Los directores generales de la OMC, la OMPI y la OMS se comprometen a ampliar la cooperación en materia de salud, PI y comercio

27 de febrero de 2018

El director general de la OMPI, Francis Gurry, el director general de la Organización Mundial del Comercio, Roberto Azevêdo y el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, inauguraron conjuntamente una reunión de un día de duración sobre la innovación, la salud y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Visualizar la vídeo en YouTubeFoto on Flickr

La reunión celebrada el 26 de febrero de 2018 en la sede de la Organización Mundial de la Salud, en Ginebra, constituyó el 7º simposio técnico organizado en el marco de la cooperación trilateral OMC/OMPI/OMS sobre la salud pública, la PI y el comercio.

Al inaugurar la reunión, los tres directores generales manifestaron la intención de ampliar su asociación en los próximos años, con la meta común de dar impulso a la innovación para mejorar en todo el mundo los resultados en materia de salud.

(Foto: OMPI/Berrod)

“No podremos gozar de una relativa seguridad sanitaria si no seguimos innovando y creando nuevas tecnologías destinadas a mejorar los resultados en materia de salud”, dijo el Sr. Gurry.

Añadió que “a su vez, la innovación necesaria exige una base económicamente sostenible, cuyas fuentes han sido tradicionalmente solo dos:  el dinero público y el sistema de mercado.  Al mismo tiempo, cabe reconocer que la innovación puede mejorar la calidad de vida, cuyo fundamento es la salud, sin la cual nada importa, en realidad.  Ese reconocimiento significa que es posible que los imperativos humanitarios y los principios racionales de la economía estén enfrentados.”

“Es decir que hay consideraciones de política que son sumamente complejas y se plantean en la intersección de sistemas que se sustentan en principios muy distintos”, dijo el Sr. Gurry.

“Mejorar la salud permite que los niños aprendan y los adultos se ganen la vida;  ayuda a la gente a salir de la pobreza;  y sienta las bases del desarrollo económico a largo plazo”, dijo el Sr. Tedros, de la OMC.

“La salud es un derecho humano fundamental y universal.  Nadie debería enfermarse o morir por el solo hecho de no poder tener acceso a los servicios o tecnologías que necesita.”

[Discurso completo del Dr. Tedros]

El Sr. Azevêdo dijo que se necesitan nuevos modelos de innovación para asegurar un acceso lo más amplio posible a las nuevas tecnologías médicas.

“Aún existen importantes obstáculos en el ámbito de la salud pública, y todavía faltan incentivos para lograr que las actividades innovadoras se dirijan a resolver algunos problemas de salud, en particular los que aquejan a los países más pobres.  Ello conlleva explorar nuevos modelos de innovación, lo que constituye una parte muy importante de nuestra cooperación trilateral”, dijo el Sr. Azevêdo.

“Conlleva asimismo hacer todo lo posible para velar por que las nuevas tecnologías lleguen a los más necesitados, porque en definitiva la innovación, si no es accesible, no sirve para resolver los problemas que estamos examinando hoy aquí.  Es decir que la innovación por sí sola no es suficiente”, añadió.

“Nuestras tres organizaciones, junto con otras partes interesadas, comparten la responsabilidad de hacer frente a esos desafíos, para que las tecnologías innovadoras lleguen al mercado de forma asequible, sostenible y accesible.”

[Discurso completo del Sr. Azevêdo]