About Intellectual Property IP Training IP Outreach IP for… IP and... IP in... Patent & Technology Information Trademark Information Industrial Design Information Geographical Indication Information Plant Variety Information (UPOV) IP Laws, Treaties & Judgements IP Resources IP Reports Patent Protection Trademark Protection Industrial Design Protection Geographical Indication Protection Plant Variety Protection (UPOV) IP Dispute Resolution IP Office Business Solutions Paying for IP Services Negotiation & Decision-Making Development Cooperation Innovation Support Public-Private Partnerships The Organization Working with WIPO Accountability Patents Trademarks Industrial Designs Geographical Indications Copyright Trade Secrets WIPO Academy Workshops & Seminars World IP Day WIPO Magazine Raising Awareness Case Studies & Success Stories IP News WIPO Awards Business Universities Indigenous Peoples Judiciaries Genetic Resources, Traditional Knowledge and Traditional Cultural Expressions Economics Gender Equality Global Health Climate Change Competition Policy Sustainable Development Goals Enforcement Frontier Technologies Mobile Applications Sports Tourism PATENTSCOPE Patent Analytics International Patent Classification ARDI – Research for Innovation ASPI – Specialized Patent Information Global Brand Database Madrid Monitor Article 6ter Express Database Nice Classification Vienna Classification Global Design Database International Designs Bulletin Hague Express Database Locarno Classification Lisbon Express Database Global Brand Database for GIs PLUTO Plant Variety Database GENIE Database WIPO-Administered Treaties WIPO Lex - IP Laws, Treaties & Judgments WIPO Standards IP Statistics WIPO Pearl (Terminology) WIPO Publications Country IP Profiles WIPO Knowledge Center WIPO Technology Trends Global Innovation Index World Intellectual Property Report PCT – The International Patent System ePCT Budapest – The International Microorganism Deposit System Madrid – The International Trademark System eMadrid Article 6ter (armorial bearings, flags, state emblems) Hague – The International Design System eHague Lisbon – The International System of Appellations of Origin and Geographical Indications eLisbon UPOV PRISMA Mediation Arbitration Expert Determination Domain Name Disputes Centralized Access to Search and Examination (CASE) Digital Access Service (DAS) WIPO Pay Current Account at WIPO WIPO Assemblies Standing Committees Calendar of Meetings WIPO Official Documents Development Agenda Technical Assistance IP Training Institutions COVID-19 Support National IP Strategies Policy & Legislative Advice Cooperation Hub Technology and Innovation Support Centers (TISC) Technology Transfer Inventor Assistance Program WIPO GREEN WIPO's Pat-INFORMED Accessible Books Consortium WIPO for Creators WIPO ALERT Member States Observers Director General Activities by Unit External Offices Job Vacancies Procurement Results & Budget Financial Reporting Oversight
Arabic English Spanish French Russian Chinese
Laws Treaties Judgments Browse By Jurisdiction

Dominican Republic

DO092

Back

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012

 Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana, 2012

Organización Mundial de la PROPIEDAD INTELECTUAL

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual

de la República Dominicana 2012

Documento elaborado con la cooperación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), en el marco del Proyecto DA-10-05 de la Agenda para el Desarrollo, con

el compromiso, apoyo y supervisión de la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI), acordado en fecha 15 de abril del 2010.

2012, Santo Domingo, R.D.

© ONAPI Estrategia nacional de la propiedad intelectual de la República Dominicana 2012

Primera edición: Marzo, 2013

Diagramación y diseño de portada: Zéjel Media Group

Impresión: Editora Búho

ISBN:

Impreso en República Dominicana Printed in Dominican Republic

ESTRATEGIA NACIONAL DE PROPIEDAD INTELECTUAL DE LA REPÚBLICA DOMINICANA 2012 Una herramienta para promover la innovación y la competitividad

mediante la utilización estratégica de la Propiedad Intelectual

COLABORADORES:

Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI)

Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA)

CONSULTORES:

GIANCARLOS MARCENARO Planificacion estrategica

GLADYS JOSEFINA AQUINO Análisis y formulación de la estrategia

Contenido

Acrónimos .................................................................................................................................................. 7

Presentación .............................................................................................................................................. 9

I. Resumen Ejecutivo ................................................................................................................................ 11

II. Introducción ......................................................................................................................................... 13

III. Justificación ......................................................................................................................................... 15

IV. Alcance y Objetivos de la Estrategia Nacional ..................................................................................... 21

V. Metodología y Antecedentes ............................................................................................................... 23

VI. Diagnóstico ......................................................................................................................................... 25 6.1. Marco Legal Nacional .................................................................................................................... 25 6.2. Marco Legal Internacional ............................................................................................................. 25 6.3. Marco Institucional & Usuarios del Sistema ................................................................................. 26 Sistema de Propiedad Intelectual de la República Dominicana ........................................................... 27 6.4. Ámbito de Aplicación de la Propiedad Intelectual ........................................................................ 28 6.5. Coordinación Interinstitucional ..................................................................................................... 28 6.6. Sectores de interés identificados con potencial para usar el Sistema de Propiedad Intelectual

(Anexo II) ....................................................................................................................................... 28

VII. Análisis de las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas del Sistema de Propiedad Intelectual (FODA) ............................................................................................................................. 29

7.1 Fortalezas y debilidades ................................................................................................................. 29

7.2 Oportunidades y amenazas ............................................................................................................ 31

7.3 Desafíos que presenta el Sistema de Propiedad Intelectual en RD ............................................... 31

VIII. Ejes Estratégicos Identificados .......................................................................................................... 33 8.1. Creación y Generación Intelectual ................................................................................................ 34

8.1.1. Creación en Ciencia y Tecnología, Investigación e Innovación ............................................... 34 8.1.2. Creación derivada de los Derechos por Patentes y Signos Distintivos ................................... 38 8.1.3. Creación Artística y Cultural ................................................................................................... 45 8.1.4. Creación asociada a los Derechos de Obtención de Variedades Vegetales ............................ 47

8.2. La Protección de la Propiedad Intelectual ..................................................................................... 48 8.2.1 Flexibilidades a la protección de la Propiedad Industrial en el Acuerdo ADPIC, Sector Salud . 50 8.2.2. Excepciones y limitaciones al Derecho de Autor ................................................................... 51

8.3. Observancia de los Derechos de Propiedad Intelectual ................................................................ 52 8.4. Utilización, Explotación y Gestión del Sistema Propiedad Intelectual ........................................... 54

8.4.1. Utilización de las obras artísticas y literarias .......................................................................... 56 8.4.2. Utilización de la Propiedad Industrial .................................................................................... 56

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 5

8.4.3. Explotación y Gestión de los activos de Propiedad Intelectual .............................................. 61 8.5. Promoción de la Propiedad Intelectual ......................................................................................... 63 8.6. Conformación del Órgano Interinstitucional al más alto nivel en materia de Política

Pública de Propiedad Intelectual ................................................................................................... 65 IX. Recomendaciones de Estrategias y Objetivos Estratégicos ................................................................. 67

9.1. Objetivo para Eje Estratégico, Creación y Generación Intelectual ................................................ 67 9.1.1 Objetivos Estratégicos ............................................................................................................ 67

9.2. Objetivo para Eje Estratégico sobre la Protección de la Propiedad Intelectual ............................. 73 9.2.1. Objetivos Estratégicos ........................................................................................................... 73 9.2.2. Flexibilidades a la protección de la Propiedad Industrial. Apoyo al Sector Salud .................. 78

9.3. Objetivo para Eje Estratégico sobre la Observancia de los DPI ..................................................... 82 9. 3. 1 Objetivos Estratégicos ........................................................................................................... 82

9.4. Objetivos para Eje Estratégico sobre Utilización, Explotación y Gestión de la Propiedad Intelectual ..................................................................................................................................... 86

9. 4. 1. Objetivos Estratégicos .......................................................................................................... 86 9.5. Objetivo para Eje Estratégico sobre la Promoción de la Propiedad Intelectual ............................ 97

9. 5. 1. Objetivos Estratégicos .......................................................................................................... 97 9.6. Objetivo para Eje Estratégico sobre Conformación de Organismo Coordinador

Interinstitucional en materia de Política de Propiedad Intelectual. ............................................. 101 9. 6. 1. Objetivos Estratégicos ....................................................................................................... 101

X. Seguimiento y Monitoreo de las Acciones Recomendadas ................................................................ 103

XI. INSTITUCIONES PARTICIPANTES ........................................................................................................ 104

XII. Bibliografía ....................................................................................................................................... 105

ANEXO I. Propiedad intelectual en sectores claves de la economía dominicana y sus necesidades. ...... 107

ANEXO II. Objetivos de las Estrategias Nacionales que pueden lograrse con el concurso de acciones y elementos asociados a la Propiedad Intelectual .................................................................................. 108

1. Estrategia Nacional de Desarrollo 2010-2030 ................................................................................ 108 2. Plan Estratégico de Ciencia, Tecnología e Innovación 2008-2018. ................................................. 109 3. Plan Nacional de Competitividad Sistémica de la República Dominicana ...................................... 109

ANEXO III: Datos estadísticos de las industrias culturales en la República Dominicana (Período 2001-2010) ........................................................................................................................ 111

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 20126

Acrónimos

ADPIC Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio

AIDECA Asociación Iberoamericana para el Desarrollo y la Cooperación de la Artesanía APEC Universidad APEC

CARIFORUM Foro del Caribe CATI Centro de Apoyo a la Tecnología e Innovación

CCT-O&M Centro de Ciencia y Tecnología CD Disco compacto

CEI-RD Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana CENADARTE Centro Nacional de Artesanías

CERTV Corporación Estatal de Radio y Televisión CIBIMA Centro de Investigaciones en Biología Marina

CIECA Centro de Investigación Económica para el Caribe CNC Consejo Nacional de Competitividad

CODOCAFE Consejo Dominicano del Café CONESCyT Consejo Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología

COPRESIDA Consejo Presidencial del Sida DA Derecho de Autor

DGA Dirección General de Aduanas DICOEX Dirección de Comercio Exterior

DIGECINE Dirección General de Cine DIGENOR Dirección General de Normas y Sistemas de Calidad

DO Denominación de Origen DPI Derechos de Propiedad Intelectual

DR-CAFTA Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, República Dominicana y los países de Centroamérica

DVD Disco digital de video (o versátil) ECT Expresiones culturales tradicionales

END Estrategia Nacional de Desarrollo EPA-UE-CARIFORUM Acuerdo de Asociación Económica entre la Unión Europea y los países del Cariforum

FONDOCyT Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico y Tecnológico IDIAF Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales

IG Indicación Geográfica IIBI Instituto de Innovación en Biotecnología e Industria

INDOTEL Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones INTEC Instituto Tecnológico de Santo Domingo

ISA Instituto Superior de Agricultura ISO Norma de la Organización Internacional para la Estandarización

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 7

ITLA Instituto Tecnológico de las Américas I+D Investigación y Desarrollo

I+D+I Investigación y Desarrollo más Innovación MESCYT Ministerio de Estudios Superiores, Ciencia y Tecnología

MIA Ministerio de Agricultura MIC Ministerio de Industria y Comercio MIE Ministerio de Educación

MIMARENA Ministerio de Medioambiente y Recursos Naturales MINC Ministerio de Cultura

MIREX Ministerio de Relaciones Exteriores MP Ministerio Público

OCDE Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico OMC Organización Mundial del Comercio

OMPI Organización Mundial de la Propiedad Intelectual OMS Organización Mundial de la Salud

ONAPI Oficina Nacional de la Propiedad Industrial ONDA Oficina Nacional de Derecho de Autor

ONG Organización No Gubernamental PCT Tratado de Cooperación en materia de Patentes

PI Propiedad Intelectual PIB Producto Interno Bruto PN Policía Nacional

Pro-Competencia Comisión Nacional de Defensa de la Competencia PROMESE Programa de Medicamentos Esenciales

PUCMM Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra PYMES Pequeñas y Medianas Empresas

RD República Dominicana RED-OTRI Redes de Propiedad Intelectual

SGACEDOM Sociedad General de Autores, Compositores y Editores Dominicanos de Música, Inc. SGC Sociedad de Gestión Colectiva

SNIDT Sistema Nacional de Innovación y Desarrollo Tecnológico SOPA Stop Online Piracy Act

TIC Tecnologías de la Información y la Comunicación TLC Tratado de Libre Comercio

UASD Universidad Autónoma de Santo Domingo UCATECI Universidad Católica Tecnológica del Cibao

UE Unión Europea UNCTAD Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo UNESCO Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura

UNIBE Universidad Iberoamericana UPOV Convenio sobre la Protección de las Obtenciones de Variedades Vegetales

VIH/SIDA Virus de Inmunodeficiencia Humana

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 20128

Presentación

El documento de la Estrategia Nacional en materia de Propiedad Intelectual es producto del desarrollo de un plan piloto que se enmarca dentro del Pro­ yecto de la Agenda para el Desarrollo de la OMPI DA-10-05. Su objetivo prin­ cipal es mejorar la capacidad institucional y el uso de la propiedad intelectual a nivel nacional, regional y subregional. Para ello la República Dominicana, único país de la región latinoamericana y del Caribe, fue escogida junto a otros cinco países en vía de desarrollo de África, Asia y Europa Central, para cada uno de ellos formule una estrategia en Propiedad Intelectual.

Por tanto, la presente Estrategia es el resultado de un amplio proceso llevado a cabo durante casi dos años. Este resultado se ha obtenido gracias a la cola­ boración institucional de la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA) y la cooperación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Estas entidades, junto a Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI), fueron soporte y facilitadoras durante toda la ejecución de este proyecto ini­ ciado en el 2010. El mismo contó, además, con la valiosa participación de representantes de las principales instituciones del sector público y las organi­ zaciones del sector privado agrupadas en gremios entre las que se encuentran las asociaciones de productores, artesanales y de profesionales. Por igual es­ tán las sociedades de gestión, incubadoras de negocios, representantes de los programas de PYMES, instituciones académicas y la judicatura.

La formulación de la Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual constitu­ ye un hecho trascendental para la mejora del sistema nacional de Propiedad Intelectual. La misma se enmarca, además, dentro del proceso de planifica­ ción y definición de las políticas que está llevando a cabo el gobierno domi­ nicano en los últimos años. Por tanto, la presente estrategia viene a com­ plementar y a contribuir con el logro de los objetivos en materia de innova­ ción, competitividad y ciencia y tecnología de los planes y estrategias nacionales realizadas por varias instituciones públicas, como son la Estrategia Nacional de Desarrollo (2010-2030), el Plan Estratégico de Ciencia, Tecnología e Inno­ vación (2008-2018) y el Plan Nacional de Competitividad Sistémica de la Re­ pública Dominicana.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 9

Con esta herramienta de articulación política e institucional se pretende sen­ tar las bases para poner a la Propiedad Intelectual en el centro del desarrollo económico de las actividades nacionales en todos sus ámbitos. De igual forma la misma procura mejorar de la competitividad, la productividad, la innova­ ción y el desarrollo económico y social mediante el estímulo de una cultura del uso efectivo de la Propiedad Intelectual.

Ponemos, por tanto, el presente instrumento a disposición de todos los secto­ res involucrados en este proceso, tanto público como privado, para que asu­ man el compromiso de implementar las acciones y recomendaciones plantea­ das en esta Estrategia de propiedad intelectual. Su puesta en ejecución, esta­ mos seguros, redundará en beneficio de los dominicanos.

JUAN JOSÉ BÁEZ CARVAJAL Director General

Oficina Nacional de la Propiedad Industrial

I. Resumen Ejecutivo

Con la evaluación y análisis del Sistema Nacional de Propiedad Intelectual en la República Dominicana, que culmina con la presente propuesta de Estrate­ gia Nacional, se pretende integrar a la Propiedad In­ telectual en las políticas públicas, así como en los planes y estrategias nacionales de desarrollo exis­ tentes en el país.

