World Intellectual Property Organization

El deporte espectáculo bate récords en ingresos por P.I.

Agosto de 2008

(Photos.com)
(Photos.com)

Este es el verano de los aficionados al deporte. La Copa de la UEFA* de 2008 reinó en las pantallas en junio, y los Juegos Olímpicos de verano de Beijing fascinarán al público durante todo el mes de agosto. La Eurocopa 2008 generó 1.300 millones de euros (2.000 millones de dólares) en derechos de radiodifusión, patrocinios y ventas de entradas, lo que supuso un incremento más del 50% respecto de 2004. Se prevé que el ciclo olímpico 2005‑2008, que comprende tanto los Juegos de invierno como los de verano, supere con creces los 4.200 millones de dólares de ingresos generados en el ciclo precedente.

La Eurocopa 2008

La Eurocopa disputa con las Olimpíadas el segundo puesto entre los torneos deportivos más vistos, tras la Copa del Mundo de Fútbol. Ninguna prueba olímpica ha congregado una cifra de espectadores superior a los 161 millones que vieron la final de la Eurocopa de 2004 entre Grecia y Portugal. El campeonato de Europa de fútbol es muy popular en América Latina y Asia: se dice que es imposible encontrar un taxi de madrugada en Singapur cuando se retransmiten los partidos.   El sitio Web oficial de la Eurocopa 2008, que ofrece información en diez idiomas –entre ellos, japonés, coreano y chino– registró más de 1.000 millones de visitas en los cuatro meses previos al campeonato. Sólo en junio, accedieron al sitio 42 millones de internautas de 200 países, con picos de 4,3 millones en un mismo día y medio millón en una hora para consultar la cobertura en directo.

La UEFA reconoce que “las cantidades obtenidas por derechos de TV y patrocinios son mucho mayores que las generadas por la venta de entradas”. En el cómputo definitivo se puso de manifiesto que la emisión por televisión –la concesión de licencias de derechos conexos al derecho de autor– aportó el 60% de las ganancias de la Eurocopa 2008. La comercialización –el patrocinio de diversos fabricantes y los productos que exhiben el logotipo del Campeonato– generó el 21%.

Los Juegos Olímpicos

Los ingresos obtenidos por patrocinios y concesión de licencias de radiodifusión constituyen una gran ayuda para las Olimpíadas, ya que cada vez resulta más difícil cubrir el enorme costo de la organización de los Juegos. Es posible, incluso, que las Olimpíadas de Pekín sean rentables. Se prevé que los ingresos aportados por los diez patrocinadores nacionales –de los que siete son empresas chinas– superen la cota de los 1.000 millones de dólares, casi duplicando los generados en las Olimpíadas de Atenas. A esto hay que añadir los 866 millones de dólares de los doce patrocinadores internacionales que participan en el programa The Olimpic Partners (TOP), una asociación temporal de empresas de cuatro años de duración constituida para abarcar el cuatrienio olímpico. También se obtendrán ingresos de la venta de productos con el logotipo olímpico y las mascotas de los Juegos de Beijing.

Los ingresos por radiodifusión, que ascendieron a 1.494 millones de dólares en 2004, alcanzarán los 1.737 millones este verano, y esto manteniendo el compromiso establecido en la Carta Olímpica por el que todos los acuerdos de televisión deben basarse principalmente en la radiodifusión gratuita. Para evitar la pérdida de ingresos, el Comité Olímpico Internacional negocia directamente con los organismos de radiodifusión los derechos de televisión, telefonía móvil e Internet, ahorrándose las comisiones de los intermediarios.

La tecnología digital e Internet ofrecen nuevos modos de difusión, que constituyen también nuevas fuentes de ingresos. En julio, el Comité Olímpico Internacional firmó con Terra un contrato respecto de los derechos de exhibición por Internet y telefonía móvil en América Latina, que constituyen una nueva y creciente fuente de ingresos para la organización.

*Sigla inglesa de la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol.

Estadísticas:  Emisión de los Juegos Olímpicos de Atenas
  • Las 300 pruebas generaron más de 4.000 horas de televisión en directo.
  • Se utilizaron más de 1.000 cámaras y 450 grabadoras de vídeo.
  • Se empleó a 3.700 profesionales.
  • Se trabajó con más de 12 organismos de radiodifusión acreditados, que emitieron a 220 países.
  • Se alcanzó un total de 34.000 millones de horas-espectador.

Por Sylvie Castonguay, Redacción de la Revista de la OMPI, División de Comunicaciones y Sensibilización del Público.

La OMPI en Internet