World Intellectual Property Organization

Movilizar recursos adicionales para el desarrollo

Septiembre de 2007

En 2006 y 2007, se habrán dedicado cerca de 80 millones de francos suizos del presupuesto ordinario de la OMPI (en gran medida procedentes de los ingresos obtenidos con los servicios que brinda al sector privado) a la labor de apoyo a los países con economías en desarrollo y en transición. Sin embargo, todos los años, se pueden realizar proyectos adicionales de asistencia técnica y de creación de capacidades gracias a la financiación procedente de las contribuciones voluntarias. Se calcula que dichas contribuciones ascenderán a 12,9 millones de francos suizos en 2006 y 2007, y a una cantidad similar en el próximo ejercicio bienal. La OMPI ha comenzado a aplicar un enfoque más preventivo a fin de conseguir financiación de donantes para proyectos de desarrollo y los recientes debates celebrados en el marco del Programa para el Desarrollo han dado un nuevo impulso a estas iniciativas. Este artículo describe el nuevo enfoque y resalta algunos ejemplos de proyectos que están esperando el apoyo de nuevos socios.

La OMPI lleva años disfrutando de relaciones con varios países donantes clave, que proporcionan lo que se conoce como fondos fiduciarios para financiar los proyectos de asistencia técnica. Los arreglos relativos a fondos fiduciarios de la OMPI con Francia y el Japón, por ejemplo, comenzaron ya en 1981 y 1987, respectivamente. En la actualidad, la OMPI tiene acuerdos de financiación con Finlandia, España, Estados Unidos, la República de Corea (véase el siguiente artículo) y la Unión Europea, y el 10 de septiembre firmó un nuevo acuerdo con el Gobierno de Italia. Es el personal del Sector de Asistencia Técnica y Fortalecimiento de Capacidades de la OMPI el que gestiona la mayor parte de estos arreglos.

La labor de la OMPI también se ve respaldada de otras muchas formas por los donantes, mediante apoyo financiero directo para actividades, y a través de varios arreglos de reparto de los costos y organización conjunta. Una innovación reciente es el Fondo de la OMPI de Contribuciones Voluntarias para las comunidades indígenas y locales acreditadas, que se creó para permitir a los representantes de las comunidades indígenas y locales participar en las reuniones del Comité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Recursos Genéticos, Conocimientos Tradicionales y Folclore (CIG). El Fondo, que comenzó a funcionar el año pasado, ha recibido contribuciones del Programa Internacional Sueco para la Biodiversidad (SwedBio/CBM), la Christensen Foundation, el Instituto Federal Suizo de la Propiedad Intelectual, así como de los Gobiernos de Francia y Sudáfrica.

“Movilizar recursos extrapresupuestarios para reforzar la asistencia técnica y la labor de crear capacidades de la OMPI es fundamental para que podamos ofrecer resultados en este campo, en el que hay una demanda sin precedentes de los conocimientos técnicos de nuestra Organización”. Por esta razón, estamos dirigiéndonos a los donantes habituales y a otros posibles socios” – Geoffrey Onyeama, Subdirector General de la OMPI.

Buscar socios

A medida que evoluciona la demanda de los países en desarrollo, se van ampliando las actividades de la OMPI desde ofrecer asesoramiento sobre cómo modernizar el derecho y la administración en el ámbito de la P.I. hasta ayudar a los países a desarrollar capacidades nacionales para crear, gestionar y explotar sus activos de P.I. Al reconocerse cada vez más el papel de la P.I. en el fomento del crecimiento económico en una sociedad del conocimiento, ha ido aumentando el interés y la posibilidad de encontrar nuevos socios que cooperen en la labor de la OMPI en los países en desarrollo. Al mismo tiempo, todo el sistema de las Naciones Unidas ha estado estudiando las posibles sinergias que ofrecerían asociaciones más amplias de cara a conseguir que la comunidad internacional cumpla los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

El Dr. Kamil Idris, Director General de la OMPI, reconociendo los posibles beneficios de estas asociaciones y de ampliar los recursos disponibles para cubrir las necesidades de los países en desarrollo, decidió en 2005 que la OMPI debía adoptar un enfoque más dinámico en cuanto a las asociaciones y la movilización de recursos. A finales de 2006, la OMPI estableció una Sección de Movilización de Recursos Extrapresupuestarios.

En estos momentos, la OMPI está ampliando su base de donantes estableciendo relaciones con posibles contribuyentes y reforzando vínculos con la comunidad de donantes tanto multilaterales como bilaterales. Para ello, es preciso determinar sinergias entre las necesidades de los países en desarrollo, la labor de la OMPI y las prioridades de los diversos donantes o posibles socios. Trabajando sobre una base temática, la nueva Sección está elaborando una cartera de proyectos y actividades de la OMPI adecuados para este propósito (véanse los ejemplos que figuran en los recuadros de estas páginas).

