Tener en cuenta los aspectos de género mejora los resultados de innovación

Agosto de 2017

Por Eleanor Khonje, escritora independiente

Las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de muerte en las mujeres de los Estados Unidos y Europa.  Pero por muchos años fueron consideradas una afección masculina y la investigación clínica se concentró casi exclusivamente en los cambios funcionales que ocurren en los pacientes varones.  Como consecuencia, muchas mujeres fueron diagnosticadas erróneamente.

Foto: Linda Cicero

De la misma forma, la osteoporosis se considera una afección predominantemente femenina.  Es muy poco frecuente que se examine o trate a hombres por esta afección.  Pero después de los 75 años, los hombres sufren casi un tercio de las fracturas de cadera vinculadas a esta afección ocurridas en los Estados Unidos y Europa.

Estos son ejemplos de por qué es importante que en sus protocolos de investigación y su labor de desarrollo los científicos, ingenieros y otros investigadores tengan en cuenta una perspectiva de sexo y género y el efecto diferencial que la investigación puede tener tanto en hombres como en mujeres.

La Revista de la OMPI conversó recientemente con Londa Schiebinger, profesora de la cátedra John L. Hinds de Historia de la Ciencia y directora del proyecto Innovación con perspectiva de Género en Ciencias, Salud y Medicina, Ingeniería y Medioambiente de la Universidad de Stanford (Estados Unidos), para averiguar más sobre la necesidad de que investigadores, ingenieros e inventores se tomen en serio los aspectos de sexo y género.

¿Qué la inspiró a emprender el proyecto Innovación con perspectiva de Género?

Siempre me ha interesado la función que desempeña el género en la producción cultural del conocimiento.  Y quería crear un instrumento práctico para demostrar que al integrar el análisis desde una perspectiva de sexo y género a la investigación científica, médica y ambiental, se crean nuevos conocimientos y se generan cambios positivos.  El proyecto aborda el descubrimiento y la innovación, centrándose en mejorar la investigación y hacerla más inclusiva.

El género en pocas palabras

El género se refiere a todo lo que significa ser hombre y lo que significa ser mujer o una persona transgénero, examinando las diferentes experiencias de vida de hombres y mujeres, no debidas a razones biológicas sino a los significados sociales y culturales creados alrededor de cada género.  Durante décadas, la investigación feminista ha subrayado la necesidad de evaluar la influencia del género para afrontar los retos de desarrollo y promover eficazmente el desarrollo inclusivo, y lo ha hecho con bastante éxito.  Hoy en día, la igualdad de género es uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, cuya importancia y necesidad son cada vez más aceptadas.

Cuéntenos más sobre el proyecto.

Innovación con perspectiva de Género es un marco analítico creado gracias a la colaboración de expertos internacionales, entre los que se cuentan más de 80 científicos, humanistas y especialistas en materia de género.  Su objetivo es demostrar cómo es posible encauzar el poder creativo del análisis desde una perspectiva de sexo y género hacia la innovación y el descubrimiento.  El análisis de género añade una faceta valiosa a la investigación y puede llevarla hacia nuevas direcciones.  Genera reflexiones y resultados de gran riqueza para hombres y mujeres.

El proyecto crea instrumentos prácticos para científicos e ingenieros, que les permiten incorporar el análisis desde la perspectiva de sexo y género a su investigación básica y aplicada.  Nuestro objetivo es promover la excelencia en la investigación, las políticas y la labor práctica en las esferas de la ciencia, la salud y la medicina y la ingeniería.  También generamos casos de estudio para mostrar concretamente la forma en que este tipo de análisis conduce a la innovación.  La idea es incentivar a los investigadores a pensar sobre la repercusión del género en su trabajo.  Muchos de ellos quizás nunca lo hayan pensado.  Queremos fomentar la reflexión en materia de género, o al menos sensibilizar sobre el efecto del sesgo inconsciente de género en las políticas, las decisiones y las actividades de las instituciones y las empresas.  Reitero, el objetivo es ayudar a identificar necesidades y formular soluciones prácticas que funcionen para todos.

En la ciencia y la tecnología el sesgo de género oculto puede tener
consecuencias perjudiciales.  Por ejemplo, el cinturón de seguridad
convencional no es apropiado para las mujeres embarazadas y
representa un grave riesgo de seguridad para ellas.  Los accidentes
automovilísticos son la principal causa de muerte fetal relacionada
con trauma materno (foto: iStock.com/© piranka).

¿Por qué la perspectiva de género es importante para la innovación?

