World Intellectual Property Organization

Antecedentes

En abril de 2009, los estados miembros asignaron a la OMPI el mandato de ejecutar un proyecto piloto destinado a crear centros de apoyo a la tecnología y la innovación (CATI) en el marco de la Agenda para el Desarrollo.

En particular, el objetivo del proyecto es responder a la recomendación 8 de la Agenda para el Desarrollo, que insta a la OMPI a que facilite “el acceso de las oficinas nacionales de los países en desarrollo, especialmente los PMA y sus organizaciones regionales y subregionales de P.I., a las bases de datos especializadas […]” (letra cursiva añadida).

El proyecto piloto aprobado por los Estados miembros de la OMPI abarca dos categorías principales de actividades, a saber, el acceso a las bases de datos especializadas y el fortalecimiento de capacidades.

Apoyo de la OMPI a los CATI

En el contexto de una iniciativa emprendida conjuntamente con las administraciones nacionales y regionales encargadas de la propiedad industrial, la OMPI respalda el funcionamiento eficaz de los CATI de la manera siguiente:

  • facilitando el acceso a las bases de datos;
  • capacitando a los formadores y los usuarios locales (en persona y a distancia);
  • suministrando información y material de capacitación;
  • fomentando las actividades de sensibilización;
  • difundiendo entre los CATI las prácticas óptimas y la experiencia adquirida.

Establecer CATI

Las instituciones interesadas en establecer CATI deberán ponerse en contacto con sus respectivas oficinas nacionales o regionales de propiedad industrial. Entre las instituciones que pueden establecer CATI figuran las siguientes:

  • Oficinas nacionales y regionales de patentes
  • Universidades e instituciones académicas
  • Centros de ciencia e investigación
  • Parques tecnológicos locales y regionales
  • Cámaras de comercio
  • Otras instituciones públicas de tipo similar 

 

La OMPI en Internet