Francis Gurry fue director general de la OMPI del 1 de octubre de 2008 al 30 de septiembre de 2020.

Qué es WIPO PROOF: entrevista a Francis Gurry

Junio de 2020

(Foto: OMPI)
"WIPO PROOF constituye un avance significativo,
pues expande la protección de la propiedad intelectual
al mundo digital,"
dice el director general de la OMPI, Francis Gurry.

En mayo de 2020, la OMPI puso en marcha WIPO PROOF, el servicio más reciente de la Organización, que tiene como objetivo brindar apoyo a las empresas para la gestión de sus activos innovadores y creativos. El director general de la OMPI, Francis Gurry, presenta el nuevo servicio y explica cómo puede brindar apoyo a los innovadores y los creadores que desarrollan su labor en la economía digital. También reflexiona sobre la cuestión más amplia de la gobernanza de datos y la importancia fundamental de la innovación y la creatividad para hacer frente a los actuales desafíos económicos y sanitarios.

¿Qué es WIPO PROOF?

A efectos prácticos, WIPO PROOF actúa como un notario digital. Constituye una prueba irrefutable para acreditar la existencia de un archivo digital en un momento dado. En el entorno empresarial digital, deben salvaguardarse los datos y WIPO PROOF ayuda a lograrlo. Las empresas digitales son vulnerables, por ejemplo, a la pérdida o al hurto de información y datos. Al aportar una prueba protegida contra la manipulación acerca de la existencia de un fichero digital en un momento determinado, WIPO PROOF aborda esa vulnerabilidad. Crea una huella digital del archivo y añade un sello de tiempo al registro. Si los archivos de datos se documentan formalmente de este modo, resulta más difícil para un tercero robar o reivindicar posteriormente la titularidad de los mismos. Además, dicha prueba puede ser clave para obtener acuerdos de licencia y capital.

WIPO PROOF también permite demostrar su participación a quienes contribuyen al desarrollo de una obra, un producto o un proyecto de investigación, entre otras cosas. En el mundo digital, existen innumerables empresas creativas, tecnológicas y científicas con un alto nivel de colaboración y de intercambio de infinidad de archivos de datos. Por ejemplo, muchos músicos realizan grabaciones en colaboración con artistas de diversas partes del mundo. Uno graba las voces, envía el archivo digital a otro que añade la instrumentación, etcétera. Por medio de WIPO PROOF, los artistas pueden aportar pruebas irrefutables de su contribución al proyecto. Esas pruebas pueden resultar sumamente importantes para muchas personas, empresas y organizaciones que se dedican a la innovación y a la creatividad, pues demuestran que el archivo digital fue creado por la persona que afirma ser su titular.

Video: Presentación de WIPO PROOF

¿Por qué resulta importante WIPO PROOF para el entorno digital?

WIPO PROOF constituye un avance significativo, pues expande la protección de la propiedad intelectual al mundo digital. En la actualidad, la economía atraviesa una profunda transformación de la industrialización a la digitalización. La mayoría de los derechos de PI fueron concebidos de acuerdo con las necesidades de la era industrial. Aunque, conforme a las estadísticas, siguen siendo pertinentes —por ejemplo, se presentan numerosas solicitudes de patente para tecnologías de comunicación digital y de la información—, los derechos de PI tradicionales no abarcan necesariamente todos los tipos de activos de propiedad intelectual, especialmente en el ámbito de la protección de datos. Esto hace que WIPO PROOF suponga un pequeño pero importante paso para la prestación de servicios de PI destinados a satisfacer las necesidades de la economía digital.

A efectos prácticos, WIPO PROOF actúa como un notario digital. Constituye una prueba irrefutable para acreditar la existencia de un archivo digital en un momento dado.

Francis Gurry, director general de la OMPI

¿Existen ya servicios similares?

