Celebrar la excelencia del diseño italiano

Diciembre de 2013

Por Catherine Jewell, División de Comunicaciones de la OMPI

Cada año, la Asociación Italiana del Diseño Industrial (Associazione per il Disegno Industriale (ADI)) selecciona lo mejor del diseño industrial italiano contemporáneo para elaborar el Índice de diseño de la ADI. Del 25 de septiembre al 19 de noviembre de 2013, la OMPI organizó una exposición en la que se mostraron proyectos y productos de diseño procedentes de las 128 entradas de la edición del Índice de diseño de la ADI de 2012. La exposición, titulada “La innovación del diseño italiano: Índice de diseño de la ADI 2012”, estuvo comisariada por la ADI y fue organizada con el apoyo del Ministerio italiano de desarrollo económico, la Dirección General de lucha contra la falsificación, la Oficina Italiana de Patentes y Marcas y la Misión Permanente de Italia ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra.

Elementos de la exposición La innovación del diseño italiano: Índice de diseño de la ADI 2012, organizada en la OMPI del 25 de septiembre al 19 de noviembre de 2013. Más fotografías en Flickr. (Crédito: OMPI/Berrod)

Celebrar una cultura de excelencia

"El pueblo italiano siempre ha sido admirado por la expresión creativa cotidiana que contribuye a la dolce vita. Ello incluye una cultura de excelencia en el diseño que aplica consideraciones estéticas a los objetos cotidianos, llevándolos de lo prosaico a lo sublime ", dijo el Director General de la OMPI, Francis Gurry, en su mensaje de introducción del catálogo de la exposición.

El Sr. Gurry señaló que el objetivo de la OMPI es crear "un entorno más robusto y propicio para los futuros diseñadores de todo el mundo". Si bien el Sistema de La Haya para el Registro Internacional de Dibujos y Modelos Industriales ofrece una vía rápida y rentable para proteger los dibujos y modelos contra la copia no autorizada y la imitación en los mercados internacionales, el Sr. Gurry apuntó al proyecto de un nuevo tratado internacional actualmente en estudio que trata de "simplificar las normas sobre los procedimientos de registro de dibujos y modelos industriales a nivel nacional".

El Índice de la ADI: la senda hacia el prestigio

Cada año se seleccionan del Índice de diseño de la ADI tres proyectos de diseño ganadores para recibir el Premio Nacional de Innovación que otorga el Presidente italiano. Estos diseños ganadores también pueden participar en el prestigioso premio Compasso d'Oro. Si bien la ADI tradicionalmente celebra lo mejor del diseño italiano, en 2015, por primera vez, y con motivo de la Expo 2015, está promoviendo un Compasso d'Oro internacional al que están invitados a participar diseñadores de todo el mundo con el tema de la Expo 2015: Alimentar el planeta, energía para la vida.

Acerca del Compasso d’Oro

  • Idea original de Gio Ponti y Alberto Rosselli, el premio Compasso d'Oro fue creado en 1954 por los grandes almacenes La Rinascente con el fin de reconocer y promover la excelencia del diseño italiano. En 2004, el Gobierno italiano aprobó una ley que declaraba la histórica colección Compasso d'Oro, que consta de 300 productos premiados, "bien cultural de interés nacional". Desde 1964, el premio ha sido gestionado exclusivamente por la Asociación Italiana del Diseño Industrial.
  • La Colección Compasso d'Oro abarca lo mejor del diseño italiano desde 1954 hasta nuestros días y sigue ampliándose, cada tres años, con nuevos objetos galardonados.

Mesa redonda en torno a la importancia económica del diseño

Antes de la inauguración de la exposición y coincidiendo con las Asambleas de la OMPI, se celebró una mesa redonda en la que se puso de relieve la importancia del diseño industrial para la innovación, el crecimiento económico y el progreso social. El evento reunió a ponentes gubernamentales, del sector privado y de la industria del diseño.

En su discurso de apertura, la Sra. Gulino señaló que el diseño es "complejo y sofisticado" y requiere una gran cantidad de investigación y experimentación para obtener un producto acabado. También señaló la importancia del diseño para las empresas y la economía. "El diseño desempeña un papel fundamental de cara a aumentar el nivel de vida, mejorar la calidad de vida y contribuir al desarrollo económico", señaló.

La Sra. Gulino subrayó la importancia de crear procedimientos de registro de dibujos y modelos más ágiles y simplificados. "Necesitamos una mayor armonización de la legislación en este campo, especialmente debido a que los diferentes niveles de protección de los derechos de propiedad intelectual de los diferentes países generan costos excesivos para los usuarios y fomentan la falsificación", dijo.

La Presidenta de la ADI, Luisa Bocchietto, señalando que la Colección Compasso d'Oro se considera ahora "un bien de interés nacional", dijo que "la copia de estos objetos no sólo daña al diseñador o a la empresa, sino también a la nación italiana.... Proteger estos iconos del diseño italiano y los iconos del diseño en todo el mundo es muy importante, ya que representan trabajo y economía, no sólo belleza".

El secreto del éxito del diseño italiano

Alessandro Sarfatti, ex Director General de Luceplan, atribuyó el éxito del diseño italiano a la "fantástica alquimia" que existe entre los empresarios, los diseñadores y los proveedores. "Estos tres actores han hecho del diseño italiano lo que es hoy en día", dijo. "El diseñador trae a la empresa su visión del mundo, sus ideas, y luego le corresponde a la empresa seguir con el proyecto y hacerlo realidad", dijo, señalando su experiencia en la creación de la emblemática lámpara "Hope". Creada en torno a la idea de la lámpara de faro diseñada por el físico francés del siglo XIX Augustin-Jean Fresnel, la lámpara es el resultado de un largo proceso reiterativo. Después de meses de experimentación, la confianza mutua que existía entre la empresa y los diseñadores permitió superar los problemas de diseño y obtener un producto de gran calidad y éxito comercial.

