World Intellectual Property Organization

Universidad de África - Primer grupo de graduados en P.I. a los que se concede grados de maestría

Agosto de 2010

Este año, 40 hombres y mujeres serán los primeros profesionales a los que se concederá grados de maestría en Propiedad Intelectual de una institución educativa superior del África subsahariana. Los estudiantes, entre ellos profesores, abogados, jóvenes profesionales y estudiantes de posgrado, así como interesados en P.I., recibieron certificados de títulos académicos de la Universidad de África en Zimbabwe durante la decimosexta ceremonia de graduación de la institución celebrada en junio. Andra Stevens, Directora de Información y Asuntos Públicos de la Universidad de África, nos informa sobre este acontecimiento.

Mediante una combinación de enseñanza a distancia, presencial, in situ y práctica, dos grupos de estudiantes de posgrado lograron culminar el programa de maestría en P.I. (22 estudiantes se habían inscrito en 2008 y 26, en 2009). El Profesor Fanuel Tagwira, Vicerrector de la Universidad, afirmó: “El grado de maestría en Propiedad Intelectual constituye una iniciativa sumamente importante y nos entusiasma ver que atrae cada vez a más estudiantes y nuevos socios”.

Catorce países africanos estaban representados entre los 40 estudiantes que se graduaron este año. Los egresados constituyen ahora una dotación de líderes y formadores que ayudarán a las naciones africanas a sacar provecho de todo el potencial de sus activos de P.I. en aras del desarrollo social y económico. La Universidad de África ofrece el programa de maestría en Propiedad Intelectual de un año de duración en colaboración con la Organización Regional Africana de la Propiedad Intelectual (ARIPO) y la OMPI.


Foto: Africa University

Hace poco tiempo, el Japón anunció que financiaría cinco becas íntegras para los candidatos que se inscribieran en el programa de maestría en Propiedad Intelectual durante 2010. El Profesor Tagwira señaló: “Estos acontecimientos indican que el programa no solo es pertinente, sino que además sus perspectivas en materia de sostenibilidad a largo plazo son muy esperanzadoras”.

Reforzar los fundamentos de la P.I. en África

El Profesor Tagwira también elogió la contribución de la OMPI y la ARIPO señalando que: “Nada de esto hubiera sido posible” sin su constante apoyo. Dijo: “Tanto la OMPI como la ARIPO mostraron grandes cualidades de previsión y desempeñaron un papel dinámico para facilitar el acceso a la formación en África”. El Vicerrector observó que la formación impartida a los 40 graduados “constituye un pilar fundamental para que las naciones africanas puedan comprender, proteger y sacar el máximo provecho del potencial de desarrollo de los activos de propiedad intelectual”.

Los estudiantes participan en la toma de conciencia de la P.I.

“La formación que recibí de la Universidad de África y la OMPI ha resultado ser una ayuda extraordinaria, ya que me he dado cuenta de la importancia que reviste saber qué es la propiedad intelectual” ―indicó Aleck Ncube, un zimbabuense que se inscribió en el programa cuando se inauguró en 2008.

El Sr. Ncube es miembro del cuerpo docente de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología. Desde que culminó su formación a mediados de 2009, ha venido trabajando con colegas para establecer una Unidad de Educación sobre P.I. en el Departamento de Parque Tecnológico de dicha Universidad. El Sr. Ncube señaló que, hasta hace poco, los investigadores podían aprovechar las instalaciones de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología o utilizar la institución como base para crear nuevas tecnologías y luego se marchaban sin compartir ninguno de los beneficios derivados de sus trabajos con la Universidad. Sus actividades actuales están encaminadas a garantizar que tanto los innovadores como la institución se beneficien de la obtención del acceso a los conocimientos y las invenciones creadas por los estudiantes y los encargados de investigación de la Universidad de Ciencia y Tecnología.

Para el Sr. Ncube, la comercialización acertada de los resultados de la investigación en África es crucial para el desarrollo del continente, especialmente en el contexto de la financiación pública menguante que se destina a las instituciones de enseñanza superior. “Mi contribución ―destacó― repercutirá en el sentido de que la eficacia del Departamento de Parque Tecnológico mejorará en gran medida y que la Universidad será testigo de un aumento de la creatividad y los procesos inventivos de su profesorado. El objetivo fundamental es hacer que los catedráticos y los estudiantes tomen conciencia del valor de su creatividad intelectual y obtener beneficios de ello.”