La iniciativa de desarrollar este proyecto, para formu­ lar una Estrategia Nacional en materia de Propiedad Intelectual para República Dominicana, se ha llevado a cabo con el compromiso y liderazgo de las autorida­ des nacionales del área de propiedad intelectual, es­ pecíficamente, la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI) y la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA). Se contó, además, con la coopera­ ción de la Organización Mundial de la Propiedad Inte­ lectual (OMPI), a través de expertos nacionales e in­ ternacionales, a los fines de ayudar a los países en desarrollo a que aprovechen el potencial que tiene este instrumento para impulsar su desarrollo econó­ mico y social.

La Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual es el resultado de un amplio trabajo llevado a cabo con la colaboración de los representantes de las oficinas nacionales de Propiedad Intelectual del país, inclui­ dos los sectores público y privado vinculados con el tema. Se contó con la participación de más de 20 instituciones agrupadas en gremios, asociaciones de sectores productivos, artesanales y de profesiona­ les, sociedades de gestión, incubadoras de negocios, representantes de los programas de PYMES, institu­ ciones académicas, el Ministerio Público como prin­ cipal instancia judicial, y una parte importante de los ministerios adscritos al Poder Ejecutivo, entre otros.

El desarrollo de este proyecto inició en el año 2010. El punto de partida fue la recolección de información y datos estadísticos sobre la aplicación y administración del sistema de propiedad intelectual en República Do­ minicana. Se tomó un periodo de 10 años, 2000-2010, para obtener un diagnóstico actualizado y pormenori­ zado. El mismo contó con la identificación de los secto­ res y clusters claves, como el sector salud, las industrias culturales, agricultura, industria del software, investi­ gación y desarrollo, ciencia y tecnología e innovación, entre otros. Se trató de abarcar las áreas con potencial para aumentar el comercio y desarrollo del país a tra­ vés del uso de la propiedad intelectual. Finalmente se elaboró un documento con lineamientos para la defi­ nición y formulación de la estrategia nacional.

Los documentos que resultaron del proceso de levan­ tamiento de información con los datos obtenidos per­ mitieron conocer y evaluar las fortalezas, oportunida­ des, debilidades y amenazas del sistema de propiedad intelectual de República Dominicana. De la misma manera, a través de estos, fue posible obtener la iden­ tificación de los retos, los ejes estratégicos y los objeti­ vos relacionados con el sistema. Dicho proceso permi­ tió plasmar, en el presente documento, las bases de una herramienta que articule y defina políticas en ma­ teria de propiedad intelectual de manera institucional. Estas políticas, a su vez, han de colaborar en la mejora de la competitividad, la productividad, la innovación y el desarrollo económico nacional mediante el uso de la Propiedad Intelectual. Asimismo contribuirán con el logro de los objetivos establecidos en la Estrategia Na­ cional de Desarrollo (2010-2030)1, el Plan Estratégico

1 Ley Orgánica de la Estrategia Nacional de Desarrollo de la República Dominicana 2030. Ley 1-12, del 25 de enero del 2012.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 11

de Ciencia, Tecnología e Innovación (2008-2018)2 y el Plan Nacional de Competitividad Sistémica de la República Dominicana3, en materia de innovación, ciencia y tecnología.

Tomando en cuenta el diagnóstico, los lineamientos para la formulación de la estrategia nacional y los demás elementos relacionados, este documento aborda las principales áreas asociadas a la propie­ dad intelectual tanto en el ámbito nacional como in­ ternacional. Vincula, además, la propiedad intelec­ tual con las estrategias y planes nacionales de desa­ rrollo y el análisis de los seis grandes ejes estratégicos. Culmina con la propuesta de estrategias y recomen­ daciones, articulado en torno a los seis ejes con sus correspondientes objetivos generales y estratégicos, las líneas de acción asociadas a cada objetivo, para ser implementadas por las autoridades competentes en un período de tiempo determinado, que se pro­ yecta a 10 años.

En ese aspecto, los seis ejes estratégicos identifica­ dos son:

• La Creación y Generación Intelectual. Incre­ mentar considerablemente la producción de activos intangibles de propiedad intelectual en las empresas/industrias, centros de investiga­ ción y desarrollo dominicanos a través del uso del sistema.

2 Plan Estratégico de Ciencia, Tecnología e Innovación 2008­ 2018, auspiciado por el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCyT), elaborado en el año 2008.

3 Plan Nacional de Competitividad Sistémica de la República Dominicana, de marzo del 2007, elaborado por el Consejo Nacional de Competitividad (CNC), en el capítulo 10 se prevé la estructuración del Sistema Nacional de Innovación y Desarrollo Tecnológico (SNIDT).

• La Protección de la Propiedad Intelectual. Contar con un nivel confiable de protección y solidez del sistema de propiedad intelectual para beneficio de los creadores de esta clase de derechos.

• La Utilización, Explotación y Gestión de la Pro­ piedad Intelectual. Explotar comercial y eco­ nómicamente los derechos de propiedad in­ telectual.

• La Promoción de la Propiedad Intelectual. Esti­ mular la generación de la propiedad intelectual.

• Observancia de los Derechos de Propiedad In­ telectual. Crear conciencia de respeto hacia los Derechos de Propiedad Intelectual.

• Conformación de un organismo interinstitucio­ nal en materia de política de propiedad intelec­ tual. Necesidad de crear un mecanismo de co­ ordinación para el buen funcionamiento y toma de decisión de las políticas en esta materia.

Estos ejes, a la vez que están vinculados a los secto­ res de interés y temas claves del país, al mismo tiem­ po identifican los componentes más relevantes sobre propiedad intelectual a nivel general, definen el al­ cance y los objetivos y, además, amparan las accio­ nes recomendadas para la consecución de esta estra­ tegia nacional.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201212

II. Introducción

El mundo de hoy está girando sobre la base del cono­ cimiento. En ese aspecto, se hace necesario promo­ ver e impulsar la innovación, la investigación, el desa­ rrollo científico y tecnológico y la formación de traba­ jadores como nuevas fuentes de ventajas competitivas para impulsar el desarrollo mediante instrumentos que aporten conocimientos.

En ese sentido, los Derechos de Propiedad Intelectual (DPI) juegan un papel primordial por su naturaleza de proteger las creaciones provenientes del intelecto del ser humano, incentivar la innovación y porque pue­ den generar resultados que beneficien a la sociedad en general y coadyuvar en el logro de objetivos eco­ nómicos, sociales y culturales.

La protección de los DPI, como se sabe, comprende los derechos de autor y conexos y la propiedad indus­ trial, y abarca las patentes, los modelos de utilidad, los diseños industriales, las marcas y los demás sig­ nos distintivos, así como los derechos de obtentor de variedades vegetales. La protección de los DPI ofrece un potencial muy importante debido a que, entre otras razones, brindan el uso del conocimiento dis­ ponible que está en el Sistema de Propiedad Intelec­ tual y la explotación de estos activos intangibles.

Es por ello que un régimen de Propiedad Intelectual vigoroso, equilibrado, bien utilizado, bien administra­ do, con oportunidades de explotación y aprovecha­ miento, así como con una adecuada difusión, promo­ ción e incentivo en cuanto a la generación y protec­ ción de estos derechos, puede contribuir con el aumento de la innovación, la competitividad, el de­ sarrollo económico, social y cultural de la República Dominicana, así como en el logro de una mayor di­ versificación en la economía.

La experiencia dominicana, en cuanto a la protección por derechos de propiedad industrial, data de muchos años atrás. Parte de la Ley 4994, de mayo de 1911, sobre patentes de invención; y la Ley 1450, de diciem­ bre de 1937, sobre Registro de Marcas de Fábrica y Nombres Comerciales e Industriales. Ambas fueron derogadas cuando se aprobó la Ley 20-00, en el año 2000, sobre Propiedad Industrial. En cuanto a los De­ rechos de Autor la Ley 32-86, de julio de 1986, regu­ laba estos derechos y fue derogada por la Ley 65-00 sobre Derecho de Autor, también del año 2000. Asi­ mismo, la Constitución de la República, en su artículo 52, establece una disposición sobre Derecho a la Pro­ piedad Intelectual4, con las cuales se garantiza una efectiva protección legal de estos derechos.

Con miras a sentar las bases para fortalecer, aprove­ char mejor y utilizar de manera efectiva el sistema de propiedad intelectual en la República Dominicana, se formula la Estrategia Nacional de Propiedad Intelec­ tual. En ese aspecto, las recomendaciones propues­ tas van encaminadas a plantear cuestiones claves, concretas y factibles, donde interviene el uso del sis­ tema de patentes, marcas, derecho de autor y otras figuras de la propiedad intelectual, las cuales contri­ buirán con el fortalecimiento y desarrollo de los prin­ cipales sectores del país, mediante la aplicación de medidas precisas y bien diseñadas.

Como la estrategia ha contado con la participación de los principales actores del sistema de propiedad inte­ lectual dominicano, las instituciones involucradas son las llamadas a implementar la Estrategia Nacional de

4 Constitución de la República Dominicana del 26 de enero de 2010. Título II, Capítulo I, Sección II, Artículo 52.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 13

Propiedad Intelectual, mediante la coordinación y supervisión de todas las actividades que se llevarán a cabo para el logro de un efectivo cumplimiento de la misma.

El proceso de formulación de la Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual para República Dominicana se materializó gracias a la cooperación de la Organi­ zación Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), al compromiso institucional y personal de la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI) y la Ofici­ na Nacional de Derecho de Autor (ONDA), entidades que han sido soportes y facilitadoras durante toda la ejecución de este proyecto piloto, que se enmarca dentro de uno de los proyectos de la Agenda para el Desarrollo de la OMPI.

Para culminar este proceso, el presente documento aborda once secciones, a saber: Un resumen ejecutivo que es la Sección I, la presente introducción ha sido de­ nominada Sección II. La justificación se presenta como Sección III. Por su parte, en la Sección IV se han incluido

los alcances y los objetivos. La Sección V contiene la metodología para formular esta estrategia. El diagnósti­ co se encuentra en la sección VI. La sección VII cuenta con el contexto y análisis de las seis líneas estratégicas. El documento de estrategia, con recomendaciones y propuestas de líneas de acción se encuentra en la Sec­ ción VIII. El seguimiento y monitoreo de las recomen­ daciones de estrategias está en la Sección IX. La biblio­ grafía consultada fue reseñada en la Sección X. Y final­ mente, la Sección XI, denominada Anexos, que contiene documentos, cuadros y tablas de ilustración.

Las principales cuestiones planteadas en esta estra­ tegia van encaminadas a llamar la atención en la so­ ciedad dominicana sobre la importancia, el valor, la protección y explotación de la propiedad intelectual, así como a lograr un cambio de cultura hacia el res­ peto y uso de este instrumento en todos los ámbitos y actividades nacionales para su desarrollo económi­ co, social y cultural, mediante un esquema planifica­ do y concertado donde participen los sectores más relevantes de nuestro país.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201214

III. Justificación

Cuarenta años atrás (en 1972) era impensable contar con los recursos de comunicación con los que dispo­ nemos en la actualidad. No se conocía la globaliza­ ción y las barreras al comercio eran muy comunes. Hoy en día, (2012), la realidad es otra y los viejos pa­ radigmas han sido sustituidos por una nueva forma de hacer las cosas. Al mismo tiempo se han introduci­ do nuevas formas de hacer negocios, una nueva for­ ma de competencia entre las empresas a nivel nacio­ nal; una nueva forma de competir en los mercados internacionales y, en fin, una nueva manera de con­ cebir el desarrollo tecnológico y la innovación.

Las sociedades han evolucionado de forma vertigino­ sa durante los últimos años. El avance de la ciencia y la tecnología ha sido de vital importancia para el de­ sarrollo de los pueblos. El mundo de hoy está girando sobre la base del saber y del conocimiento. En ese aspecto se hace necesario transitar hacia una econo­ mía que, además de basarse en el saber, promueva la innovación, la investigación, el desarrollo tecnológi­ co y la formación de trabajadores del conocimiento como nuevas fuentes de ventajas competitivas que impulsen el desarrollo.

Una herramienta que puede contribuir para incremen­ tar e incentivar el conocimiento, la creación y la inno­ vación es la propiedad intelectual. Esta, en sentido amplio, reconoce un derecho particular a los autores, creadores, inventores u otros titulares de derecho sobre las obras derivadas del intelecto humano. Sin embargo, es bueno señalar que la propiedad intelec­ tual no es un fin en sí misma, sino que su correcta uti­ lización, por parte de los gobiernos, centros de investi­ gación y desarrollo, universidades, empresarios, inves­ tigadores, creadores, abogados, ingenieros y otros usuarios, puede generar efectos que favorezcan a la

sociedad y coadyuven al logro de los objetivos econó­ micos, de competitividad, innovación y desarrollo tra­ zados por los gobiernos.

La naturaleza de la propiedad intelectual comprende la protección de bienes y servicios producto de la crea­ ción del intelecto humano. Se otorga a través de los derechos de autor, obras literarias y artísticas y la pro­ piedad industrial que incluye las patentes, las marcas y demás signos distintivos. Los Derechos de Obtentor son otra forma de propiedad intelectual, y protegen las variedades vegetales. Estos van mucho más allá de representar simples bienes que generan riqueza a sus titulares mediante la protección.

Para los países desarrollados, como Estados Unidos, Japón, Alemania, entre otros, la propiedad intelectual juega un papel de suma importancia debido a que la protección de sus marcas, patentes y obras por dere­ cho de autor y otros activos intelectuales, generan recursos económicos que integran gran parte de su Producto Interno Bruto (PIB). Por esta razón esos paí­ ses siempre están desarrollando estrategias para in­ centivar el uso de la propiedad intelectual. Asimismo, en los últimos años, economías en desarrollo y pu­ jantes como China, han desarrollado estrategias para fomentar la cultura de la propiedad intelectual, me­ diante la incorporación de los sistemas adecuados para utilizarla.5

El Dr. Kamil Idris, en su reseña “La Propiedad Intelectual al Servicio del Crecimiento Económico”, expresa que: “a lo largo de su historia, la propiedad intelectual se ha

5 Política de Propiedad intelectual en el mundo. Revista Mipatente. Edición digital de fecha 6 de diciembre 2011.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 15

basado en el principio fundamental de que el recono­ cimiento y la retribución de la titularidad de las in­ venciones y obras creativas es un estímulo para reali­ zar nuevas actividades inventivas y creativas, y a su vez promueve el crecimiento económico”.6 Ese pro­ ceso ininterrumpido, de problema a conocimientos, imaginación, innovación, propiedad intelectual, solu­ ción en forma de productos mejorados y nuevas tec­ nologías, sigue siendo un poderoso impulsor del de­ sarrollo económico.

Es sabido, por ejemplo, que el sistema de patentes constituye uno de los mejores mecanismos para in­ centivar la actividad innovadora y, al hacerlo, contri­ buye a incrementar el rendimiento y la competitivi­ dad entre las empresas.

En ese aspecto, en el informe de la Conferencia Inter­ nacional sobre “La propiedad intelectual como un activo económico”, de la Organización para la Coope­ ración y el Desarrollo Económico (OCDE)7, se destaca, entre otras cuestiones, que las patentes son un elemen­ to importante de los portafolios de activos intangibles de las empresas y son gestionadas, cada vez más, como un activo al ser utilizadas para acceder a mercados fi­ nancieros (usando las patentes como certificados de calidad), compra, venta y negociaciones en el mercado tecnológico, mediante contratos de licencia.

De igual manera, las patentes son una de las fuentes más completas y actualizadas de información tecno­ lógica, de fácil y, generalmente, gratuito acceso una vez se han hecho públicas, que les permiten a quie­ nes las consultan, conocer lo último en tecnología. Esto ayuda a resolver problemas técnicos que, de otra manera, sin tener acceso a dicha información, tarda­ ría tiempo considerable en resolverse. Esta utilidad del sistema de patentes podría contribuir, en gran medida, a disminuir la brecha tecnológica que separa a los países en desarrollo de los desarrollados.

6 "La Propiedad Intelectual al Servicio del Crecimiento Económico”. Dr. Kamil Idris, 2005, documento de la OMPI.

7 International Conference on Intellectual Property as an Economic Asset: Key Issue on Valuation and Explotation. Background and Issues. OECD. París, 2005.

