World Intellectual Property Organization

Información general

A raíz de la decisión de la Asamblea General de la OMPI que se reunió en período extraordinario de sesiones los días 17 y 18 de diciembre de 2012 y del Comité Preparatorio que siguió a continuación, la Conferencia Diplomática sobre la conclusión de un tratado que facilite a las personas con discapacidad visual y a las personas con dificultad para acceder al texto impreso el acceso a las obras publicadas tendrá lugar en el Palais des Congrès en Marrakech bajo los auspicios del Reino de Marruecos.

El objetivo de la Conferencia es adoptar un tratado internacional que mejore el acceso a las obras protegidas por derecho de autor para las numerosas personas con discapacidad visual y personas con dificultad para acceder al texto impreso en todo el mundo.

Podrán asistir a la Conferencia las delegaciones gubernamentales, los representantes de las organizaciones intergubernamentales (OIG) y no gubernamentales (ONG) así como otros invitados a la Conferencia. Para más información, véase el artículo 2 del proyecto de Reglamento de la Conferencia.

En el mundo viven más de 285 millones de ciegos y personas con discapacidad visual, el 90% de ellos en países en desarrollo. Los resultados de una encuesta de la OMPI realizada en 2006 revelaron que menos de 60 países contemplan en su legislación nacional sobre derecho de autor cláusulas sobre limitaciones y excepciones especiales en favor de las personas con discapacidad visual, por ejemplo, para las versiones en braille, caracteres grandes o audio digital de los textos protegidos por derecho de autor. Además, debido al carácter “territorial” del derecho de autor, cuando se contemplan dichas exenciones, no se suelen aplicar a la importación o exportación de las obras convertidas en formatos accesibles, aún entre países con normativas similares. Las organizaciones de cada país deben negociar licencias con los titulares de los derechos para el intercambio transfronterizo de las obras en formatos especiales o producir sus propios materiales, una actividad muy costosa que limita seriamente el acceso de las personas con discapacidad visual a las obras impresas de todo tipo. Según la Unión Mundial de Ciegos (WBU), menos del 5% del millón de libros que se publican cada año en el mundo se ponen a disposición de las personas con discapacidad visual en formatos accesibles.

Las negociaciones en la OMPI cobraron fuerza tras la adopción en 2006 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas, que establece (artículo 30) que las leyes de protección de los derechos de propiedad intelectual no deben constituir una barrera excesiva o discriminatoria para el acceso de las personas con discapacidad a materiales culturales.

La adopción de un nuevo instrumento mejorará la disponibilidad internacional de los formatos accesibles para las personas con discapacidad visual y permitirá el intercambio transfronterizo de esos formatos.

La OMPI en Internet