Su compañero, Bruce Mwiya, que siguió el programa de maestría en Propiedad Intelectual en la Universidad de África, y que provenía de la Universidad Copperbelt de Zambia donde era el Vicedecano de la Escuela de Negocios, dijo que la iniciativa “llega en un momento en que África necesita cambiar la forma en que se concibe el desarrollo económico. Es necesario que África incorpore la enseñanza de la propiedad intelectual en todos los programas académicos y profesionales a fin de que se conozca, en todos los campos, el modo en que puede ser aprovechada para el desarrollo a nivel individual, colectivo, institucional y nacional”.

En Ghana, John Assan Benson y Elizabeth Ama Boakye, compañeros de graduación del programa de maestría en Propiedad Intelectual, también participan en programas de sensibilización que esperan se traduzcan en la utilización de la P.I. para reducir el desempleo y disminuir la “fuga de cerebros” en su país. En calidad de consultores destacados de Intellectual Property Assets Rights Management (IPARM), una organización de consultoría y gestión sobre P.I., centran sus esfuerzos en los medios de comunicación y las instituciones de formación. En marzo de 2010, organizaron un seminario de dos días de duración que abarcaba temas tales como el desarrollo de marcas, la protección de los activos de P.I. y la comercialización para más de 450 estudiantes universitarios de la Escuela Politécnica de Takoradi, en Ghana.

El Sr. Benson y la Sra. Boakye esperan movilizar, mediante sus esfuerzos, a un gran número de ghaneses para proseguir la formación en P.I. y utilizarla como estímulo para el desarrollo nacional. “Los ghaneses no pueden darse el lujo de quedarse de brazos cruzados y mirar cómo el mundo acelera el progreso económico gracias a la P.I. en la nueva era digital” ―señaló Benson.

En sus distintos países, los graduados del programa de maestría en Propiedad Intelectual de la Universidad de África emprenden distintas actividades de sensibilización y formación, desde talleres con instituciones de enseñanza y empresas comerciales hasta programas de entrevistas en la televisión y la radio donde participan los formuladores de políticas. Tales actividades dan forma a una mejor comprensión de las patentes, las marcas, los secretos comerciales, el derecho de autor y los derechos conexos, los modelos de utilidad, los dibujos y modelos industriales, los conocimientos tradicionales, las expresiones culturales tradicionales y los recursos genéticos.

Sin embargo, el Sr. Ncube está llegando aún más lejos en su labor. En julio, empezará una beca Fulbright de investigación en el Franklin Pierce Law Center en Nueva Hampshire, con financiación del Departamento de Estado de Estados Unidos de América. El Sr. Ncube, que estará ubicado en el Instituto Internacional de Transferencia de Tecnología (ITTI), llevará a cabo investigaciones sobre la Ley Bayh-Dole de 1980 de importancia trascendental pues revolucionó el modo de gestionar las invenciones y las innovaciones por las universidades.

“Me interesa averiguar cómo han logrado tener éxito las universidades estadounidenses en la comercialización de los resultados de sus investigaciones” ―afirmó. Desea también saber más acerca del modo en que las empresas se asocian con las universidades para la comercialización, la exportación y la transferencia de nuevas tecnologías.

Acerca del programa de maestría en Propiedad Intelectual

La Universidad de África, la ARIPO y la OMPI ofrecen conjuntamente el grado de maestría en Propiedad Intelectual.

El programa dura 12 meses, de mayo a abril, y está dividido en tres partes:

  • Primera parte: Enseñanza a distancia (3 meses) – los estudiantes optan por un número seleccionado de cursos sobre P.I. que son impartidos mediante la enseñanza a distancia.
  • Segunda parte: In situ (5 meses) – los estudiantes siguen cursos en el recinto de Mutare (Zimbabwe) de la Universidad de África. El curso abarca un conjunto de sesiones de formación de tres semanas en la sede de la ARIPO en Harare.
  • Tercera parte: Investigación y tesina (4 meses) – los estudiantes redactan un documento relativo a un tema elegido y aprobado.

El diseño del programa de maestría en Propiedad Intelectual permite a los jóvenes profesionales adquirir las aptitudes necesarias para desempeñar un papel principal en la esfera de la P.I. El plan de estudios es impartido por catedráticos, profesionales del derecho y expertos en P.I. destacados que provienen de la región y ofrece un enfoque comparativo de los sistemas de P.I. a escala nacional, regional e internacional. Los estudiantes proceden en su mayoría de círculos académicos, instituciones de investigación y desarrollo u organismos gubernamentales, a los que suelen volver después de graduarse para cumplir la función de formadores en P.I.

Se ofrecen veinte becas de investigación a los africanos que tengan una gran motivación para contribuir al desarrollo de los recursos humanos en el ámbito de la P.I. en los países en desarrollo. Se reservan otras 10 vacantes para los estudiantes que corren con sus propios gastos.

En Internet se puede encontrar información adicional sobre el programa de maestría en P.I.:

La OMPI en Internet