World Intellectual Property Organization

Generalidades sobre el Artículo 6ter del Convenio de París

El Artículo 6ter del Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial, de 1883 (Acta de Estocolmo de 1967), fue incorporado al Convenio de París por la Conferencia de Revisión de La Haya, en 1925. Sufrió algunas modificaciones menores, relativas a la forma, en la Conferencia de Revisión de Londres de 1934 y una revisión más profunda en la Conferencia de Revisión de Lisboa, en 1958.

El propósito del Artículo 6ter es proteger los escudos de armas, las banderas y otros emblemas de Estado de los Estados parte en el Convenio de París, así como los signos y punzones oficiales de control y de garantía adoptados por ellos.

En 1958, la Conferencia de Revisión de Lisboa extendió esa protección a los escudos de armas, las banderas, otros emblemas, las abreviaturas y los nombres de organizaciones internacionales intergubernamentales.

Procedimiento de comunicación

Todo emblema u otro signo oficial arriba mencionado, para los que un Estado parte en el Convenio de París o una organización internacional intergubernamental quiera obtener protección, deberá comunicarse a la Oficina Internacional de la OMPI, la cual transmitirá la comunicación a los otros Estados parte en el Convenio de París. Desde el 31 de marzo de 2009, esta comunicación se hace bajo la forma de una publicación semestral en una base de datos electrónica en el sitio Web de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Sin embargo, dicha comunicación no es obligatoria respecto de las banderas de los Estados.

Publicación semestral

La Asamblea de la Unión de París, con motivo de su cuadragésima sesión, celebrada en Ginebra del 22 de septiembre al 1 de octubre de 2008, en base a una recomendación Comité Permanente sobre el Derecho de Marcas, Diseños Industriales e Indicaciones Geográficas, decidió modernizar el procedimiento de comunicación según el Artículo 6ter mediante la introducción de medios de comunicación electrónicos.

Según el procedimiento revisado de comunicación, las comunicaciones de los signos para los que los Estados y las OIG solicitan protección en virtud del Artículo 6ter son sustituidas por una publicación electrónica periódica en la base de datos “Artículo 6ter Express”. Se publicará en inglés y en francés la naturaleza de los signos correspondientes, así como la entidad (Estado u OIG) que haya solicitado su protección, junto con reproducciones de cada uno de los signos en cuestión.

La publicación electrónica es semestral y se edita el último día laborable de los meses de marzo y septiembre, respectivamente, según el calendario de la OMPI, a partir de marzo de 2009. Se insertará un enlace con las comunicaciones más recientes en la base de datos, que indica la publicación de las comunicaciones recibidas por la Oficina Internacional durante los seis meses anteriores a la publicación. Se considera que la fecha de publicación constituye la fecha de recepción de la comunicación por cada Estado parte en el Convenio de París y cualquier otra parte obligada por el Convenio de París.

Por consiguiente, los plazos previstos en el Artículo 6ter 4) y 6) del Convenio de París se calculan a partir de aquella fecha de publicación con respecto a todos los Estados destinatarios parte en el Convenio de París. En consecuencia, esta fecha es idéntica para los Estados interesados.

Objeciones

Todo Estado obligado en virtud del Artículo 6ter, dentro de un plazo de doce meses contados a partir de la publicación de esa comunicación, podrá transmitir sus objeciones, si las hubiere, por conducto de la Oficina Internacional, al Estado o la organización internacional intergubernamental, a petición de la cual se realizó la comunicación.

Alcance de la protección

La protección que el Artículo 6ter concede a todo emblema u otro signo oficial arriba mencionados, no es de naturaleza general. El propósito del Artículo 6ter es únicamente el de prohibir el registro y la utilización de las marcas que son idénticas a los emblemas o signos oficiales antes mencionados, o presentan una cierta similitud con ellos.