Si seguimos enumerando elementos vinculados a la forma en que la Propiedad Intelectual contribuye a la competitividad, podría indicarse que los signos dis­ tintivos, por ejemplo, tienen suma utilidad para do- tar al sector empresarial de elementos que los ha­ gan más competitivos y característicos frente a la competencia externa, mediante la diferenciación de sus productos y servicios similares o idénticos que sean ofrecidos por distintos productores o proveedores de servicios.

Para incrementar la producción artística del país, qué mejor que contar con un sistema sólido y confiable de derechos de autor y derechos conexos, que sumi­ nistre tranquilidad a los creadores de obras artísticas y la seguridad de que se van a poder dedicar a su ofi­ cio y percibir los ingresos que les corresponde. Son tantos los efectos que un acertado manejo y utiliza­ ción de la propiedad intelectual puede lograr, que se haría interminable su ilustración.

Los sectores productivos nacionales, tales como el sec­ tor agropecuario, las industrias culturales, la educa­ ción básica y superior, el sector salud, turismo, la in­ dustria biotecnológica, investigación y desarrollo e innovación, la ciencia y la tecnología, la industria del software, etcétera, también podrían potencializar su desarrollo a través del uso adecuado e intensivo del sistema de propiedad intelectual. Las empresas y los sectores productivos solo tienen que acudir a la utili­ zación del sistema de patentes para protección y ob­ tención de información tecnológica, de las marcas, las denominaciones de origen, el derecho de autor y los derechos conexos, así como a las marcas colectivas, los nombres comerciales, entre otros, en especial las PYMES nacionales. (Ver Anexo I).

En definitiva, podría afirmarse que ante la gran diver­ sidad de productos a escala nacional e internacional, para que un país logre ser competitivo tiene que pro­ ducir bienes y servicios innovadores, con un alto va­ lor agregado e intensivo en conocimiento. La posibili­ dad de lograr esto parece depender, en alguna medi­ da, del lugar que ocupen las ideas y la creatividad en una sociedad determinada, como han indicado Cam­ pos, Gutiérrez y Saracho (2009), así como del fortaleci­ miento y articulación del marco institucional público y

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201216

privado con miras a incentivar la investigación cientí­ fica y tecnológica y la generación de conocimientos que pueden ser protegidos por los instrumentos de Propiedad Intelectual.

En ese sentido, se justifica sentar las bases para la for­ mulación de una política coherente en materia de pro­ piedad intelectual, que esté en consonancia con los objetivos de desarrollo e iniciativas que está llevando a cabo el Gobierno de la República Dominicana, a tra­ vés de la Estrategia Nacional de Desarrollo 2010-2030, promulgada mediante la Ley 1-12, del Plan Estratégi­ co de Ciencia, Tecnología e Innovación 2008-2018 y del “Plan Nacional de Competitividad Sistémica de la República Dominicana”.

En el contexto de lo expresado en el párrafo anterior es importante destacar que la Estrategia Nacional de Desarrollo contiene la visión de la Nación a largo pla­ zo. Esta también plantea, entre otras cuestiones, que la sociedad dominicana interactúa en un mundo cada vez más globalizado, sustentando de manera creciente el conocimiento y la innovación, lo cual condiciona las posibilidades nacionales de desarrollo sostenible, de elevación del bienestar de la población y de supe­ ración de la pobreza8.

En la referida Estrategia se definió, entre otros, el Ter­ cer Eje Estratégico, que tiene como fin “lograr una eco­ nomía territorial y sectorialmente integrada, innova­ dora, diversificada, plural, orientada a la calidad y am­ bientalmente sostenible, que crea y desconcentra la riqueza, genera crecimiento alto y sostenido, con equi­ dad y empleo digno y que aprovecha y potencia las oportunidades del mercado local y se inserta de for­ ma competitiva en la economía global”9.

Para llegar a esta meta del Tercer Eje se delimitaron varios objetivos que, para el caso del tema de propie­ dad intelectual, ciencia, tecnología e innovación, se refleja en el Objetivo General 3.3, el cual pretende

8 Ley Orgánica de Estrategia Nacional de Desarrollo de la República Dominicana 2030, quinto considerando.

9 Estrategia Nacional de Desarrollo de la República Dominicana 2010-2030, pág. 8.

lograr “Competitividad e innovación en un ambiente favorable a la cooperación y la responsabilidad social”10.

El objetivo 3.3, a su vez, contiene múltiples objetivos específicos para los cuales se establecieron varias lí­ neas de acción, que incluyen tareas concretas sobre propiedad intelectual e innovación, para el logro de estos objetivos. Uno de ellos procura “Desarrollar un entorno regulador que asegure un funcionamiento ordenado de los mercados y un clima de inversión y negocios pro-competitivo en un marco de responsa­ bilidad social”, el cual contiene, dentro de sus líneas de acción, una que atañe específicamente a la pro­ piedad intelectual, que es: “Fortalecer el marco legal e institucional que regula el Derecho de Autor y la Propiedad Intelectual”11.

Otro de los objetivos específicos a alcanzarse trata so­ bre la promoción de la ciencia, tecnología e innova­ ción y el conocimiento, y es: “Fortalecer el sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación para dar respuesta a las demandas económicas, sociales y cul­ turales de la nación y propiciar la inserción en la so­ ciedad y economía del conocimiento”12. Para lograr el fortalecimiento de este sistema se cuenta, entre otras, con la línea de acción 3.3.4.4, que establece “Promover la utilización de la información contenida en los registros de propiedad intelectual como herra­ mienta para adaptar e incorporar innovación tecno­ lógica en los procesos productivos”.

Como se puede observar en la visión de superación del país, el conocimiento y la innovación se identifi­ can como variables condicionantes de desarrollo, ele­ vación del bienestar y superación de la pobreza, y se toma en cuenta la propiedad intelectual para el logro de varios de los objetivos. Es por ello que una política pública bien articulada en materia de propiedad inte­ lectual contribuiría de forma especial en atender parte

10 Estrategia Nacional de Desarrollo de la República Dominicana 2010-2030, pág. 36.

11 Estrategia Nacional de Desarrollo de la República Dominicana 2010, objetivo específico 3.3.1, línea de Acción 3.3.1.6, pág. 36.

12 Estrategia Nacional de Desarrollo de la República Dominicana 2010-2030, objetivo específico 3.3.4, pág. 37.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 17

de las necesidades del desarrollo local, sobre todo en el aspecto económico y social. De ahí que adquiere especial relevancia contar con una estrategia nacio­ nal de propiedad intelectual. En otro orden, la Repú­ blica Dominicana ha dado pasos significativos en ma­ teria regulatoria, a los fines de establecer un régimen de propiedad intelectual adecuado. En tal sentido, cuen­ ta con un marco legal conforme a los estándares inter­ nacionales, el cual administra el sistema de propiedad intelectual y regula la protección, utilización y la obser­ vancia de los derechos de propiedad intelectual, así como también, se disponen de flexibilidades o limita­ ciones a la protección de estos derechos.

En el marco institucional, sobre la base de las leyes de propiedad intelectual, se crearon dos oficinas na­ cionales para la administración, accesibilidad y utili­ zación del sistema de Propiedad Intelectual, así como también para la firma y adhesión a tratados interna­ cionales y lo relativo a la representación en el marco de organismos y foros internacionales vinculados con los DPI13. En ese aspecto, la República Dominicana es signataria de la mayoría de los Convenios Internacio­ nales en materia de propiedad intelectual y forma parte de acuerdos de libre comercio subregionales que contienen capítulos específicos en esa materia.

Todas estas medidas ponen de manifiesto la importan­ cia que el gobierno le otorga a la Propiedad Intelec­ tual. Sin embargo, no han sido suficientes para crear una verdadera conciencia en cuanto a la importancia, uso, protección, explotación y gestión de la Propiedad Intelectual en la sociedad dominicana, debido, según datos estadísticos, a que el uso del sistema por parte de los usuarios locales es bajo, a pesar de las facilida­ des que existen para una efectiva utilización.

13 A nivel institucional se cuenta con dos oficinas nacionales de Propiedad Intelectual, a saber: la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI), creada mediante la Ley 20-00 sobre Propiedad Industrial, en el año 2000, que está adscrita al Ministerio de Industria y Comercio, con autonomía técnica y patrimonio propio, cuya atribución principal es el manejo y administración del sistema de propiedad industrial en la República Dominicana; y, la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA), creada en agosto del año 2000, mediante la Ley 65-00 sobre Derecho de Autor, la cual depende del Ministerio de Cultura.

Una muestra de ello es lo que indica el Informe Glo­ bal de Competitividad 2011-201214, en su análisis de competitividad por renglón de 142 economías eva­ luadas en el año 2011, donde se resalta que en el caso de la República Dominicana, en el citado año, a nivel general el país ocupa la posición No. 110, entre las 142 economías evaluadas.

Es importante resaltar que en el referido informe, de los 12 pilares evaluados, a saber: Instituciones, infra­ estructura, tamaño del mercado, innovación, para mencionar algunos, en el pilar relativo a la innova­ ción, a nivel general, la República Dominicana ocupa el lugar 122 de los 142 países evaluados en esa área, presentando un desempeño muy pobre, lo que tam­ bién se refleja de manera particular en los datos de los siguientes indicadores considerados: I) Capacidad de innovación: posición No. 126, II) Calidad de las insti­ tuciones de investigación científica: posición No. 123, III) Gasto en Empresa I+D: posición No. 125, IV) Dispo­ nibilidad de científicos e ingenieros: posición No. 129 y V) Patentes otorgadas: ocupamos el lugar No. 7715.

Por todo lo anteriormente expuesto, se justifica la for­ mulación e implementación de un instrumento de po­ líticas públicas en materia de propiedad intelectual que posibilite contar con acciones coordinadas para el fortalecimiento y mejora del sistema de propiedad intelectual y, que a su vez, éstas colaboren en el apro­ vechamiento eficiente de las oportunidades que ofre­ ce el régimen de Propiedad Intelectual.

Se pretende entonces que una Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual para República Dominicana pro­ picie el ambiente adecuado para crear y estimular una cultura en el uso efectivo del sistema de propiedad in­ telectual entre los sectores productivos, los creadores, inventores e investigadores, autores, artistas, universi­ dades, centros de investigación y desarrollo, empresas y otros, que la explotación de estos derechos redunde

14 Informe Global de Competitividad 2011-2012, del Foro Económico Mundial, 2011. Páginas 164 y 165.

15 Cándido Rodríguez, “El Desempeño de la República Dominicana en los indicadores de competitividad mundial”, Observatorio de Competitividad del CNC. Septiembre de 2011.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201218

en su beneficio y que, además, contribuya al logro de los objetivos plasmados en la Estrategia Nacional de Desarrollo, el Plan Estratégico de Ciencias Tecnológi­ cas e Innovación y el Plan de Competitividad Sistémica en materia de innovación y competitividad. (Anexo II).

La estrategia se concibe como una herramienta que deberá sentar las bases a corto, mediano y largo pla­ zo, para el desarrollo de políticas en propiedad inte­ lectual, mediante el cumplimiento de las recomen­ daciones propuestas, que buscan definir las políti­ cas públicas, fortalecer el sistema, corregir las

debilidades y amenazas identificadas, potencializar las fortalezas y oportunidades existentes, afrontar los desafíos y, a la vez, que contribuyan con el avan­ ce de la investigación, la ciencia, la tecnología y la innovación. Finalmente, la formulación de esta Es­ trategia Nacional de Propiedad Intelectual coadyu­ vará a integrar la Propiedad Intelectual en el contex­ to de las políticas públicas del Gobierno Dominica- no, así como también ponerlas al servicio del desarrollo económico, social y cultural, de manera que el resultado redunde en beneficio de todos los sectores productivos nacionales.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 19

IV. Alcance y Objetivos de la Estrategia Nacional

La protección por derechos de propiedad intelectual se ha convertido en un pilar fundamental para el en­ torno económico actual. Funciona a cabalidad donde hay innovación y conocimientos que requieren la ac­ tivación del sistema de propiedad intelectual; la com­ binación de ambos se ha constituido en motores pri­ mordiales de crecimiento económico y desarrollo para muchos países.

Contar con un conocimiento pleno sobre la impor­ tancia, valor y protección de estos derechos, así como lograr una maximización efectiva del uso de la propiedad intelectual, con medidas bien estableci­ das, es de capital interés para países como la Repú­ blica Dominicana, que está creando las bases para orientar su economía y desarrollo hacia el conoci­ miento y la innovación a través de políticas estruc­ turadas.

La Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual se de­ fine como una herramienta de articulación política e institucional del Sistema de Propiedad Intelectual, que persigue como objetivo general, incentivar y promo­ ver la utilización estratégica de la propiedad intelec­ tual en todos los ámbitos de las actividades producti­ vas nacionales, por parte de los usuarios y sectores de interés, de modo que mediante su uso y protec­ ción se fomente la creatividad e innovación, y su ex­ plotación contribuye con el desarrollo económico, social y cultural de la República Dominicana.

Desde esta perspectiva, y con base en la participa­ ción de las instituciones relevantes que integran el sistema de propiedad intelectual dominicano, se formula la Estrategia Nacional de Propiedad Inte­ lectual, a los fines de lograr los siguientes objetivos específicos:

• Contribuir con el logro de los objetivos de la Es­ trategia Nacional de Desarrollo, el Plan Estraté­ gico de Ciencia, Tecnología e Innovación y el Plan Nacional de Competitividad Sistémica en mate- ria de innovación, competitividad y propiedad intelectual;

• Fortalecer el sistema de propiedad intelectual para lograr su uso efectivo por parte de todos los sectores productivos nacionales, mediante la protección y explotación de las creaciones e innovaciones nacionales, a través de patentes, diseños industriales, modelos de utilidad, las marcas, el derecho de autor y derechos conexos, entre otros;

• Apoyar al sector industrial y productivo, micro, pequeñas, medianas y grandes empresas, así como a los centros de investigación y desarro­ llo, las industrias culturales y otros sectores de interés, en el fomento de la creación, innova­ ción y producción de activos intangibles de pro­ piedad intelectual.

Los objetivos generales y específicos correspondien­ tes a esta Estrategia se pretenden alcanzar mediante la aplicación de las recomendaciones propuestas en base a los seis ejes estratégicos identificados, Estas recomendaciones están encaminadas a promover la innovación e incentivar de manera gradual la cultura del uso, protección y explotación de la propiedad in­ telectual en todos los sectores productivos naciona­ les. Al mismo tiempo, se pone a disposición de los sectores de interés, tanto público como privado, los instrumentos para que de una forma estructurada y coherente se implementen acciones concretas en materia de propiedad intelectual.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 21

V. Metodología y Antecedentes

La ruta metodológica seguida para la formulación de la Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual para República Dominicana incluyó varias fases que con­ sistieron en lo siguiente:

El proceso inició en abril del 2010, y en la primera fase se llevó a cabo un levantamiento de información para recolectar datos estadísticos sobre el status ac­ tual del sistema de Propiedad Intelectual de la Repú­ blica Dominicana en todos los ámbitos. Mediante cuestionarios para entrevistar, análisis y consulta de documentos relevantes, tales como políticas, planes y estrategias nacionales, leyes sobre Propiedad Inte­ lectual y entrevistas realizadas a los principales acto­ res y usuarios del sistema dominicano de propiedad intelectual, tanto público como privado. A estos fines, se utilizaron dos herramientas, a saber: la guía de re­ ferencia para el desarrollo de los sistemas de propie­ dad intelectual16, y la herramienta para auditar siste­ mas de Propiedad Intelectual.17

En la segunda fase se llevaron a cabo estudios de cam­ po, análisis de casos, consulta de documentos de po­ líticas elaborados en República Dominicana y entre­ vistas a representantes de las instancias productivas, para identificar los sectores claves que podrían tener ventajas competitivas y potenciales con la utilización del sistema de propiedad intelectual.

Posteriormente se analizaron los documentos resul­ tados de las dos primeras fases de este trabajo, así como los contenidos y objetivos de los documentos

16 Benchmarking the Development of IP Systems: Assess Status, Strategic targets, Needs and Contributions. Documento de la OMPI.

