World Intellectual Property Organization

Mensaje del Director General Francis Gurry

Día Mundial de la Propiedad Intelectual - 26 de abril de 2012

El Día Mundial de la Propiedad Intelectual nos brinda la oportunidad de celebrar la aportación que realiza la propiedad intelectual a la innovación y la creación cultural, y los beneficios inmensos que aportan esos dos fenómenos sociales al mundo.


Observaciones de Francis Gurry con ocasión del Día
Mundial de la P.I. Vídeo, El Director General exhorta a los jóvenes a hablar de la P.I. Vídeo (Foto: OMPI/Berrod)

Se trata de una oportunidad para dar a conocer más adecuadamente la función de la propiedad intelectual como mecanismo de ajuste entre los intereses encontrados que rodean la innovación y la creación cultural: los intereses del creador en particular y los de la sociedad, los intereses de productores y los de los consumidores, el interés por fomentar la innovación y la creación y el interés por compartir los beneficios que se derivan de ellas.

El Día Mundial de la P.I. del presente año tiene como tema central el de los innovadores visionarios, personas cuyas innovaciones transforman nuestras vidas. Esos innovadores tienen una repercusión enorme y, a veces, pueden cambiar la manera en que funciona la sociedad.

Por ejemplo, tomemos el caso del innovador chino Cai Lun, que sentó las bases para la fabricación del papel, una tecnología que lo ha transformado todo, puesto que permite registrar los conocimientos. Luego tenemos la invención de los tipos móviles, creados en Europa por Johannes Gutenberg y su invención de la imprenta, que a su vez permitió la difusión y democratización de los conocimientos. En nuestros propios días hemos sido testigos de la migración del contenido al formato digital y del enorme poder de distribución de las obras creativas, fruto del desarrollo de Internet y de la World Wide Web, gracias a Tim Berners Lee, entre otros.

Detrás de muchas innovaciones extraordinarias se esconden otras tantas historias de gran contenido humano. En una época en que había muy pocas mujeres científicas, Marie Curie Sklodowska tuvo que luchar por consolidarse como científica por derecho propio en contraposición al papel que se le asignaba de esposa de científico. Asimismo, luchó por abrirse camino en otra comunidad, dada su condición de inmigrante. Sus ansias de conocimiento dieron lugar a los descubrimientos fundamentales por los que recibió dos premios Nobel en dos disciplinas distintas, Física y Química, siendo la única persona hasta la fecha en haber logrado tal reconocimiento.

En las artes, la innovación gira en torno a las nuevas maneras de ver las cosas. Los artistas, compositores o escritores visionarios son capaces de mostrarnos una manera distinta de ver el mundo, una nueva manera de contemplarlo. He ahí, por ejemplo, Bob Dylan, que capturó las esencias de la época y transformó varios géneros musicales, fusionando básicamente los géneros del folk y del rock. Por otra parte, arquitectos como Zaha Hadid o Norman Foster transforman los paisajes urbanos y embellecen nuestra existencia de nuevas maneras, al tiempo que tienen en cuenta la necesidad de conservar el medio ambiente.

Dependemos de la innovación para seguir avanzando, pues sin ella el género humano seguiría estando en las mismas condiciones en que se halla actualmente. Sin embargo, las invenciones o innovaciones, por ejemplo, en el ámbito de la salud, tienen poco valor relativamente para la sociedad a no ser que puedan utilizarse y compartirse. Ese es el gran dilema al que se enfrentan las políticas. Por una parte, los costos de innovación de la medicina moderna son enormes. Por otra, también lo son la necesidad de ejercer compasión y de compartir innovaciones útiles.

En mi opinión, deberíamos considerar la propiedad intelectual como un mecanismo que nos capacita para afrontar esos retos.

Con todo, debemos establecer el equilibrio adecuado a ese respecto, por lo cual es muy importante entablar el diálogo acerca de la propiedad intelectual. En este Día Mundial de la Propiedad Intelectual, insto especialmente a los jóvenes a que tomen parte en el debate, puesto que la propiedad intelectual tiene que ver, por definición, con el cambio y la novedad. En definitiva, se trata de lograr las transformaciones que deseamos que se produzcan en la sociedad.

 

La OMPI en Internet