Con la adhesión de los Estados Unidos de América, el Tratado de Marrakech cuenta hoy con 50 Partes Contratantes - Gran avance para los ciegos de todo el mundo

Ginebra, 8 de febrero de 2019
PR/2019/827

Los Estados Unidos de América (EE.UU.) se han adherido al Tratado de Marrakech, en rápida expansión, convirtiéndose en su 50ª Parte Contratante, y al ser uno de los principales polos editoriales del mundo, contribuirán al objetivo del Tratado de promover una mayor disponibilidad de textos especialmente adaptados para su uso por las personas con discapacidad visual o con dificultades para acceder al texto impreso.

Vídeo: Video (En YouTube)

Los Estados Unidos son el país con el mayor número de textos en inglés en formatos accesibles, como el braille, para uso de las personas con discapacidad visual o con dificultades para acceder al texto impreso. El Tratado facilita la creación y la transferencia internacional de textos accesibles entre sus 50 Partes Contratantes, que abarcan 78 países (incluidos los 28 miembros de la Unión Europea).

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, firmó el documento de ratificación del Tratado de Marrakech, que fue recibido por el director general de la OMPI, Francis Gurry, de manos de Mark Cassayre, encargado de negocios de la Misión de los Estados Unidos ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra, el 8 de febrero de 2019.

WIPO Director General Francis Gurry from Mark Cassayre, Chargé d’Affaires of the U.S. Mission to the United Nations in Geneva

El director general de la OMPI, Sr. Francis Gurry, y el Sr. Mark Cassayre, encargado de negocios de la Misión de los EE.UU. ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra (foto: OMPI/Berrod)

Según la Federación Nacional de Ciegos, de los EE.UU., cuando el Tratado entre en vigor en los Estados Unidos dentro de tres meses, unos 550.000 textos accesibles estarán disponibles inmediatamente para las personas con discapacidad visual que viven en los países que se han adherido al Tratado de Marrakech.

"El Tratado de Marrakech es el tratado de la OMPI que se está expandiendo con mayor rapidez y esperamos que pronto se convierta en un tratado universal, de modo que las personas con discapacidad visual de todas partes del mundo puedan beneficiarse más fácilmente de la enseñanza y de la cultura, independientemente del lugar en el que se generen", dijo el Sr. Gurry, añadiendo: "Los Estados Unidos ya cuentan con el repositorio más grande del mundo de material accesible en inglés, lo que representa un aumento importante de la base de recursos mundiales para las personas con discapacidad visual que viven en países que se han adherido al Tratado de Marrakech".

"Estoy orgulloso de la iniciativa que han tomado los Estados Unidos y de los esfuerzos de la USPTO en la negociación del Tratado de Marrakech, y de las oportunidades que nuestra ratificación supone para los ciegos y las personas con discapacidad visual en los Estados Unidos y en todo el mundo", dijo Andrei Iancu, subsecretario de Comercio para la Propiedad Intelectual y director de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos de América (USPTO). "Con este tratado se establece un importante mecanismo tanto para proteger los derechos de propiedad intelectual como para ampliar el acceso a la información y a los recursos”, señaló también.

"La adhesión oficial de los Estados Unidos al Tratado de Marrakech constituye un gran logro para nuestro país y un importante paso adelante para los millones de personas ciegas y con discapacidad visual de todo el mundo", dijo Karyn A. Temple, registradora interina de derechos de autor y directora de la Oficina de Derecho de Autor de los EE.UU., añadiendo: “Los Estados Unidos se hermanarán así con otras naciones para promover una mayor accesibilidad a los materiales impresos en todo el mundo".

"La Federación Nacional de Ciegos aspira a eliminar todos los obstáculos artificiales o innecesarios al acceso a los conocimientos por los ciegos", dijo a su vez Mark Riccobono, presidente de la Federación Nacional de Ciegos, añadiendo: "Por eso defendimos el Tratado de Marrakech y luchamos por su firma y ratificación por los Estados Unidos. El depósito actual del instrumento de ratificación de los Estados Unidos representa la culminación de ese empeño, y lo que todavía es más importante, entrañará un mayor acceso a la literatura y al conocimiento para las personas ciegas en los Estados Unidos y en todo el mundo. Por eso nos complace tanto celebrar este momento histórico con nuestros hermanos y hermanas ciegos.”