El sesgo de género oculto en la ciencia y la ingeniería existe desde hace siglos.  En muchos casos el cuerpo masculino se considera la norma y es el principal objeto de estudio.  Muchísimas tecnologías se han concebido centrándose exclusivamente en los hombres.  Hasta los automóviles se diseñan de acuerdo con un patrón masculino específico, y las mujeres (y los hombres más pequeños) normalmente se analizan por añadidura o consideran una desviación del patrón.  Pero esto puede tener resultados perjudiciales.  Por ejemplo, el cinturón de seguridad convencional no se ajusta debidamente a las mujeres embarazadas y representa un importante riesgo de seguridad para millones de ellas.  Una mujer embarazada de 20 semanas que use el cinturón y sufra un choque corre un alto riesgo de perder su bebé.  Los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte fetal relacionada con el trauma materno.  Hablo de esto desde hace muchos años y recientemente fui invitada a analizar este tema en el Centro de Investigación Automovilística de Stanford donde tuve el gusto de conocer a alguien de una de las principales fábricas de automóviles interesado en corregir el problema.

Da mucha satisfacción presentar a las personas un problema que quizás nunca habían considerado, y que puedan solucionarlo.  Esta es la forma en que el proyecto ayuda a marcar una diferencia real en la vida de la gente.

El ejemplo del cinturón de seguridad solo es una muestra de por qué es necesario repensar los estándares y modelos de referencia.  Si al diseñar productos y tecnologías no prestamos atención a los seres humanos de diferentes formas y tamaños, corremos el riesgo de causar un perjuicio imprevisto.  Si los investigadores e ingenieros amplían su visión y usan como patrón tanto a hombres como mujeres, es muy posible que aumenten la creatividad en la ciencia y la tecnología, las pongan al servicio de todo el mundo y aporten seguridad, bienestar y satisfacción a todas las personas.

¿Cómo afecta a los resultados la incorporación de un análisis de género?

Los errores de investigación tienen un alto costo en vidas y dinero y hacen perder oportunidades de progresar.  Esto es especialmente obvio en la esfera de la salud.  Entre 1997 y 2000, se retiraron del mercado estadounidense 10 medicamentos por sus efectos potencialmente mortales.  Se determinó que ocho de ellos presentaban un riesgo mayor para la salud de las mujeres que para la de los hombres.  La creación de medicamentos es un proceso largo y costoso.  Lleva años y cuesta miles de millones de dólares, y cuando los medicamentos fallan, como en estos casos, pueden causar sufrimiento y muerte a los seres humanos.  Si los investigadores médicos no toman en cuenta el género en la ecuación, corren el riesgo de matar pacientes.

Pero investigar en forma adecuada agrega valor y puede salvar vidas y ahorrar dinero.  Por ejemplo, un estudio de los Ensayos de Terapia Hormonal, realizados en el marco de la Iniciativa para la Salud de la Mujer de los Estados Unidos, concluyó que los ensayos salvaron vidas, agregando 145.000 años de vida ajustados por calidad, y que por cada dólar gastado se obtuvo un retorno de 140.

De igual forma, la sensibilización empresarial sobre el papel del sexo y el género puede crear numerosas nuevas oportunidades de mercado y aumentar las utilidades.  Una empresa que no piensa en el género corre el riesgo de perder clientes.

Un ejemplo es la experiencia reciente de Apple con su aplicación HealthKit para iPhones.  Cuando la empresa lanzó esta aplicación, aseguró que podía hacer el seguimiento de toda clase de datos biométricos, como el pulso y la presión sanguínea.  Confiaban en tener enorme éxito.  Pero lamentablemente sus creadores omitieron tomar en cuenta el sexo y el género y la aplicación no registraba el ciclo menstrual femenino.  En seguida perdieron la mitad de sus clientes.  Su poca aceptación llevó a Apple a corregir la aplicación y volver a lanzarla, pero ¿a qué costo?

Al analizar el sexo y el género a través de todo el proceso de
innovación en ingeniería, los investigadores están mirando más
allá de los estereotipos para entender los complejos patrones de
preferencias de mujeres y hombres jóvenes en los videojuegos. 
Cuestionar los estereotipos de género puede realzar la diversidad
en los videojuegos y los juegos en línea y en la propia rama de
actividad (foto: iStock.com/© Minerva Studio).

Por otro lado, el fabricante de videojuegos EA incorporó una perspectiva de sexo y género y desarrolló un software que registra todos los movimientos de cada jugador para plasmar las preferencias masculinas y femeninas al diseñar juegos adaptados a cada uno.  Basándose en la solidez de estos datos, fueron los primeros en crear una línea de juegos de fútbol femenino, con impresionante éxito de ventas.

¿Considera que incorporar a la innovación un análisis con perspectiva de sexo y género contribuiría a una sociedad más inclusiva?

Sí.  Nuestra investigación muestra que cuantas más mujeres participan como autoras de un estudio médico mayor es el nivel de análisis con perspectiva de sexo y género.  Creo que también es cierto que si se hacen más análisis de este tipo, más mujeres participarán en crear conocimientos.  Y eso es algo positivo.  Al fin y al cabo, las mujeres constituyen aproximadamente la mitad de la población mundial y tienen un enorme potencial, aunque mayormente no explotado, para contribuir al conocimiento humano.  Nuestra investigación indica que cuanto más se adopta la perspectiva de sexo y género, más gente se incluye que antes se dejaba fuera.

