World Intellectual Property Organization

Amarrar y apretar – La Comisión de Derecho de Autor de Nigeria en acción

Septiembre de 2008

El Director General de la NCC, Adebambo Adewopo, inspeccionando CD, DVD y VCD en el Mercado Wuse de Abuja. (Fotografías: NCC)
El Director General de la NCC, Adebambo Adewopo, inspeccionando CD, DVD y VCD en el Mercado Wuse de Abuja. (Fotografías: NCC)

STRAP y CLAMP (amarrar y apretar) – duras palabras que apropiadamente evocan imágenes de control y castigo policial y que sirven como acrónimos de las iniciativas de lucha contra la piratería de la Comisión de Derecho de Autor de Nigeria (Nigeria Copyright Commission, NCC):  la Acción Estratégica Contra la Piratería (STRategic Action Against Piracy), iniciada en 2005, y el Programa de Litigio y Mediación del Derecho de Autor (Copyright Litigation and Mediation Programme), brazo de la STRAP para la resolución alternativa de conflictos, que le siguió un año más tarde.  En la guerra contra la piratería, la NCC está a la ofensiva y consiguiendo resultados cuantificables.

La dinámica de la piratería en Nigeria

Hace diez años, en Nigeria apenas había mercado para los discos compactos.  La música popular local se editaba en casetes y el material importado aparecía en discos compactos que muy pocos podían permitirse el lujo de comprar.  Sólo había una o dos fábricas de discos compactos.  En la actualidad, existen 15 fábricas y una red de distribución precaria que no es capaz de mantener el ritmo de la demanda.  La producción diaria de 100.000 CD legítimos es absorbida rápidamente por una población de más de 140 millones de personas, lo que deja bastante espacio para los piratas.  Es preciso abrir más líneas de producción legítimas, poniendo legalmente en el mercado productos a un precio asequible.

Pero los problemas debidos a la inmensidad y desestructuración del mercado interior de Nigeria no son las únicas complicaciones cuando se trata de luchar contra la piratería:

  • surgen problemas con los cuatro vecinos de Nigeria:  Benin, Chad, Camerún y Níger;
  • es necesario optimizar unos recursos escasos y dirigir el trabajo de campo a los puntos adecuados para la obtención de resultados óptimos;
  • hay una falta generalizada de conocimiento de las leyes y normativas de propiedad intelectual.

En virtud de la legislación nigeriana, la NCC es responsable de la administración, regulación y observancia del derecho de autor en Nigeria.  La NCC tuvo que emplearse a fondo para intentar cambiar gradualmente actitudes profundamente arraigadas en la sociedad, desde los jóvenes hasta los propios responsables políticos. ¿Cómo conseguir todo eso y a la vez dotar de medios a las instituciones públicas, especialmente en el área de la observancia? La iniciativa de lucha contra la piratería STRAP se llevó a cabo sobre tres plataformas estratégicas, a saber: educación e información públicas,  observancia; y administración de derechos.

La estrategia

La labor de información y educación tiene por objeto dar a conocer a los interesados sus derechos de propiedad intelectual y enseñarles a defenderlos, promover el respeto hacia la propiedad intelectual entre los usuarios e incentivar la creatividad.  La observancia, que se pone en marcha con la denuncia que interponen los titulares de derechos, conlleva la incautación de los productos falsificados y el procesamiento de los presuntos infractores.  La administración de derechos engloba la gestión colectiva, la notificación y gestión de derechos de propiedad intelectual y la vigilancia para garantizar que las plantas de producción actúen en el marco de la ley. La estrategia STRAP alcanza todas las áreas del derecho de autor, desde la industria cinematográfica a la música, desde los soportes lógicos y los libros hasta la radiodifusión.

En su primer año de funcionamiento, el brazo ejecutivo de la STRAP detuvo a muchos infractores que alegaban no tener conocimiento de la necesidad de poseer una licencia para reproducir material o de la información relativa a dónde y cómo obtener una licencia;  sostenían que actuaban al margen de la ley debido a su desconocimiento de las normas.  Al mismo tiempo, muchos pequeños titulares de derechos no podían hacer frente a los gastos legales necesarios para llevar a estos falsificadores ante los tribunales.  El programa CLAMP, un componente integrante de la STRAP, se creó para dar a los pequeños titulares de derechos la oportunidad de negociar arreglos extrajudiciales y licencias con estos infractores.  En un año, los mediadores del programa CLAMP consiguieron pactar once convenios extrajudiciales.

Resultados de los primeros años

Desde mayo de 2005 a mayo de 2007 las actividades de la STRAP dieron lugar a inspecciones de fábricas y establecimientos de producción o alquiler de CD, discos ópticos y videos a lo largo de todo el país para verificar que estaban actuando dentro del marco legal.  Además, se llevaron a cabo más de 115 operaciones contra falsificadores de libros, música, películas, programas informáticos y radiodifusiones.  Los resultados son los siguientes:

  • detención de 373 sospechosos;
  • incautación de 8.346.815 obras pirateadas;
  • 15 nuevos casos de infracción del derecho de autor llevados ante los tribunales, lo que ha dado lugar, hasta el momento, a cuatro condenas, dos en el Tribunal Superior Federal de Maiduguri por la falsificación de libros y dos en el Tribunal Superior Federal de Calabar por piratería de radiodifusiones;
  • destrucción pública (incineración) de productos falsificados incautados con un valor de mercado estimado en 1.263 millones de nairas nigerianos (10.710.000 dólares de los Estados Unidos); y
  • regularización de 15 fábricas de discos ópticos dentro del marco del nuevo Reglamento de Fabricas de Discos Ópticos de diciembre de 2006.

