La nanotecnología y las patentes

Introducción

La nanotecnología figura entre los ejemplos más destacados de tecnologías emergentes y ha despertado grandes expectativas en varios ámbitos directamente relacionados con nuestra vida cotidiana. La nanotecnología es una ciencia que se desenvuelve en una escala extremadamente pequeña, puesto que se refiere a tamaños relativos a la llamada nanoescala, que se sitúa aproximadamente entre 1 y 100 nanómetros, es decir, entre 1 y 100 mil millonésimas de metro. Existen principalmente dos formas de aplicar la nanotecnología hasta el momento: la primera consiste en un enfoque de arriba hacia abajo, en el que las estructuras se van reduciendo cada vez más hasta alcanzar la escala nanométrica; la segunda es el enfoque de abajo hacia arriba, en virtud del cual se eligen varios elementos a escala nanométrica y se reúnen para formar algún tipo de materia o mecanismo. Esta forma de manipular la materia a nivel atómico abarca lógicamente un campo de aplicaciones potenciales inmenso.

Aunque hasta el momento la comercialización de productos nanotecnológicos ha sido relativamente modesta, las actividades de investigación recientes permiten pronosticar resultados extraordinarios que beneficiarán a la humanidad en un futuro cercano. Por ejemplo, en el ámbito de la salud, se plantea la posibilidad de fabricar instrumentos de diagnóstico que penetren (y tal vez que permanezcan) en las células, o microinstrumentos terapéuticos con los que se traten las células enfermas directamente desde su interior. Podrían desarrollarse componentes electrónicos sumamente pequeños con los que crear dispositivos electrónicos miniaturizados y mucho más potentes. Gracias a la nanotecnología pueden obtenerse nuevos materiales mucho más fuertes, ligeros y finos que los actuales, lo cual puede revestir gran interés en el campo de la tecnología aeronáutica y espacial, en el de la construcción o incluso en el del textil. En lo que se refiere a la protección del medio ambiente y al ahorro de energía, los micromateriales y microelementos permiten recurrir de manera más eficaz y potente a fuentes de energía alternativa, por ejemplo aplicándolos a la fabricación de paneles de energía solar.

En términos generales, las invenciones en el ámbito de la nanotecnología podrían obtener protección por patente, siempre y cuando cumplan las condiciones pertinentes de patentabilidad, pero es necesario tener en cuenta una serie de cuestiones, entre las que destacan las siguientes:

  • Uno de los problemas es que las reivindicaciones admitidas son demasiado amplias, al igual que sucede con otras tecnologías emergentes. Este hecho se debe, en parte al menos, a la ausencia de estado de la técnica anterior y puede permitir al titular de la patente bloquear vastísimas áreas tecnológicas. En este contexto, también se observa el riesgo de otorgar patentes que se superpongan entre sí.
  • En lo referente a las condiciones generales de patentabilidad, puede surgir la cuestión de saber si la reproducción a escala atómica de un producto o estructura conocido cumpliría el requisito de la novedad o el requisito todavía más importante de la actividad inventiva.
  • Otro aspecto relacionado con el anterior es la pregunta de si los derechos de una patente otorgada para un producto sin especificar el tamaño de la invención podría considerarse violada a raíz de una invención nanotecnológica equivalente, o si el inventor de esa invención podría basarse en dicha patente para exigir regalías.

 

Sitios conexos

La inclusión de un enlace hacia un sitio Web no implica que la OMPI, sus Estados miembros o la Oficina Internacional concuerden con los puntos de vista expresados en dicho sitio.

Portales/sitios Web nacionales/regionales/internacionales sobre nanotecnología

 

Otros