Oficina de Mediación

La Oficina de Mediación de la OMPI ofrece una asistencia confidencial, neutral, independiente e informal a todos los miembros del personal y empleados de la Organización que sufran preocupaciones que emanen de su trabajo o lo afecten. La Oficina de Mediación ayuda a prevenir conflictos y a restablecer unas relaciones de trabajo pacíficas, y ofrece a nivel interno una alternativa importante a la tramitación formal de reclamaciones.

La Oficina de Mediación defiende la aplicación de procedimientos justos y equitativos, y ofrece una cartera de servicios adaptados para la solución informal de conflictos que consiste en la búsqueda de soluciones amistosas, sostenibles y aceptables para todas las partes, y que fomenten principios y valores de respeto por el entorno de trabajo. La Oficina de Mediación actúa con estricta confidencialidad y no divulga la identidad de nadie ni adopta ninguna medida sin el consentimiento previo de la persona en cuestión. La Oficina de Mediación no presta declaración ni elabora documentos para procedimientos formales. No se mantiene ningún registro oficial, y todas las comunicaciones con la Oficina de Mediación son de carácter confidencial. La Oficina de Mediación no recibe notificaciones de reclamaciones interpuestas contra la Organización ni realiza investigaciones. Por último, cabe señalar que no sustituye los mecanismos formales.

Dada la independencia de la Oficina de Mediación, esta informa directamente al director general de la OMPI. La Oficina de Mediación no tiene autoridad de gestión ni puede elaborar ni modificar políticas, ni tampoco imponer una solución determinada; en cambio, identifica tendencias y riesgos sistémicos con el fin de ayudar al personal directivo a adoptar decisiones fundamentadas en materia de política y gestión que puedan a su vez contribuir a promover un entorno laboral con mayor armonía y respeto. Al final de cada año civil, la Oficina de Mediación presenta un informe anual en el que se incluyen estadísticas generales sobre el volumen de casos, así como un análisis de las tendencias y recomendaciones para el futuro.

La Oficina de Mediación de la OMPI desempeña su labor con arreglo al Código de la Moralidad y las Normas de Práctica de la International Ombudsman Association

Nuestras actividades abarcan lo siguiente:

Escucha imparcial y activa

Durante todo el proceso de consulta, la Oficina de Mediación escucha de manera activa e imparcial. La experiencia ha demostrado que poder hablar abiertamente sobre los problemas ayuda a arrojar luz sobre los intereses y las necesidades subyacentes.

Evaluación de las opciones disponibles

Juntos, el visitante y la Oficina de Mediación revisan los distintos elementos que influyen en una situación conflictiva determinada. Se analizan las distintas opciones sobre cómo resolver de mejor manera esos problemas, teniendo en cuenta las ventajas y los inconvenientes de cada una. Al observar el problema desde una perspectiva más amplia, y tras examinarlo desde nuevos ángulos, es posible entrever nuevas formas de avanzar.

Proporcionar información u ofrecer referencias a otros especialistas

La Oficina de Mediación puede asesorar sobre las políticas, las normas y los procedimientos disponibles o sobre contactos que puedan ayudar a obtener asistencia especializada respecto de cuestiones administrativas o jurídicas. Dependiendo de la naturaleza de cada caso, también se podrá dirigir al visitante a otros recursos internos o externos con el fin de aportar la asistencia adecuada.

Constatación informal de los hechos

La Oficina de Mediación no efectúa investigaciones formales. Sin embargo, pese a ello, a menudo se le pide que examine y trate de abordar las preocupaciones del individuo en cuestión. A través de la investigación informal, la Oficina de Mediación analiza las disposiciones normativas, jurídicas o administrativas, o determina los hechos que subyacen a una situación específica. Ello puede suponer la interacción con los supervisores, el Departamento de Gestión de los Recursos Humanos y otros servicios internos.

Asesoramiento en manejo de conflictos

En algunos casos, la opción escogida puede ser ayudar a las personas a resolver sus problemas de manera independiente. Los miembros del personal pueden recibir asesoramiento, por ejemplo, para restablecer el diálogo con un colega o un supervisor, o para abordar una preocupación de manera directa. Por ejemplo, se puede simular interacciones o dar consejos sobre estrategias de comunicación no violentas o técnicas de escritura constructiva.

Diplomacia itinerante

En algunos casos, la Oficina de Mediación puede hacer de enlace entre las partes, transmitiendo información y comentarios, a fin de resolver un problema específico. La diplomacia itinerante puede ser necesaria cuando cesa la comunicación entre las partes o cuando la solución de un problema precisa la adopción de un enfoque por etapas a fin de obtener el resultado deseado. También puede ayudar a sentar las bases para un encuentro entre las partes.

Mediación

Previa petición, y cuando proceda, la Oficina de Mediación puede mediar entre las partes, facilitando un proceso estructurado de comunicación, y ayudarlas a trabajar en pos de soluciones acordadas por ambas, o a mejorar sus relaciones de trabajo.

Formulación de observaciones a instancias superiores

Gracias a la interacción con personas concretas, y tras una evaluación cuidadosa de las distintas preocupaciones planteadas a lo largo del tiempo, la Oficina de Mediación identifica tendencias y cuestiones sistémicas, y formula recomendaciones al director general y a otras instancias directivas adecuadas sobre las mejoras que pueden introducirse en las políticas y prácticas con el fin de fomentar un entorno laboral con mayor armonía y respeto.