Francis Gurry fue director general de la OMPI del 1 de octubre de 2008 al 30 de septiembre de 2020.

La propiedad intelectual y los pueblos indígenas: un desafío importante

23 de junio de 2015

La protección de los conocimientos tradicionales y las expresiones culturales tradicionales de los pueblos indígenas en todo el mundo es uno de los mayores problemas que se plantean en el campo de la propiedad intelectual. De ello tomaron nota los participantes en un seminario organizado recientemente por la OMPI.

En un discurso pronunciado por el Sr. Gurry y transmitido por video Video, el Director General elogió el "excelente " contenido del programa, en cuyo marco se abordarán "temas importantes".

El Director General de la OMPI, Sr. Francis Gurry, dio la bienvenida a decenas de participantes al seminario titulado “Propiedad Intelectual y recursos genéticos, conocimientos tradicionales y expresiones culturales tradicionales: dimensiones regionales e internacionales”.
William Fisher de la Facultad de
Derecho de la Universidad de Harvard.
(Fotografía: OMPI/Berrod)

En sus comentarios inaugurales, William Fisher, de la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard dijo: "El tema que abordaremos hoy es muy difícil, tal vez el más difícil en el campo del Derecho de la propiedad intelectual".

"Se trata de decidir en qué medida, de ser necesario, los gobiernos han de restringir el uso no autorizado de conocimientos tradicionales, expresiones culturales tradicionales o recursos genéticosmás de lo que ya lo hacen" dijo durante la conferencia celebrada del 23 al 25 de junio de 2015 en la sede de la OMPI en Ginebra. “Ambas partes comparten preocupaciones serias y legítimas”.

Los que están a favor de mayores restricciones dicen que los grupos indígenas tienen derecho a recibir compensación por sus conocimientos o, por lo menos, reconocimiento cuando el conocimiento es utilizado por terceros, dijo el Sr. Fisher. Se necesitan incentivos para preservar y divulgar los conocimientos de los grupos indígenas, y prevenir su desaparición, y se necesitan barreras que ayuden a compensar la explotación económica a largo plazo de dichos grupos, agregó para explicar esa posición.

"Por otra parte también existen argumentos igualmente válidos en contra del aumento de las restricciones en el uso de conocimientos tradicionales", continuó el Sr. Fisher.

Las partes que se oponen a aplicar restricciones más estrictas al uso de los conocimientos tradicionales sostienen que los grupos indígenas, así como sus culturas y prácticas, son dinámicos y las restricciones perjudicarían su evolución. Este grupo también opina que "todo el mundo puede aprovechar las ventajas de al menos ciertos usos de los conocimientos tradicionales y, sobre todo, de los recursos genéticos, especialmente cuando éstos se utilizan para solucionar problemas modernos, como los problemas médicos actuales", dijo el Sr. Fisher.

"Argumentos tan convincentes como contrarios en ambas partes", continuó.

El Sr. Fisher moderó una mesa redonda sobre la protección transfronteriza en el marco del seminario de la OMPI en la que se abordaron varias cuestiones fundamentales relacionadas con conocimientos tradicionales, recursos genéticos y expresiones culturales tradicionales.

El concurrido seminario proporciona un espacio informal para abordar temas sustantivos e intercambiar experiencias concretas, y complementa así la labor normativa de la OMPI en esa esfera.