La edición en los Emiratos Árabes Unidos: Una perspectiva desde dentro

Septiembre de 2015

Por Catherine Jewell, División de Comunicaciones de la OMPI

Bodour bint Sultan Al-Qasimi es una de las impulsoras del desarrollo de la industria editorial de los Emiratos Árabes Unidos y de la promoción de la literatura infantil y la lectura en árabe.  Es fundadora y directora general de Kalimat Publishing, fundadora y patrona de la Junta del Libro Juvenil de los Emiratos Árabes Unidos, fundadora y patrona de la Asociación de Editores de los Emiratos y directora de Conocimiento sin Fronteras.  La Sra.  Al-Qasimi, que en 2014 se convirtió en la primera mujer árabe en formar parte del Comité Ejecutivo de la Unión Internacional de Editores, expone sus puntos de vista sobre las oportunidades y los retos asociados a la evolución del panorama editorial de los Emiratos Árabes Unidos..

¿Cómo llegó al mundo editorial?

"Cuando me aventuré en el mundo editorial, era optimista con respecto al
futuro, pero no podría haber previsto el ritmo espectacular de expansión del
sector editorial árabe", dice la Sra.  Al-Qasimi (arriba) 
(fotografía: Kalimat Publishing).

Mi periplo por el mundo editorial comenzó por los libros infantiles en 2007.  En aquel momento, había muy pocos libros infantiles de buena calidad en árabe:  los que había eran traducciones de libros extranjeros y su calidad de impresión y las ilustraciones eran muy deficientes.  Eso es lo que me impulsó a crear Kalimat Publishing, con el objetivo de producir literatura árabe entretenida y de buena calidad que atrapara la imaginación y el interés de los niños. 

¿Cómo describiría el panorama editorial actual de los Emiratos Árabes Unidos?    

La edición en los Emiratos Árabes Unidos todavía está dando sus primeros pasos, pero tiene un gran potencial para convertirse en un sector de importancia estratégica para el país y para toda la región. 

Si bien no disponemos de cifras exactas, el valor estimado del mercado editorial de los Emiratos Árabes Unidos es de alrededor de 1.000 millones de dírhams (unos 272 millones de dólares de los Estados Unidos), y se prevé que experimente una mayor expansión con la rápida adopción de los libros electrónicos. 

Con una de las poblaciones más entendidas en tecnología del mundo ‑la penetración de Internet y de los teléfonos inteligentes es del 92% y el 72% respectivamente‑ el futuro de la edición electrónica se augura brillante.  Yo creo que la tecnología digital aumentará el nivel de lectura, pero el libro impreso seguirá teniendo su lugar.  La lectura en papel seguirá siendo siempre placentera (y más fácil para la vista que la lectura electrónica).  Dicho esto, para mantener su razón de ser, las editoriales tienen que mantenerse al ritmo de los avances tecnológicos y crear contenidos ricos e interactivos suficientes para satisfacer la evolución de las necesidades de los consumidores. 

Cuando me aventuré en el mundo editorial, era optimista con respecto al futuro, pero no podría haber previsto el ritmo espectacular de expansión del sector editorial árabe.  La edición de libros en el mundo árabe es una empresa apasionante y estimulante y, como mercado emergente dinámico, los Emiratos Árabes Unidos ya están sirviendo de centro estratégico para las editoriales y los libros de todo el planeta. 

Pero, para que el sector siga creciendo, necesitamos potenciar al máximo el desarrollo de habilidades.  Enseñar a una nueva generación de editores y escritores con talento y apasionados, cuyas nuevas ideas y soluciones estimularán a una nueva generación de lectores, es fundamental para garantizar el desarrollo futuro del sector. 

¿Qué nuevas iniciativas están dando apoyo al crecimiento de la edición en los Emiratos Árabes Unidos?

El impulso nacional para mejorar la competencia lectora y el nivel de educación entre los niños está alimentando el interés por los libros para niños.  Estamos viendo la creciente popularidad de una amplia gama de festivales, talleres y programas para promover todo tipo de lecturas. 

Existen varias iniciativas que se han puesto en marcha recientemente que apoyan el crecimiento y el desarrollo del sector.  Por ejemplo, el premio Etisalat de literatura árabe está aumentando el interés por los libros infantiles en particular.  El premio tiene por objeto garantizar a todos los niños la oportunidad de convertirse en lectores y tener acceso a libros de calidad. 