¿Por qué los responsables de las políticas públicas, los investigadores y los empresarios deberían tomar en serio la innovación con perspectiva de género?

La innovación con perspectiva de género conduce a la igualdad y la sostenibilidad, ya que las personas no tiran lo que les sirve, y en definitiva está al servicio del interés público.  Es una oportunidad de mejorar la investigación científica y profundizar la comprensión del impacto de las enfermedades en hombres y mujeres y asegurar que la investigación científica y los avances técnicos sirvan a todas las personas por igual.  Presenta además interesantes oportunidades de mercado.  Hoy en día, las mujeres tienen mucho más peso político y poder adquisitivo y cada vez más exigen tecnologías y productos que les sean útiles.

La presunción de que la osteoporosis es una enfermedad
primordialmente de mujeres posmenopáusicas ha dado
forma a su detección, las prácticas relacionadas, el diagnóstico
y tratamiento y, en consecuencia, la osteoporosis masculina
está subdiagnosticada.  Un tercio de todas las fracturas de
cadera relacionadas con la osteoporosis en Europa y los
Estados Unidos corresponden a hombres
(foto: iStock.com/© wildpixel).

¿Por qué cree que los investigadores y profesionales han demorado tanto en aceptar la idea de incluir el análisis de género en su trabajo?

Durante cientos de años las universidades no abrían sus puertas a las mujeres, pero lentamente las mujeres se convirtieron en estudiantes y finalmente en profesoras.  Ahora hay muchas mujeres que son profesoras universitarias y también hay muchas más mujeres que ocupan cargos importantes en el gobierno y las empresas.  El cambio cultural lleva tiempo y requiere recursos adecuados y el clima político adecuado.  Demoró demasiado, pero ahora las cosas están cambiando rápidamente y no hay vuelta atrás porque la gente está abriendo los ojos.

¿Para alcanzar la igualdad de género, alcanza con simplemente incentivar a las niñas a dedicarse a las asignaturas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas?

No, incentivar la dedicación a estas asignaturas por sí solo no alcanza.  Un dato interesante es que las empresas de Silicon Valley, como Facebook y Google, ahora reconocen que necesitan mucho más que especialistas en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas y están comenzando a contratar más especialistas en ciencias sociales y humanidades.  Se dan cuenta de que su éxito depende de una comprensión cabal de la sociedad y la cultura.  La perspectiva de conjugar la ciencia, tecnología, ingeniería y las matemáticas con las humanidades y ciencias sociales es apasionante.  Permitirá a los ingenieros, por ejemplo, diseñar muchos más productos que sean útiles para todos.

¿Qué más se debe hacer?

La igualdad de género plantea dos cuestiones importantes:  la necesidad de reducir el sesgo de género contra las mujeres y de integrar el análisis con perspectiva de sexo y género a todas las esferas de la ciencia, la tecnología y el comercio.  El proyecto Innovación con perspectiva de Género es un intento de salvar las brechas de género en la creación de conocimiento.  Pero no hay duda de que todavía queda mucho por hacer para corregir la cantidad de mujeres que participan en estos campos y los sesgos de género inconscientes arraigados en muchas instituciones.

Entender las diferencias relacionadas con el género y el sexo en
el riesgo de cáncer colorrectal puede mejorar los diagnósticos y
mejorar los protocolos de prevención y tratamiento para hombres
y mujeres (foto: iStock.com/© yumiyum).

Muchas organizaciones están trabajando para eliminar los obstáculos estructurales para la igualdad de género.  Los gobiernos están propiciando el cambio institucional a través de programas como el programa ADVANCE de la Fundación Nacional de Ciencias de los Estados Unidos y los programas sobre mujeres y género en la investigación de la Comisión Europea.  El mundo académico también se está esforzando por eliminar el sesgo de género en sus prácticas de contratación y ascenso y en el sector privado muchas empresas están trabajando intensamente para aumentar la representación de las mujeres en la alta gerencia.

Pero las organizaciones también se deben transformar desde arriba.  Los dirigentes deben apoyar decisivamente la igualdad de género y recompensar a quienes la fomenten.  Deben proveer recursos, establecer metas y sensibilizar a la gente sobre la forma en que su institución está incorporando a quienes antes no estaban representados.

¿Cómo ve el futuro de la innovación con perspectiva de género en los próximos cinco a 10 años?

Mi impresión es que será ampliamente aceptada.  La Comisión Europea, los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, la Fundación Nacional de Ciencia de Suiza y muchas otras instituciones están adoptando este enfoque.  Y en un lapso de 10 años, espero que ya no tengamos trabajo, porque el análisis con perspectiva de sexo y género habrá pasado a formar parte integral de la manera de realizar actividades de investigación y desarrollo.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.