Sí. Si bien el servicio existe a nivel nacional en ciertos países, nuestro estudio de mercado reveló la clara necesidad de que dicho servicio sea ofrecido por una autoridad internacional de confianza e imparcial. La fuerte competencia que existe en torno a la propiedad intelectual en todo el mundo acentúa esta necesidad. Es por ello que la OMPI decidió llevar adelante la puesta en marcha de WIPO PROOF. Supongamos que dos empresas de dos países diferentes que atraviesan tensiones, por ejemplo, en el sector del comercio o de la tecnología se ven envueltas en una batalla judicial. Si la empresa del país A presenta ante los tribunales del país B una huella digital con la fecha y hora de existencia de un archivo digital obtenida en su propio país, es posible que no se respete como prueba en la misma medida que una prueba proporcionada por una autoridad internacional imparcial.

¿De qué otras formas puede WIPO PROOF apoyar a los innovadores y los creadores?

WIPO PROOF también atiende las necesidades de los innovadores y los creadores durante el período previo a la formalización de los derechos de PI y puede ser útil para salvaguardar los activos de propiedad intelectual en cada etapa de desarrollo, desde la concepción hasta la comercialización, se conviertan o no finalmente en derechos de PI convencionales. Conseguir que una invención patentable o una obra creativa alcance la madurez requiere mucho trabajo, y durante esa fase de desarrollo los inventores, los creadores y, sin duda, las empresas emergentes se encuentran bastante expuestos. En esa etapa, muchos presentarán sus ideas a diferentes actores, incluidos los capitalistas de riesgo o las grandes empresas, para obtener el apoyo financiero que necesitan para comercializar su producto. Si bien dicha actividad suele estar regida por acuerdos de no divulgación, muchas pequeñas empresas, empresas emergentes y particulares no cuentan con el asesoramiento jurídico necesario para concertar ese tipo de acuerdos de manera eficaz. Sin embargo, WIPO PROOF les permite documentar la existencia de su activo de propiedad intelectual y, por lo tanto, disponer de una prueba irrefutable de la titularidad de su idea o concepto, o de una contribución específica al desarrollo de una obra en un momento dado.

WIPO PROOF reconoce la importancia que pueden revestir las pruebas de la existencia de datos por medio de archivos digitales en un mundo digitalizado en el que los datos son ampliamente compartidos.

Francis Gurry, director general de la OMPI

¿Qué función desempeña la OMPI como administradora del servicio?

La OMPI actúa como autoridad de confianza y proporciona un servicio fácil de utilizar mediante el pago de una módica tarifa para cubrir los costos de explotación. Así, por un precio mínimo, los innovadores, los creadores y las empresas emergentes de cualquier parte del mundo pueden crear un registro de su obra en un momento dado. Basta con que accedan al servicio a través de la página web de WIPO PROOF y, en solo unos clics, pueden generar una ficha digital de WIPO PROOF (una huella digital exclusiva con un sello de tiempo) para su archivo, que, llegado el caso, puede demostrar la existencia de su trabajo en un momento dado. Las fichas digitales de WIPO PROOF que son expedidas de este modo tienen una vigencia indefinida.

El servicio ha sido concebido conforme a las normas mundiales más estrictas, utilizando tecnologías de cifrado y de infraestructura de clave pública sólidas y normalizadas en el sector, y está respaldado tanto por un modelo de negocio que favorece a los pequeños actores de todo el mundo como por la credibilidad de la OMPI en su calidad de proveedora de servicios mundiales de propiedad intelectual de confianza.

WIPO PROOF tramita archivos digitales, incluidos los conjuntos de datos, de cualquier formato y tamaño. La OMPI no copia ni almacena el archivo original, que permanece en el dispositivo del usuario del servicio; simplemente certifica que ha existido en esa forma y que se encontraba en posesión del usuario en un momento determinado.

Funcionamiento de WIPO PROOFpdf.

¿Por qué la puesta en marcha del servicio en este momento?

