World Intellectual Property Organization

Sin compositor no hay canción

Septiembre de 2011


La cantante y compositora caribeña Shontelle
(Fotos: ShontelleOnline.com)

La cantante y compositora caribeña Shontelle Layne, conocida por sus fans como "Shontelle", saltó a la escena musical internacional en 2007, cuando el equipo que descubrió a la famosa cantante de rhythm and blues, Rihanna, le hizo una oferta que no podía rechazar. El éxito de Shontelle como cantante y compositora le viene de su capacidad de transformar una historia en una letra de canción que resuena en sus seguidores. Escribe su propia música, además de escribir para otros artistas, como Rihanna. Shontelle entendió desde el principio la importancia de gestionar su música, su propiedad intelectual, como un activo empresarial. Recientemente, ha hablado con la Revista de la OMPI sobre los desafíos a los que se ha enfrentado como compositora, las lecciones que ha aprendido, y sus ilusiones de cara al futuro.

Principales logros hasta la fecha:
  • La grabación de "Impossible" de Shontelle, publicada a principios de 2010, alcanzó el puesto número 13 en el Billboard Hot 100, y su vídeo de YouTube ha tenido más de 30 millones de espectadores.
  • Su sencillo "T-Shirt" ha sido disco de platino en los Estados Unidos.1
  • En la campaña presidencial de Obama, Shontelle fue invitada a incluir su canción "Battle Cry" (publicada en 2008) en el CD recopilatorio de la campaña Yes We Can: Voice of Grassroots Movement; asimismo, grabó un vídeo homenaje en honor de Barack Obama.
  • Ha actuado de telonera en la gira de la cantante de rhythm and blues Beyoncé Knowles.
  • Sus canciones aparecen en diversas series de televisión y largometrajes.
  • Shontelle ha recibido 11 premios en los Barbados Music Awards.
  • Ha sido la ganadora del Premio a la Excelencia 2011 de la Copyright Society of Composers, Authors and Publishers (COSCAP) Foundation, Inc. en abril de 2011.

Cantante o compositora, ¿qué prefiere?

Eso es siempre una pregunta difícil, pero creo que el papel del compositor es muy importante. Sin compositor no hay canción. Me gusta ser capaz de que la gente pueda sentir algo a través de mis letras y mi música. También podré seguir escribiendo canciones cuando deje de cantar. Siempre y cuando mi cerebro funcione, podré escribir canciones y crear música. Las canciones nunca mueren.

Cuando su nombre apareció en los créditos del álbum LOUD de Rihanna, ¿cómo se sintió?

No hay palabras para expresarlo. No es sólo la emoción de que te relacionen con una artista de ese calibre, sino que somos chicas barbadenses quienes estamos haciendo esto, lo que hace resplandecer a nuestro país con una luz intensa. Estoy muy orgullosa de ese logro.

¿Cómo se las arregla un compositor para ganarse la vida?

No es tan complicado. Tan sólo es cuestión de gestionar tu propiedad intelectual. Un equipo de compositores, músicos y productores, o una combinación de ellos escribe una canción. A continuación, deciden sobre el porcentaje de las regalías, "la parte" que recibirá cada uno. Las regalías son, por lo general, un porcentaje de los ingresos obtenidos por la utilización de la música o del precio a tanto alzado por unidad vendida. Se abonan a una sociedad de gestión, que luego los distribuye entre los titulares de los derechos de autor.

Los compositores trabajan con frecuencia con editoriales, a las que dan permiso para conceder licencias y sincronizar música para diferentes plataformas (por ejemplo, cine, televisión) a cambio de un porcentaje de las regalías. Un buen acuerdo con una editorial pujante y creativa realmente puede hacer que aumenten los ingresos. Una vez que todos, incluida la compañía discográfica, están contentos con las grabaciones de audio, se pasan a CD o se ponen en línea.

No obstante, antes de poder beneficiarte de tu propiedad intelectual como compositor, tienes que afiliarte a una sociedad de gestión colectiva y registrar tu trabajo. Ellos calculan el pago de regalías por el uso de tu material, recaudan el dinero y se aseguran de que se te paga.

Gracias a los buenos consejos de mi representante, Sonia Mullins, quien insistió enérgicamente en que me afiliase a la COSCAP de inmediato, he podido obtener ingresos de todo lo que he escrito. Aprendí desde el principio que cualquier cosa que crees tiene valor. Si tú has creado algo que otros quieren utilizar, tienes derecho a obtener ganancias de ello, pero si no registras tu trabajo con una entidad de gestión, no puedes cobrar.

Hice un montón de preguntas y visité los sitios Web de sociedades de gestión colectiva de todo el mundo porque quería saber cómo funcionan. Parecía poco probable que una sociedad de gestión colectiva pudiese realizar el seguimiento de mi música en todo el mundo. Me enteré de que muchas de ellas están asociadas y que recaudan unas en nombre de otras, y que para convertirme en miembro tenía que pagar un porcentaje de los ingresos de mis regalías. Cuando entiendes el sistema y lo que puedes llegar a hacer, es cuando empiezas a gestionar tu negocio correctamente.

Mis letras y mi música son mi propiedad intelectual. Me esfuerzo mucho en mi trabajo, y si hay alguien que merece beneficiarse de ello, soy yo.

Tienes que rodearte de asesores de confianza y nunca subestimar el poder del conocimiento. Pensé que la mejor manera de crear un activo empresarial a partir del éxito de mi música era fundar mi propia editorial. Esto significa que en el futuro podré reclutar a otros compositores y ayudarlos en sus carreras.

¿Reciben los compositores el pago de una cantidad por adelantado, o solamente regalías?