Sin embargo, la evolución del panorama empresarial está poniendo en peligro este modelo tradicional de negocio y esas relaciones tradicionales. "El reto de los diseñadores de hoy en día es reconstruir esas relaciones y reavivar el proceso creativo en el seno de las empresas", dijo Valentina Downey, quien a través de su proyecto LAB.BRAIN.LAB trabaja con empresas para cultivar el uso proactivo y estratégico del diseño con el fin de potenciar el rendimiento.

Dificultades para proteger los dibujos y modelos

En su trabajo con la Fundación del Buen Pastor, Valentina Downey y Patrizia Scarzella han estado trabajando con artesanos de Asia y África para ayudarles a crear medios de subsistencia y restaurar el orgullo en su cultura y habilidades a través de la aplicación de los principios del diseño. Más fotografías en Flickr. (Crédito: Lab. Brain design)

El diseño de nuevos productos requiere una inversión considerable. "Cuando una empresa protege sus productos, no sólo protege el producto final, sino todo el trabajo que hay detrás", señaló el Sr. Sarfatti. Los imitadores, dijo, "viven de las ideas de otros y, básicamente, aceptan que el mundo no está progresando". La Sra. Downey expresó su acuerdo, comparándolos con un "cáncer que finalmente mata el crecimiento intelectual de la comunidad".

El Sr. Sarfatti reconoció que para las empresas es importante proteger sus diseños, si bien señaló que a menudo resulta muy difícil demostrar "que una copia es realmente una copia de un original, porque quienes copian cambian algunos detalles". Las demandas, dijo, requieren tiempo y dinero y si bien es cierto que una empresa debe tenerlas en cuenta en su estrategia empresarial, "también puede protegerse siendo innovadora, de manera que el mercado sepa quién es la primera".

Sr. Sarfatti también observó que, debido a que no se entiende bien el papel integral del diseño en el proceso de diseño de productos, el diseño a menudo se confunde con el estilo y, en consecuencia, no se le da la importancia que merece. "El estilo se relaciona con los dibujos materiales, en tanto que el proceso de diseño comienza a partir de una idea que el diseñador traduce en un producto. Supone decidir qué tecnologías van a utilizarse, cómo va a producirse, qué soluciones hay que encontrar. Es un proceso que lo abarca todo, fácil de describir, pero no tan fácil de aplicar", dijo.

El diseño como elemento de cambio social

Izquierda: La lámpara Copernico está formada por nueve anillos concéntricos móviles realizados a partir de una sola plancha de aluminio anodizado reciclado cortada con láser. Cada anillo gira de forma independiente en dos ejes diferentes, por lo que la luz puede dirigirse y crear una gran variedad de configuraciones. Diseñada por Carlotta de Bevilacqua y Paolo Dell'Elce para Artemide. | Derecha: La innovadora Ducati 1199 Panigale está diseñada para elevar los niveles de rendimiento al máximo y poner la tecnología de campeonato mundial al alcance de todos. Más fotografías en Flickr. (Crédito: OMPI/Berrod)

En su calidad de diseñadoras estratégicas, la Sra. Downey y la arquitecta Sra. Scarzella han estado trabajando con comunidades de Asia y África para ayudarlas a crear medios de subsistencia y restaurar el orgullo en su cultura y habilidades a través de la aplicación de los principios del diseño. En un proyecto de generación de ingresos dirigido por la Fundación del Buen Pastor, la Sra. Downey y la Sra. Scarzella han creado un programa de capacitación en diseño y desarrollo de productos para ayudar a los artesanos locales a utilizar la lógica del diseño para "crear ideas y encontrar la mejor solución para mejorar la vida " explicó.

Después de evaluar el contexto particular de la producción en una comunidad determinada, la Sra. Downey y Patrizia Scarzella elaboran una metodología de capacitación para que los artesanos puedan trabajar con más confianza con diferentes tipos de materiales y colores. "En Tailandia y Kenya, la mayoría de las mujeres tienen un sentido natural y espontáneo del color; la formación en nuestra metodología de diseño les hace tomar conciencia de su trabajo y sentirse orgullosas de su habilidad cultural", dijo la Sra. Downey. Este enfoque pone de manifiesto "los elementos técnicos que pertenecen a sus propias tradiciones, da valor a las habilidades artesanales tradicionales al permitir la mejora continua de sus productos y permite a la comunidad ser más competitiva y a la economía local desarrollarse de manera sostenible", explicó la Sra. Downey.

La creciente conciencia del papel del diseño

La importancia del diseño como motor de crecimiento económico y desarrollo se entiende cada vez mejor y recibe un mayor reconocimiento, tanto entre los formuladores de políticas como en el colectivo empresarial. En la medida en que el diseño forma parte integrante del proceso de desarrollo de productos, también se reconoce cada vez más su importancia estratégica para la empresa, al ofrecer puntos de vista que pueden mejorar la eficacia y el rendimiento y ayudar a crear una ventaja competitiva. También pueden aplicarse principios similares para potenciar y fomentar el desarrollo y la situación socioeconómica de las comunidades de todo el mundo. Fyodor Dostoevsky bien podía estar en lo cierto: "la belleza salvará al mundo".

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.