"Queremos celebrar este momento especial que supone la adhesión oficial de los Estados Unidos al Tratado de Marrakech", dijo María A. Pallante, presidenta y directora ejecutiva de la Asociación de Editores de los Estados Unidos. "Junto con las muchas personas que han sumado su talento al incansable empeño de los editores para lograr un mejor marco legal para los formatos accesibles, hoy hay que felicitar a los numerosos lectores de todo el mundo que son ciegos, o tienen discapacidad visual o dificultad para acceder al texto impreso: ¡Felicidades y feliz lectura!", añadió.

Tratado de Marrakech: Adiós al “hambre de libros”

Las Partes Contratantes del “Tratado de Marrakech para facilitar el acceso a las obras publicadas a las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso” adoptan disposiciones en las respectivas legislaciones nacionales que autorizan la producción de libros en formatos accesibles como el braille, el texto electrónico, los audiolibros o los caracteres grandes, por organizaciones denominadas “entidades autorizadas”, que brindan servicios a las personas con dificultades para acceder al texto impreso. También permiten el intercambio de textos accesibles de un país a otro, sin necesidad de solicitar la autorización del titular de los derechos de autor.

Según la Organización Mundial de la Salud, actualmente hay en el mundo unos 253 millones de personas con discapacidad visual, la mayoría de ellas en países de bajos ingresos.

El Tratado fue adoptado el 27 de junio de 2013, en una conferencia diplomática organizada por la OMPI en Marrakech bajo los auspicios del Reino de Marruecos. El Tratado entró en vigor el 20 de septiembre de 2016, tres meses después de contar con las 20 ratificaciones o adhesiones necesarias de Estados miembros de la OMPI.

El Consorcio de Libros Accesibles (ABC)

En 2014, la OMPI y sus asociados crearon el Consorcio de Libros Accesibles (ABC) con el propósito de contribuir a plasmar en la práctica los objetivos del Tratado de Marrakech. Entre las actividades que lleva a cabo el Consorcio está el Servicio Mundial de Libros, con 320.000 obras actualmente disponibles para el intercambio entre países en virtud de lo dispuesto en el Tratado. Esta cifra aumentará a 370.000 después de que el Tratado entre en vigor en los EE.UU., tras añadirse los títulos del U.S. National Library Service for the Blind and Physically Handicapped (NLS), que es miembro del ABC desde hace mucho tiempo.

En la actualidad, 47 entidades autorizadas forman parte del Servicio Mundial de Libros del ABC, que cuenta con libros accesibles en 76 idiomas. La mayoría de las obras del Servicio Mundial de Libros están disponibles como audiolibros de alta calidad con narradores.

El ABC también fomenta la creación de textos "que nazcan accesibles", es decir, que puedan ser utilizados inmediatamente por las personas con discapacidad visual en el momento de la primera publicación, a fin agilizar aún más el proceso de poner el conocimiento y la cultura del mundo a disposición de las personas con discapacidad visual.

Sobre la OMPI

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) es el foro mundial en lo que atañe a servicios, políticas, información y cooperación en materia de propiedad intelectual. En tanto que organismo especializado de las Naciones Unidas, la OMPI ayuda a sus 192 Estados miembros a establecer un marco jurídico internacional equilibrado de P.I. para satisfacer las necesidades de la sociedad a medida que evolucionan. Además, ofrece servicios para la obtención de derechos de P.I. en diversos países y para la solución de controversias. También ofrece programas de fortalecimiento de capacidades para ayudar a los países en desarrollo a gozar de las ventajas que trae consigo la utilización de la P.I. Facilita, asimismo, el libre acceso a bancos de información exclusivos sobre P.I.

Para más información, diríjase a la Sección de la OMPI de Relaciones con los Medios de Comunicación:
  • Tel: (+41 22) 338 81 61 / 338 72 24
  • Fax: (+41 22) 338 81 40
  • Correo-e