Depende. Un artista fonográfico puede que quiera que yo le escriba una canción y ofrecerme una cantidad por adelantado. A veces, me comprometo a escribir algo sin pedir un pago por adelantado, pero me aseguro de que recibiré un porcentaje de las regalías. En cualquier caso, tienes que asegurarte de que obtienes un beneficio del acuerdo. La mejor forma en que un compositor puede proteger sus intereses es tener un contrato por escrito y firmado. Esto te permite recaudar la parte que te corresponde. Hay mucha gente por ahí que no cumple sus promesas, por lo que los contratos son muy importantes.

Se ha dado el caso de que mi música se ha publicado sin mi permiso y sin un acuerdo de reparto de las regalías. Ahora, nunca empiezo una sesión sin antes firmar un contrato y hojas de reparto para asegurarme de que esto no vuelva a suceder.

¿Cómo negocia un compositor el reparto de las regalías?

Cuando varios escritores trabajan juntos en una canción, suelen dividir las regalías a partes iguales. Pero a veces puede suceder que una canción esté casi terminada y que el artista fonográfico o el productor digan: "Creo que esto necesita un toque Shontelle", y me llaman para escribir otra estrofa. En estos casos, podría optar por aceptar un pequeño porcentaje y terminar la canción. En realidad, todo se reduce al acuerdo al que llegues, pero es muy importante que lo pongas por escrito. Una vez que sea legal, registras la canción y cobras las regalías.

Si estás empezando y tienes la oportunidad de escribir para un artista muy conocido, puede que el contrato del artista con su sello discográfico especifique que tienen derecho a un porcentaje de los ingresos derivados de la publicación de la canción. Algunos artistas fonográficos son lo suficientemente importantes como para poder hacer esto. Te dices a ti mismo: "Si no lo acepto, pierdo esta oportunidad y no cantarán mi canción y no se dará a conocer mi nombre". Yo he pasado por eso. Me gustaría que hubiese una forma de parar esto, pero en este momento no hay nada que puedan hacer al respecto los compositores o los músicos que están empezando. Por eso es tan importante estar bien informado. Tienes que saber a lo que te enfrentas y gestionarlo de manera inteligente. Cada decisión comercial es una inversión en tu futuro.

¿Es tan importante la marca de un artista como su música?

Por supuesto. La marca es una parte muy importante de la industria de la música. Comencé a desarrollar una estrategia de marca al principio de mi carrera. Es una buena idea proteger todo lo que te define; por ejemplo, tus latiguillos son parte de tu marca. Estas cosas dan forma al nombre y al artista que eres. Las marcas, y los negocios que se sustentan en ellas, son una valiosa fuente de ingresos.

Yo trabajo con dos empresas de relaciones públicas para afianzar mi marca y asegurarme de que se obtiene el máximo provecho. A veces se acercan las empresas a nosotros, a veces somos nosotros quienes nos acercamos a ellas. Actualmente, estamos trabajando con otras marcas, como CAT, Chrissy L., Cynthia Steffe, Guess y Blackberry, y hemos trabajado con Veet y Hanes.

¿Por qué una marca conocida querría trabajar con un rapero o un artista pop? Bueno, las empresas saben que si alguien es muy popular, la gente quiere imitarlo. Si una estrella del pop utiliza estas marcas, probablemente sus fans también querrán utilizarlas.

Ir de gira es también una de las mejores formas de potenciar mi marca como música. Me permite mostrar el rostro al público y que la gente me escuche, de manera que puedan conectar con mi música.

¿Cuál es su punto de vista sobre la piratería musical?

La piratería es un robo. Las personas que toman tu música, la venden y obtienen dinero con ella están robando algo a lo que has dedicado mucho tiempo y dinero a crear. Se trata de una actividad delictiva, y si bien es poco probable que lleguemos para acabar con ella completamente, sí que podemos tratar de crear un clima en el que la gente sea menos propensa a robar.

Uno de los grandes problemas con la piratería es que es difícil atrapar a los ladrones y hacerlos pagar. Hoy en día, la gente es cada vez menos tolerante con ella, debido a sus repercusiones negativas en la industria y los artistas.

"Creo que la clave para acabar con la piratería es asegurarse de que comprar música sea más fácil que robarla."

¿Qué consejo daría a los aspirantes a músicos?

No hace tanto que yo no tenía un contrato discográfico. Busqué oportunidades y aproveché lo que había por ahí: MySpace, Facebook, YouTube, y conciertos para mostrar mi talento y darme a conocer al público. Pensaba que algún día me escucharía la persona adecuada. El hecho es que la música es un negocio como cualquier otro, así que es muy importante que estudies tu técnica, investigues tu base de fans y adquieras el mayor conocimiento posible sobre el sector. Cuanto mejor lo conozcas, más influencia tendrás. Tener una buena vista y un equipo de confianza y fiable son fundamentales para que pueda desarrollarse y prosperar tu negocio. Pero tienes que salir ahí fuera y hacer que suceda.

¿Cuál es el futuro de la música en el Caribe?

El Caribe es una mina de oro de talento. Tenemos, por ejemplo, a Hal Linton, Damien Marley, Livvi Franc, Aaron Fresh, Sean Paul, Vita Chambers, Rihanna, Shaggy, y bandas como Cover Drive. Todos ellos han firmado con grandes compañías.

La música tiene valor y no debemos olvidar eso. En la región del Caribe, es mucho lo que podemos hacer para mejorar la industria de la música, centrándonos en desarrollar la riqueza del contenido local, por ejemplo. La gente realmente subestima la propiedad intelectual y el valor que ésta tiene.

Para finales de este año está previsto el lanzamiento de una versión reinterpretada del álbum de Shontelle No Gravity.

Por Shalisha Samuel

____________________________
1  1Un millón de unidades vendidas

 

La OMPI en Internet