World Intellectual Property Organization

Nigeria: primeros frutos de la iniciativa de lucha contra la piratería

Agosto de 2012

Por Afam Ezekude, Director General de la Comisión de Derecho de Autor de Nigeria

Nigeria cuenta con un sector creativo rico y dinámico. Su estrella es Nollywood, la tercera industria del cine más grande del mundo, que genera unos ingresos anuales para la región de entre 200 y 300 millones de dólares EE.UU. Sin embargo, las industrias creativas de Nigeria se extienden mucho más allá de la industria cinematográfica, y engloban actividades que van desde la música y la edición, a los programas de computadora y los medios de radiodifusión, todas ellas con un enorme potencial de crecimiento. Los datos preliminares indican que, si bien las industrias culturales de Nigeria contribuyen de hecho con 1,2 billones de nairas anuales (7.500 millones de dólares EE.UU.) a la economía de Nigeria, tienen el potencial de contribuir entre el 5 y el 10% por ciento anual. Si queremos aprovechar todas las capacidades que poseen nuestras industrias culturales, y si los nigerianos quieren obtener los múltiples beneficios que ello augura, debemos crear un entorno en el que se respeten los derechos de los creadores, un entorno con tolerancia cero hacia la piratería.

Los graves efectos de la piratería


Inspectores de derecho de autor y policías durante una
operación contra la piratería. (Foto: NCC )

Pese a este enorme potencial de crecimiento, la piratería generalizada está socavando el crecimiento del sector creativo de Nigeria. Los titulares de derechos que han invertido gran cantidad de energía, tiempo y dinero en la producción de grabaciones fonográficas, películas, libros y programas de computadora sufren enormes pérdidas de ingresos. Como consecuencia de ello, los creadores de productos originales protegidos por derechos de autor no se animan a establecer sus negocios en el país. El Estado pierde ingresos fiscales muy necesarios para financiar los servicios públicos, y el país en su conjunto pierde capacidad para atraer inversiones extranjeras directas y aprovechar las oportunidades de transferencia de tecnología.

Las causas de la piratería

Las causas y las razones de la piratería son muchas y variadas. En Nigeria, su prevalencia puede atribuirse a un conjunto de factores importantes: la escasez y el elevado costo de los productos auténticos, la pobreza, unas redes de distribución deficientes, la lentitud de su sistema judicial, la escasa cooperación en algunos segmentos del sector creativo y la insuficiente financiación por parte de los organismos reguladores, incluida la Comisión de Derecho de Autor de Nigeria (NCC). Estos problemas crónicos se ven agravados por los problemas que plantean las nuevas tecnologías digitales que, por sí mismas, ofrecen la posibilidad de reproducir masivamente y de forma ilegal obras protegidas por derecho de autor.

Tolerancia cero


El jefe Tony Okoroji, Presidente de la Sociedad de
Derecho de Autor de Nigeria (COSON) examina
algunos de los materiales pirateados. (Foto: NCC )

Dada la importancia económica y el potencial de crecimiento de las industrias culturales de Nigeria, y habida cuenta de los profundos efectos económicos negativos de la piratería, el gobierno de Nigeria ha adoptado una política de tolerancia cero hacia la piratería. Corresponde a la NCC, principal organismo regulador y de aplicación de la ley del país, poner en práctica esta política.

La observancia eficaz del derecho de autor constituye un elemento decisivo para el desarrollo futuro de las industrias creativas de Nigeria. Desde su creación en 1989, a raíz de la aplicación del Decreto Nº 47 sobre Derecho de Autor de 1988, la NCC ha trabajado incansablemente para poner freno a la piratería. Campañas como el plan estratégico de lucha contra la piratería (STRAP) y el programa de solución de litigios y mediación en materia de derecho de autor (CLAMP), iniciados en 2005, dan testimonio de ello (Revista de la OMPI 2008 Número 5). Sin embargo, desde diciembre de 2010, la NCC ha intensificado sus actividades dirigidas a la observancia del derecho de autor y la lucha contra la piratería. El objetivo fundamental es reducir al mínimo los niveles de piratería, a fin de crear en Nigeria un entorno propicio para el crecimiento de las industrias culturales legítimas, un entorno en el que se respeten los derechos de los creadores.

"El futuro de nuestro país estriba en la propiedad Intelectual"

Si bien la producción nacional de obras pirateadas se ha reducido significativamente – gracias a la adopción en 2007 de un marco regulatorio para el registro y seguimiento de las plantas de reproducción de discos ópticos - hay un elemento internacional que incide en el alto nivel de piratería en Nigeria con la llegada de importantes cantidades de obras infractoras procedentes de los países asiáticos.