17 Intellectual Property Audit Tool. Documento de la OMPI.

de políticas públicas que se han hecho en la Repúbli­ ca Dominicana, en materia de desarrollo, ciencia, tec­ nología e innovación y competitividad. Este análisis resultó en un documento diagnóstico del tema de PI en el país donde, a su vez, se identificaron las interfa­ ces, por áreas, con las políticas existentes, y se pro­ ponen algunos lineamientos estratégicos con sus co­ rrespondientes elementos de Propiedad Intelectual, para ser parte de la política de propiedad intelectual en República Dominicana.

Al mismo tiempo se llevó a cabo una consulta nacio­ nal, para definir los lineamientos de una Estrategia Nacional de la República Dominicana, con represen­ tantes relevantes del sector público, dividido en seis (6) diferentes mesas de trabajo por sectores claves de interés. En las mismas se discutieron las propuestas presentadas en el documento mencionado en el pá­ rrafo anterior. En estas discusiones los representan­ tes de los diferentes sectores suministraron nuevos insumos mediante recomendaciones de las acciones a llevarse a cabo en cada uno de los temas identifica­ dos. Esto permitió avanzar en la formulación de reco­ mendaciones de posibles lineamientos para la elabo­ ración definitiva de una estrategia nacional.

Las tres primeras fases de este proyecto dieron como resultado varios documentos, a saber:

a) Un diagnóstico del sistema de propiedad inte­ lectual de 10 años, 2000-2010, con datos esta­ dísticos, información general y particular en to­ dos los ámbitos, tanto en Derecho de Autor y Derechos Conexos como en Propiedad Indus­ trial, para conocer el comportamiento de la uti­ lización, protección y administración del siste­ ma de propiedad intelectual en el país.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 23

b) Un segundo documento en el cual se identifica­ ron los sectores productivos claves donde exis­ ten ventajas competitivas y con potencial para aumentar el crecimiento económico, producti­ vo y comercial con el uso y protección de la Pro­ piedad Intelectual.

c) Un tercer documento con una propuesta que con­ tiene los lineamientos para la elaboración de una Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual

en la República Dominicana, con las conclusio­ nes y recomendaciones derivadas de la consul­ ta nacional y los documentos derivados del diagnóstico.

Los datos recopilados durante la fase de investigación para este proyecto han proporcionado la información suficiente para elaborar el documento actual, que cul­ mina con la formulación sobre la Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201224

VI. Diagnóstico

6.1. Marco Legal Nacional

La Legislación sobre Propiedad Intelectual en la Re­ pública Dominicana consta de las siguientes Leyes y Reglamentos:

• Ley 20-00 sobre Propiedad Industrial, de fecha 8 de mayo del año 2000.

• Ley 65-00 sobre Derecho de Autor, de fecha 21 de agosto del año 2000.

• Ley 424-06 sobre Implementación del DR-CAF­ TA, de fecha 20 de noviembre del 2006, que modifica varios artículos de la Ley 20-00 sobre Propiedad Industrial y de la Ley 65-00 sobre Derecho de Autor.

• Ley 493-06 sobre Implementación del DR-CAF­ TA, que modifica varios artículos de la Ley 20­ 00 sobre Propiedad Industrial y la Ley 65-00 so­ bre Derecho de Autor, de fecha 22 de diciem­ bre del 2006.

• Ley 450-06 sobre la Protección de Derecho de Obtentor de Variedades Vegetales de fecha 6 de diciembre del 2006.

• Decreto 599-01 sobre el Reglamento de Aplica­ ción de la Ley 20-00 sobre Propiedad Industrial, del 1 de junio del 2001.

• Reglamento de Aplicación de la Ley 65-00, del 21 de agosto del 2000.

• Reglamento de Medicamentos No. 246-06, de fecha 22 de diciembre del 2006.

6.2. Marco Legal Internacional

Los Tratados Internacionales en materia de Propiedad Intelectual que la República Dominicana es signataria son:

• Convenio de París para la Protección de la Pro­ piedad Industrial, 11 de julio de 1890.

• Convenio de Berna para la Protección de las obras Literarias y Artísticas, adhesión el 24 de diciembre del 1997.

• Arreglo de Madrid relativo a la represión de las indicaciones de procedencias falsas o engaño­ sas en los productos, entrada en vigor 6 de abril de 1951.

• Convención de Roma sobre la protección de los artistas, intérpretes o ejecutantes, los produc­ tores de fonogramas y los organismos de radio­ difusión, entrada en vigor 27 de enero de 1987.

• Tratado de la OMPI sobre el Derecho de Autor, entrada en vigor 10 de enero del 2006.

• Tratado de la OMPI sobre Interpretación o Eje­ cución y Fonogramas, entrada en vigor el 10 de enero del 2006.

• Tratado de Budapest sobre el reconocimiento internacional del depósito de microorganismos a los fines del procedimiento en materia de pa­ tentes, entrada en vigor el 3 de julio de 2007.

• Tratado de Cooperación en Materia de Paten­ tes, entrada en vigor 28 de mayo de 2007.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 25

• Convenio sobre la Protección de las Obtencio­ nes Vegetales (UPOV), entrada en vigor 16 de junio de 2007.

• Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados con el Co­ mercio (ADPIC), entrada en vigor enero de 1995.

• Capítulo XV del Acuerdo de Libre Comercio en­ tre laRepúblicaDominicana,EstadosUnidosyCen­ troamérica (DR-CAFTA), suscrito el 5 de agosto del 2004 y entrada en vigor 17 de marzo del 2006;

• Acuerdo de Asociación Económica entre la Unión Europea y los países del CARIFORO, mejor conocido como Acuerdo EPA-UE-CARIFORO. En­ trada en vigor 1 de noviembre del 2008.

6.3. Marco Institucional & Usuarios del Sistema

El Sistema de Propiedad Intelectual en la República Dominicana está constituido por los siguientes agen­ tes e instituciones:

A nivel de Gobierno:

• La Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI), con autonomía técnica y patrimonio propio, adscrita al Ministerio de Industria y Co­ mercio, administra el sistema de propiedad in­ dustrial en la República Dominicana.

• La Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA), dependencia del Ministerio de Cultu­ ra, administra el sistema de Derecho de autor y derechos conexos en la República Dominicana.

• El Departamento de Propiedad Intelectual de la Dirección General de Aduanas, se encarga de la aplicación de las medidas en frontera relacio­ nadas con las violaciones a los derechos de pro­ piedad intelectual.

• El Procurador General Adjunto encargado de los temas de Propiedad Intelectual y el Procurador

Fiscal encargado de los temas sobre Propiedad Intelectual para actuar de oficio en casos de delitos que infringen los derechos de Propiedad Intelectual.

• La Judicatura, con los tribunales ordinarios para dirimir los conflictos surgidos por violaciones civiles y penales a los Derechos de Propiedad Intelectual.

• La Dirección General de Drogas y Farmacias del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, responsable de los procedimientos y para la pro­ tección de los datos de prueba para innovacio­ nes y creaciones de productos farmacéuticos nuevos.

• ElDepartamentodeSemillasdelMinisteriodeAgri­ cultura, encargado de la protección de los Dere­ chos de Obtentor de las Variedades Vegetales.

A nivel de Usuarios:

• Son usuarios del sistema de Propiedad Intelec­ tual aquellos que producen bienes y servicios que pueden ser protegidos mediante los Dere­ chos de Propiedad Intelectual o son usuarios de estos derechos que ostenta un tercero.

• Como usuarios del sistema de Propiedad Inte­ lectual se encuentran: I) Las personas físicas: in­ ventores, creadores, emprendedores, estudian­ tes, autores, artistas, artesanos, compositores, escritores, músicos, intérpretes, ejecutantes, productores de cine, televisión y fonogramas, periodistas, programadores de sistema, aboga­ dos, arquitectos; II) Las personas morales: em­ presas e industrias nacionales y multinaciona­ les, PYMES, asociaciones industriales y de pro­ ductores, clúster, sociedades de gestión colectivas, etc., instituciones académicas, cen­ tros de investigación y desarrollo públicos y pri­ vados, universidades, parques tecnológicos, in­ cubadoras de negocios, instituciones guberna­ mentales, oficinas de abogados, gremios profesionales, etc. (Ver Flujograma No.1 sobre el Sistema Nacional de Propiedad Intelectual).

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201226

Sistema de Propiedad Intelectual de la República Dominicana

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 27

6.4. Ámbito de Aplicación de la Propiedad Inte­ lectual

En cuanto al ámbito de la protección, alcance y aplica­ ción de los derechos de propiedad intelectual en la Re­ pública Dominicana, se encuentran para la propiedad industrial: patentes, dibujos y modelos industriales, modelos de utilidad, signos distintivos, que abarca las marcas de fábrica o de comercio, marcas colectivas, de certificación, indicaciones geográficas, denominaciones de origen y el secreto comercial o empresarial, nom­ bres comerciales, protección de datos de prueba, en­ tre otros. En ese punto, la Ley 20-00 no prevé disposi­ ciones sobre los circuitos integrados, ni los recursos genéticos, conocimientos tradicionales y el folklore.

Asimismo, en el marco de la Ley sobre Propiedad In­ dustrial existen disposiciones sobre prácticas anticom­ petitivas, por lo que se necesita una coordinación es­ pecial entre ONAPI y la Comisión Nacional de Defen­ sa de la Competencia, a los fines de discutir sobre cualquier conflicto entre la política de competencia vinculado a la propiedad industrial.

En el caso del Derecho de Autor y Derechos Conexos abarcan: todo lo relativo a las obras originales suscep­ tibles de revelación o reproducción por cualquier me­ dio y relacionadas, en particular, la literatura, la músi­ ca, el drama, la danza, la fotografía, la arquitectura, las obras audiovisuales, la pintura, la radio, el cine y la te­ levisión, los programas informáticos y las compilacio­ nes, incluidas las bases de datos. En ese aspecto, tanto la Ley 65-00 sobre Derecho de Autor como la 20-00 sobre Propiedad Industrial, contienen disposiciones sobre observancia a nivel administrativo y judicial, con sanciones civiles y penales, medidas cautelares en fron­ tera, y multas para quienes infrinjan estos derechos.

6.5. Coordinación Interinstitucional

La República Dominicana cuenta con un Comité de Propiedad Intelectual a nivel técnico, conformado por representantes de las diferentes instituciones relacio­ nadas con el sistema de Propiedad Intelectual en el país18. Asimismo, las oficinas nacionales de propiedad intelectual tienen acuerdos de cooperación para co­ ordinarse en temas puntuales. Sin embargo, carece

de un órgano de coordinación interinstitucional per­ manente, al más alto nivel, entre las entidades invo­ lucradas en el sistema de propiedad intelectual del país, que coordine toda la política y toma de decisio­ nes en esta materia.

Otro elemento a destacar es que los ministerios vin­ culados a esta materia, tales como: Ministerio de Edu­ cación Superior, Ciencia y Tecnología; Cultura, Agri­ cultura y Salud, así como otras dependencias del Es­ tado, como el Ministerio Público y la Judicatura, se les ha dificultado integrar el sistema de Propiedad In­ telectual dentro de sus actividades como herramien­ ta de desarrollo, y sólo ONAPI y ONDA, por su compe­ tencia de administrar el sistema de propiedad inte­ lectual, han logrado dicha integración. Por otro lado, la participación de las universidades, centros de in­ vestigación científica y tecnológica, sociedades de gestión colectivas, entre otras entidades, es escasa en relación a las cuestiones sobre la creación y genera­ ción de propiedad intelectual.

6.6. Sectores de interés identificados con potencial para usar el Sistema de Propiedad Intelectual (Anexo II)

Los sectores y clúster de interés con potencial me­ diante el uso del sistema de propiedad intelectual, identificados para ser articulados en el documento de estrategia son:

1) La Industria Biotecnológica

2) La Industria del Software

3) Tecnologías de la Información y la Comunicación

4) Sector Salud

5) Educación Superior

6) Investigación y desarrollo e innovación

7) Sector Agropecuario

8) Industria Cultural

9) Sector Turismo

18 Resolución de la Dirección de Comercio Exterior y Tratados Comerciales Internacionales (DICOEX), que crea el Comité de Propiedad Intelectual de la República Dominicana, de fecha 29 de diciembre del 2011.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201228

VII. Análisis de las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas del Sistema de Propiedad Intelectual (FODA)

Como resultado del diagnóstico realizado sobre el estatus del sistema de propiedad intelectual de la República Dominicana en el periodo de referencia, a continuación se expone la siguiente Tabla, que resume las principales fortalezas-debilidades/oportunidades-amenazas identificadas sobre la propiedad intelectual en el país, a fin de cimentar con mayor claridad los planteamientos expuestos en este documento.

7.1. Fortalezas y debilidades

Fortalezas Debilidades

1. Buena base institucional y legislativa, leyes en Pro­ piedad Intelectual y en Derecho de Obtentor confia­ ble y acorde a los estándares internacionales.

2. La Ley de Propiedad Industrial contempla flexibilida­ des que pueden hacer más provechoso el sistema de PI para los dominicanos.

3. Se cuenta con dos instituciones de administración del sistema de Propiedad Intelectual: la Oficina Nacional de Propiedad Industrial (ONAPI) y la Oficina Nacio­ nal de Derecho de Autor (ONDA).

4. La Industria cultural y el folklore tienen un gran po­ tencial de generar recursos, como la música y la arte­ sanía; y también existe una industria turística desa­ rrollada que puede ser aprovechada como mercado.

5. Existe el compromiso del Gobierno, plasmado en el Plan Estratégico de Ciencia, Tecnología e Innovación, de apoyar a inventores, investigadores, empresas y universidades nacionales en la creación, posesión y explotación de los resultados de sus investigaciones.

6. Se cuenta con una Estrategia Nacional de Desarrollo, un Plan Estratégico de Ciencia, Tecnología e Innova­ ción y con un Plan de Competitividad Sistémica.

1. Las leyes de Propiedad Industrial y Derecho de Autor no establecen disposiciones sobre los recursos gené­ ticos y conocimientos tradicionales, ni sobre circuitos integrados.

2. Poco conocimiento a nivel general sobre los Derechos de Propiedad Intelectual.

3. Aunque existen esfuerzos de coordinación entre las oficinas de Propiedad Industrial (ONAPI) y la de Dere­ cho de Autor (ONDA), para adelantar programas con- juntos de divulgación y promoción, no existe una po­ lítica clara que permita planear las actividades de manera coherente y sistemática entre ambas oficinas.

4. La ONDA no cuenta con los recursos financieros que le permitan un nivel óptimo de funcionamiento y de administración, ni con sistemas automáticos de re­ gistro, búsqueda de información de las creaciones o con inventario de las obras nacionales que están en el dominio público.

5. Inexistencia de una partida dentro del presupuesto nacional de la nación destinada, específicamente, a incentivar la investigación y desarrollo para la crea­ ción de Propiedad Intelectual.

6. Carencia de un mecanismo de coordinación interinsti­ tucional, al más alto nivel, que diseñe, coordine y su­ pervise las políticas nacionales en materia de propie­ dad intelectual y temas afines, y de una política bien definida que promueva la creación específica de la PI.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 29

Fortalezas Debilidades

7. ONAPI tiene un buen nivel de funcionamiento y ad­ 7. Falta de conocimiento en cuanto al valor e importan­ ministración del sistema de propiedad industrial, con cia que tiene la propiedad intelectual en relación con buena reputación nacional e internacional, certifica­ la innovación, la creatividad, la investigación y desa­ da bajo la norma ISO 9001. rrollo.

8. ONAPI cuenta con un Centro de Información tecno­ 8. Falta de mecanismos de monitoreo de las activida­ lógica donde se facilita la búsqueda de información des de Propiedad Intelectual y su cuantificación en de patentes y marcas con valor agregado, para cola­ cuanto al impacto económico y desarrollo. borar con el examen y registro de las nuevas inven­ ciones y los signos distintivos.

9. Existen centros de investigación y desarrollo y algu­ 9. Se han presentado muy pocas solicitudes de paten­ nas universidades cuentan con centros de investiga­ tes por parte de las universidades y centros de inves­ ción, tales como la UASD, ISA, INTEC. etc. tigación nacionales. La gran mayoría de las solicitu­

des son presentadas por extranjeros.

