Litigios en materia de propiedad intelectual (P.I.): ¿Qué lugar les corresponde a los dibujos de las patentes?

Junio de 2014

Por Bernadette Marshall, NBG Drafting and Design, Estados Unidos de América

En el panorama actual de las tecnologías, cada vez más complejo, el número de demandas interpuestas relacionadas con las patentes va en aumento y los costos de los litigios en ese ámbito se han disparado. Esta situación se observa, en particular, en los Estados Unidos de América, donde, según un estudio reciente de PricewaterhouseCoopers, en 2012 se presentaron más de 5.000 demandas relacionadas con patentes (una cifra jamás alcanzada antes), con un costo promedio por cada una de ellas de unos 2,8 millones de dólares EE.UU. En ese contexto, las empresas no deberían subestimar la importancia de utilizar ilustraciones sencillas, claras y precisas, no solo para mejorar sus posibilidades de obtener una patente, sino para algo más importante: defender sus derechos en caso de que se plantee un litigio.

Los dibujos de las patentes (representaciones gráficas de una determinada tecnología y de la manera en que esta funciona) son una parte fundamental e imprescindible de los procesos de solicitud de protección por patente (excepto en el caso de los compuestos químicos). Con frecuencia, resulta más fácil describir una invención por medio de dibujos que mediante largas explicaciones escritas. Unos dibujos claros y exactos refuerzan y mejoran las solicitudes de patente (véase, a este respecto, Mejores dibujos para mejores patentes), y facilitan la comprensión de una tecnología y sus reivindicaciones conexas por los examinadores de patentes.

También pueden resultar de gran valor en caso de que se plantee una controversia. Ya sea cuando el titular de un derecho actúa contra un infractor o cuando defiende una patente, los dibujos pueden ser de utilidad para proporcionar información a un mediador, un árbitro, un juez o un miembro de un jurado y pueden ayudar a lograr una decisión favorable en los tribunales. Tanto si se trata de decidir cuál será la cuantía adecuada por daños y perjuicios, como si se negocia una solución extrajudicial, una patente bien definida, acompañada de dibujos preparados con sumo cuidado, permite que el titular obtenga el mejor resultado posible.

2014_03_art_5_1
(Fotografía: NBG Drafting + Design).

La interposición de demandas judiciales es, sin duda, la peor de las situaciones posibles. Es preferible disuadir a los posibles infractores antes, incluso, de que empiecen a actuar. Una patente que sea clara y esté exenta de ambigüedad, con dibujos preparados con arreglo a criterios profesionales, puede hacer que un infractor se lo piense dos veces antes de copiar una idea. Cuanto antes se disuada a un infractor, mejor para el titular de la patente.

Sin embargo, si un asunto llega a los tribunales, una solicitud de patente que contenga dibujos de patente claros y exactos es decisiva, puesto que puede ayudar al juez y a los miembros del jurado a entender las reivindicaciones de los titulares de las patentes. En muchas jurisdicciones, los jurados no llevan las pruebas del juicio a la sala del jurado, pero disponen a menudo de una copia del documento de patente, que contiene un conjunto completo de dibujos.

Dicho esto, no siempre se recomienda limitarse a ampliar un dibujo de patente, ya que lo que podría resultar evidente para un examinador de patentes, puede no serlo para un mediador, un árbitro, un juez o un miembro de un jurado. Unos dibujos de patente precisos y detallados pueden facilitar la elaboración de material gráfico para su utilización en un juicio, un arbitraje o una mediación. Si inicialmente se crean los dibujos de patente con un programa informático de dibujo y diseño ayudados por computadora, por norma, esos archivos pueden emplearse para elaborar otro material gráfico sin la necesidad de volver a trazar los dibujos originales, lo que redunda en un ahorro de tiempo y dinero.

Pericia gráfica

Muchos dibujantes de patentes son, además, muy dotados para la creación de material gráfico para su utilización en la solución extrajudicial de controversias o en demandas ante los tribunales. El dibujante de patentes que haya realizado los dibujos de una solicitud de patente específica conocerá la invención y dedicará menos tiempo a preparar el material gráfico que pueda necesitarse en el caso de que se presente una demanda judicial, lo que le ahorrará gastos adicionales al titular de la patente.

