World Intellectual Property Organization

Resumen del Acuerdo de Viena por el que se establece una Clasificación Internacional de los elementos figurativos de las marcas (1973)

El Acuerdo de Viena establece una Clasificación para las marcas que consisten en elementos figurativos o los contienen (la Clasificación de Viena). Las oficinas competentes de los Estados contratantes deben indicar en los documentos oficiales y las publicaciones relativas a los registros y renovaciones de las marcas los números de las categorías, divisiones y secciones de la Clasificación en las que se han ordenado los elementos figurativos de esas marcas.

La tarea de revisar periódicamente la Clasificación se ha confiado a un Comité de Expertos, establecido conforme al Acuerdo y en el que están representados todos los Estados contratantes. La edición actual (la sexta) ha estado en vigor desde el 1 de enero de 2008.

La Clasificación consiste en 29 categorías, 144 divisiones y unas 1.667 secciones, en las que se clasifican los elementos figurativos de las marcas.

Si bien son parte en el Acuerdo de Viena sólo 25 Estados, la Clasificación se utiliza en las oficinas de propiedad industrial de al menos 30 Estados, así como en la Oficina Internacional de la OMPI, la Oficina de Armonización del Mercado Interior (marcas, dibujos y modelos) (OAMI) de las Comunidades Europeas, la Organización Africana de la Propiedad Intelectual (OAPI) y la Organización Benelux de la Propiedad Intelectual (OBPI).

El Acuerdo de Viena creó una Unión que cuenta con una Asamblea. Todos los Estados miembros de la Unión son miembros de la Asamblea.

Entre las tareas más importantes de la Asamblea figura la adopción del Programa y Presupuesto bienal de la Unión.

El Acuerdo de Viena, adoptado en 1973 se enmendó en 1985.

El Acuerdo está abierto a los Estados parte en el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial (1883). Los instrumentos de ratificación o adhesión deben depositarse en poder del Director General de la OMPI.

La OMPI en Internet