10. La legislación en Propiedad Intelectual contempla 10. No existe una jurisdicción especializada en materia mecanismos de observancia concretos y acordes a de Propiedad Intelectual para estándares internacio­ los estándares internacionales, incluyendo las me­ nales y las medidas a tomar en frontera. didas en frontera.

11. La ONDA cuenta con mecanismos de consulta sobre 11. Falta de coordinación entre autoridades de observan­ legislación y trámites para registro de obras. cia para la aplicación de medidas en frontera.

12. Existen programas para apoyar proyectos de inves­ 12. Las universidades no cuentan con inventarios de sus tigación de los centros de investigación a través del activos intangibles ni con reglamentos en PI; ade- FONDOCyT. más, hay baja transferencia de tecnología y poca

relación universidad-empresa en el país.

13. Se realizan campañas de sensibilización sobre PI a 13. Las PYMES, en general, no utilizan y, por el contra­ nivel nacional para los diferentes sectores; existen rio, desconocen, el sistema de Propiedad Intelectual. programas de capacitación continua para examina­ dores de patentes y marcas, entre otros.

14. Existe protección a innovaciones farmacéuticas tan­ 14. No existen incentivos ni descuentos específicos para to por patentes de invención, como por protección los trámites que las PYMES adelantan en materia de de datos de prueba y patent linkage. Existe coordi- Propiedad Intelectual. nación entre la ONAPI y autoridades del Ministerio de Salud.

15. Se han dado los primeros reconocimientos de De­ 15. Es aún incipiente el uso de mecanismos de PI para nominaciones de Origen, Indicaciones Geográficas, estimular la actividad agrícola. marcas colectivas y de certificación en el sector agro­ pecuario.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201230

7.2. Oportunidades y amenazas

Oportunidades Amenazas

1. Estabilidad política e institucional.

2. Se cuenta con una Estrategia Nacional de Desarrollo.

3. La República Dominicana es parte de la mayoría de los tratados internacionales en Propiedad Intelectual, tales como ADPIC, PCT, París, Berna, entre otros. Para una mayor protección de los DPI.

4. Creación de la Academia Nacional de Propiedad In­ telectual y un Centro de Documentación especializa­ do en la materia.

5. Importante herencia cultural y de folklore.

6. Cooperación financiera y asistencia técnica de orga­ nismos internacionales y nacionales para fomentar el uso del sistema de propiedad intelectual.

7. Creación de un Centro de Apoyo a la Tecnología e Innovación, y creación de redes de propiedad indus­ trial en las universidades y centros de investigación y desarrollo.

8. Existe un positivo clima de inversiones.

9. Conciencia de la importancia creciente del conoci­ miento y la creación de nuevas tecnologías.

1. División de la administración del sistema de propie­ dad intelectual en dos oficinas nacionales.

2. Poco conocimiento sobre Propiedad Intelectual por parte de los jueces y fiscales al momento de dirimir un caso sobre la materia en los tribunales ordinarios.

3. Existen tratados en PI a los cuales la República Domini­ cana no se ha adherido, una parte se halla en acuer­ dos de TLC, y son muy positivos para la agilización del trámite y registros. Algunos de ellos son el Arreglo de Madrid, el Arreglo de Niza, el de Estocolmo, etc.

4. Recursos limitados para financiamiento a la investiga­ ción y desarrollo e innovación, cuyos resultados se con­ viertan en activos de PI. (Sector público y privado).

5. Inexistencia de cuantificación del aporte de las indus­ trias culturales dominicanas al PIB.

6. Falta de conocimiento en cuanto a la gestión, valora­ ción y comercialización de los activos de Propiedad Intelectual.

7. El desarrollo del capital humano e intelectual no está orientado a las áreas de prioridad nacional o a las necesidades nacionales.

8. Falta de cuantificación de los investigadores domini­ canos por áreas especializadas de investigación.

9. Problemas con los datos estadísticos nacionales.

7.3 Desafíos que presenta el Sistema de Propiedad Intelectual en RD

1. Integrar la Propiedad Intelectual en las políticas públicas gubernamentales y desarrollar políti­ cas de estímulo por sector en materia de PI que incluyan el uso del sistema y promuevan la in­ novación;

2. Construir una cultura del conocimiento y uso efectivo de la PI en todos los sectores de inte­ rés, público y privado, especialmente en las

PYMES, para crear conciencia sobre la impor­ tancia de estos derechos;

3. Capacitar a los diversos sectores de interés so­ bre la importancia, valor, ventajas, protección y explotación de los derechos de propiedad inte­ lectual, como herramienta de competitividad y desarrollo;

4. Generar conciencia en los usuarios del sistema de propiedad intelectual sobre cómo el resulta­ do de las actividades innovadoras, creadoras, de

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 31

investigación y desarrollo, ciencia y tecnología e invenciones, pueden ser protegidas, explota­ das y gestionadas para negocios como resulta­ do de su comercialización;

5. Incrementar los recursos financieros dirigidos a las actividades de investigación y desarrollo e innovación, para lograr resultados que se con­ viertan en activos intangibles de Propiedad In­ telectual;

6. Implementar medidas que permitan fortalecer el sistema de PI en República Dominicana, tales

como mecanismos de protección de los recur­ sos genéticos, los conocimientos tradicionales y folklore, para una mayor solidez, seguridad y eficacia en su administración y protección.

La identificación de los elementos señalados en el diagnóstico, fortalezas, debilidades, oportunidades, amenazas y los desafíos que afronta el sistema de Pro­ piedad Intelectual dominicano, hacen necesario defi­ nir políticas y lineamientos que estimulen el uso efec­ tivo de la PI en todas las actividades nacionales y por todos los entes productivos. Ante tal situación se plan­ tean los ejes estratégicos en el siguiente capítulo.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201232

VIII. Ejes Estratégicos Identificados

En esta sección, se analizan, conforme al diagnóstico, los seis grandes ejes estratégicos asociados a los sectores e industrias claves, y a los temas principales del sistema de propiedad intelectual de la República Dominicana.

Ejes estratégicos

Definición Objetivos

1. Creación y generación intelectual.

2. Protección de la Propiedad Intelectual.

3. Observancia de los Derechos de Propie­ dad Intelectual.

4. Utilización, explotación y gestión del sistema de propiedad intelectual.

5. Promoción de la Propiedad Intelectual.

6. Conformación de organismo interins­ titucional en PI.

Incentivar la creatividad e innovación en las diferentes entidades, para incrementar de manera considerable la producción de activos intangi­ bles de propiedad intelectual y obras protegidas por derecho de autor, en las empresas, centros de investigación y desarrollo, universidades, emprendedores, creadores artísticos y literarios dominicanos, a través del uso del sistema de PI.

Fomentar la protección efectiva de los DPI y garantizar el manteni­ miento de los derechos obtenidos por las creaciones, invenciones y producciones intelectuales de los titulares, con un nivel confiable, co­ herente y flexible de protección, mediante la solidez del sistema y el fortalecimiento de las oficinas encargadas de la administración.

Construir una conciencia de respeto hacia los DPI, reforzar la coordi­ nación entre las instituciones y los conocimientos sobre observancia entre las autoridades pertinentes.

Incrementar el uso del sistema de propiedad intelectual, a los fines de explotar comercialmente los DPI por los usuarios locales que produ­ cen bienes y servicios, mediante el fortalecimiento de su capacidad negociadora y de gestión, así como la promoción del valor de estos derechos, para que redunde en beneficio económico.

Estimular la cultura del conocimiento y uso de la Propiedad Intelec­ tual, creando conciencia sobre la importancia y el valor de esta herra­ mienta para el desarrollo de los distintos sectores, a través de campa­ ñas de capacitación, promoción y sensibilización.

Definir las políticas públicas, así como coordinar y supervisar todo lo relativo al sistema de Propiedad Intelectual en la República Dominica­ na mediante un mecanismo coordinador.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 33

8.1. Creación y Generación Intelectual

La República Dominicana cuenta con varios documen­ tos de política, planes y estrategias que promueven, en parte, la creación en materia de Propiedad Inte­ lectual y la generación de conocimiento, tales como el Plan Estratégico de Ciencia, Tecnología e Innova­ ción y el Plan Nacional de Competitividad Sistémica. Se trata de iniciativas desarrolladas de manera parti­ cular por instituciones nacionales, y en las mismas sólo una parte de sus políticas y estrategias están, en al­ gunas áreas, vinculadas al tema de propiedad inte­ lectual como generadora de conocimiento.

En cuanto al apoyo financiero para la creación y ge­ neración intelectual, el Presupuesto General de la Nación no contempla una partida presupuestaria es­ pecífica en términos porcentuales y en relación al Pro­ ducto Interno Bruto (PIB), que sea destinada a la in­ vestigación y el desarrollo, la ciencia y tecnología, el fomento de las industrias culturales o los inventores noveles y pequeños.

En cambio, sí existe dentro de los presupuestos de algunas instituciones, partidas o fondos que se desti­ nan al fomento de la creación intelectual y producti­ va, tales como el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, el Ministerio de Cultura, el Insti­ tuto de Innovación en Biotecnología e Industria (IIBI), la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), o en el marco de la Ley de Cine, que ofrece incentivos para los productores y películas locales.

Lo recomendable es que los fondos destinados para la creación intelectual en la República Dominicana estén cuantificados en relación al PIB de forma global o to­ tal, por parte del Gobierno Central, en el Presupuesto de la Nación, como sucede en otros países. Así debiera ser, sobre todo, en las áreas de investigación y desarro­ llo, ciencia y tecnología e innovación, a fin de conocer cuánto se invierte en esta área tan importante. Ade­ más, se debe definir y unificar las políticas financieras que pueden impulsar la creación, innovación y genera­ ción intelectual en el país, promoviendo la planifica­ ción efectiva y ofreciendo certeza sobre lo que se in­ vierte en ese sector.

En otro orden, las políticas y acciones para promover la creación en materia de propiedad intelectual a ni­ vel nacional, requieren tener una mejor coordinación entre el sector público y el privado, así como conti­ nuidad en su ejecución para potenciar el uso del sis­ tema y la producción de activos intangibles.

Actualmente se desarrollan iniciativas de manera in­ dividual por parte de varias instituciones que guar­ dan relación con el tema. Estas son, el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, las oficinas nacionales que administran el sistema de Propiedad Intelectual, el Consejo Nacional de Competitividad, el Ministerio de Cultura, entre otras. Todas actúan me­ diante la ejecución de sus planes, estrategias y políti­ cas definidas, y de manera coordinada en el marco de convenios entre las oficinas nacionales de Propie­ dad Intelectual y otras entidades nacionales.

Por ello es necesario fortalecer las políticas existentes y elaborar políticas o estrategias específicas tendentes a fomentar la generación y producción del conocimien­ to, así como habilidades que estimulen las creaciones científicas, tecnológicas, artísticas, la innovación y la investigación a nivel nacional, y que el resultado de esa creación, producto del intelecto, sea para crear bienes y servicios que se puedan materializar en la produc­ ción de activos de propiedad intelectual.

8.1.1. Creación en Ciencia y Tecnología, Investigación e Innovación

En la nueva era del conocimiento, donde en los últi­ mos años la dinámica de crecimiento y las ventajas competitivas se apoyan en las tecnologías y en las industrias basadas en el conocimiento, el gran reto para países como República Dominicana es impul­ sar la innovación y aumentar el valor agregado. Es por ello que se debe iniciar una estrategia integral que fomente la investigación, el desarrollo y la inno­ vación (I+D+I).

El sistema de propiedad intelectual es muy importante para la creación y generación en ciencia, tecnología e

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201234

innovación, pues es a la vez principio y fin de todo proceso innovativo, (es principio porque el innovador, para lograr algo realmente novedoso, debe partir de lo último que existe en su campo de actividad, lo cual lo encontrará en los documentos de patentes; y es fin porque su desarrollo tecnológico podrá terminar sien­ do protegido por alguna de las figuras de la propie­ dad intelectual) y además es una herramienta de com­ petitividad.

La República Dominicana, ha promovido diversas ini­ ciativas en los últimos años, aunque no han sido sufi­ cientes para impulsar de manera efectiva la creación en materia de investigación y desarrollo, ciencia, tec­ nología e innovación, a través de las distintas institu­ ciones vinculadas a este sector. Dentro de esas inicia­ tivas se encuentran:

i) La Ley 139-01 de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, la cual dispone de un fondo de recu­ peración contingente para la asignación de recur­ sos financieros a proyectos de experimentación y evaluacióndeinvenciones, fiscalizadasporunauni­ versidad o institución acreditada en el Consejo Na­ cional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (CONESCyT), el cual también cubrirá los gastos de protección del posible instrumento de propiedad intelectual utilizado (derecho de patente local e internacional) para dichas invenciones;

ii) El Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDOCyT), conteni­ do en el artículo 94 de la ley 139-01, creado con la finalidad de desarrollar y financiar activida­ des, programas y proyectos de innovación e in­ vestigación científico-tecnológica y establecer un sistema de promoción permanente de dichas actividades;

iii) El Decreto 190-07 que crea el Sistema Nacional de Innovación y Desarrollo Tecnológico (SNIDT), entre cuyos objetivos se destaca articular la red de sectores público y privado, de la sociedad ci­ vil y del sector de la ciencia, tecnología, innova­ ción y universidades, para elevar la capacidad competitiva de los sectores productivos estra­ tégicos del país;

iv) El Proyecto de Ley sobre el Sistema Nacional de Innovación y Desarrollo Tecnológico (SNIDT), que pretende regular todas las acciones en el sector de la ciencia y tecnología e innovación, en la República Dominicana;

v) El Plan Estratégico de Ciencia, Tecnología e In­ novación 2008-2018 del Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCyT);

vi) Compromiso del Gobierno, plasmado en el Plan Estratégico de Ciencia, Tecnología e Innovación, de apoyar a inventores, investigadores, empre­ sas y universidades nacionales en la creación, posesión y explotación de los resultados de su investigación;

vii) El Polo Científico Tecnológico e Innovación del Noroeste de Santo Domingo;19

viii) El Parque Cibernético de Santo Domingo;

ix) Establecimiento del Centro de Apoyo a la Tec­ nología e Innovación de ONAPI;

x) Las tasas para trámites de propiedad industrial son razonables y, para patentes, existen descuen­ tos para inventores y diseñadores de escasos re­ cursos que actúen en su propia representación.

Con el Sistema de Educación Superior, desde la crea­ ción de la Secretaría de Estado de Educación Supe­ rior, Ciencia y Tecnología, mediante la Ley 139-01, el país comenzó a dar los pasos para integrar la investi­ gación y desarrollo, la ciencia, tecnología e innova­ ción en el ámbito nacional. Esto se ha convertido en un avance, aunque paulatino, para impulsar la crea­ ción científica y tecnológica, y se evidencia en algu­ nos de los objetivos en los cuales está orientado el Sistema de Educación Superior, a saber:

- La creación e incorporación de conocimientos, la innovación y la invención a todos los niveles de la sociedad dominicana;

19 Iniciativa del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 35

- Fomento y financiamiento de la educación su­ perior, la ciencia y la tecnología.

Además, se cuenta con más de 48 instituciones de estudios superiores de las cuales 32 son universida­ des públicas y privadas, así como con varios centros e institutos de investigación científica y tecnológica, que permitirían que la República Dominicana cuen­ te con las bases necesarias para desarrollar el sector de ciencia y tecnología e innovación. Los Centros son los siguientes:

a) Centro de Ciencia y Tecnología (CCT-O&M)

b) Centro de Investigación Económica para el Cari­ be (CIECA)

c) Centro de Investigaciones en Biología Marina (CIBIMA)

d) Centros Especializados de la Universidad Autó­ noma de Santo Domingo (Biotecnología, Ener­ gía, Física, Microbiología, etc.)

e) Instituto de Innovación en Biotecnología e In­ dustria (IIBI)

f) Instituto Dominicano de Investigaciones Agro­ pecuarias y Forestales (IDIAF)

g) Instituto Tecnológico de las Américas (ITLA)

h) Instituto Superior de Agricultura (ISA).