Convocado por primera vez en 2009, el premio está organizado por la Junta del Libro Juvenil de los Emiratos Árabes Unidos (UAEBBY) con el apoyo de Etisalat.  Es el mayor premio de literatura árabe, que concede un millón de dírhams anuales a las mejores publicaciones infantiles de la región. 

El premio también incluye la iniciativa del warsha ("taller" en árabe), que goza de gran aceptación y cuyo objetivo es fomentar el talento de la industria del libro infantil y juvenil árabe.  A través de una serie de talleres sobre escritura, ilustración y producción de libros, trata de potenciar las habilidades de una nueva generación prometedora de escritores, ilustradores y editores. 

La creación de la Autoridad del Libro de Sharjah, que se encarga de la organización de eventos culturales, como la Feria Internacional del Libro de Sharjah y el Festival de Lectura Infantil de Sharjah, también ha aumentado el interés en la edición. 

En Sharjah se ha creado asimismo la primera zona franca del mundo para empresas editoriales, con el fin de dar un fuerte impulso a las actividades culturales y publicaciones en los Emiratos y crear una sana competencia para la creación de libros de calidad. 

¿A qué retos se enfrenta el sector?

Los editores de todo el mundo se encuentran ante el desafío de mantener el ritmo de los avances tecnológicos y mantener un negocio sólido y seguro.  En última instancia, los editores son entidades económicas y deben ser financieramente solventes con el fin de seguir siendo viables. 

Aparte de eso, la distribución de libros en la región puede ser una pesadilla logística, ya que cada país tiene diferentes leyes y reglamentos.  En este contexto, la distribución en línea desempeñará un papel fundamental y muchos editores ya están comenzando a adaptar sus acuerdos de derechos para incluir automáticamente los derechos digitales.  Otros problemas son la censura, la piratería, el bajo poder adquisitivo, la inestabilidad política y el analfabetismo. 

¿Qué incidencia está teniendo la piratería en el sector editorial árabe?

Si bien la legislación de derecho de autor de los Emiratos Árabes Unidos está en consonancia con las normas internacionales, la ausencia de un enfoque normalizado del derecho de autor en la región es un verdadero problema que hace muy difícil velar por la observancia de los derechos, y la piratería es bastante común. 

En los Emiratos Árabes Unidos, la Alianza Árabe de Lucha contra la Piratería, en colaboración con el Ministerio de Economía, está desempeñando una labor fundamental en la lucha contra la piratería.  Su programa integral de lucha contra la piratería engloba una serie de actividades de sensibilización pública, así como de presión enérgica y acciones judiciales contra los infractores de los derechos de propiedad intelectual. 

Las autoridades de la región reconocen el efecto negativo que está teniendo la piratería en las industrias creativas y la economía.  Esto está impulsando una campaña para concienciar sobre la propiedad intelectual y actuar contra los infractores de los derechos de propiedad intelectual. 

¿Qué le impulsó a crear la Junta del Libro Juvenil de los Emiratos Árabes Unidos?

La Feria Internacional del Libro de Sharjah, organizada por la Autoridad del
Libro de Sharjah, es una de las diversas iniciativas que están alimentando el
interés por el sector editorial de los Emiratos Árabes Unidos
(fotografía: Kalimat Publishing).

La Junta del Libro Juvenil de los Emiratos Árabes Unidos se creó con el fin de promover una cultura de la lectura entre los niños y jóvenes de los Emiratos.  Su misión, entre otras cosas, es dar a los niños de los Emiratos Árabes Unidos, especialmente de las zonas más apartadas, el acceso a libros de alta calidad literaria y artística. 

La Junta promueve la publicación y distribución de libros infantiles en los Emiratos;  ofrece a los aspirantes a escritores y a los escritores consagrados, a ilustradores y editoriales de los Emiratos Árabes Unidos oportunidades de creación de contactos, de intercambio y de creación de capacidad, y promueve el entendimiento internacional a través de los libros infantiles. 

¿Y el sello Horouf Educational Publishing?

Horouf Educational Publishing forma parte del Grupo Kalimat.  Su objetivo es ofrecer soluciones innovadoras de aprendizaje para apoyar la enseñanza en árabe a alumnos de preescolar y enseñanza primaria.  En particular, pretende mejorar las competencias de los niños en lengua árabe mediante la facilitación de material docente diseñado especialmente en árabe. 

¿Cuál es el objetivo de la iniciativa “Knowledge without Borders” (Conocimiento Sin Fronteras)?

