World Intellectual Property Organization

La evolución del panorama de los nombres de dominio

Agosto de 2012

Por Brian Beckham, Centro de Arbitraje y Mediación de la OMPI

El sistema de nombres de dominio de Internet (DNS, por sus siglas en inglés) se va a ver sometido a la mayor ampliación de su historia. En junio de 2011, la Junta Directiva de la Corporación para la Asignación de Nombres y Números en Internet (ICANN), órgano encargado de supervisar la arquitectura del sistema de nombres de dominio, decidió abrir el espacio de los nombres de dominio genéricos de nivel superior (gTLD) para permitir a las entidades y organizaciones privadas adquirir su propio espacio “punto.cualquiercosa” en Internet (véase Revista de la OMPI 6/2011: Navegar por el nuevo espacio de nombres de dominio). El 13 de junio de 2012, la ICANN comunicó que había recibido unas 1.930 solicitudes de nuevos gTLD procedentes de 60 países y territorios. Alrededor de 66 de estas solicitudes se refieren a nombres geográficos, y 166 están relacionadas con nombres de dominio plurilingües (IDN) de cadenas de caracteres en alfabetos como el arábigo, el chino y el cirílico, lo que pone de manifiesto la internacionalización creciente que está experimentando Internet. En este sentido, el aumento de la cobertura de Internet también queda de manifiesto vista la cantidad de solicitantes procedentes de la región de Asia y el Pacífico, con 303 solicitudes, mientras que los solicitantes de América Latina y África presentaron 23 y 17 solicitudes respectivamente.

Algunos de estos nuevos gTLD han sido solicitados por más de un solicitante. Sin embargo, más de 1.400 de ellos corresponden a solicitudes realizadas tan solo por un solicitante. El listado íntegro de solicitudes de nuevos gTLD está disponible en: http://newgtlds.icann.org/en/program-status/application-results/strings.

La ICANN saludó este acontecimiento como un “día histórico para Internet y para los 2.000 millones de personas en todo el mundo que dependen de la red”. Aunque algunos propietarios de marcas han tomado parte en el proceso de solicitud de la ICANN, habiéndose registrado un total de 664 solicitudes de dominios del tipo “.marca”, muchos siguen mostrando su preocupación por el aumento de las posibilidades de abuso que ello supone. Martin Sutton, Director del Grupo de Riesgo de Fraude de HSBC, señala que “aunque la intención general de la empresa de solicitar su propio gTLD nuevo planteaba la posibilidad de solicitar un espacio “.marca” a fin de indicar a los clientes una ubicación segura y de confianza en Internet, la inmensa cantidad de gTLD nuevos que se podrían solicitar siguiendo distintos modelos de registro ha hecho que surjan numerosas dificultades a la hora de gestionar las marcas en Internet”.

Las solicitudes estarán abiertas a la opinión del público por un período de 60 días que comenzó el 13 de junio de 2012, durante el cual la ICANN remitirá dichas opiniones a grupos de evaluadores independientes. Durante un período aproximado de siete meses, también a partir del 13 de junio, las partes podrán presentar objeciones contra las solicitudes que consideren que infringen sus derechos. Dichas objeciones podrán fundamentarse en cuatro motivos, tal como los califica la ICANN, a saber: por confusión de cadenas, por interés público limitado, por objeción de la comunidad y por derechos legales (esto es, derechos de marca y los nombres y siglas de organizaciones intergubernamentales (OIG)).

Este último tipo de controversias serán administradas por el Centro de Arbitraje y Mediación de la OMPI de conformidad con el procedimiento de objeciones relativas a derechos de terceros, elaborado en colaboración con la ICANN. El Centro de la OMPI es el líder a nivel mundial en lo que respecta a servicios de solución de controversias en materia de nombres de dominio. Los procedimientos relacionados con las objeciones relativas a derechos de terceros se presentarán electrónicamente y están concebidos para ser resueltos basándose en los alegatos por un panel independiente, que adoptará una decisión en forma de recomendación a la ICANN. En algunos casos, las partes podrán optar por solucionar las controversias en el marco del Reglamento de Mediación de la OMPI. El Centro de la OMPI facilita a modo de información para los interesados las preguntas más frecuentes sobre este particular.

Una vez finalizado con éxito el proceso de evaluación de la ICANN en su totalidad, incluida la posibilidad de que los gobiernos hagan llegar sus observaciones a los interesados o a la ICANN directamente, los solicitantes firman un contrato con la ICANN a fin de hacer uso de su parcela particular en Internet. La OMPI se encuentra entre las voces que vienen advirtiendo de forma reiterada de que toda apertura de los gTLD debe llevarse a cabo con precaución. El tiempo dirá qué incidencia tendrá en los titulares de marcas y en los usuarios de Internet esta ampliación de más de 1.000 gTLD nuevos.

La OMPI en Internet