World Intellectual Property Organization

Encender el interruptor de la propiedad intelectual

Abril de 2011

Cuando el Sr. Noh Si Chung fundó su empresa en la ciudad de Yangju (República de Corea) a mediados de la década de 1970, la propiedad intelectual no era un tema que tuviera muy presente. Su empresa, Feelux Lighting, sufrió las consecuencias de ello en la década de 1990, cuando descubrió su impotencia para defenderse de un competidor extranjero que minaba su negocio al imitar su producto de más éxito. Esta amarga experiencia despertó el interés del Sr. Noh por la propiedad intelectual, e impulsó una transformación en la estrategia de su empresa respecto de la gestión de la innovación y la propiedad intelectual. En este artículo se examina con detenimiento la experiencia de esta empresa mediana y las lecciones que ha aprendido sobre la importancia de integrar la propiedad intelectual en la estrategia empresarial para impulsar el éxito comercial en el sector de la iluminación, un sector altamente competitivo.


Imagen de la campaña del Museo de la
Iluminación de Feelux para sensibilizar
sobre la gravedad de la contaminación
lumínica. (Foto: Feelux Lighting)

En la década de 1990, el pilar de la actividad comercial de Feelux era su bombilla de triple longitud de onda, un producto que, aunque diferente, era similar a los que entonces vendían otros líderes del mercado, como Osram y Philips. Los libros de pedidos de la empresa estaban repletos y aumentaban las ventas de este producto con un precio competitivo. Sin embargo, en 1994, Feelux fue víctima de un competidor extranjero que había copiado su tecnología y socavaba sus ingresos con la venta de bombillas de triple longitud de onda a una fracción del precio final de venta de Feelux —Feelux cobraba 12 dólares por unidad, en tanto que el competidor vendía bombillas idénticas por 3 dólares. A falta de una patente o de cualquier otro derecho de propiedad intelectual, la empresa fue incapaz de defenderse contra estas prácticas abusivas —con consecuencias devastadoras. Un año más tarde, Feelux se vio obligada a cerrar su cadena de producción de bombillas de triple longitud de onda. Para colmo de males, varias empresas prescindieron de Feelux como proveedor de componentes de iluminación.

A raíz de esas amargas experiencias, y consciente de la vulnerabilidad de su empresa sin una estrategia de propiedad intelectual, el Sr. Noh decidió que, a partir de entonces, "nunca desarrollaría o fabricaría productos sin una patente". Actualmente, esta empresa es una defensora activa de la propiedad intelectual.

A partir de una intensa labor de investigación y desarrollo, su compromiso con la innovación y el uso del sistema de propiedad intelectual, Feelux se ha convertido en una empresa líder en tecnología de iluminación de gama alta. Feelux "está posicionándose como una de las empresas de productos electrónicos y de iluminación más competitivas del mundo", señala el Sr. Noh.

En la actualidad, la propiedad intelectual es un sello distintivo de la cultura empresarial de Feelux. A su llegada, los nuevos empleados son instruidos en el enfoque de la empresa respecto de la propiedad intelectual. Dos veces al año, se ofrecen programas de formación a todos los empleados en materia de derechos de propiedad intelectual. La empresa ha creado una base de datos de sus activos de propiedad intelectual, que contiene los pormenores de las patentes en propiedad, las solicitudes de patentes, otros proyectos en curso y las ideas presentadas por los empleados. Esto proporciona una vista panorámica de la situación de la cartera de propiedad intelectual de la empresa.

Feelux posee su propio departamento de propiedad intelectual, lo que le permite reducir costos y asegurar un tratamiento y una gestión eficaces de sus intereses en esta materia. Los conocimientos especializados del departamento suponen una alternativa económica a los honorarios de los abogados de patentes, lo que genera importantes ahorros. El departamento de propiedad intelectual presenta directamente las solicitudes de registro de marcas y de diseños de la empresa, vigila los usos de estos derechos, detecta las actividades infractoras y, en general, supervisa la estrategia de creación de marcas de la empresa para asegurarse de que sus marcas siguen siendo distintivas y no se convierten en genéricas.

La cultura de propiedad intelectual que caracteriza la actividad empresarial de Feelux anima a los empleados a presentar ideas innovadoras en las "reuniones de ideas” semanales. Un sistema de retribución introducido en 2008 fomenta todavía más la innovación, al recompensar a los empleados inventores. De acuerdo con este sistema, cada empleado lleva consigo un cuaderno de "ideas" en el que anota cualquier idea nueva. Estos cuadernos se examinan en las reuniones semanales. La participación de los empleados en este proceso queda reflejada en las evaluaciones de rendimiento, de manera que la presentación de cinco ideas se considera equivalente a una idea que la dirección considera candidata adecuada para la protección mediante patente. Dos veces al año, la empresa organiza una exposición con las 20 mejores ideas presentadas, de entre las que selecciona las que considera dignas de protección mediante patente. Los empleados autores de las ideas seleccionadas reciben una recompensa en efectivo de hasta mil de dólares EE.UU. en función del valor comercial y el grado de creatividad de la idea. En 2009 se exhibieron 115 ideas, de las que se seleccionaron 13 para su protección mediante patente.

