia de la OMPI hasta el momento?

En materia de colaboración público-privada, todavía estamos en una fase de aprendizaje pero es muy importante ir poco a poco y establecer objetivos muy claros.  Todas las partes interesadas deben estar comprometidas y contribuir a dar forma a las operaciones.  Y eso lleva tiempo. 

Las consultas y la presentación de informes también son extremadamente importantes.  Tratamos de asegurar el compromiso pleno de los Estados miembros, y que comprendan la naturaleza de cada iniciativa de colaboración.  Además de mantener informados a los Estados miembros a través de los habituales mecanismos institucionales de información ya establecidos, también informamos sobre los progresos a través del sitio web específico de cada alianza y del portal principal de la OMPI. 

¿Qué nuevas alianzas están en proyecto?

No hay planes específicos en este momento.  Depende de las oportunidades que se presenten, pero tenemos que proceder gradualmente y con cuidado para asegurarnos de que cualquier nueva alianza avance hacia los objetivos que hayan acordado los Estados miembros.  En este momento, estamos consolidando las asociaciones existentes y trabajando para asegurar su sostenibilidad financiera y sus resultados. 

¿Cuáles son las principales ventajas de las alianzas público-privadas para la OMPI?

Las alianzas público-privadas pueden dar cumplimiento a los objetivos establecidos por los Estados miembros.  Proporcionan acceso a recursos intelectuales y capital financiero que no existen en el sector público.  Con WIPO Re:Search, por ejemplo, el sector privado está abriendo el acceso a bibliotecas de compuestos, datos científicos inéditos y otros activos de propiedad intelectual.  Con el Consorcio de Libros Accesibles, las editoriales y los autores están aportando activos intelectuales en forma de obras publicadas, y naturalmente, las bibliotecas también están desempeñando un papel fundamental al aportar sus catálogos.  En ambos casos, el sector privado también está aportando recursos financieros.

¿Y qué dificultades plantean?

Mantener el compromiso de todos es extremadamente importante.  Esto supone asegurarse de que todos, desde los Estados miembros a las diferentes partes interesadas, sientan que forman parte de la alianza y tienen voz en su funcionamiento.  También es necesario mantener una comunicación regular entre los asociados para asegurarse de que están al corriente de cualquier novedad. 

La sostenibilidad financiera también es de suma importancia.  Una de las razones de establecer estos vínculos de colaboración público-privada es acceder a los recursos financieros del sector privado.  Mantener ese interés resulta difícil.  Las partes interesadas del sector privado necesitan ver la importancia y el valor fundamental del proyecto y sentir que no amenaza sus intereses comerciales, sino que es compatible con ellos.  Las empresas participantes en WIPO Re:Search están de hecho contribuyendo a crear nuevos mercados.  Lo mismo sucede con los libros en formatos accesibles y con respecto a WIPO GREEN. 

¿La colaboración público-privada hace necesario un cambio de cultura en la Organización?

Hay que recordar que la OMPI es una organización intergubernamental y que obedece a las prioridades establecidas por los Estados miembros.  Pero el mundo está cambiando rápidamente, y si la Organización quiere seguir siendo útil, tiene que adaptarse a ese mundo. 

Las alianzas público-privadas no afectan al carácter intergubernamental de la Organización.  Los Estados miembros todavía dirigen la Organización y establecen su programa normativo, pero las alianzas público-privadas pueden ayudar a la OMPI en la aplicación de los objetivos de política pública establecidos por los Estados miembros.  Esto es evidente a partir de nuestra experiencia con WIPO Re:Search, el Consorcio de Libros Accesibles y WIPO GREEN, que, gracias al apoyo del sector privado, están permitiendo que avancemos en los objetivos de política pública generalmente acordados en las esferas de la salud, la alfabetización y el medio ambiente. 

¿Pueden estas alianzas ampliar la capacidad de la OMPI para responder a la creciente demanda de asistencia al desarrollo?

Si nos fijamos en las actividades de fortalecimiento de capacidad y de asistencia técnica, la OMPI siempre ha hecho partícipe al sector privado.  Por ejemplo, contamos con abogados de patentes capacitados para prestar asistencia técnica en la redacción de solicitudes de patente.  En muchos casos, naturalmente, las oficinas de propiedad intelectual de los Estados miembros también prestan asistencia técnica.  Tenemos que buscar recursos externos, ya sea del sector público o del privado, para asegurar que los países en desarrollo puedan mejorar su capacidad para utilizar el sistema de propiedad intelectual. 

¿Cómo miden los resultados?

Hay muchas maneras de medir el éxito de estas alianzas, pero cada una de ellas debe juzgarse con arreglo a su propio conjunto de indicadores.  Así, por ejemplo, en el contexto del Consorcio de Libros Accesibles, cuando una biblioteca participante puede conseguir libros en formato accesible de una biblioteca de otro país, el dinero que habría utilizado en la conversión de esa obra puede destinarlo a convertir otras obras que todavía no estén disponibles en formatos accesibles.  Cuando se publicó Harry Potter por primera vez, se crearon versiones accesibles en inglés independientes en cinco países diferentes.  El Consorcio de Libros Accesibles ayuda a reducir esa costosa duplicación.  El dinero ahorrado puede utilizarse para crear más libros nuevos en formatos accesibles.  Desde el 31 de mayo de 2015, las bibliotecas participantes han descargado más de 3.000 libros a través del Consorcio de Libros Accesibles, generando un ahorro en torno a los 6 millones de dólares de los Estados Unidos.

Del mismo modo, WIPO Re:Search está dando la oportunidad a científicos que trabajan en problemas de enfermedades específicas en los países en desarrollo de trabajar en los laboratorios de las principales compañías farmacéuticas y universidades del mundo industrializado.  Compartir activos intelectuales para la investigación mejora la calidad del material de partida con que cuentan los científicos, lo que a su vez mejora considerablemente los resultados de la investigación.

Las alianzas público-privadas aúnan las distintas contribuciones de múltiples asociados, a saber, gobiernos, industria, sociedad civil e instituciones de educación superior, por lo que podemos llegar más lejos de lo que podríamos conseguir de otro modo.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.