Conocimiento sin Fronteras tiene como objetivo aumentar el conocimiento entre las comunidades locales y mantener una identidad y lengua islámica y árabe auténtica.  En esencia, apoya la creación de una sociedad basada en el conocimiento mediante el fomento de una cultura lectora en los Emiratos Árabes Unidos.  La iniciativa ofrece a cada hogar del emirato de Sharjah una biblioteca de 50 libros.  Hasta el momento, más de 20.000 familias se han beneficiado del proyecto. 

En el marco de la iniciativa, también se han creado pequeñas bibliotecas en los departamentos e instituciones gubernamentales, se han establecido bibliotecas móviles en los hospitales, y un bibliobús visita distintos barrios y zonas públicas de Sharjah. 

Conocimiento sin Fronteras también ha iniciado recientemente una campaña para disponer de bibliotecas de libros en árabe en los vuelos de Air Arabia.  Esto es una novedad en el mundo árabe. 

¿Cuál fue la importancia de fundar la Asociación de Editores de los Emiratos?

Formar la Asociación de Editores de los Emiratos fue fundamental, no solo para presentar un frente unificado de los editores de los Emiratos Árabes Unidos en acontecimientos y exposiciones regionales e internacionales, sino también para mejorar la industria editorial en los Emiratos Árabes Unidos. 

Uno de los principios fundamentales de la Asociación de Editores de los Emiratos es proteger los derechos de propiedad intelectual de los editores, autores e ilustradores, y ayudar a prevenir las pérdidas por la infracción de los derechos de propiedad intelectual.  Con ese fin, la Asociación de Editores de los Emiratos ha puesto en marcha varias campañas de sensibilización pública sobre la propiedad intelectual, y también está trabajando para crear una organización de derechos de reproducción y una asociación de escritores para ayudar a proteger los derechos de todos los creadores y reducir la piratería. 

La Asociación de Editores de los Emiratos presta servicios de capacitación y apoyo a sus miembros, y trabaja para mejorar las condiciones y las leyes relacionadas con la edición.  Por ejemplo, ofrece a los nuevos editores un programa de orientación de un año de duración para mejorar su competencia profesional y ampliar su experiencia.  Una de sus funciones principales es promover y apoyar las traducciones del árabe y al árabe. 

Este año, la Asociación de Editores de los Emiratos también está coorganizando la tercera Conferencia de Editores Árabes (APAC 2015), que constituye un gran logro y pone de relieve el papel de liderazgo que está asumiendo la Asociación en la región. 

El impulso nacional para mejorar la competencia lectora y el nivel de educación entre los niños está alimentando el interés por los libros para niños (fotografía: Kalimat Publishing).

¿Cómo le gustaría que evolucionase el marco regulatorio en los Emiratos Árabes Unidos?

Los Emiratos Árabes Unidos cuentan con un marco normativo completo y equitativo, y se respetan los derechos de los autores, ilustradores y otros creadores.  Al fin y al cabo, la industria cumple un cometido fundamental de cara a la promoción de la cultura y el flujo de conocimientos e información.  Pero en un panorama editorial que está en constante evolución, siempre se puede hacer más para asegurar que se protegen el derecho de autor y los derechos de propiedad intelectual.  Con la edición digital, las fronteras prácticamente desaparecen.  En este contexto, la colaboración internacional será muy importante de cara a establecer, adoptar y defender normas y políticas que se apliquen en todo el sector editorial. 

¿Y cómo le gustaría ver evolucionar al sector editorial de los Emiratos Árabes Unidos?

Aunque nadie puede predecir el futuro, el panorama mundial de la edición está cambiando radicalmente.  En el futuro previsible, el auge de las tecnologías digitales, las amenazas a los derechos de autor y de propiedad intelectual, la necesidad de establecer nuevos canales de distribución y el cambio en los hábitos de los consumidores seguirán preocupando a los editores y los obligará a repensar sus estructuras y estrategias comerciales. 

Me gustaría ver que se siguen ampliando las oportunidades de los nuevos autores e ilustradores para crear obras originales de gran calidad, y de los editores para producir libros de calidad en árabe e incluso traducirlos a otros idiomas. 

Por último, pero no por ello menos importante, ¿qué está leyendo en este momento?

The Blue Between Sky and Water de Susan Abulhawa, que es una historia hermosa e intensa sobre la angustia, la resistencia, la humanidad, la familia y el amor. 

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.