El Director General de la OMPI participa en la celebración del Centenario de la Ley de Derecho de Autor del Japón

Ginebra, 26 de julio de 1999
Actualidades UPD/1999/67

El Director General de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), Dr. Kamil Idris, participó en la celebración para conmemorar el centenario de la Ley de Derecho de Autor del Japón, el 22 de julio de 1999. Este acontecimiento histórico fue celebrado con una ceremonia conmemorativa en presencia de Su Majestad el Emperador Akihito y la Emperatriz Michiko, del Japón.

Después de una audiencia privada con Sus Majestades, el Dr. Idris se dirigió a unos 1,000 participantes, entre los que se encontraban el Primer Ministro y otros funcionarios gubernamentales de alto rango y funcionarios del sector de la propiedad intelectual. En su discurso, el Directo General felicitó al Gobierno del Japón y a la Oficina Japonesa de Derecho de Autor por su dedicación e innovación, indicando que el Japón siempre había estado "a la vanguardia de la cooperación internacional en la protección del derecho de autor".

El Dr. Idris destacó la continua importancia que tiene la protección del derecho de autor en el mundo de hoy. El advenimiento de Internet y la proliferación de las tecnologías digitales que aumentan la capacidad de crear y utilizar obras y objetos protegidos por los derechos de propiedad intelectual, significa que la protección del derecho de autor resulta hoy en día de tanta importancia como ya lo era hace cien años. Dijo que si bien los tiempos habían cambiado, la importancia de la protección del derecho de autor sigue siendo igualmente vital. El Director General señaló que el final del presente milenio representaba un "momento crucial en la evolución del derecho de autor y los derechos conexos, pues existían oportunidades sin fin para el progreso cultural, social y económico, pero también grandes desafíos para la aplicación y el ejercicio de los derechos de propiedad intelectual".

El Director General felicitó igualmente la Gobierno del Japón por su importante función en la promoción del desarrollo de normas internacionales en materia de propiedad intelectual, haciendo referencia a su importante contribución en la negociación del Tratado de la OMPI sobre Derecho de Autor (WCT) y del Tratado de la OMPI sobre Interpretación o Ejecución y Fonogramas (WPPT), en 1996. Estos denominados "tratados Internet" fijan las normas mínimas de protección del derecho de autor en el entorno digital.

El Japón "también ha sido un socio indispensable en el sector de cooperación para el desarrollo", dijo el Dr. Idris, haciendo referencia particular al Fondo en fideicomiso establecido en 1993 por el Gobierno del Japón para promover el desarrollo del derecho de autor y los derechos conexos en los países de Asia y el Pacífico. Destacó la importancia de la cooperación para el desarrollo en el establecimiento de instituciones duraderas y en la promoción del desarrollo económico, social y cultural. "Nuestro objetivo es inspirar un sistema de propiedad intelectual que tenga un impacto positivo en el producto nacional bruto de los países en desarrollo y los países en transición", dijo el Dr. Idris.

En un contexto de rápido desarrollo tecnológico, creciente mundialización económica y el surgimiento de economías basadas en el conocimiento, "el desarrollo tecnológico y la propiedad intelectual irán a la par hacia el próximo milenio sin ser extranjeras en ninguna cultura y nativas de todas las naciones". Al destacar la función clave de la propiedad intelectual, el Dr. Idris señaló que "en una sociedad en la que la creación de la riqueza ya no se basa en ladrillos y mezcla, sino en la magnitud de octetos de información digital y genética, la propiedad intelectual se convierte en una importante fuente de creación de riqueza y crecimiento económico."

La desmistificación del sistema de propiedad intelectual o la creación de una mejor comprensión entre los dirigentes, formuladores de políticas, consumidores y el público en general sobre la importancia de la propiedad intelectual como instrumento de desarrollo económico y creación de riqueza encabezaban la lista de desafíos que había identificado el Director General. La transformación de los métodos de trabajo, la simplificación de los procedimientos y la divulgación efectiva de la información de propiedad intelectual para facilitar una amplia participación en la transferencia y desarrollo de la tecnología también tenían una posición prioritaria en la lista.

El Japón pasó a ser miembro de la OMPI en 1975 y actualmente es parte en nueve tratados administrados por la Organización, incluidos el Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artística, el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial y del Tratado de Cooperación en materia de Patentes.

Para mayor información, comunicarse con la Sección de Relaciones con los Medios de Comunicación y con el Público, en la OMPI:

Teléfono: (00 41 22) 338 81 61 ó 338 95 47
Telefacsímile: (00 41 22) 338 88 10
Correo electrónico: publicinf@wipo.int