La OMPI celebra el 10º aniversario de la Política Uniforme

Ginebra, 12 de octubre de 2009
PR/2009/613

La OMPI celebró el 12 de octubre una conferencia en conmemoración del décimo aniversario de la Política Uniforme de Solución de Controversias en materia de Nombres de Dominio (la Política Uniforme) a la que concurrieron más de 200 partes interesadas de todo el mundo. En dicho encuentro, se fijó como objeto pasar revista a la experiencia recabada en relación con la Política Uniforme y extraer enseñanzas de ello con vistas a influir en otros procesos relacionados con el futuro del sistema de nombres de dominio (DNS) y en el contexto más amplio de la propiedad intelectual. 

La Política Uniforme, un procedimiento rápido y rentable de resolución de disputas dirigido a los ciberocupas, ha sido recibida con un notable entusiasmo. Desde diciembre de 1999, el Centro de Arbitraje y Mediación de la OMPI ha administrado más de 16.000 procedimientos (cuya última decisión, la número 16.000, se ha comunicado hoy mismo) de conformidad con la Política Uniforme o las políticas relacionadas con ésta. La Política Uniforme fue adoptada por la Corporación de Asignación de Nombres y Números de Internet (ICANN) por iniciativa de la OMPI, la cual colaboró en su formulación y aplicación. 

El Director General de la OMPI, el Sr. Francis Gurry, fue el encargado de inaugurar esta conferencia de carácter prospectiva (el mensaje grabado de su intervención, así como el programa completo de la conferencia y la lista de ponentes se encuentran disponibles en www.wipo.int/amc/en/events/workshops/2009/10yrs-udrp/program/). Con motivo de la conmemoración, el Sr. Gurry señaló lo siguiente: “Creo que, después de estos diez años, podemos asegurar que la Política Uniforme ha sido un experimento muy satisfactorio”. Dicha afirmación se fundamenta en el hecho de que la Política Uniforme ha cubierto una necesidad y le ha dado previsibilidad al sistema legal.  Añadió que la Política uniforme constituye un “instrumento dinámico” que ofrece un debate muy interesante sobre los posibles nuevos retos. 

Las ponencias e intervenciones en la conferencia estuvieron a cargo de abogados en propiedad intelectual, partes interesadas en la Política Uniforme y en el DNS, y expertos en nombres de dominio de la OMPI, así como autoridades y personas involucradas en la aplicación de los mecanismos de resolución de controversias, como la ICANN. 

Las intervenciones se centraron en tres ejes principales: el desarrollo de la jurisprudencia y la práctica de la Política Uniforme; los nuevos mecanismos de resolución de controversias a tenor de la notable expansión del DNS prevista por la ICANN; y, por último, la aparición general del conflicto entre “identidades” en línea y derechos de marcas, así como problemas relacionados con la responsabilidad de los intermediarios. 

Varios de los ponentes centraron su intervención en definir las características de la Política Uniforme y en describir el modo en que éstas se han venido aplicando desde 1999. Además, identificaron las características que contribuirían a la resolución de otros tipos de controversias relativas al mundo digital o real. El Centro de la OMPI expuso varias de las ideas que está considerando con objeto de perfeccionar los procedimientos de presentación y toma de decisiones que afecten a la Política Uniforme de la OMPI. 

Representantes de la OMPI plantearon la posibilidad de que los demandantes expresen “su voluntad de presentar una demanda”, con el fin de facilitar la identificación de los demandados cuando se ha ocultado la identidad del ciberocupa.  Mencionaron asimismo la posibilidad de que los demandados consientan anticipadamente a que se transfiera el nombre de dominio o a indicar su voluntad de participar en los procedimientos a tenor de la Política Uniforme mediante la presentación de un escrito de contestación.  También barajaron conceptos tales como la presentación de demandas sobre la forma en casos en los que se prevea el incumplimiento de una de las partes, y la toma de decisiones por vía sumaria en los grupos administrativos cuando se trate manifiestamente de litigios de ese tipo, todo ello con las garantías debidas para preservar la igualdad de las partes y la participación del demandado. 

Los participantes también discutieron el papel que ha desempeñado la tecnología de la información en el procedimiento de solución de controversias a tenor de la Política Uniforme, y pasaron revista a las posibles áreas en las que se podrían introducir mejoras.  A ese respecto se acogió favorablemente la iniciativa de la OMPI de aplicar electrónicamente la Política Uniforme, conocida como iniciativa eUDRP (UDRP es la sigla en inglés de la Política Uniforme), que es una propuesta que el Centro de la OMPI de Arbitraje y Mediación presentó a la ICANN en diciembre de 2008, y que tiene por objetivo eliminar la exigencia de presentar y distribuir ejemplares en papel de alegaciones relativas a procedimientos a tenor de la Política Uniforme.  Esa iniciativa, actualmente a estudio en la ICANN, beneficiará a todas las partes puesto que no habrá que utilizar grandes cantidades de papel y acelerará el procedimiento sin causar perjuicio alguno a los demandantes ni a los demandados. 

Varios oradores, en particular el representante de la ICANN, los propietarios de marcas y expertos de Internet así como miembros del personal del Centro de Arbitraje y Mediación, evocaron la ambiciosa iniciativa de la ICANN de introducir un gran número de nuevos dominios genéricos de nivel superior (nuevos gTLD).  Ese tema de actualidad suscitó mucho interés entre los participantes y permitió abordar el asesoramiento que está prestando la OMPI sobre la forma de contribuir a salvaguardar el interés legítimo de los propietarios de marcas y otros actores de buena fe del DNS durante la fase de solicitud (previa a la adjudicación) y la fase operativa subsiguiente (posterior a la adjudicación). 

En las mesas redondas que se organizaron, los participantes plantearon preguntas a los oradores y les comunicaron sus inquietudes en lo que atañe a esos y otros temas relativos a Internet, como el alcance de la obligación potencial para los registradores de ocuparse de las violaciones a los derechos de marca que puedan darse en relación con los nombres de dominio de su competencia.  Preguntaron también cómo elaborar y adaptar otros procedimientos de solución de controversias para luchar contra las nuevas posibilidades de infracción por Internet de productos y servicios del mundo físico y del virtual. 

La Política Uniforme ofrece a los titulares de derechos sobre marcas un mecanismo administrativo para resolver eficazmente las controversias que se planteen como consecuencia del registro y uso de mala fe por terceros de nombres de dominio de Internet que correspondan a marcas.  La Política Uniforme se aplica a las controversias que surjan en relación con dominios genéricos de nivel superior (por ejemplo, .com, .net, .org, .mobi) y dominios genéricos de nivel superior correspondientes a nombres de países (los ccTLD, como .ch, .es, .fr, .nl, .me).

 

Para más información, diríjase a la División de Noticias y Medios de Comunicación de la OMPI:
  • Tel: (+41 22) 338 81 61 / 338 72 24
  • Correo-e