Mitigar los efectos del cambio climático en la acuicultura: el caso del abulón

Un aumento de temperatura en el mar a causa del cambio climático puede suponer un importante factor de estrés para los organismos marinos, lo que frena considerablemente su desarrollo y crecimiento. La empresa sudafricana de biotecnología MariHealth Solutions desarrolla soluciones para controlar las poblaciones de abulón de piscifactoría, a fin de detectar tempranamente cualquier problema. De este modo, contribuye a asegurar el futuro de la acuicultura marina en Sudáfrica.

Conocido como la "trufa del mar", el abulón (caracol de mar) es un pilar de la acuicultura en Sudáfrica. (Crédito de la imagen: iStock/Jamesbowyer)

En 1995, la acuicultura se convirtió rápidamente en el área de producción de alimentos de más rápido crecimiento en el mundo, con grandes expectativas de poder ayudar a mejorar la nutrición humana y la seguridad alimentaria mundial. Casi tres décadas después, los cultivadores de abulón de la provincia sudafricana del Cabo Occidental están sintiendo los efectos del cambio climático.

El Cabo Occidental ofrece condiciones ambientales favorables para la cría de especies acuícolas marinas como el abulón. Este gasterópodo (caracol) de gran valor se produce en tanques en los que se bombea continuamente agua de mar. Cuando la temperatura del agua supera los 20°C, el abulón sufre estrés térmico. Esto inhibe su crecimiento y le causa problemas de salud, ya que el caracol emplea más energía en combatir el entorno estresante.

MariHealth, una empresa biotecnológica nacida en la Universidad de Ciudad del Cabo, desarrolla soluciones de gestión sanitaria de la acuicultura para la cría de abulones. Concretamente, la empresa produce probióticos para abulones que mejoran sus tasas de crecimiento y su resistencia a las enfermedades. También ofrece un servicio de seguimiento para la detección temprana de niveles de estrés crónico.

"Los acuicultores no saben de dónde viene el estrés, ni a qué o cómo están respondiendo sus animales. Así que la idea es ayudarles a analizar sus cultivos antes de que surjan problemas", explica la doctora Sarah Carroll, investigadora científica y cofundadora de MariHealth Solutions.

La doctora Sarah Carroll desarrolla bacterias probióticas para mejorar la salud de los abulones cultivados en Sudáfrica. (Foto: Cortesía de MariHealth Solutions)

La doctora Sarah Carroll desarrolla bacterias
probióticas para mejorar la salud de los abulones
cultivados en Sudáfrica. (Foto: Cortesía de
MariHealth Solutions)

Abulón de piscifactoría: de la investigación al mercado

Caroll está embarcada en el proceso de comercializar su investigación y llevarla al mercado para que los acuicultores puedan beneficiarse de sus hallazgos. La presentación de su investigación en la Conferencia Internacional de Biotecnología Marina de 2019 en el Japón le abrió las puertas para crear MariHealth Solutions con el apoyo de Old Mutual Invest, la Fundación Nacional de Investigación de Sudáfrica y el Oppenheimer Memorial Trust.

Caroll está embarcada en el proceso de comercializar su investigación y llevarla al mercado para que los acuicultores puedan beneficiarse de sus hallazgos. La presentación de su investigación en la Conferencia Internacional de Biotecnología Marina de 2019 en el Japón le abrió las puertas para crear MariHealth Solutions con el apoyo de Old Mutual Invest, la Fundación Nacional de Investigación de Sudáfrica y el Oppenheimer Memorial Trust.

La innovación de MariHealth, desarrollada en el laboratorio de la Universidad de Ciudad del Cabo, está protegida por una serie de derechos de propiedad intelectual (PI). "Los secretos comerciales y los conocimientos técnicos son la columna vertebral de nuestra solución de seguimiento sanitario. Nuestro trabajo con probióticos cuenta con la protección de una patente desde hace casi veinte años, lo que nos permite la libertad y la seguridad de innovar y avanzar hacia la comercialización en la industria de la cría de abulones", explica.

En el desarrollo del negocio, Caroll también pretende proteger el logotipo y la marca de la empresa mediante el registro de marcas en los principales mercados. "La protección que proporciona la PI y una sólida estrategia en esta materia nos han permitido utilizar nuestros años de investigación y convertirlos en algo aplicable y utilizable en el mundo real", señala.

Video: Para celebrar el Mundial de la Propiedad Intelectual de 2022, la doctora Carroll explica su proceso de comercialización.