World Intellectual Property Organization

La Plataforma de sectores interesados lanza el proyecto para facilitar el acceso de las personas con discapacidad visual a las obras publicadas

Ginebra, 23 de octubre de 2010
PR/2010/668

El 23 de octubre se anunció en Nueva Delhi (India) el lanzamiento de una iniciativa sin precedentes encaminada a poner las obras publicadas a disposición de las personas con discapacidad visual (VIP, en inglés) o discapacidad para la lectura. El anuncio se produjo en el transcurso de la quinta reunión de la Plataforma de sectores interesados de la OMPI que se creó en enero de 2009 para examinar las necesidades concretas y las preocupaciones de los titulares de derecho de autor y de las personas con limitaciones para leer, y para reunir a los representantes de la comunidad de las personas con discapacidad visual y los editores.  Asimismo, la Plataforma dio su visto bueno al lanzamiento, el 1 de noviembre próximo, del proyecto de intermediarios de confianza denominado TIGAR (en inglés, Trusted intermediary global accesible resources project), que permitirá a los editores facilitar el acceso de los intermediarios de confianza a sus obras.  Éstos últimos crearán formatos más accesibles que se distribuirán entre todos los intermediarios y entre las bibliotecas especializadas. 

Se calcula que los aproximadamente 340 millones de personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso convencional, sólo pueden acceder a un 5% del millón de los libros publicados anualmente. Las organizaciones internacionales especializadas, como las bibliotecas para ciegos, han sido las encargadas de adaptar dichos libros al formato Daisy (en inglés, Digital Accesible Information SYstem), braille, audio u otros formatos digitales especiales, sufragando ellas los costes. El proyecto TIGAR es fruto de la colaboración entre la OMPI y las organizaciones que representan a los autores, editores, personas con discapacidad visual o con limitaciones para leer, incluida la Unión Mundial de Ciegos y la Unión Internacional de Editores. El proyecto, que contará con la asistencia técnica de la OMPI, promete ofrecer mayor acceso a una selección más amplia de libros. 

“La OMPI se complace en anunciar el lanzamiento de este singular e innovador proyecto de colaboración entre el sector privado y las organizaciones de interés público, cuyo objetivo es facilitar el acceso de las personas con discapacidad visual o discapacidad para leer a obras publicadas”, comentó el Director General, Sr. Francis Gurry, con ocasión de su asistencia a la reunión de los sectores interesados celebrada en Nueva Delhi.  Además, añadió que el “éxito de este proyecto, que representa una alianza mundial para el desarrollo, exigirá compromiso e inversión por parte de todos los sectores interesados”.  El Director General destacó asimismo la importancia de dicha plataforma como un importante complemento del trabajo que ya se viene realizando en el Comité Permanente de la OMPI de Derecho de Autor y Derechos Conexos (SCCR) con el fin de crear un marco jurídico multilateral en el ámbito de las limitaciones y excepciones que beneficie a las personas con discapacidad visual. 

A través de una panoplia de servicios bibliotecarios y editoriales, TIGAR se compromete a que todas las personas con dificultades para acceder al texto impreso convencional, tanto en los países en desarrollo como en los países desarrollados, disfruten de las mismas oportunidades que otras personas sin discapacidad para acceder a obras publicadas.  TIGAR permitirá que estas personas puedan buscar contenido en distintas redes de distribución para así poder acceder a obras publicadas en formatos accesibles. 

Se prevé que la primera transferencia de libros accesibles se efectuará a mediados de 2011.

Para más información, diríjase a la Sección de la OMPI de Relaciones con los Medios de Comunicación:

  • Tel: (+41 22) - 338 81 61 / 338 72 24
  • Fax: (+41 22) - 338 81 40
  • Correo-e

La OMPI en Internet