También, la MESCyT está trabajando en la creación de centros de emprendedurismo en las universida­ des, mediante el Programa Nacional de Emprende­ durismo e Innovación para Universidades, con el ob­ jetivo de crear el sistema de incubación de empresas o incubadoras de negocios, para motivar la relación universidad-empresas. En este proyecto se han invo­ lucrado las universidades APEC, UNIBE y UCATECI, entre otras.

En el marco del programa FONDOCyT, el gobierno destina un presupuesto correspondiente a este pro­ grama, el cual está formulado de manera explícita y

especializada en el presupuesto general de la MES- CyT; el uso de esos fondos es regulado mediante un reglamento que elaboró dicho Ministerio20. Por otro lado, algunas universidades privadas como la PUCMM e INTEC destinan fondos privados a la investigación y el desarrollo científico y tecnológico.

Actualmente el FONDOCyT financia proyectos de hasta 4 años con un máximo de 12 millones de pe­ sos por proyecto, a las universidades y centros de investigación públicos y privados, destinando fon­ dos de hasta 224 millones de pesos dominicanos por convocatoria, para un equivalente aproximado de US$6,200.000.00. En ese aspecto, se valoran los esfuerzos y el compromiso asumido por el Ministe­ rio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología. (Ver Gráfico 1).

A pesar de que en la República Dominicana se han dado pasos positivos en la investigación aplicada y superior, es necesario hacer más esfuerzos desde el gobierno, el sector docente y el privado, para promo­ ver una cultura de investigación científica que derive en desarrollos patentables. En la actualidad de, 32 universidades, solo 10 hacen investigación científica, con lo cual quedamos en una posición de desventaja en este sector.

Todos estos estímulos e iniciativas no han sido sufi­ cientes para desarrollar y promover el uso del siste­ ma de Propiedad Intelectual en la República Domi­ nicana, a los fines de incentivar la creación e inno­ vación en las universidades, centros de investigación y centros tecnológicos. De hecho, desde el año 2000, fecha en que se adoptó la Ley 20-00 sobre Propie­ dad Industrial, hasta la fecha del término de este do­ cumento (2012), prácticamente no han habido soli­ citudes de patentes de invenciones y modelos de utilidad provenientes de las universidades y centros de investigación científica nacionales, ya que sólo existen dos (2) solicitudes de patentes, una por par­ te de un centro de investigación y la otra solicitada por una universidad y un centro de investigación de

20 Artículo 94, Párrafo I y II de la Ley 139-01.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201236

Gráfico No. 1 Proyectos de investigación científica y tecnológica aprobados

Universidades beneficiadas 2005-2011 Valores expresados en RD$

Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)

Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PCMM) 56,298,688.50

Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) 51,933,180.00

Universidad Evangélica (UNEV) 34,302,598.52

Instituto Superior de Agricultura (ISA) 29,233,756.89

Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA) 15,803,748.40

Universidad APEC (UNAPEC) 11,168,284.37

Universidad Central del Este (UCE) 10,328,215.61

Universidad Iberoamericana (UNIBE) 8,026,350.72

Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) 2,532,200.00

106,754,223.34

Fuente: Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología. Diciembre 2010.

manera conjunta. Tampoco se han concedido paten­ tes de invención a estas entidades.21

Estas instituciones han desaprovechado lo que ofre­ cen los instrumentos de propiedad industrial del área de las invenciones, como los modelos de utilidad y los diseños industriales, cuyos requisitos para ser pro­ tegidos son menos exigentes. Según datos de ONAPI, las solicitudes de registro y concesión de derechos de estas figuras son escasas por parte de los centros de investigación y universidades nacionales.

Muchas de las universidades que cuentan con centros de investigación científica, y los centros de investiga­ ción propiamente establecidos, no tienen protegidos ni cuantificados los activos intangibles de Propiedad

21 Fuente: Departamento de Invenciones de ONAPI. Agosto 2011.

Intelectual que poseen, no cuentan con portafolios tecnológicos ni estrategias definidas para mercadeo y comercialización de sus productos. Incluso, muy po­ cas universidades cuentan con reglamentación y con­ tratos sobre propiedad intelectual para repartir los be­ neficios que podrían generarse de una investigación cuyos resultados puedan ser protegidos por los Dere­ chos de Propiedad Intelectual, en especial patentes, mediante licencias y cesiones.

Por su parte, sólo cuatro universidades de educación superior imparten materias o módulos relacionados con la Propiedad Intelectual, tanto a nivel de licencia­ tura como a nivel de maestría, por lo que está muy limitada la formación sobre los Derechos de Propie­ dad Intelectual a nivel superior en el país. En ese as­ pecto, promover la enseñanza de propiedad intelec­ tual en las universidades y centros de educación su­ perior ayudaría a fomentar la innovación y la creatividad.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 37

Tampoco existen en las universidades, políticas defi­ nidas en materia de innovación para promover publi­ caciones académicas y científicas, que alienten a los investigadores y autores a realizar trabajos que resul­ ten en publicaciones científicas indexadas; ni indica­ dores que relacione al PIB con los gastos en innova­ ción, investigación y desarrollo del país.

Otro punto a destacar es la baja transferencia de tec­ nología, que es “la transferencia de conocimiento sis­ temático para la elaboración de un producto, la apli­ cación de un proceso o la prestación de un servicio”22, por parte de las universidades dominicanas al sector privado, debido, en parte, a dos factores principales: 1) El bajo nivel de solicitudes de patentes de las in­ vestigaciones realizadas por las universidades y; 2) La reducida relación que existe entre las universidades y las empresas.

El bajo nivel de solicitudes de patentes se explica de­ bido a que no se han concedido patentes de inven­ ción a centros de investigación y universidades nacio­ nales en los últimos años por parte de la Oficina de Propiedad Industrial dominicana. En el caso de la re­ lación universidad-empresa, datos de la Encuesta Nacional de Innovación del 2010 demuestran que solo el 17% de las empresas dominicanas manifestó haber tenido alguna forma de colaboración con las univer­ sidades y alrededor del 9% con entidades públicas de investigación23, porcentajes muy bajos para tener una colaboración con resultados efectivos entre estos dos sectores.

En términos generales, la obtención de patentes como resultado de las investigaciones realizadas por las uni­ versidades debe traer como resultado posible la con­ cesión de licencias de tales patentes a las empresas, produciéndose una potencial inversión para explotar

22 UNCTAD 1990. Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo.

23 El Esfuerzo Innovador en República Dominicana. «Análisis de la Innovación en las Empresas a partir de la Encuesta Nacional de Innovación 2010». Página 116. Grupo de Consultoría Pareto para el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCYT). Mayo 2010.

comercialmente el producto o procedimiento paten­ tado. Por tanto, un bajo nivel de obtención de paten­ tes en las universidades dominicanas y una reducida relación de éstas con las empresas, trae como conse­ cuencia una escasa transferencia de tecnología.

En el caso de las universidades, el problema principal radica en el hecho de que la labor investigadora, ge­ neralmente no está vinculada a la aplicación comer­ cial de los resultados de la investigación. Por eso, el éxito comercial del resultado de la investigación de­ pende en gran medida del seguimiento que se realice por parte de las empresas y de la industria. Sin la par­ ticipación del sector empresarial, los beneficios que pueden obtener las instituciones de investigación son escasos.

Por ello, se recomienda que las universidades nacio­ nales que realizan investigaciones científicas y tecno­ lógicas, y los centros de investigación y desarrollo, ins­ talen centros de información tecnológicas para la bús­ queda de información en los documentos de patentes, y las Oficinas de Transferencia de Tecnologías, Cen­ tros de Gestión u Oficinas de Transferencia de Resul­ tados de Investigación, mejor conocidas como Red- OTRI por sus siglas o Redes de Propiedad Intelectual, a los fines de que proporcionen todos los servicios relativos a la propiedad intelectual, para incentivar y promover la producción intelectual, la innovación, la investigación y el desarrollo, así como la transferen­ cia de tecnología, lo que permitiría fomentar y mejo­ rar la relación universidad-empresa.

8.1.2. Creación derivada de los Derechos por Paten­ tes y Signos Distintivos

Patentes:

Las actividades de divulgación para crear conciencia sobre la importancia del uso estratégico de la propie­ dad industrial se llevan a cabo en la Oficina Nacional de Propiedad Industrial (ONAPI), de manera indivi­ dual. En ocasiones esta instancia obtiene colabora­ ción de otras instituciones nacionales tales como el CNC. Las mismas están dirigidas a diferentes sectores

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201238

nacionales como las PYMES, las asociaciones de pro­ ductores agrícolas, industriales y de artesanías, las uni­ versidades, los centros de investigación y desarrollo, entre otras, con la finalidad de incentivar su creativi­ dad y capacidad innovadora.

Es importante destacar que en la República Dominica­ na la protección por derechos de propiedad industrial de los nacionales es escasa, sobre todo en el caso de las invenciones y los diseños industriales, y esa falta de pro­ tección se debe, en parte, al desconocimiento general existente sobre el alcance, la importancia y el poten­ cial que tienen los Derechos de Propiedad Intelectual para el desarrollo económico y comercial de un país.

El desarrollo de la investigación científica y tecnológi­ ca, así como la innovación y creación intelectual en el país, se encuentran en un proceso de evolución, dadas las iniciativas que se están llevando a cabo para fomen­ tarlo en los diferentes sectores. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos que se están realizando en materia financiera, así como la divulgación y promoción de los temas de propiedad industrial para un mejor uso y

mayor aprovechamiento de este sistema, ha habido pocos avances para lograr un auge en cuanto a la crea­ ción y la innovación en el país, que se concretice en activos intangibles de propiedad intelectual.

Las concesiones de patentes de invenciones, mode­ los de utilidad y registros de diseños industriales para las universidades, centros de investigación y desarro­ llo científico y tecnológico nacionales, no se han ma­ terializado debido, en parte, a la falta de conocimien­ to sobre la importancia que reviste el uso sistema de Propiedad Intelectual, lo que trae como consecuen­ cia la baja utilización del mismo.

De manera general, a partir de la entrada en vigor de la Ley 20-00 sobre Propiedad Industrial en el año 2000, hasta el año 2010, en la República Dominicana solo se han concedido 32 patentes de invenciones, de las cuales solo 3 fueron concedidas a nacionales. Asimis­ mo, se concedieron tres (3) patentes de modelos de utilidad y solo dos (2) son nacionales. Esto pone de manifiesto la baja utilización del sistema de manera general. (Cuadro No. 1 y 2 y Gráfico No. 2).

Cuadro No. 1 Concesiones de patentes y diseños industriales en República Dominicana (período 2000-2010)*

2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Total

Concesiones de patentes 0 0 0 0 0 0 4 4 9 5 10 32 de invención

Concesiones de patentes 0 0 0 0 0 0 0 0 2 0 1 3 de modelos de utilidad

Registros de productos in­ 0 0 0 0 0 0 6 6 44 71 17 44 dustriales

Totales 0 0 0 0 0 0 10 10 55 76 28 179

Fuente: Departamento Invenciones, ONAPI. Mayo de 2010.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 39

Gráfico No. 2 Concesiones de patentes y diseños industriales en República Dominicana (período 2000-2010)*

Fuente: Departamento Invenciones, ONAPI. Mayo de 2010.

En el caso de los registros de diseños industriales, la cifra es mayor que las concesiones de patentes, pues se han registrado 144 diseños en los últimos 10 años. De estos, diecisiete (17) son nacionales. Las empre­ sas nacionales grandes, medianas y pequeñas, así como los inventores, no han podido potencializar el valor de este instrumento de propiedad industrial, el cual se puede aplicar a una amplia gama de produc­ tos de la industria y la artesanía, cuya característica principal, para ser protegido en muchas legislaciones, es que sea atractivo y estético. (Cuadro No.1 y 2).

En el cuadro No. 1 se puede observar que las conce­ siones de patentes y registros de diseños industria­ les, durante el periodo en estudio, se inician a partir del 2006. La posible causa de esta falta está en que, hasta el año 2005, no había examinadores. Estos fue­ ron contratados y entrenados por ONAPI a partir del año 2006.

En todos los casos de concesiones de patentes y re­ gistros de diseños industriales son alarmantes los ba­ jos niveles de usuarios nacionales en comparación con los usuarios extranjeros. Tanto en el Cuadro No. 2

como en el Gráfico No. 2 se puede observar que, en la década 2000–2010, los usuarios extranjeros obtu­ vieron el 87.7% de las patentes y registros otorgados.

Cabe señalar que en los porcentajes de las patentes y registros solicitados (Cuadro No. 6), sobre las paten­ tes y registros otorgados, es muy similar para los na­ cionales y extranjeros (6% y 7% respectivamente). Esto evidencia la necesidad de incrementar las solicitudes a nivel nacional. (Cuadro No. 2 y Gráfico No. 3).

Cuadro No. 2 Concesiones de patentes y registros de diseños

por origen en la República Dominicana Período 2000-2010*

Patentes Nacionales Extranjeros Total y Registros

Modelos de Utilidad 2 1 3

Invenciones 3 29 32

Diseños Industriales 17 127 144

Totales 22 157 179

Fuente: Departamento de Invenciones, ONAPI. Mayo 2010*

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201240

Gráfico No. 3 Concesiones de patentes y registros de diseños por origen en la República Dominicana

(período 2000-2010)*

Fuente: Departamento Invenciones ONAPI. Mayo 2010.

Signos Distintivos:

En el caso de los signos distintivos, los cuales se utili­ zan para diferenciar un producto de otro por sus ca­ racterísticas distintivas, se encuentran la protección de las marcas de fábrica o de servicios, marcas colec­ tivas, marcas de certificación, nombres comerciales, logos, emblemas, indicaciones geográficas, denomi­ naciones de origen y otros.

En cuanto al registro, se puede observar un constan­ te flujo de registros de marcas y nombres comercia­ les en los diez años del periodo abarcado (Cuadro No. 3 y Gráfico No. 4). En el registro de las marcas, los aumentos más considerables se reflejan en los tres primeros años, luego de la aprobación de la Ley 20­ 00 sobre Propiedad Industrial.

Como también refleja el Cuadro No. 3, en cuanto al registro de nombres comerciales, el incremento

importante se observa desde el año 2006 hasta el año 2008. Esto así porque a partir del 2009 y la pro­ yección del 2010 tiende a ser a la baja, probable­ mente influyendo algunas disposiciones de la Ley No. 479-08 sobre Sociedades Comerciales y Empre­ sas Individuales de Responsabilidad Limitada, que no obliga a registrar un nombre comercial previo a la constitución de una compañía.

En cuanto a los registros de marcas, nombres co­ merciales y lemas de origen nacional, a diferencia de las patentes, son mayores que los de origen ex­ tranjero, sobre todo a partir del año 2004, con una diferencia de casi un 50% entre los registros de marcas nacionales y extranjeras en algunos años, como es el caso del año 2009. En ese punto, la pro­ tección para los nacionales es mayor, sobre todo en el registro de marcas de fábrica y la figura de los nombres comerciales, como se ilustra en el Gráfico No. 5.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 41

Cuadro No. 3 Estadísticas de registros de marcas y nombres comerciales en la República Dominicana

(Período 2000-2010)*

Años 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Total

Marcas 7,118 7,211 8,830 4,963 5,230 5,953 5,793 7,106 6,666 6,483 1,653 67,006

Nombres 13,762 13,251 13,252 9,276 12,594 15,510 20,971 22,399 21,008 20,539 6,430 168,992

Totales 20,880 20,462 22,082 14,239 17,824 21,463 26,764 29,505 27,674 27,022 8,083 235,998

Fuente: Departamento Signos Distintivos de ONAPI. Abril del 2010.

Gráfico No. 4 Estadísticas de registros de marcas y nombres comerciales en la República Dominicana

Período 2000-2010*

Fuente: Departamento Signos Distintivos ONAPI. Abril 2010.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201242

Los registros de signos distintivos nacionales son ma­ yores que los de origen extranjero, coincidiendo este análisis con las estadísticas sobre solicitud de signos distintivos por origen que se presenta en el Cuadro No. 5.

