Los agricultores de Kenya recurren al maíz resistente a la sequía para combatir la pobreza

Junio de 2017

Por Evelyn Situma, directora de comunicaciones de la Fundación Africana de Tecnología Agrícola (AATF)

El cultivo de maíz se estaba convirtiendo en un motivo de gran insatisfacción para Jotham Apamo, un agricultor de 61 años. A pesar de realizar grandes esfuerzos, su pequeña parcela producía apenas 10 kg de maíz por cosecha, si tenía suerte y no la afectaban las plagas o la sequía.

“Apenas obtenía ganancias. Quedé sumido en las deudas. No podía alimentar a mi familia ni pagar la escuela de mis hijos”, recuerda.

El intento del Sr. Apamo de sembrar variedades de maíz de mayor rendimiento no mejoró demasiado la situación. Tras siete años infructíferos, cuando ya estaba por darse por vencido, se enteró de que existía una nueva semilla híbrida llamada DroughtTEGO®

Cuando tras varios años de malas cosechas Jotham Apamo (arriba) comenzó a cultivar DroughtTEGO®, una nueva variedad híbrida de maíz, aumentó el rendimiento de su cosecha y, con él, sus ingresos. Ahora puede alimentar y educar a su familia (Foto: Cortesía de AATF).

“Descubrí el maíz DroughtTEGO® a través de una organización local sin fines de lucro llamada Programa de Divulgación Rural. La organización se ofreció a realizar una demostración en mi campo en 2014”, explicó. El Sr. Apamo sintió curiosidad y aceptó reservar una parte de su tierra para la prueba. ¿Podrían estas semillas cambiar su suerte?

En el momento de la cosecha, sus sueños se volvieron realidad. “Estaba realmente sorprendido. Coseché 110 kg en la pequeña parcela de tierra de 100 m2 utilizada para la demostración”, dijo sonriente. Alentado por los resultados, al año siguiente plantó el maíz TEGO en 2 hectáreas de terreno. El resultado fue igualmente alentador.

“Me di cuenta de que DroughtTEGO® es una semilla de calidad. Puede resistir la sequía y los vientos fuertes”, dijo el Sr. Apamo. Incluso cuando las termitas amenazaron con dañar su segunda cosecha de la temporada (breve estación lluviosa) en 2015, logró cosechar nueve bolsas de maíz de 90 kg cada una, a partir de lo que cultivó en 2 hectáreas de terreno, es decir, un total de 810 kg, apenas dos bolsas menos que en su cosecha de 2014. “Ahora puedo alimentar y educar a mi familia”, sostiene.

Acerca de DroughtTEGO®

DroughtTEGO® es una variedad de maíz resistente a la sequía, desarrollada por el proyecto Maíz de eficiencia hídrica para África (WEMA), que coordina la Fundación Africana de Tecnología Agrícola (AATF). Esta variedad climáticamente inteligente puede producir un gran rendimiento de grano, incluso en condiciones de sequía moderada.

Sylvester Oikeh, el director del proyecto WEMA, afirma que en condiciones de sequía moderada, el maíz de WEMA resistente a la sequía puede aumentar el rendimiento de un 20% a un 35%, frente a las variedades desarrolladas en 2008, cuando se creó el proyecto.

WEMA desarrolló más de 80 variedades de maíz climáticamente inteligentes y resistentes a la sequía, que se adaptan a las condiciones climáticas y a las enfermedades predominantes de las diferentes regiones.  En 2016, se creó la variedad WE2109 en Tanzanía, y los híbridos WE3127 y WE3128 en Sudáfrica.

DroughtTEGO® produce alto rendimiento en condiciones severas.  Su rendimiento promedio es de 4,5 toneladas por hectárea, frente a las variedades locales que tienen un rendimiento de alrededor de 1,8 toneladas por hectárea.  No es sorprendente, por lo tanto, que el maízDroughtTEGO® se esté convirtiendo en una opción cada vez más utilizada por los pequeños agricultores del oeste de Kenya.

El Sr. Apamo ya ha logrado convencer a otros 20 productores locales de que planten maíz TEGO.  Tras haber observado con sus propios ojos los beneficios de utilizar la semilla, como un mayor rendimiento y un mejor nivel de vida, los agricultores se convencieron fácilmente.

Una vecina de Apamo, Grace Omulanda, comenzó a plantar maíz TEGO en 2015, y ha alentado a otras 40 agricultoras de la Organización de Mujeres JOYWO a que hagan lo mismo.

DroughtTEGO® es una variedad de maíz blanco resistente a la sequía, desarrollada por el proyecto Maíz de eficiencia hídrica para África (WEMA). WEMA desarrolló más de 80 variedades de maíz climáticamente inteligentes y resistentes a la sequía, que se adaptan a las condiciones climáticas y a las enfermedades predominantes de las diferentes regiones (Foto: Cortesía de AATF).

Fieles a su nombre, las variedades “TEGO”, que significa “proteger” en latín, están contribuyendo a combatir la pobreza y proteger los medios de subsistencia de los pequeños agricultores de Kenya y el mundo.

¿Qué es la WEMA?

WEMA es una asociación público-privada creada por la AATF en 2008, financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Fundación Howard G. Buffett.  Su objetivo es desarrollar e instalar tecnologías (climáticamente inteligentes) resistentes a la sequía y a los insectos/plagas para los agricultores de África subsahariana.