Los dibujantes de patentes cualificados cuentan con muchos medios para elaborar material de fácil visionado y persuasivo que puede ser entendido sin dificultad. Cuanto más complejo y menos definido sea el caso, más valiosas serán las propuestas que pueda formular el dibujante. La técnica empleada para presentar la información, ya se trate de animaciones tridimensionales de alta tecnología o de material gráfico ampliado de menor nivel tecnológico, depende, en gran media, de la finalidad para la que se necesite la información. Por ejemplo, ¿se pretende presentar la invención patentada de manera clara o se busca explicar pormenorizadamente aspectos muy técnicos de la patente?

2014_03_art_5_2
Un material gráfico eficaz puede servir para resaltar diferencias o similitudes sutiles entre la invención que es objeto de una demanda judicial y el estado de la técnica. (Fotografía: NBG Drafting + Design).

 

En caso de que se interponga una demanda judicial por infracción contra un producto, los dibujos de la patente en los que aparezcan patentes, productos o publicaciones conocidos antes de la fecha de presentación de la solicitud de patente de la otra parte podrían servir al titular para probar la validez de su patente. El tamaño, la claridad y la posición de los elementos reproducidos, además del uso de color para resaltar elementos clave, pueden ser muy persuasivos. Y la coherencia al presentar un artículo o producto puede ayudar a recordar.

 

Un material gráfico eficaz puede servir para subrayar diferencias o similitudes sutiles entre la invención objeto de la demanda y el estado de la técnica. Se dispone de muchas opciones a la hora de decidir cuál es la mejor manera de reproducir las pruebas que se usarán en apoyo de un asunto judicial. Sin embargo, los costos pueden ser un factor determinante, por lo que es importante obtener una propuesta detallada previamente.

Entre las opciones existentes, cabe señalar las siguientes:

    • cronogramas con objeto de presentar los hechos en el orden temporal en el que ocurrieron;
    • animaciones tridimensionales a fin de permitir una mejor comprensión del funcionamiento de una tecnología;
    • animaciones fotorrealistas para destacar similitudes y diferencias entre los productos;
    • presentaciones en PowerPoint, ampliaciones, fotografías, prototipos y piezas interactivas.

En los Estados Unidos de América, en el caso de las patentes de dibujos o modelos (en la legislación estadounidense, un tipo de derecho que protege los dibujos o modelos), la infracción suele determinarse por entero sobre la base de los dibujos o modelos incluidos en la solicitud; en general, no se exige la presentación de pruebas de competencia desleal.

Según las directrices de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos de América (USPTO) (USPTO: A Guide to Filing a Design Patent Application, § Drawings or Black & White Photographs), la divulgación de los dibujos es el elemento más importante de la solicitud y el dibujo o la fotografía en una solicitud de patente de un dibujo o modelo constituyen la totalidad de la divulgación visual de la reivindicación. Por consiguiente, es necesario que los dibujos se hayan realizado con tanta pericia que no sea preciso conjeturar nada acerca de ninguna parte del dibujo o modelo que se desee patentar.

En la prueba que se emplea actualmente para determinar si se ha cometido una infracción de una patente de dibujo o modelo, conocida como la “prueba del observador ordinario” utilizada en la causa de Gorham contra White (81 US 511 (1871)), se estipula que ha habido una infracción si, en opinión de un observador ordinario que preste la atención que suele prestar como comprador, dos dibujos o modelos son sustancialmente iguales. Las demandas relacionadas con las patentes de dibujos o modelos versan sobre la evaluación del diseño, la forma y los aspectos visuales de un producto. El material gráfico empleado en esos litigios es un medio eficaz de demostrar si dos diseños son sustancialmente iguales o distintos.

Los servicios de una empresa de dibujo técnico competente y experimentada pueden resultar de inestimable ayuda para obtener y defender derechos de patente. Unos dibujos de la solicitud de patente que sean de buena calidad contribuyen a la solidez de las solicitudes y constituyen un elemento de peso que puede emplearse como eximente en caso de ser necesario.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.