Se observa, además, que un porcentaje importante de los registros de signos distintivos corresponde a los nombres comerciales nacionales (Gráfico No. 5). Lo que demuestra que los usuarios de origen nacio­ nal cada vez conocen y utilizan más esta figura.

No obstante, todavía hay sectores, como es el caso de las PYMES, las asociaciones industriales y las uni­ versidades, que no han aprovechado de manera efec­ tiva lo que ofrece el sistema de signos distintivos. Esto se debe, quizás, a la competencia entre las empresas o por carencia de conocimiento de lo que pueden ofrecer la figura de los signos distintivos a las empresas, aportando distinción y añadiendo valor a sus productos.

Son muy pocas las marcas de fábrica, denominacio­ nes de origen, lemas y logos de empresas dominica­ nas que se han podido posicionar y destacar en el mercado internacional. Solo están los casos de la marca de la cerveza Presidente, el Ron Brugal y el Ron Barceló, para mencionar algunos. Por ello, uno de los retos que se plantean en este trabajo es crear con­ ciencia acerca de la importancia del logro de un ma­ yor uso de los signos distintivos con valor añadido para que los productos y servicios tengan un mejor posi­ cionamiento no solo en el mercado nacional, sino tam­ bién a nivel internacional.

En este punto es importante resaltar el potencial que ofrecen las marcas colectivas y de certificación, así como las denominaciones de origen e indicaciones geo­ gráficas como parte de los signos distintivos. Estas le otorgan a sus titulares, en este caso a las asociaciones, empresas, gremios o agrupaciones productivas públi­ cas o privadas, que en su mayoría son PYMES, la fa­ cultad de identificar sus productos y servicios bajo

Gráfico No. 5 Registro de signos distintivos por origen en la República Dominicana

(Período 2003-2010)*

Fuente: Departamento de Signos Distintivos, ONAPI. Desde 2003 hasta abril 2010.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 43

una sola marca y logotipo. El mismo puede ser utili­ zado por todos los miembros de esa agrupación, man­ teniendo unos estándares de calidad preestablecidos. Esto le imprime un valor agregado al producto al mo­ mento de su producción y comercialización.

Por ello ONAPI ha colaborado, junto a otras institu­ ciones, como el Consejo Nacional de Competitividad, CNC, en la realización de campañas de sensibilización para proteger varios productos mediante las marcas colectivas, denominaciones de origen y marcas de cer­ tificación a PYMES y otras entidades. Esto ha mejora­ do la calidad de varios productos certificados, y ha conferido un mayor grado de comercialización y co­ hesión dentro del grupo o asociación beneficiario.

Proteger, mediante las marcas colectivas, es muy pro­ vechoso especialmente para los productores agrícolas pequeños y los artesanos, por las características de au­ tenticidad que poseen esos productos, ya que muchos de ellos tienen su origen en algunos pueblos del país, son hechos de elementos naturales que abundan en la isla y tienen una tradición en su elaboración.

Por ejemplo, los Santos de Palo de Bonao, modelos tallados en madera que representan figuras de san­ tos; las artesanías Imberlita, figuras hechas a base de una piedra proveniente de Imbert, Puerto Plata, han sido registradas como Marcas Colectivas en ONAPI. Asimismo, las marcas colectivas ofrecen un gran po­ tencial para los productos agrícolas y agroindustria­ les, tales como el Ron Dominicano, el cacao, el café, tabaco, entre otros, los cuales contienen gran parte de la identidad dominicana y representan la mayor parte de las exportaciones del país, ofreciendo un gran valor económico y de tradición. En la actualidad se han registrado 7 marcas colectivas, para asociaciones de artesanos, café, ron, cacao y tabaco.

En cuanto a las marcas de certificación, se trata de una figura que se ha explotado poco en el país. Sin embargo, las ventajas que ofrece la protección a tra­ vés de tipos de marcas es de mucho valor, ya que para ser utilizada la calidad o características del producto deben ser certificadas por una entidad calificada. En el país, ONAPI ha registrado una marca de certifica­ ción nacional, Café Monte Bonito, cuyo titular es la

Fundación Sur Futuro, y la entidad certificadora es CODOCAFE.

Por otra parte, en cuanto a la protección por Deno­ minaciones de Origen (DO) e Indicaciones Geográfi­ cas (IG), que es relativamente nueva en República Dominicana, no existe mucho conocimiento de su importancia por parte de los productores, sobre todo agrícolas y agroindustriales. De hecho, las iniciativas que se han llevado a cabo por ONAPI y varias institu­ ciones para dar a conocer esta figura de protección de la Propiedad Industrial han sido para sensibilizar a estos sectores sobre su importancia y potencial co­ mercial.

Es de incalculable valor la incidencia económica y co­ mercial que pueden aportar las denominaciones de origen e indicaciones geográficas a ciertos sectores productivos nacionales, en especial el agrícola. Entre ellos está el reconocimiento internacional, influencia en el precio del producto, asociatividad y beneficios para los productores de las zonas geográficas de pro­ ducción protegidas, generación de empleo, preserva­ ción de técnicas tradicionales y del medioambiente y, sobre todo, pueden impulsar el desarrollo de las ex­ portaciones y la competitividad, ya que la identidad que la DO o IG le imprimen al producto representa un valor agregado en términos de calidad, distinción, re­ putación, cualidades especiales relacionadas con el área geográfica protegida, tradición en la producción del producto y reconocimiento.

Gracias a los estudios realizados para identificar pro­ ductos dominicanos con potencial para ser protegi­ dos por DO o IG, dentro de los que se identificaron 15 productos, tales como el tabaco, el café, el ron, ca­ cao, mango, el ámbar, el larimar, entre otros, y a las campañas de sensibilización para los productores agrí­ colas y artesanos con apoyo de la OMPI, y liderado por ONAPI, se orientó sobre el potencial y el significa­ do de estas herramientas de Propiedad Industrial. Ello ha traído, como consecuencia positiva, el registro en el país de una Indicación Geográfica que es Cigarro Dominicano y una Denominación de Origen, que es el Café Valdesia. Hay solicitudes para registro de la denominación de origen del Café Barahona y se es­ tán trabajando la DO del mango y el cacao.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201244

Como se desprende de los párrafos anteriores, dado el gran potencial exportador de varios productos agrí­ colas dominicanos, se han facilitado los primeros re­ conocimientos de Denominaciones de Origen, mar­ cas colectivas y de certificación en el sector agrope­ cuario, aunque se debe reconocer que es incipiente el uso de las herramientas de PI para estimular la ac­ tividad agrícola.

8.1.3. Creación Artística y Cultural

La música es una industria clave en muchos lugares del mundo debido a que genera un gran beneficio eco­ nómico. De ella se deriva todo lo relacionado con la industria del espectáculo, la industria discográfica y las presentaciones. Las artesanías, por igual, tienen mucho campo en la mayoría de los países debido al valor cultural y económico que generan. La industria editorial, en el caso del libro, genera muchos dividen­ dos tanto para los autores como para las editoras, aportando además un valor cultural incalculable.

La industria del entretenimiento, con potencial eco­ nómico, comercial y de explotación como la industria del cine, la televisión, la danza y el teatro, son secto­ res muy pujantes en la mayoría de los países. Tam­ bién lo son la industria del software y las artes visua­ les, como la fotografía. Todo esto proviene de la crea­ ción artística del ser humano y es parte de lo que se denomina industrias culturales. Por lo tanto su po­ tencial económico y social en términos de aportes al desarrollo de un país es de gran relevancia.

Desde el punto de vista de la Propiedad Intelectual, las obras que producen los autores, escritores, crea­ dores, intérpretes, ejecutantes y artesanos son pro­ tegidas mediante los Derechos de Autor. La protec­ ción jurídica a estas obras permite el desarrollo de las industrias culturales y de las empresas de tecnologías basadas en programas informáticos, otorgándole un valor económico añadido y un aporte social y cultural de dimensiones incalculables.

En ese aspecto, gracias a los aportes económicos que han generado las industrias culturales, según estudios

auspiciados por la OMPI, países como Colombia, Méxi­ co y Brasil, para sólo mencionar algunos, se han inte­ resado en medir la participación de las industrias cul­ turales y bienes protegidos por los derecho de autor en el Producto Interno Bruto (PIB), su contribución en la generación de empleos y su efecto multiplica­ dor en otros sectores colaterales a la producción ar­ tística y literaria.

Las creaciones artísticas y culturales en República Do­ minicana tienen un gran potencial para generar re­ cursos económicos en varios renglones. Sin embargo, el valor añadido que le ofrecen a estas creaciones la protección por derecho de autor y derechos conexos no es suficientemente conocida ni bien aprovechada por los beneficiarios, salvo por unos pocos. Asimis­ mo, la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA), entidad encargada de administrar el sistema de De­ recho de Autor y Derecho Conexos del país, no cuen­ ta con los recursos suficientes para impulsar el uso y protección de estos derechos.

Dados los aportes económicos que pueden dejar el cine, los libros, las artesanías, la música, la industria discográfica, las composiciones, entre otras creacio­ nes artísticas y literarias dominicanas, es pertinente impulsar y fortalecer todo lo relativo a estas indus­ trias, tanto mediante los derechos de autor y conexos como mediante políticas encaminadas a mejorar su desarrollo.

En el tenor de políticas públicas para impulsar esta industria, la Estrategia Nacional de Desarrollo, en su objetivo general 2.6 “sobre cultura e identidad cultu­ ral en un mundo global”, tiene dentro de sus objeti­ vos específicos “promover el desarrollo de la indus­ tria cultural”, la cual propone varias líneas de acción encaminadas a contribuir con su desarrollo.24

Cabe destacar, de manera especial, la pujanza que es­ tán teniendo algunos subsectores de las industrias cul­ turales en la República Dominicana. Por ejemplo, en

24 Estrategia Nacional de Desarrollo 2010-2030, Segundo Eje, objetivos específicos 2.61 y 2.62, páginas 8 y 26.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 45

los últimos diez años el cine dominicano se ha desta­ cado mucho, y dado su impulso se cuenta con una Ley de Cine25 que aporta toda una estructura regula­ toria e incentivos para promover el cine dominicano. Asimismo, la música, incluyendo la industria discográ­ fica, composiciones, cantantes, compositores y espec­ táculos, siempre ha sido de mucha relevancia para nuestro país y ha tenido una gran explotación desde hace más de 40 años. Contamos con cantautores de mucho renombre como es el caso de Juan Luis Guerra.

Otro subsector cultural de importancia es el de las artesanías, donde las más populares son las joyas de ámbar y larimar, la cestería, la alfarería, la cerámica, la madera tallada y la pintura naif de origen haitiano. La artesanía dominicana se caracteriza por el uso de colores fuertes y elementos naturales que abundan en la Isla de Santo Domingo. Materiales como la cao­ ba, madera semipreciosa, el metal, el coco, el barro, la roca sedimentaria, llamada arenisca, etcétera, que­ dan transformados en bellas esculturas, cofres, obje­ tos decorativos, muebles y una innumerable cantidad de objetos. Son ya conocidas a nivel internacional las muñecas típicas “Lime”, elaboradas a base de barro y las cuales se caracterizan por su vistoso traje de color y la ausencia de un rostro.

En cuanto a las producciones literarias, libros y revis­ tas de autores nacionales, en la República Dominica­ na la industria editorial no está muy desarrollada por razones de copatrocinio e inversión y competencia con libros de autores extranjeros. Esto, a pesar de que la calidad literaria del libro dominicano ha ido en creci­ miento. Dado el número de autores de calidad en el país, y ante la ausencia revistas para difundir el que­ hacer cultural, es bastante promisorio el potencial económico de la industria editorial dominicana.

En sentido general, se cuenta con instituciones que pro­ mueven la creación artística y cultural, mediante va­ rias iniciativas, tales como la del Ministerio de Cultura con la creación de la Editora Nacional para publicar

25 Ley para el Fomento de la Actividad Cinematográfica en la República Dominicana No. 108-10, enmendada mediante Ley No. 257-10, del 12 de noviembre del 2010.

libros de autores dominicanos, la realización de la Fe- ria Internacional del Libro y las ferias artesanales de cada año, el Centro Nacional de Artesanía (CENADAR­ TE), así como festivales nacionales de cine y el carna­ val dominicano, entre otros. Tenemos un Conserva­ torio Nacional de Mmúsica, la Cinemateca Nacional, la Biblioteca Nacional, museos, escuelas de danzas y de pintura.

Los datos estadísticos que se tienen sobre la comer­ cialización de bienes culturales dominicanos, en es­ pecial las exportaciones, arrojan cifras significativas. En ese aspecto, se puede destacar el valor de las ex­ portaciones de las artesanías y discos compactos. Se carece de datos estadísticos de las exportaciones de películas dominicanas. Por lo que se observa, los apor­ tes que las industrias culturales pueden ofrecer son enormes; esto, sin que todavía hayan desarrollado su verdadero potencial en el país. (Ver Anexo III).

Pese al buen nivel de creación artística y literaria que existe en República Dominicana, hay varios factores que pudiesen debilitar el desarrollo de los creadores y productores de obras artísticas, así como las indus­ trias culturales vinculadas a la protección por Dere­ cho de Autor y conexos. Esto, a su vez, merma los in­ gresos económicos del autor, el nivel de producción y comercialización y la competitividad de las obras y productos culturales.

Los factores que podrían afectar al sistema de dere­ cho de autor y conexos asociado a las industrias cul­ turales dominicanas son: i) La falta de los registros de las obras dominicanas protegidas por Derecho de Autor; ii) La inexistencia de una base de datos de las obras dominicanas que están en el dominio público; iii) Los pocos programas nacionales dirigidos a la for­ mación artística, literaria, artesanías, etc. iv) El des­ conocimiento generalizado sobre la importancia de los derechos de autor en muchos sectores de interés; v) La falta de datos estadísticos sobre el impacto eco­ nómico que tiene la industria cultural dominicana y su aporte a la economía, a la sociedad y a la genera­ ción de empleo; vi) La falta de medición de la partici­ pación económica de las industrias culturales prote­ gidas por Derecho de Autor en el PIB; vii) La poca ope­ ratividad de las sociedades de gestión colectiva para

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201246

proteger los intereses de los autores, creadores ar­ tísticos y literarios individuales; viii) La falta de equi­ pamiento en las escuelas de arte y los grandes retos en el área de la investigación; ix) La poca coordina­ ción entre las oficinas de propiedad intelectual para realizar actividades conjuntas; y, x) La baja formación de los artesanos para gestionar y comercializar sus productos.

Existe, además, escaso conocimiento por parte de mu­ chos autores, artistas e intérpretes nacionales en cuanto al alcance y protección de sus derechos de autor y conexos, así como la forma de poder adquirir beneficios por las obras creadas o interpretadas por ellos. En ese aspecto, las sociedades de gestión colec­ tivas juegan un papel muy importante, ya que las mis­ mas pueden garantizar que los autores, artistas, in­ térpretes y literatos independientes, sean retribui­ dos económicamente por el uso que se hace de sus obras. Es por ello que, una sociedad de gestión bien administrada y con objetivos definidos, podría con­ tribuir a incentivar una creación más efectiva de los autores y artistas dominicanos.

En la República Dominicana se han creado solo cua­ tro sociedades de gestión colectiva, y las mismas no son muy operativas. La más destacada de todas es la Sociedad General de Autores, Compositores y Edito­ res Dominicanos de Música (SGACEDOM); es la más activa en el campo de la gestión colectiva de los dere­ chos de obras musicales y/o reproducción. Por ello, es importante promover el establecimiento de estas sociedades de gestión y reforzar las ya existentes con miras a mejorar su funcionamiento y gestión que re­ dunde en beneficio de los autores dominicanos.

Asimismo, se deben desarrollar los mecanismos ne­ cesarios para fortalecer el sistema de Derecho de Autor en el país desde una perspectiva holística e in­ tegral, con miras a potencializar y aprovechar las crea­ ciones artísticas y literarias nacionales de forma que genere el verdadero valor económico que pueden aportar.