Feelux ha sacado el máximo partido a los programas públicos dirigidos a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) concebidos para mejorar la gestión y el uso de los derechos de propiedad intelectual en el sector. El excepcional compromiso de la empresa con la propiedad intelectual, su potencial de crecimiento y su "excelente tecnología patentada" tuvo su reconocimiento en 2008 con el premio Star Award de patentes de la República de Corea. Los 60.000 de dólares EE.UU. que acompañaban al premio están siendo utilizados por la empresa para mejorar sus sistemas de gestión de la propiedad intelectual.

En 2009, el programa público de desarrollo de Pymes emprendedoras, a través del cual expertos en propiedad intelectual prestan apoyo a las empresas en la gestión de sus activos de propiedad intelectual, brindó a Feelux conocimientos especializados por valor de unos 45.000 de dólares EE.UU.. Asimismo, un programa público de creación de marcas para Pymes también ha permitido a la empresa aumentar su cartera de marcas y registrar su marca “Orchestra of Light” en Rusia.

"Las patentes nos han permitido aumentar nuestras ventas hasta en un 60%", dice el Sr. Noh. Ahora que Feelux ha integrado la propiedad intelectual en su estrategia empresarial y sus operaciones, "puede comercializar con confianza sus innovaciones" y exigir precios más elevados por sus productos, sin temor a que los competidores "se aprovechen" de su tecnología e infrinjan sus derechos.

Actualmente, Feelux dispone de una impresionante cartera de patentes, con 201 patentes en 11 países y otras 165 solicitudes de patente pendientes. La empresa también ha presentado varias solicitudes internacionales de patente en el marco del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), que facilita el proceso de obtención de protección internacional mediante patente. Se han creado flujos de ingresos adicionales a través de la venta y concesión de licencias de determinadas tecnologías que la empresa no está en condiciones de explotar. Esto se determina mediante la realización de auditorías regulares de propiedad intelectual, un proceso que se ve facilitado en gran medida por la existencia de su base de datos de propiedad intelectual.

La innovación es un factor fundamental para que las empresas puedan seguir siendo competitivas, pero la innovación sin la debida protección de la propiedad intelectual puede resultar un desastre. Una estrategia eficaz de propiedad intelectual permite a una empresa extremar su ventaja competitiva y asegurar sus intereses financieros a largo plazo. El compromiso de Feelux con la propiedad intelectual le está generando a esta empresa altamente innovadora dividendos importantes. Su experiencia pone de relieve la importancia decisiva de integrar un enfoque centrado en la propiedad intelectual en las estrategias empresariales.

Acerca de Feelux
  • Fundada en 1975
  • Actividad: Diseño y fabricación de productos de iluminación innovadores de alta gama
  • Sede: Ciudad de Yangju (República de Corea)
  • Oficina de ventas: Seúl (República de Corea)
  • Centro de I + D: Weihai (China)
  • Red en el extranjero: 8 filiales en China, Indonesia, Malasia, Estados Unidos de América y Singapur

 

El Museo de la iluminación de Feelux muestra la evolución histórica del uso de la iluminación: desde antorchas, velas y lámparas de aceite, hasta bombillas eléctricas, fibra óptica y LED (diodos emisores de luz). Además, cuenta con un pabellón dedicado al arte de la iluminación, donde se presenta el apasionante mundo de la luz a los niños y los adultos. En el pabellón dedicado al sistema Sun in Home (SIH, el sol en casa), la empresa muestra la influencia de la luz sobre el bienestar humano. El sistema SIH (marca registrada de la empresa), un sistema ajustable de temperatura de color y de iluminación, se basa en una filosofía de iluminación arraigada en la hipótesis de que las condiciones de iluminación influyen en el estado de ánimo y la salud mental. La luz fría se asocia con un estado de mayor alerta, y se piensa que ayuda a la concentración; los tonos más cálidos se asocian con un estado más sosegado y relajado, y mejoran el bienestar mental.

Cada otoño, Feelux organiza un “concierto luminoso” donde se combinan luz y música para mostrar los últimos productos de la empresa. Su centro de formación Dreaming Tomorrow (soñar el mañana) es un centro cultural, que ofrece diferentes experiencias de iluminación y programas de formación para el público en general, empleados, ingenieros y diseñadores.

En 2004, Feelux obtuvo la certificación ISO 14001 como empresa respetuosa del medio ambiente.

Colaboradores: Alexander Park y Cathy Jewell

La OMPI en Internet