World Intellectual Property Organization

Ha sido noticia

Agosto de 2011

La Biblioteca Británica y Google aúnan fuerzas para digitalizar 250.000 títulos

De acuerdo con su compromiso por mejorar el acceso a sus colecciones, la Biblioteca Británica ha anunciado recientemente la creación de una alianza con Google para digitalizar 250.000 libros exentos de derechos de autor de sus catálogos. En virtud del acuerdo, las obras seleccionadas por la Biblioteca Británica serán digitalizadas por Google. El contenido estará disponible para realizar búsquedas de texto completo, para descargar y para leer, y se ofrecerá gratuitamente a través de Google Libros y el sitio Web de la Biblioteca Británica. Google correrá con los gastos de la digitalización.

El proyecto digitalizará "una enorme diversidad de libros impresos, folletos y periódicos de 1700 a 1870", según un comunicado de prensa de la Biblioteca Británica. Incluirá material en una amplia gama de idiomas europeos, y "se centrará en los libros que no están disponibles gratuitamente en formato digital en línea". Una vez digitalizados, se podrá acceder a estos objetos históricos únicos "desde cualquier parte del mundo" y estarán disponibles para poderse "copiar, compartir y manipular" con fines no comerciales.

Dame Lynne Brindly, Directora ejecutiva de la Biblioteca Británica, señala que "nuestro objetivo es facilitar el acceso permanente a este material histórico, y esperamos que nuestras colecciones, junto con los conocimientos especializados de Google, nos permitan alcanzar este [objetivo]".

Peter Barron, Director de Relaciones Externas de Google explica que "el gran potencial de la tecnología de que disponemos hoy en día no es sólo su capacidad para preservar la historia y la cultura para la posteridad, sino también su capacidad de darle nuevas formas de vida. El material de dominio público constituye una parte importante del patrimonio de la humanidad, y estamos orgullosos de trabajar con la Biblioteca Británica para abrirla a millones de personas del Reino Unido y del resto del mundo".

___________________________

La empresa de telecomunicaciones canadiense Nortel vende su cartera de patentes

En un acuerdo que pone de relieve el valor económico de las patentes, un consorcio de seis empresas (Apple, Ericsson, EMC, Microsoft, Research in Motion (RIM) y Sony) ha ganado una oferta para comprar las patentes restantes y las solicitudes de patente de la asediada empresa canadiense de telecomunicaciones, Nortel Networks. La compañía declaró un concurso de acreedores en 2009, y desde entonces ha estado vendiendo sus activos.

Según un comunicado de prensa de la empresa, la venta, por un valor de 4,5 mil millones de dólares estadounidenses, comprende una amplia cartera de alrededor de 6.000 patentes y solicitudes de patente que engloba "prácticamente todos los aspectos de las telecomunicaciones y otros mercados ... como motores de búsqueda de Internet y redes sociales".

"Las dimensiones y el valor económico de esta transacción no tienen precedentes, al igual que el gran interés por la cartera entre las empresas más importantes del mundo", señala George Riedel, director de estrategia de Nortel y Presidente de las Unidades de Negocio.

Se espera que el acuerdo se firme en otoño de 2011, una vez aprobado por los tribunales de quiebras de los Estados Unidos y el Canadá.

___________________________

Un sistema integrado de patentes transtasmano promete importantes ahorros

Los gobiernos de Australia y Nueva Zelandia han acordado implantar un plan para poner en marcha un procedimiento único de solicitud y examen de patentes para ambos países. El plan, anunciado a principios de julio por el Ministro de Innovación de Australia, el Senador Kim Carr, y el Ministro de Comercio de Nueva Zelandia, Simon Power, promete a los inventores un "procedimiento transtasmano más rápido, más barato y más simplificado".

"Al armonizar los procedimientos de solicitud, eliminaremos la duplicación de tareas y reduciremos los costos. Creemos que la vía única para la protección de patentes en Australia y Nueva Zelandia alentará, a su vez, a los inventores y las empresas", dijo el Senador Carr.

Esta iniciativa promete generar un importante ahorro de costos, de hasta 5.000 dólares estadounidenses por invención.

"Al eliminar los posibles obstáculos, estamos tratando de crear un entorno empresarial transtasmano perfecto y facilitar la actividad empresarial en ambos países", señaló el Ministro Power. "Este nivel de cooperación en materia de patentes es una primicia mundial y dará a los innovadores de Australia y Nueva Zelandia mayor confianza cuando traten de proteger su propiedad intelectual en el extranjero", añadió.
 

La OMPI en Internet