Llevábamos algún tiempo pensando en la necesidad de ofrecer una mejor protección al elevado volumen de actividad que tiene lugar en la etapa previa a la formalización de los derechos de PI y, efectivamente, a los secretos comerciales, que son activos comerciales extremadamente valiosos y que, sin embargo, no gozan de protección de PI del mismo modo que un derecho registrado. WIPO PROOF nos permite ofrecer una mejor protección en estos casos. Tanto la etapa previa a la formalización de los derechos de PI como los secretos comerciales son especialmente vulnerables para las pequeñas y medianas empresas y las empresas emergentes, que, desde luego, desempeñan un papel de suma importancia a la hora de impulsar la innovación y el rendimiento económico. En un momento en el que el ritmo de la digitalización de las transacciones comerciales y la actividad económica aumenta, WIPO PROOF ofrece a particulares y empresas innovadores y creativos una herramienta adicional para gestionar y salvaguardar sus activos de propiedad intelectual.

¿Qué acogida ha tenido por ahora?

Todos los datos indican que hemos acertado de pleno con la puesta en marcha de WIPO PROOF. Después de solo dos semanas, el servicio ha sido utilizado por usuarios de una gran variedad de países de todo el mundo, lo que demuestra que WIPO PROOF satisface una necesidad que no era atendida y proporciona un servicio útil al que pueden recurrir los usuarios cuando se den las circunstancias adecuadas. Creo que tendrá muy buena acogida.

WIPO PROOF ofrece a particulares y empresas innovadores y creativos una herramienta adicional para gestionar y salvaguardar sus activos de propiedad intelectual.

Francis Gurry, director general de la OMPI

¿Qué repercusiones tendrá WIPO PROOF en el panorama mundial de la innovación y la creatividad?

WIPO PROOF reconoce la importancia que pueden revestir las pruebas de la existencia de datos por medio de archivos digitales en un mundo digitalizado en el que los datos poseen valor y son ampliamente compartidos. Supone una pequeña pero significativa contribución al proceso de adaptación de los actuales sistemas de incentivos, que fueron forjados en la era industrial, para impulsar la innovación y la creatividad en el mundo digitalizado. Naturalmente, se siguen aplicando muchos de los mecanismos clásicos, pero existen lagunas. La salvaguarda de datos constituye una de esas lagunas y es colmada por WIPO PROOF.

En el "Segundo Diálogo del Road to Bern: Protección de datos, celebrado en abril, habló de la necesidad de un marco integral y coherente para la protección de datos. ¿Es WIPO PROOF un paso hacia la creación de dicho marco?

La necesidad de un marco integral de gobernanza de datos pone de manifiesto la abrumadora complejidad de la actual arquitectura de gobernanza originada por la globalización y la interconectividad. Ningún actor puede regular por sí solo un problema complejo sin recurrir a la colaboración. Lo mismo ocurre con la protección de los datos, que es parte integrante del conjunto del sistema económico y social. Los datos son multidimensionales —algunos revisten enorme importancia y valor desde el punto de vista social y económico, y otros tienen gran significado y valor personal—, y la protección eficaz de datos requerirá la coordinación entre muchas entidades y planteamientos políticos diferentes. En ese enorme universo, WIPO PROOF supone una pequeña pero significativa contribución para ayudar a garantizar la seguridad y la confidencialidad de los datos.

¿De qué manera complementa WIPO PROOF los sistemas y servicios mundiales de PI?

Nuestro objetivo ha sido crear un conjunto integral de servicios para la innovación y la creatividad cultural. Nuestros sistemas internacionales de presentación de solicitudes de patentes (el Tratado de Cooperación en materia de Patentes), y de registro de marcas (el Sistema de Madrid), de dibujos y modelos industriales (el Sistema de La Haya) y de indicaciones geográficas (el Sistema de Lisboa) son las piedras angulares que han conformado tradicionalmente esta oferta de servicios. En el último decenio, dichos servicios han sido objeto de una participación mundial cada vez mayor (véase la figura 1) y su demanda ha superado las tasas de crecimiento económico mundial, lo que constituye un indicador del éxito comercial de los sectores de la innovación y la creatividad.