El Director General de la Comisión de Derecho de
Autor de Nigeria, Afam Ezekude, prende fuego a
obras piratas confiscadas, enviando un mensaje claro
a los sindicatos de la piratería de que en Nigeria las
cosas ya no son como antes. (Foto: NCC )

En diciembre de 2010, la NCC inició una campaña de acción colectiva para combatir la piratería en todos los frentes. Nuestro objetivo es enviar una señal clara a los sindicatos de la piratería del mundo de que en Nigeria las cosas ya no son "como antes". Este amplio programa trata de crear un sistema normativo y de aplicación en materia de derecho de autor de carácter proactivo y basado en la información, mediante la creación de una red creciente de asociaciones y alianzas estratégicas con los principales interesados del país y el extranjero. Esto incluye el sector privado, la comunidad titular de derechos y los organismos normativos y de aplicación afines.

En el frente interno, la estrecha colaboración de la NCC con el Cuerpo de Policía de Nigeria (NPF) es de vital importancia, especialmente en lo que se refiere a garantizar la seguridad de los inspectores de la Comisión de Derecho de Autor durante las redadas contra la piratería en todo el país, ya que no van armados. El Servicio de Aduanas de Nigeria (NCS) también desempeña un papel fundamental en la búsqueda de mercancías infractoras en los puertos de entrada y las fronteras terrestres, lo que le permite detectar e incautarse de grandes partidas de obras de importación piratas que, de lo contrario, inundarían el mercado y socavarían los intereses comerciales legítimos. Asimismo, se llevan a cabo operaciones conjuntas contra la piratería con la Comisión de Delitos Económicos y Financieros (EFCC), cuya inestimable información nos permite orientar con mayor eficacia nuestras operaciones.

Las alianzas con organizaciones nacionales e internacionales de derechos y de partes interesadas, como la Asociación de Editores de Nigeria (NPA), la Asociación Nacional de Industrias Fonográficas (NARI), la Asociación de propietarios de sellos musicales y de empresas discográficas de Nigeria (MORAN) y la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI), así como diversas entidades del sector privado, como Multichoice Nigeria, Ltd. y Microsoft, también están dando resultados positivos.

En consonancia con el mandato de la NCC de sensibilizar sobre el derecho de autor y mejorar su observancia, estamos poniendo en práctica un plan de vigilancia del derecho de autor, en virtud del cual un conjunto de personas procedentes de diferentes industrias creativas actúan como vigilantes de los derechos de autor, en apoyo de la labor de la NCC dirigida a impulsar la toma de conciencia y regular y hacer cumplir de manera eficaz el derecho de autor en Nigeria.

Participantes en el Plan de Vigilancia del Derecho de Autor

  • Asociación de profesionales de la imagen fílmica y la cinematografía (Kannywood)
  • Asociación de Editores de Nigeria
  • Asociación de productores cinematográficos
  • Coalición de la industria musical de Nigeria
  • Asociación de propietarios de sellos musicales y de empresas discográficas de Nigeria (MORAN)
  • Asociación Nacional de Industrias Fonográficas (NARI)
  • Asociación de profesionales del teatro de Nigeria
  • Asociación de productores cinematográficos unidos de Nigeria
  • Microsoft (África occidental anglófona)

Aunque el sistema todavía no se ha puesto en marcha oficialmente, ya estamos trabajando en estrecha colaboración con comisarios designados y nos apoyamos en ellos para obtener información sobre los sindicatos de la piratería y sus actividades. Estas personas desempeñan un papel fundamental a la hora de movilizar el apoyo de las partes interesadas, identificar los bienes incautados y difundir públicamente información y material publicitario.

La NCC también ha establecido alianzas estratégicas con varias agencias de desarrollo y organizaciones internacionales, como el Organismo Sueco de Desarrollo Internacional, la OMPI, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la Organización Regional Africana de la Propiedad Industrial (ARIPO) y la Organización Mundial de Aduanas (OMA), a fin de acrecentar el alcance y la eficacia de sus operaciones contra la piratería y campañas de sensibilización.

