El Tratado de Singapur sobre el Derecho de Marcas entrará en vigor en 2009

Ginebra, 17 de diciembre de 2008
PR/2008/581

En 2009 entrará en vigor un nuevo tratado internacional en el que se establecen normas que rigen los procedimientos de registro de marcas, tras haber sido ratificado por Australia el 16 de diciembre de 2008.  Se trata del décimo país que ratifica el Tratado de Singapur sobre el Derecho de Marcas (“el Tratado de Singapur”), gracias a lo cual el Tratado entrará en vigor el 16 de marzo de 2009. 

El Director General de la OMPI, Francis Gurry, se congratuló de este acontecimiento y dijo que la entrada en vigor del Tratado de Singapur ofrece excelentes perspectivas a los titulares de marcas de todo el mundo, puesto que permite a la industria de productos de marca obtener registros de marca y administrar los derechos correspondientes de manera eficaz en función de los costos.  Se trata, afirmó el Director General, de una circunstancia sumamente positiva para las empresas que tratan de obtener ahorros y mantener su posición de mercado en una situación económica tan turbulenta como la que se da en la actualidad.
 
El Tratado de Singapur fue aprobado por los Estados miembros de la OMPI en Singapur, el 28 de marzo de 2006.  En el Tratado de Singapur se armonizan los aspectos de procedimiento de registro y concesión de licencias de marcas,  con lo que los propietarios de marcas y las administraciones nacionales competentes pueden prestar servicios más eficaces aprovechando las modernas tecnologías de la comunicación para tramitar las solicitudes de registro y administrar los derechos de marca, actualmente en evolución.  Al armonizar las normas que rigen los aspectos de procedimiento de registro y concesión de licencias de marcas, el Tratado crea un marco uniforme para todos los agentes económicos que invierten en productos de marca.  El Tratado es reflejo de la evolución que ha tenido lugar en la industria de los productos de marca y constituye un enfoque novedoso en la tarea de obtener inversiones para diferenciar productos.  Para elaborar una marca es necesario un alto grado de creatividad y cuantiosas inversiones, por lo que la industria debe obtener imperativamente ese apoyo financiero.  En el Tratado de Singapur se contemplan nuevas normas para las oficinas de marcas aplicables a todos los tipos de marcas, y se tienen en cuenta las ventajas y el potencial que ofrecen los medios electrónicos de comunicación sin olvidar las diferencias que a ese respecto existen entre los países en desarrollo y los países desarrollados. 

Asimismo, mediante una Asamblea de Partes Contratantes,  se establece un marco normativo dinámico del que forma parte un mecanismo de examen que sirve para garantizar que se sigan teniendo en cuenta en el ámbito jurídico internacional los intereses concretos de los propietarios de marcas, así como las necesidades de los países en desarrollo.
Para más información, diríjase a la Sección de la OMPI de Relaciones con los Medios de Comunicación:
  • Tel: (+41 22) 338 81 61 / 338 72 24
  • Fax: (+41 22) 338 81 40
  • Correo-e