La STRAP atribuye gran parte de su éxito a la colaboración coordinada entre diversos organismos ejecutivos como la policía, la aduana, la Organización de Normalización de Nigeria, la Agencia Nacional para la Administración y el Control de Alimentos y Medicamentos (NAFDAC) y la Comisión de Delitos Económicos y Financieros, así como la colaboración de las empresas del sector.

Alcance de las medidas:  abogados, profesores, niños

La NCC llegó a la conclusión de que la educación en materia de propiedad intelectual en Nigeria necesitaba ser mejorada de forma significativa.  Con la ayuda de la Academia de la OMPI, la STRAP creó un centro de formación para abogados especializados en propiedad intelectual.  Primero formaron a los propios formadores, después a los abogados de propiedad intelectual y actualmente están ayudando a otros países africanos mediante la organización de visitas de estudio.  La STRAP elaboró su propio material para la enseñanza de la propiedad intelectual con una perspectiva local, utilizando ejemplos y casos concretos locales.

La STRAP también puso a los jóvenes en su punto de mira con la creación de Clubs de Derechos de Autor en las escuelas.  Hasta el momento diez colegios se han unido al programa, dos en el territorio de la Capital Federal y ocho en Nigeria sudoccidental.  El Club proporciona a los estudiantes información en pequeños módulos sobre los derechos de autor y los peligros que conlleva su infracción, a fin de concienciarlos sobre las cuestiones relativas a los derechos de autor.  Pero su principal objetivo es animar a los jóvenes a ser creativos y a tomar conocimiento de los ideales del derecho de autor y la propiedad intelectual.

Llamado a colaborar

El Estudio sobre la piratería de la propiedad intelectual en Nigeria, realizado por la NCC en colaboración con la Fundación Ford, muestra que el nivel de piratería del conjunto de obras registradas en Nigeria es del 58 por ciento.  Pese a los esfuerzos y logros de la iniciativa STRAP, el Estudio cita como principales causas la pobreza, el alto costo de los originales, la avaricia y el lucro económico, y los débiles controles de observancia.

El Director General de la NCC, Adebambo Adewopo, que encargó el estudio para recabar información y estadísticas de referencia sobre la situación de la piratería en Nigeria con el fin de impulsar la iniciativa STRAP, expresó su sorpresa ante “el alto grado de desconocimiento del sistema de derechos de autor entre los titulares de derechos, organismos encargados de velar por el cumplimiento de la ley y otras instancias administrativas que, hasta entonces, se suponían debidamente informados”. Este estado de cosas, afirmó, “apunta a la necesidad de que la comisión establezca su programa de enseñanza pública y de formación de los titulares de derechos con el fin de sensibilizar a los interesados respecto de sus derechos y los mejores métodos de hacer frente a la piratería de obras protegidas por derecho de autor”.

El Sr. Adewopo aprovechó la ocasión de la publicación del estudio el 28 de agosto para hacer un llamamiento a todas las partes interesadas a unirse a la iniciativa STRAP.  Reconoce que la NCC precisa mayores recursos para administrar, divulgar y hacer cumplir la normativa de derecho de autor, pero advierte que la colaboración de la sociedad es la clave para luchar contra la piratería.

D’banj, Cantante de R&B y Hip-Hop y Embajador de la STRAP

Image Placeholder
El premiado D’banj – Koko Master –
celebró su cumpleaños en la Comisión de
Derecho de Autor de Nigeria.

La principal preocupación de D’banj el 9 de junio, el día que cumplió 28 años, era la piratería.  Por ello, Koko Master – como le han apodado sus fans – fue a celebrar el día de su cumpleaños a la Comisión de Derecho de Autor de Nigeria.  Era una forma un tanto extraña de celebrar un cumpleaños, pero desde que el premiado cantautor y armonicista nigeriano apareció en la escena musical internacional se había vuelto más y más consciente del problema de la falsificación y quería hacer algo para remediarlo.

 

“He visto lo que la NCC ha hecho por otros artistas y eso me ha animado a venir aquí a prestar mi apoyo al programa STRAP”, dijo D’banj.  “La piratería está perjudicando gravemente a la industria del espectáculo.  Deben tomarse medidas para que los artistas puedan ganar dinero con las ventas de sus discos.  En otros países, los artistas ganan dinero a través de regalías, pero en Nigeria sólo unos pocos estamos cobrando lo que nos corresponde”.  D’banj desea colaborar con la NCC para resolver el problema.

 

D’banj estudió ingeniería mecánica en la universidad.  Ha recibido, entre otros, el premio al Mejor Artista Africano en los MTV Europe Music Awards de 2007, el premio a la Revelación Mundial de Hip Hop en los Hip Hop World Awards de 2006 y el premio al Artista Masculino Más Prometedor en los All African Awards de KORA en 2005.  Recientemente ha firmado un contrato con Akon, cantante, cantautor y productor senegalés-americano de R&B y hip-hop.

Por Sylvie Castonguay, División de Comunicaciones y Sensibilización del Público.

La OMPI en Internet