Las reuniones anuales con los donantes, las nuevas páginas interactivas del sitio Web de la OMPI y otros recursos informativos específicos contribuirán a mejorar la comunicación con los donantes existentes y futuros. Las herramientas de información comprenderán una base de datos de los recursos extrapresupuestarios y las asociaciones, la descripción detallada de las políticas de la OMPI en materia de movilización de recursos, informes sobre los fondos movilizados y estudios de casos que ilustren los beneficios obtenidos a partir de los recursos extrapresupuestarios.

Formar parejas

La capacidad de atraer el respaldo de nuevos donantes y socios reside en primer lugar y ante todo en que el personal de la OMPI se comprometa a llevar a cabo las actividades apropiadas. La nueva Sección desempeñará el papel de formar las parejas, transmitiendo los perfiles de los donantes a los directores de programa de la OMPI y debatiendo las necesidades expresadas por su red de contactos en los países en desarrollo, poniendo a los donantes en contacto con las personas adecuadas en la OMPI, coordinando los enfoques y contribuyendo a formular acuerdos de donación o asociación.

El resultado satisfactorio de las asociaciones depende de la buena comunicación y la transparencia: los socios y los beneficiarios tienen que entender las prioridades y las limitaciones de la otra parte, ponerse de acuerdo sobre lo que quieren alcanzar y la mejor forma de conseguirlo, y ser capaces de mostrar la incidencia positiva lograda con la asociación. Los esfuerzos que dedica la OMPI a movilizar recursos tienen por objeto poner en contacto a los socios apropiados para los proyectos apropiados a fin de obtener los resultados apropiados.

Si desea debatir las maneras de asociarse a éste u otros proyectos o le gustaría obtener más información sobre las iniciativas de la OMPI para la movilización de recursos y la creación de asociaciones, póngase en contacto con smer@wipo.int; tel.:+41 (0) 22 338 80 39.

Digitalizar el patrimonio cultural

*
El proyecto “Voces del patrimonio Masai” es uno de los primeros proyectos piloto de catalogación. (Foto © OMPI/Maasai Cultural Heritage Foundation)

Las tecnologías digitales ofrecen oportunidades completamente nuevas de fomentar, proteger y revitalizar el patrimonio cultural intangible, como el folclore y las formas artísticas tradicionales. Al catalogarse y difundirse por medios digitales, la música, los diseños y el arte tradicionales pueden llegar a nuevos públicos en mercados especializados, promoviendo así el desarrollo de la comunidad que los ha creado. Sin embargo, esto también puede dar lugar a apropiaciones y usos indebidos. Las iniciativas de salvaguardia del material delicado desde el punto de vista cultural pueden llevar involuntariamente a la explotación comercial no autorizada del mismo. Por lo tanto, las organizaciones indígenas, los museos, los archivos y los investigadores han pedido que se elaboren directrices sobre las cuestiones y opciones de P.I. que surgen en este ámbito.

En el proyecto de Patrimonio Creativo de la OMPI, se elaboran esas directrices en consulta con las comunidades y las instituciones culturales indígenas. El proyecto presta asesoramiento sobre la gestión de las opciones existentes en el ámbito de la P.I., así como asistencia a las comunidades e instituciones en la esfera de las tecnologías de la información para que puedan catalogar y digitalizar sus expresiones culturales y crear sitios Web donde ponerlas, si lo desean, a disposición del público bajo las condiciones que ellas mismas estipulen.

Se están desarrollando en la actualidad algunos proyectos piloto en una comunidad Masai de Kenya –que aparece en la imagen trabajando en colaboración con la Organización Internacional del Trabajo (OIT)– en cooperación con museos y archivos del Sudán y con la Oficina de Propiedad Intelectual de Mongolia.

 

La información sobre patentes y su presentación

La información sobre patentes es la suma de todas las informaciones técnicas contenidas en cada documento de patente publicado hasta la fecha. Se trata del mayor inventario actualizado y clasificado de conocimientos técnicos del mundo, que reúne decenas de millones de documentos de patente y al que se añade aproximadamente 1,6 millones cada año. Se puede acceder a este valioso tesoro mediante muchas bases de datos gratuitas sobre patentes, como el servicio de búsqueda de la OMPI PatentScope, la base de datos de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO) y esp@cenet, de la Oficina Europea de Patentes.

Algunas de las tecnologías que se describen en la información sobre patentes están disponibles para que los empresarios e innovadores las usen gratuitamente; otras pueden utilizarse mediante acuerdos de licencias con el titular de los derechos. La información sobre patentes también se ha convertido en una herramienta estratégica en los negocios. Al igual que se usa para evaluar las cuestiones relativas a la “libertad de acción”, puede contribuir a que una empresa prevea la dirección de un cambio técnico, o a evaluar la fuerza tecnológica relativa que tiene una empresa en el mercado. El análisis de las tendencias que se deriva de la información sobre patentes contribuye a definir áreas con un potencial para I+D, tecnologías clave y oportunidades de mercado.