WEMA cuenta con el apoyo y la experiencia de Monsanto, la  empresa agroquímica y de biotecnología agrícola con sede en Estados Unidos, el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) de México y los sistemas de investigación agrícola de Kenya, Mozambique, la República Unida de Tanzanía, Sudáfrica y Uganda. Grupos de agricultores comunitarios y organizaciones locales sin ánimo de lucro ayudan a distribuir los productos de WEMA a los agricultores y los alientan a utilizarlos. El maíz es un alimento de primera necesidad en Kenya y los pequeños productores han mostrado buena disposición a adoptar nuevas variedades de mejor rendimiento y gran resistencia.

Promoción entre los agricultores comunitarios

La AATF se asoció a organizaciones de base para promover el cultivo de variedades híbridas de maíz de WEMA entre los agricultores.

“Las organizaciones de agricultores han desempeñado un papel importante en ofrecer su apoyo a los agricultores.  Les agradecemos su enorme esfuerzo y reconocemos que sería muy difícil para el Gobierno lograr esos resultados por sí solo”, afirmó Titus Muganda, subjefe de la localidad del oeste de Butsotso, durante una reunión de agricultores en la localidad vecina de Kakamega, en el oeste de Kenya.

“A través de las tecnologías agrícolas como TEGO podremos combatir el hambre y la pobreza”, dijo Wycliffe Kombo, jefe de la localidad del norte de Butsotso, a los agricultores durante una salida de campo.  “El trabajo en las ciudades está desapareciendo y la agricultura es lo que nos queda”.

En diciembre de 2015, el Programa de Divulgación Rural del oeste de Kenya organizó una serie de actividades para presentar las variedades de DroughtTEGO® a los agricultores de la región.  Las actividades tuvieron gran aceptación del público: asistieron más de 1.000 personas, entre ellos funcionarios del Gobierno.

La adopción de DroughtTEGO® está cambiando la suerte de los agricultores locales de Kenya, dado que les permite construir nuevas viviendas con las ganancias que obtienen de sus cosechas (Foto: Cortesía de AATF).

“Me complace que TEGO haya transformado las vidas de los agricultores. El Programa de Divulgación Rural sigue dando buenos resultados”, afirmó Doris Anjawa, coordinadora del Programa en el oeste de Kenya.

Después de haber cultivado TEGO durante dos temporadas en el oeste de Kenya, Doris ha observado cómo ha cambiado esta semilla la suerte de los agricultores locales.  Su padre construyó una nueva casa con las ganancias de la cosecha de TEGO y otros agricultores han podido ampliar las suyas.

A través de sus socios de divulgación, WEMA sigue organizando ensayos en parcela con agricultores en los cinco países que participan en el proyecto:  Kenya, Mozambique, la República Unida de Tanzanía, Sudáfrica y Uganda, para concientizar y fomentar la adopción de esta tecnología revolucionaria.

“Para mí, el maíz era un grano cualquiera, pero ahora soy consciente de que puedo cultivar variedades de alto rendimiento”, afirma Grace Omulanda.

Gracias a este tipo de iniciativas de divulgación, la demanda de maíz TEGO ha aumentado a partir de 2015, año en que los agricultores comenzaron a comprar el maíz a proveedores agrícolas.

Como consecuencia de ello, cada vez más empresas de semillas están adquiriendo la licencia de la semilla a través de WEMA para abastecer a los mercados locales.  El proyecto ha puesto 21 líneas endógamas a disposición de las empresas de semillas para la concesión de licencias y, hasta el momento, siete empresas de semillas de Kenya, entre ellas Elgon Kenya Ltd., Olerai Seeds Ltd. y Ultravetis East Africa Ltd. han comenzado a vender el maíz DroughtTEGO® a los agricultores.

Sylvester Oikeh señaló:  “El proyecto WEMA ha desarrollado la mayor línea de fitomejoramiento de maíz en África.  En 2015, había 17.269 híbridos y más de 19.000 líneas parentales en diversas etapas de desarrollo y ensayo en cinco países donde se aplica el proyecto”.

La importancia económica de la agricultura en Kenya

El sector agrícola representa el 24% del PIB de Kenya, pero con demasiada frecuencia las malas prácticas agronómicas, el uso de variedades de bajo rendimiento, la sequía, las plagas y las enfermedades provocan bajo rendimiento y el país no logra alcanzar su máximo potencial agrícola.

En la encuesta económica de 2016, realizada por la Oficina Nacional de Estadística de Kenya, se constató un incremento del 9% anual de la producción nacional de maíz, que pasó de 39 millones de bolsas en 2014 a 42,5 millones de bolsas en 2015, mientras que el consumo total fue de 48 millones de bolsas. El déficit obedece al comercio transfronterizo informal entre Kenya y Uganda, según datos de la encuesta económica de 2015.

Únicamente si se adoptan buenas prácticas agrícolas y se facilita el acceso y la adopción de nuevas variedades de alto rendimiento resistentes a la sequía y a las enfermedades, será posible aumentar la productividad y los ingresos, y mantener los medios de subsistencia de los agricultores de Kenya y otros países. El cultivo de variedades de maíz de alto rendimiento y resistentes a la sequía, como TEGO, contribuye a la solución. Por ese motivo, el equipo de WEMA está colaborando con empresas de semillas para asegurarse de que cada vez más agricultores accedan a las variedades de WEMA resistentes a la sequía, de modo que se beneficien de la tecnología y mejoren sus medios de subsistencia.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.