Sentencia del Fiscal General de Florida contra un fraude de facturación relacionado con el PCT

Ginebra, 21 de diciembre de 2009
PR/2009/629

Se descubrió este mes que una empresa con sede en el Estado de Florida (“Federated Institute for Patent and Trademark Registry”) ha violado la Ley de Prácticas Comerciales Engañosas y Desleales mediante el envío por correo de grandes cantidades de “facturas” engañosas a solicitantes de marcas y patentes –entre ellos, los usuarios del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), que facilita la tramitación de las solicitudes internacionales.

La empresa condenada en la sentencia solicitaba el pago por un servicio que, de hecho, no tiene valor monetario. La OMPI ha colaborado con las autoridades de Florida en este juicio, enviando un experto en cuestiones del PCT que prestó testimonio acerca de la naturaleza engañosa de las facturas enviadas y del perjuicio sufrido por los solicitantes PCT.

La OMPI advirtió en distintas oportunidades acerca de esas prácticas engañosas a los usuarios de sus servicios de presentación de solicitudes y registro internacional –que facilitan la tramitación de las solicitudes de protección por patentes, marcas y diseños industriales en varios países.

En los últimos meses la OMPI ha constatado el aumento de ese tipo de estafas perpetradas por Internet mediante alusiones a alguna clase de asociación con la OMPI, entre otras cosas, promocionando falsas ofertas de empleo en la Organización, cursos de capacitación y otorgamiento de premios por correo e. En muchos casos, en el marco de esas estafas, se solicita información detallada o dinero por supuestas tasas de registro, reservas de hotel, oportunidades de empleo, premios o reconocimientos. Con esos fines suele utilizarse el logotipo de la OMPI o la fotografía de su Director General; la dirección del remitente o las direcciones que se mencionan se asemejan a las que utilizan la OMPI y las Naciones Unidas. Se recomienda prudencia a quienes reciban mensajes fraudulentos de ese tipo: en ningún caso deberán enviar dinero ni transmitir información profesional o personal, por ejemplo, el número de cuentas bancarias. Quienes reciban este tipo de mensajes deberán informar de ello a la OMPI y comunicarlo sin tardanza a las fuerzas de orden público para que se dé inicio a las diligencias oportunas y, en lo que atañe a los servicios de presentación de solicitudes y registro internacional, deberán informar al sector correspondiente de la OMPI para que se tomen las medidas necesarias. En caso de duda, quienes reciban mensajes de correo relativos a ofertas de empleo en la OMPI, etc., podrán ponerse en contacto directamente con el Departamento de Gestión de Recursos Humanos, al número de teléfono +41 22 338 91 11.

La sentencia dictada en Florida la semana pasada es una señal de aliento en los esfuerzos destinados a poner fin a este tipo de prácticas fraudulentas y engañosas.
 

Para más información, diríjase a la Sección de la OMPI de Relaciones con los Medios de Comunicación:
  • Tel: (+41 22) 338 81 61 / 338 72 24
  • Fax: (+41 22) 338 81 40
  • Correo-e