En el ámbito de las invenciones, la divulgación pública de la nueva tecnología es un elemento crucial de la contrapartida en la que se basa el sistema de patentes. Sin embargo, hay muy poca gente que sepa de la disponibilidad de este recurso, y aún menos que sepa como usarlo. La OMPI colabora con países en desarrollo para aumentar los conocimientos sobre el acceso a la información sobre patentes y el uso de la misma para que puedan beneficiarse económica y comercialmente.

 

Transferencia de tecnología, concesión de licencias y redacción de solicitudes de patentes

Los investigadores y científicos de los países en desarrollo están obteniendo resultados muy valiosos en diversos campos de la ciencia, como la energía renovable, la medicina, la agricultura y la gestión del agua y los residuos. La mayor parte de estas innovaciones surgen en universidades e instituciones de I+D financiadas con dinero público y permiten proporcionar nuevas tecnologías a las empresas locales, en especial las pequeñas y medianas empresas. Gracias al apoyo y la asistencia que se brindan para crear sistemas de innovación, estas instituciones y empresas de investigación pueden desempeñar un papel decisivo en el crecimiento económico basado en el conocimiento. Sin embargo, se enfrentan a numerosos desafíos, en particular la falta de profesionales que sepan redactar patentes, gestionar activos de P.I. y negociar contratos de transferencia de tecnología.

El programa de formación de la OMPI de negociación de licencias tecnológicas, que ya se ha aplicado en más de 30 países, combina la teoría con ejercicios prácticos de simulación para transmitir las capacidades y los conocimientos necesarios. El programa se imparte tanto a nivel básico como avanzado. Este último puede adaptarse en función de las necesidades específicas de los participantes, dedicándose a cuestiones complejas relativas a la concesión de licencias. Para asegurar su viabilidad, el programa también puede organizarse como una formación para formadores. Es un curso completo que comprende todo el material necesario para que los participantes lo usen en la práctica y como referencia.

A petición de los Estados miembros, la OMPI también ha introducido un programa global de formación sobre redacción de solicitud de patentes de 10 días, dirigido específicamente a científicos e investigadores. El programa se adapta a la especialidad de los participantes, ya se trate de ingeniería mecánica, biotecnología, química, tecnología eléctrica o informática, etc. y la carpeta de formación comprende una copia del Manual de la OMPI de redacción de solicitudes de patentes. Asimismo, puede seguirse un curso de enseñanza a distancia, con la supervisión de tutores designados por la OMPI.

 

Proteger las obtenciones vegetales

*
México está desarrollando programas de fitomejoramiento y protegiendo sus obtenciones vegetales. Los aztecas usaban el lirio azteca, conocido originalmente como Atzcalxóchitl (“flor de esplendor rojo”) en ceremonias religiosas. (Foto UPOV)

La organización hermana de la OMPI, la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV), también está tratando de movilizar recursos para realizar proyectos en países en desarrollo. La estrecha colaboración entre ambas organizaciones permitirá proporcionar a los posibles beneficiarios y donantes toda una gama de soluciones relativas a la P.I.

*
El fruto, rico en vitaminas y minerales, de este espino blanco se usa para elaborar caramelos, mermeladas y bebidas su madera se emplea en artesanía y para leña; y sus hojas se utilizan para hacer infusiones terapéuticas para la hipertensión y el insomnio.(Foto UPOV))

La UPOV anima a los países a que introduzcan sistemas de P.I. para proteger sus obtenciones vegetales, con el objeto de fomentar el desarrollo de obtenciones vegetales mejoradas en provecho de los agricultores, los cultivadores y los consumidores. La protección adecuada de las obtenciones vegetales, combinada con la pertenencia a la UPOV, puede conducir al desarrollo económico, en especial en el ámbito rural, fomentando el fitomejoramiento en muy diversas situaciones. El sistema de la UPOV ofrece varias posibilidades de cooperación para facilitar la rápida ejecución de la protección de las propiedades vegetales. Sin embargo, muchos miembros de la UPOV también consideran beneficioso crear la infraestructura y los conocimientos técnicos para llevar a cabo el examen de las obtenciones por sí mismos. En consecuencia, la UPOV dirige, con el apoyo financiero de los donantes, programas que brindan a los nuevos miembros una amplia asistencia práctica.

Los elementos clave de la asistencia técnica que ofrece la UPOV son: los programas de enseñanza a distancia para funcionarios y expertos; la formación práctica impartida a examinadores; el apoyo tecnológico, como el suministro de paquetes informáticos especializados y manuales técnicos, y la ayuda financiera para la participación en las reuniones técnicas de la UPOV. Asimismo, el programa de la UPOV proporciona asistencia para celebrar seminarios a fin de sensibilizar a los colectivos interesados acerca de la protección de las obtenciones vegetales a escala nacional o regional.

 

Artículo escrito por Joe Bradley, Sección de Movilización de Recursos Extrapresupuestarios.

Agradecimientos: Wend Wendland (División de Cuestiones Globales de P.I. de la OMPI); Peter Button (UPOV); Matthew Bryan (División Jurídica del PCT de la OMPI); Olga Spasic (División de Propiedad Intelectual y Nuevas Tecnologías).

La OMPI en Internet