Figura 1: Una década de crecimiento de los servicios de PI de la OMPI

Servicio 2009 2019 Crecimiento en 10 años
PCT (Patentes) 155,408 265,800 71.0%
Sistema de Madrid (Marcas) 36,094 64,400 78.4%
Sistema de La Haya (Dibujos y modelos industriales) 8,166 21,807 167.0%

Fuente: Comunicado de prensa de la OMPI, PR/2020/848.

En 1994, añadimos a nuestra oferta los servicios de solución de controversias. Si su empresa es innovadora y desarrolla su actividad en el mercado, en primer lugar, necesitará protección, pero luego deberá poder garantizar que toda controversia derivada de la explotación de su derecho de PI pueda ser resuelta de manera imparcial y fidedigna. En los últimos años, hemos observado un crecimiento significativo en el uso de nuestros servicios de arbitraje y mediación (véase la figura 2). Y en la actualidad, como respuesta a la transformación digital, ofrecemos por medio de WIPO PROOF un nuevo servicio para ayudar a las empresas de la economía digital y a otros actores a salvaguardar sus activos de propiedad intelectual en el entorno digital.

Figura 2: Número de demandas en materia de nombres de dominio interpuestas ante la OMPI y número de nombres de dominio.

Año Número de demandas Número de nombres de dominio
2000 1,857 3,760
2001 1,557 2,465
2002 1,207 2,042
2003 1,100 1,774
2004 1,176 2,599
2005 1,456 3,312
2006 1,824 2,806
2007 2,156 3,545
2008 2,329 3,958
2009 2,107 4,685
2010 2,696 4,367
2011 2,764 4,780
2012 1,207 5,080
2013 2,585 6,191
2014 2,634 5,603
2015 2,754 4,364
2016 3,036 5,354
2017 3,074 6,371
2018 3,447 5,655
2019 3,693 6,298

Fuente: Comunicado de prensa de la OMPI, PR/2020/848 (Anexo 9).

En un momento en el que el mundo prosigue la lucha contra la COVID-19 y afronta una recesión económica, ¿por qué es importante que los gobiernos y las empresas sigan invirtiendo en innovación?

A grandes rasgos, si queremos salir de esta crisis, y tener vacunas y tratamientos nuevos y eficaces, necesitamos innovación. La innovación es esencial para la gestión científica, tecnológica y sanitaria de la crisis. Resulta también imprescindible para recuperarnos de la recesión económica provocada por las medidas que los gobiernos han tenido que adoptar para controlar la pandemia.

Pero, ¿cómo se produce esa innovación?

Se trata de un proceso muy complejo en el que intervienen multitud de instituciones y actores, desde educadores y el sistema educativo en su conjunto, hasta capitalistas de riesgo y financieros. También tiene una dimensión internacional. La Unesco estima que alrededor del 70% de la I+D mundial es financiada y llevada a cabo por el sector privado y un 30%, por el sector público. El sistema de PI es el pegamento que mantiene unidos a los diferentes actores del panorama de la innovación, generándoles confianza para invertir de forma segura en producción de propiedad intelectual, innovación y creatividad, y aportándoles la seguridad de que su posición de mercado estará protegida contra el uso o la apropiación indebidos. Y en la crisis actual surge otra dimensión que debe tenerse en cuenta: las consideraciones humanitarias fundamentales suscitadas por las tecnologías sanitarias. Para hacer frente a emergencias internacionales como la de la COVID-19, ya existen marcos a escala nacional e internacional que facilitan el acceso a las tecnologías médicas necesarias en circunstancias apropiadas y en condiciones asequibles. En la actualidad, se están realizando fuertes inversiones tanto por parte del sector público como del privado para el desarrollo de vacunas, tratamientos, aplicaciones de rastreo de contactos, etcétera. Así pues, fomentar la innovación necesaria supone trabajar con la complejidad del panorama de la innovación en su conjunto y colaborar con todos los actores, públicos y privados, para crear soluciones a los problemas económicos y sanitarios mundiales a los que se enfrenta la humanidad. Los enfoques simplistas son ingenuos y no dan resultado.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.