El Director General de la OMPI celebra una conquista para las personas con discapacidad visual y para la comunidad internacional con la entrada en vigor del Tratado de Marrakech

Ginebra, 30 de septiembre de 2016
PR/2016/794

El Director General de la OMPI, Francis Gurry, se mostró complacido por la entrada en vigor del Tratado de Marrakech, que dará a partir de ahora nuevo impulso al número de textos especialmente adaptados, en beneficio de las personas ciegas y otras personas con dificultad para acceder al texto impreso que viven en las distintas partes del mundo.

El Tratado de “libros para los ciegos” entró en vigor el 30 de septiembre de 2016, tres meses después de lograr las 20 ratificaciones o adhesiones necesarias por parte de los Estados miembros de la OMPI.

Vídeo: Mensaje del Director General - En YouTube

“Es un gran día para las personas con discapacidad visual de todo el mundo que, a partir de hoy, podrán empezar a disponer de un mayor número de textos adaptados a su uso,” dijo el Director General de la OMPI, Francis Gurry.  “Este día representa también una importante victoria para el multilateralismo y la comunidad internacional, que puso de manifiesto su capacidad de unirse para mejorar la vida de mucha gente en todo el mundo, llevando la lectura y la oportunidad de leer a las personas con discapacidad visual de todo el mundo.”

El Tratado de Marrakech para facilitar el acceso a las obras publicadas a las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso facilita la creación y la transferencia entre países de libros adaptados especialmente, por ejemplo en formato Braille o en tipos de imprenta grandes, para su uso por las personas con discapacidad visual, cuyo número está estimado por la Organización Mundial de la Salud en 285 millones en todo el mundo, así como los otros millones de personas con dificultades para acceder al texto impreso.

Para marcar la entrada en vigor del Tratado de Marrakech, la OMPI ha organizado un acto simbólico de transferencia de libros accesibles en formato de audio desde el Canadá hasta Australia, por medio del servicio de libros del ABC de la OMPI.  La transferencia del Canadian National Institute for the Blind a Vision Australia supone que Vision Australia no tendrá que encargarse de reproducir esos libros, lo que genera un ahorro de unos 2.000 dólares EE.UU. por cada libro.

El Tratado de Marrakech  – Punto final al “hambre de libros”

Con el Tratado de Marrakech se aspira a subsanar el “hambre de libros”, al exigir a las Partes Contratantes que adopten disposiciones en las respectivas legislaciones nacionales que permitan la reproducción y distribución de obras publicadas en formatos accesibles, y su puesta a disposición del público, mediante la aplicación de limitaciones y excepciones a los derechos de los titulares de obras protegidas por derecho de autor.

Prevé asimismo el intercambio transfronterizo de ejemplares en formatos accesibles a través de organizaciones que atiendan a las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso.  Armoniza, además, las limitaciones y excepciones para que estas organizaciones puedan actuar más allá de las fronteras.

Al eliminar las duplicaciones e incrementar la eficiencia, el intercambio de ejemplares en formatos accesibles debería aumentar el número general de obras disponibles.  Por ejemplo, en lugar de tener a cinco países elaborando versiones accesibles de la misma obra, esos cinco países podrán elaborar una versión accesible de una obra diferente, que posteriormente podrán intercambiar entre ellos.

El Tratado tiene por objeto asimismo asegurar a los autores y editores que el sistema no expondrá sus obras publicadas al uso indebido de las mismas o a su distribución a terceros distintos de los beneficiarios previstos.  El Tratado reitera la obligación de restringir el intercambio transfronterizo de obras, sobre la base de limitaciones y excepciones, a determinados casos especiales que no atenten a la explotación normal de la obra y no causen un perjuicio injustificado a los intereses legítimos del titular del derecho.

Más de 75 Estados miembros de la OMPI han firmado el Tratado, que fue adoptado el 27 de junio de 2013 por una Conferencia Diplomática organizada por la OMPI en Marrakech bajo los auspicios del Reino de Marruecos.  Eran necesarias 20 adhesiones o ratificaciones para que el Tratado entrara en vigor.  De momento, se han adherido a ese instrumento 22 países.

La OMPI está firmemente decidida a ayudar a los Estados miembros a aprovechar al máximo las ventajas que ofrece el Tratado de Marrakech;  lidera el Consorcio de Libros Accesibles (ABC), creado con el propósito de ayudar a lograr los objetivos del Tratado de Marrakech en un plano práctico por medio de actividades en tres esferas:  el aprovechamiento compartido de competencias técnicas en países en desarrollo y PMA con miras a editar y distribuir libros en formatos accesibles, promover la edición integradora de libros y establecer una base de datos y servicio internacional de intercambio de libros accesibles.

Antecedentes para la Redacción

Según la Organización Mundial de la Salud, en el mundo hay unos 285 millones de ciegos y personas con discapacidad visual, el 90% de ellos en países en desarrollo.  Los resultados de una encuesta de la OMPI efectuada en 2006 revelaron que menos de 60 países contemplan en su legislación nacional de derecho de autor cláusulas sobre limitaciones y excepciones especiales en favor de las personas con discapacidad visual, por ejemplo, para las versiones en braille, versiones en grandes caracteres o en audio digital de los textos protegidos por derecho de autor.

Según la Unión Mundial de Ciegos, del millón aproximado de libros que se publica cada año en el mundo, menos del 10% está disponible en formatos accesibles para las personas con discapacidad visual.

Enlaces

Sobre la OMPI

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) es el foro mundial en lo que atañe a servicios, políticas, información y cooperación en materia de propiedad intelectual. En tanto que organismo especializado de las Naciones Unidas, la OMPI ayuda a sus 189 Estados miembros a establecer un marco jurídico internacional equilibrado de P.I. para satisfacer las necesidades de la sociedad a medida que evolucionan. Además, ofrece servicios para la obtención de derechos de P.I. en diversos países y para la solución de controversias. También ofrece programas de fortalecimiento de capacidades para ayudar a los países en desarrollo a gozar de las ventajas que trae consigo la utilización de la P.I. Facilita, asimismo, el libre acceso a bancos de información exclusivos sobre P.I.

Para más información, diríjase a la Sección de la OMPI de Relaciones con los Medios de Comunicación:
  • Tel: (+41 22) - 338 81 61 / 338 72 24
  • Fax: (+41 22) - 338 81 40
  • Correo-e