Francis Gurry fue director general de la OMPI del 1 de octubre de 2008 al 30 de septiembre de 2020.

El director general de la OMPI, Francis Gurry, inaugura una mesa redonda sobre la PI y la Zona de Libre Comercio Continental Africana

10 de febrero de 2020

El director general de la OMPI, Francis Gurry, inauguró una mesa redonda sobre la PI y la Zona de Libre Comercio Continental Africana haciendo hincapié en la importancia de la propiedad intelectual a la hora de obtener ventajas competitivas de la innovación.

El 10 de febrero de 2020, el Sr. Gurry dio la bienvenida a la OMPI a los participantes en una mesa redonda de tres días de duración, “Contribuir a un sistema de propiedad intelectual (P) equilibrado y eficaz en la aplicación de la Zona de Libre Comercio Continental Africana (AfCFTA)”, organizada conjuntamente con la Organización Regional Africana de la Propiedad Intelectual (ARIPO) y la Organización Africana de la Propiedad Intelectual (OAPI).

“Me complace que el comercio se halle en el centro de sus debates, al igual que la función que desempeñará la propiedad intelectual”, dijo el Sr. Gurry en la alocución de apertura. “Creo que se trata de una ocasión muy oportuna para ver de qué manera puede servir a los intereses africanos el acuerdo de libre comercio en África destinado a fomentar el comercio intraafricano.”

El director general de la ARIPO, Fernando dos Santos, y el director general de la OAPI, Denis L Bohoussou, dieron la bienvenida a los participantes junto al Sr. Gurry

Photo of WIPO Director General Opening Roundtable Discussion on IP and the African Continental Free Trade Area
El director general de la OMPI, Sr. Francis Gurry (centro), habla a los participantes junto con el director general de la ARIPO, Fernando dos Santos (izquierda), y el director general de la OAPI, Denis L Bohoussou (derecha). (Foto: OMPI/Berrod)

El acuerdo por el que se establece la Zona de Libre Comercio Continental Africana entró en vigor el 30 de mayo de 2019. Su objetivo principal es crear un mercado único africano de bienes y servicios, con libre movimiento de empresarios e inversiones, que en un momento dado prepare el camino a una unión aduanera común.

La AfCFTA, que engloba a una población de más de 1.200 millones de personas y un PIB combinado de más de 3,4 billones de dólares de los EE. UU., parece estar preparada para ser una de las zonas de libre comercio más grandes del mundo. Las estimaciones de la Comisión Económica para África de las Naciones Unidas indican que la AfCFTA tiene el potencial de impulsar el comercio intraafricano en un 52,3%. Las transacciones comerciales en el marco del acuerdo comenzarán en julio de 2020, pero la fase II de las negociaciones, que abarca los derechos de PI, las inversiones y la política de competencia, está previsto que comience en marzo de 2020.

El proyecto de protocolo sobre la PI insta a la cooperación en todos los ámbitos de la PI y reconoce la función de los órganos regionales de reglamentación de la PI, como la ARIPO y la OAPI. En dicho proyecto se propone aprovechar los marcos existentes, a la vez que la adhesión a las obligaciones contraídas en virtud de los tratados internacionales de PI

El Sr. Gurry dijo que la PI es esencial para la competitividad y el desarrollo humano.

“La propiedad intelectual es el medio de obtener la ventaja competitiva que surge de algunas innovaciones, a partir de la tecnología, y mediante el cual se establece la reputación en los mercados de todos los continentes, dentro de los países, a través de los continentes y en el plano internacional. Por lo tanto, desempeña una función sumamente importante,” dijo el Sr. Gurry.

El objetivo de la mesa redonda es ofrecer a los participantes la oportunidad de intercambiar opiniones sobre la importancia de proteger y explotar los activos de PI a fin de mejorar la competitividad, así como el acceso a los mercados regionales y mundiales, sobre todo, teniendo en cuenta la entrada en vigor del acuerdo AfCFTA.

Asimismo, el Sr. Gurry firmó memorandos de entendimiento con el Mercado Común para África Oriental y Meridional (COMESA) y la Comunidad Económica de los Estados de África Central (CEEAC). En virtud de esos acuerdos, las partes se comprometen a intensificar la cooperación en sus iniciativas por proteger y utilizar eficazmente la PI en el marco de sus respectivos mandatos y de manera que sus Estados miembros aprovechen los beneficios del uso eficaz y adecuado de la PI en aras del desarrollo.