El Artículo 6ter es aplicable sólo a las marcas de fábrica o de comercio y no obliga a los Estados parte en el Convenio de París a denegar o invalidar el registro, ni a prohibir la utilización de los emblemas de Estado u otros signos oficiales como marca de servicio o como elemento de una marca de servicio. Sin embargo, los Estados gozan de libertad en ese sentido y, en virtud del Artículo 16 del Tratado sobre el Derecho de Marcas (TLT) y del Artículo 16 del Tratado de Singapur sobre el Derecho de Marcas, los Estados miembros de estos Tratados están obligados a otorgar la protección del Artículo 6ter contra el registro o uso como marcas de servicio.

Signos protegidos

La lista de los elementos que pueden ser objeto de una comunicación en virtud del Artículo 6ter del Convenio de París, a petición de un Estado parte en ese Convenio incluye: los escudos de armas, las banderas y otros emblemas de Estado, así como los signos y punzones oficiales de control y de garantía adoptados por el propio Estado. La expresión “ otros emblemas de Estado” es algo vaga. En general, se entiende que se refiere a todo emblema que constituya el símbolo de la soberanía de un Estado. Un emblema de Estado contiene a menudo elementos heráldicos, tales como un león, un águila, el sol.

Cabe observar que la intención de la Conferencia de Revisión de La Haya de 1925 era incluir en la protección de los emblemas de Estado los escudos de armas de las casas reinantes, así como los emblemas de los Estados que componen un Estado federativo que sea parte en el Convenio de París. Sin embargo, no se preveía que incluyera los emblemas de organismos públicos menores.

El propósito de los signos y punzones oficiales de control y de garantía es el de certificar que un Estado o una organización designada a tal efecto y en debida forma por un Estado, ha controlado que ciertos productos cumplen con normas específicas o tienen un nivel determinado de calidad. Los signos y punzones oficiales de control y de garantía existen en varios Estados respecto de los metales preciosos o de productos tales como la mantequilla, el queso, la carne, los equipos eléctricos, etc. En principio, los signos y punzones oficiales de control y de garantía también pueden aplicarse a los servicios, por ejemplo los relativos a la educación, al turismo, etc.

La protección de un signo oficial de control y de garantía es más limitada que la protección de un emblema de Estado. El Artículo 6ter 2) dispone que dicha protección “se aplicará solamente en los casos en que las marcas que los contengan estén destinadas a ser utilizadas sobre mercancías del mismo género o de un género similar.” En virtud del Artículo 16 del TLT, esta disposición se extiende a los servicios.

La Conferencia de Revisión de Lisboa de 1958 extendió la protección concedida por el Artículo 6ter no sólo a los escudos de armas, las banderas y otros emblemas, sino también a los nombres y a las abreviaturas de dichos nombres de las organizaciones intergubernamentales de las cuales uno o más Estados parte en el Convenio de París son miembros. Sin embargo, la protección en virtud del Artículo 6ter no se extendió a los escudos de armas, las banderas, otros emblemas, los nombres y las abreviaturas de las organizaciones intergubernamentales que ya son objeto de acuerdos internacionales en vigor, previstos para garantizar su protección, tales como el Convenio de Ginebra para mejorar la suerte de los heridos y enfermos en las fuerzas armadas en campaña, del 12 de agosto de 1949, cuyo Artículo 44 protege los emblemas de la Cruz Roja sobre un fondo blanco, las palabras “Cruz Roja” o “Cruz de Ginebra", y emblemas análogos.

Directrices

Al fin de esclarecer ciertos aspectos del Artículo 6ter 1)b) y 3)b), la Asamblea de la Unión de París adoptó, en 1992, Directrices para la interpretación del Artículo 6ter 1)b) y 3)b).

En aplicación de dichas Directrices, cualquier programa o institución establecidos por una organización internacional intergubernamental y cualquier convenio que constituya un tratado internacional, podrá, bajo ciertas condiciones, beneficiarse de la protección otorgada por el Artículo 6ter 1)b) del Convenio de París. 

Información detallada

  • Artículo 6ter del Convenio de París: Aspectos Jurídicos y Administrativos - documento SCT/15/3

     

La OMPI en Internet