Gracias a nuestra creciente red de colaboradores, la NCC ha podido intensificar los procesamientos por infracción del derecho de autor y hacer realmente sentir sus intervenciones en materia de observancia. En el transcurso de 2011, la Comisión llevó a cabo 26 incursiones contra la piratería, efectuó 145 detenciones y confiscó más de 6 millones de obras piratas, consistentes en películas, grabaciones fonográficas, libros, programas de computadora y equipos de radiodifusión, por un valor comercial de unos 4,6 millones de dólares EE.UU. De los 39 procedimientos penales iniciados por la NCC a raíz de estas incursiones, se han conseguido 19 condenas relacionadas con libros, discos compactos, programas de computadora y emisiones piratas. Cabe destacar varias de estas condenas en cuanto que suponen las sentencias más estrictas jamás dictadas por los tribunales nigerianos por infracción del derecho de autor. Todo ello forma parte de nuestro esfuerzo por convertir la piratería en un negocio de alto riesgo, nada rentable y sujeto a penas severas.

Revisión del marco jurídico


En enero de 2012, la NCC destruyó públicamente
unos 722 millones de obras piratas, confiscadas
durante redadas contra la piratería efectuadas entre
2007 y 2011. (Foto: NCC )

Además de estas medidas prácticas contundentes, la Ley de Derecho de Autor de Nigeria también está siendo objeto de revisión con el fin de armonizarse con las normas internacionales vigentes dirigidas a paliar los problemas que plantean las tecnologías digitales en materia de derecho de autor.

Entre las enmiendas propuestas figuran disposiciones que contemplarán como delito la elusión de las medidas tecnológicas de protección, así como la fabricación y distribución de dispositivos de elusión. Del mismo modo, cualquier alteración de la información electrónica sobre gestión de derechos de una obra protegida por derechos de autor, o el tráfico de dichas obras a sabiendas de que esta información ha sido alterada o suprimida, serán considerados delitos. Las disposiciones relativas a la retirada de los materiales por los proveedores de servicios de Internet también contribuirán a abordar la cuestión de la piratería a través de Internet.

La revisión también propone penas más severas con vistas a disuadir la comisión de los delitos que contempla la Ley. Así, por ejemplo, la multa por cada copia infractora se ha incrementado de 100 naira a 500 naira. Del mismo modo, los delitos graves previstos por la Ley llevarán a penas de prisión de 2 a 7 años. Estos delitos engloban la fabricación, la incitación a la fabricación o la posesión de equipos con fines de realizar copias infractoras, así como la distribución no autorizada de obras por medio de alquiler, arrendamiento o acuerdos similares. Por otra parte, la capacidad para solicitar a los tribunales la destrucción de los materiales incautados infractores, hasta ahora reservada al titular de los derechos y al Fiscal General, se revisará y se reconocerá a los titulares de derechos y a los inspectores de la Comisión de Derecho de Autor. Esto permitirá a la NCC expedir la destrucción de los materiales infractores incautados en el curso de la lucha contra la piratería, ahorrando tiempo y dinero.

Asimismo, también están siendo objeto de examen las disposiciones relativas a la infracción del derecho de autor por parte de las empresas. El objetivo es conferir a los tribunales autoridad para cerrar cualquier empresa condenada por infracción del derecho de autor de acuerdo con lo previsto en la Ley, y de ese modo desalentar la participación de las empresas en la piratería.

Más allá de las disposiciones penales, la enmienda también trata de mejorar la gestión de los derechos, al prever un registro de obras protegidas por derecho de autor. La creación de una base de datos nacional de autores y titulares de derechos en Nigeria supone un medio complementario de lucha contra la piratería, al facilitar la prueba (o la refutación) de la propiedad de una obra protegida por derecho de autor.

En suma, las modificaciones propuestas tienen por objeto hacer que la infracción del derecho de autor resulte poco atractiva para los posibles infractores, contribuir a la creación de un entorno exento de piratería y potenciar el crecimiento de las empresas creativas legítimas.

Desafíos

La propiedad intelectual ofrece enormes posibilidades a la hora de promover la creación de riqueza, mitigar la pobreza, generar empleo e impulsar el desarrollo económico en general. Si bien reconocemos los problemas que la piratería provoca en los negocios legítimos y estamos haciéndole frente, los bajos niveles de sensibilización sobre la propiedad intelectual entre los principales actores económicos y políticos continúan limitando los avances para traducir en beneficios económicos concretos lo que pueden ofrecer las capacidades creativas e innovadoras de la nación – su propiedad intelectual. No podemos permitirnos no invertir en nuestras industrias creativas. Tenemos que crear un entorno libre de piratería para que puedan florecer nuestras industrias creativas. Tal como ha observado recientemente Tony Okoroji, Presidente de la Sociedad de Derecho de Autor de Nigeria, "el petróleo se acabará, en tanto que el futuro de nuestro país estriba en la propiedad intelectual".

La OMPI en Internet