Esto es posible mediante el fortalecimiento institu­ cional y presupuestario de la Oficina Nacional de De­ recho de Autor. También con la fusión de las oficinas

nacionales de Propiedad Intelectual en una sola enti­ dad. Es preciso impulsar la promoción e incentivo del uso del sistema de Derecho de Autor y Derechos Co­ nexos por parte de los artistas, creadores y literatos dominicanos. Es necesario contar con un registro ofi­ cial, tanto de las obras protegidas por derecho de autor como las obras que están en el dominio público de manera automatizada, sabiendo que el Derecho de Autor se le otorga a su titular desde el momento en que la obra sale al público. Se requiere fortalecer el sistema de gestión colectiva para el buen recaudo, administración y buen reparto de los recursos gene­ rados por las obras protegidas.

8.1.4. Creación asociada a los Derechos de Obtención de Variedades Vegetales

El sistema de protección para la Obtención de Varie­ dades Vegetales en República Dominicana no ha sido implementado de manera adecuada. Esto, a pesar de que contamos con una Ley de Protección del Dere­ cho del Obtentor de Variedades Vegetales. Además, a nivel internacional, el país es miembro del Convenio Internacional para la Protección de la Obtención de Vegetales (UPOV, Acta de 1991), por compromiso asu­ mido en el DR-CAFTA. Las pocas variedades vegetales que se generan, producto de la investigación científi­ ca, son protegidas mediante la Ley de Semillas, una ley obsoleta que no proporciona una verdadera pro­ tección para el obtentor ni incentiva la creación e in­ vestigación en el mejoramiento vegetal.

En ese aspecto, no se han implementado los procedi­ mientos necesarios para lograr la protección de las variedades vegetales mejoradas mediante las dispo­ siciones de la Ley de Obtentor y del Convenio de la UPOV. Sin embargo, los registros para la protección de estas variedades se siguen realizando a través del Departamento de Semillas del Ministerio de Agricul­ tura, en detrimento de las nuevas y mejoradas varie­ dades obtenidas. Por eso se hace necesario y urgente agilizar la implementación del Convenio de la UPOV.

El Instituto Dominicano de Investigaciones Agrope­ cuarias y Forestales (IDIAF), entidad financiada por el

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 47

Gobierno, y algunas instituciones del Estado, como la Universidad Autónoma de Santo Domingo, realizan in­ vestigaciones de mejoramiento de variedades vegeta­ les, semillas y otras plantas. En ese sentido, el IDIAF, en su calidad de institución responsable de la conservación de los recursos fitogenéticos, creó en el 2005 el Progra­ ma Nacional de Recursos Fitogenéticos, con el objeto de manejar las colecciones de germoplasmas con mi­ ras a incrementar el uso actual y potencial de los recur­ sos fitogenéticos de importancia agrícola en el país.

Aunque a nivel nacional no hay muchas variedades vegetales obtenidas, se han hecho investigaciones que han logrado el mejoramiento de variedades de arroz, plátano, yuca y habichuelas. Sin embargo, por falta de protección, han sido protegidas por nacionales de otros países y en otros países como suyas, en detri­ mento del investigador dominicano y desincentivan­ do la investigación de variedades vegetales locales.

Esta subutilización del Convenio de la UPOV puede deberse a varios factores, a saber: a) Factores econó­ micos, ya que habría que crear una oficina especiali­ zada o mejorar la que se tiene; b) Entrenar al perso­ nal administrativo requerido y a los examinadores, para administrar conforme a las normas del convenio y comprobar de manera técnica que se cumplen los requisitos para otorgar certificados de obtentor de una variedad mejorada o nueva; y c) El poco conocimien­ to del alcance del convenio por parte de las autorida­ des competentes.

8.2. La Protección de la Propiedad Intelectual

El incremento en la producción de activos intangibles tiene que ir acompañado, necesariamente, de un nivel confiable de protección para los creadores de esa clase de derechos. Es algo que, obviamente, depende de la solidez del Sistema de Propiedad Intelectual de un país, lo cual se logra en gran medida teniendo niveles ópti­ mos de protección y respeto por estos derechos.

Los derechos de propiedad intelectual protegen y con­ fieren derechos exclusivos, siempre y cuando se cum- plan los requisitos establecidos en la ley. Y cumplir con

la ley, en este caso, quiere decir que deben registrar- se como derecho de Propiedad Industrial: las inven­ ciones, mediante una patente (por ejemplo, como los nuevos medicamentos); los diseños industriales, con un certificado de registro; las marcas de fábrica y de comercio, así como los logos y los emblemas, tam­ bién mediante un registro; lo propio debe suceder con las denominaciones de origen de productos origina­ rios de determinadas regiones o lugares, cuya calidad o reputación, entre otros detalles, es atribuible a ese medio geográfico donde se produce. En el caso de las obras literarias, artísticas y pictóricas, tales como las composiciones musicales, los discos, las películas, los libros, son protegidos por el Derecho de Autor. En el caso particular de los derechos de obtentor, se prote­ gen las nuevas variedades y mejoramiento de plan­ tas, semillas y vegetales.

La protección es uno de los pilares fundamentales de los derechos de Propiedad Intelectual. Esta le otorga una garantía al creador o autor, tanto por su conoci­ miento como por lo creado proveniente de su inte­ lecto, mediante el reconocimiento del derecho de propiedad sobre su creación y producción intelectual. Esta garantía de creador le da facultad al propietario de explotar, autorizar o prohibir a un tercero el uso de lo que ha inventado o creado el propietario de di­ chos derechos. Asimismo, en caso de violación a sus derechos, puede incoar acciones legales.

En nuestro país, la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial, ONAPI, y la Oficina Nacional de Derecho de Autor, ONDA, son las encargadas de administrar el sistema de los DPI. Por ende, estas instancias son las llamadas a conceder y proteger estos derechos, ga­ rantizando su accesibilidad.

En República Dominicana el ámbito de la protección de los derechos relativos a la propiedad industrial lo establece la Ley 20-00, la cual dispone el tiempo de la protección dependiendo del tipo de derecho. Por ejemplo:

• Patentes de Invención: tienen un plazo de dura­ ción de veinte (20) años contados desde la fe­ cha de la presentación de la solicitud en la Re­ pública Dominicana.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201248

• Diseños Industriales: cuentan con un plazo de cinco (5) años contados desde la fecha de la pre­ sentación de la solicitud, prorrogables por dos periodos adicionales de cinco (5) años.

• Patentes de Modelos de Utilidad: poseen un pla­ zo de protección de quince (15) años contados desde la fecha de presentación de la solicitud de patente en el país.

• Marcas de Fábrica o de Comercio: tienen un pla­ zo de diez (10) años contados a partir de la fe­ cha de presentación de la solicitud del registro, renovable por periodos sucesivos de diez (10) años.

• Indicaciones Geográficas y Denominaciones de Origen: poseen protección por un periodo de tiempo indeterminado.

En cuanto a la protección por Derecho de Autor y De­ rechos Conexos, la Ley 65-00 establece un nivel de pro­ tección para el Derecho de Autor bastante amplio. Esta protección se confiere durante toda la vida del autor y se posterga a los 70 años siguientes a su muerte.

Asimismo, la República Dominicana es signataria de varios Tratados Internacionales sobre Propiedad In­ telectual. Entre ellos están el Convenio de París, so­ bre Propiedad Industrial; el Convenio de Berna, para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas; el Acuerdo de los ADPIC, el Tratado sobre Cooperación en Materia de Patentes (PCT), entre otros, a los fines de garantizar una amplia cobertura en cuanto a la protección de estos derechos.

No obstante, existen convenios internacionales, como es el caso del Arreglo y Protocolo de Madrid, sobre las solicitudes internacionales de las marcas, al cual la República Dominicana no se ha adherido. Se consi­ dera necesaria su adhesión por parte de muchos sectores, ya que se han realizado estudios que han sus­ tentado la compatibilidad y ventajas que ofrece la apli­ cación de este tratado. Esto así, porque el mismo trata del cumplimiento de compromisos asumidos por el país en el marco del Capítulo XV del Tratado de Libre Co­ mercio firmado entre la República Dominicana, los

países de Centroamérica y Estados Unidos, conocido como DR-CAFTA, por sus siglas en inglés.

Se debe destacar que existe protección para las inno­ vaciones farmacéuticas, tanto por patentes de inven­ ción como por protección de datos de prueba, y por vinculación de la patente del producto farmacéutico a la licencia de comercialización. El asunto es que son pocas las investigaciones dominicanas que generan innovación en un producto farmacéutico. Por esa ra­ zón la industria farmacéutica nacional toma ventaja de la información tecnológica contenida en las paten­ tes de productos farmacéuticos ya vencidas o no pa­ tentadas en el país. De esa manera desarrollan el pro­ ducto farmacéutico genérico, lo cual ha sido de gran beneficio para esa industria.

En cuanto a la protección de datos de prueba, aun­ que existe un procedimiento para protección de este tipo de datos, el cual es administrado por el Ministe­ rio de Salud Pública, es demasiado reciente y necesi­ ta consolidarse. En ese aspecto, es importante obser­ var las buenas prácticas de países de la región en ese tema.

En las leyes de propiedad intelectual dominicanas no existen disposiciones que protejan los desarrollos ba­ sados en recursos genéticos y conocimientos tradi­ cionales. Esto, sin embargo, puede ser de gran valor para impulsar a la industria biotecnológica en el país. En ese aspecto, ya se están dando pasos con la crea­ ción del Instituto de Innovación en Biotecnología e Industria, y con el uso de la medicina alternativa o tradicional, ya que el país cuenta con recursos bioló­ gicos y genéticos que pudiesen ser empleados en pro­ cesos de investigación o en el desarrollo de nuevos productos, que pueden ser protegidos por patentes. En cuanto al folklore, existen manifestaciones cultu­ rales importantes que representan la identidad del pueblo dominicano, y que pueden ser protegidas por estos derechos.

Tampoco existen disposiciones para la protección de los circuitos integrados, figura importante de estos de­ rechos que puede ayudar a reactivar la industria del software. Al menos, ya se ha redactado el proyecto de Ley sobre la Promoción y Desarrollo del Software,

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 49

y se están llevando a cabo iniciativas puntuales para impulsar esta industria.

En ese aspecto, se plantea el reto de garantizar la pro­ tección por propiedad intelectual, en los resultados de las investigaciones donde se usen estos recursos gené­ ticos asociados a los conocimientos tradicionales, y pro- mover la importancia que tiene la protección de los desarrollos derivados de la utilización de los recursos genéticos, los conocimientos tradicionales y el folklore por parte de los investigadores e inventores.

Por otro lado, se debe garantizar la protección a los obtentores de variedades vegetales mediante regula­ ciones efectivas. Actualmente, a pesar de que conta­ mos con esas leyes, no se han implementado los pro­ cedimientos necesarios para lograr la protección de las variedades vegetales mediante el Convenio de la UPOV, en detrimento del investigador obtentor y por ende del país.

8.2.1 Flexibilidades a la protección de la Propiedad Industrial en el Acuerdo ADPIC, Sector Salud

En muchas leyes de propiedad intelectual, los dere­ chos exclusivos que se confieren a los titulares me­ diante la protección, se contemplan excepciones re­ lativas a la protección. Tal es el caso de la Ley 20-00 sobre propiedad industrial, la cual establece algu­ nas flexibilidades que pueden hacer más provecho­ so el sistema de propiedad industrial a los naciona­ les dominicanos.

En cuanto a las marcas de fábrica o de comercio se establecen las limitaciones de los derechos por el uso de ciertas indicaciones o por agotamiento del regis­ tro de la marca, lo cual se considera que no infringe los derechos de los titulares.

En el caso de las patentes, estas excepciones son refle­ jo de las llamadas flexibilidades del Acuerdo de los ADPIC, para mantener un equilibrio entre los titulares de los DPI y el interés público, sobre todo en el sector de la salud. En este sector, las patentes concedidas a medicamentos nuevos e innovadores podrían poner

en peligro el acceso a los medicamentos a bajo costo y de calidad para los más necesitados. Se trata de una cuestión de salud pública.

En el país, las disposiciones sobre lo que se considera que no infringe los derechos de los titulares estable­ ce, entre otros, la limitación y agotamiento de los derechos de la patente, mejor conocido como impor­ taciones paralelas. Esto, en principio, plantea que una vez un producto protegido por un derecho de propie­ dad intelectual ha sido comercializado por el titular del derecho o por un tercero con su consentimiento, el titular pierde la facultad de ejercer los derechos de propiedad intelectual relativos a la explotación comer­ cial del producto en cuestión, puesto que se han ago­ tado. En ese aspecto, el titular del derecho no podrá controlar u oponerse a que terceros realicen poste­ riormente actos de reventa, alquiler, préstamos u otra forma de uso comercial del producto.26

Asimismo, se establecen disposiciones sobre las licen­ cias obligatorias y otras medidas relativas a la explo­ tación de las Patentes. Estas disposiciones son sobre diferentes tipos o concesiones de licencias obligato­ rias, tales como: licencias obligatorias por falta de explotación de la patente; licencias obligatorias por prácticas anticompetitivas; licencias obligatorias en caso de patentes dependientes; y, licencias de interés público.

Esta disposición ofrece una flexibilidad muy impor­ tante que contempla la Ley 20-00. De hecho, se pue­ den invocar diferentes razones o motivos ampara­ dos en dicha Ley para conceder una Licencia Obliga­ toria. En ese aspecto, a pesar de que dos laboratorios farmacéuticos nacionales han solicitado ante ONA­ PI unas licencias obligatorias por prácticas anticom­ petitivas, en este caso la fijación de precios excesivos de dos medicamentos patentados, ningunas de esas licencias obligatorias fueron concedidas en la Repú­ blica Dominicana.

26 Documento de la OMPI. Cuestiones Jurídicas relativas a las patentes. Año 2010. Página 30.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201250

Por su parte, instituciones como el Consejo Presiden­ cial del SIDA (COPRESIDA), que importan medicamen­ tos a bajo costo para combatir el VIH/SIDA en el país, ha tratado de utilizar en su momento, algunas de las flexibilidades que ofrece la Ley 20-00 de propiedad in­ dustrial, como son las importaciones paralelas de me­ dicamentos esenciales. Asimismo, instituciones como el Programa de Medicamentos Esenciales (Promese/ CAL), promueven iniciativas para un mejor acceso a me­ dicamentos para la población en general.

Esto evidencia que algunos laboratorios farmacéuti­ cos nacionales, así como las autoridades de Salud Pública, conocen de la existencia de algunas de las excepciones a la protección previstas en la Ley de Propiedad Industrial. Se refiere, por ejemplo, a las im­ portaciones paralelas y las licencias obligatorias, en caso de que sea necesaria su utilización. Además, tienen cier­ to conocimiento de las flexibilidades que ofrece la De­ claración de Doha sobre ADPIC y Salud Pública, el Acuer­ do de los ADPIC y algunas resoluciones de la Organiza­ ción Mundial de la Salud (OMS) en ese aspecto.

En cuanto a políticas públicas en materia de salud re­ lacionadas con el acceso a los medicamentos, la Es­ trategia Nacional de Desarrollo, a los fines de lograr el objetivo general 2.2 sobre “salud y seguridad social integral”, una de sus líneas de acción plantea “Garan­ tizar a toda la población el acceso a medicamentos de calidad, promover el uso racional y priorizar la dis­ ponibilidad de medicamentos de fuentes múltiples (genéricos) en el mercado nacional”.27

Conforme a estas disposiciones y políticas existentes, se hace necesario tomar algunas iniciativas que ayu­ den a sentar las bases para lograr una salud y seguri­ dad social integral en el país, mediante la utilización de las herramientas que ofrece el sistema de paten­ tes. Algunas de esas medidas pueden ser: a) Promo­ ver el acceso a medicamentos patentados a través de las licencias obligatorias o voluntarias e importa­ ciones paralelas; b) Suministrar apoyo financiero y

27 Estrategia Nacional de Desarrollo 2010-2030. Segundo Eje, objetivo general 2.2, objetivo específico 2.2.1, línea de acción 2.2.1.6. Página 20.

técnico mediante la información que ofrecen los do­ cumentos de patentes, a las investigaciones de la me­ dicina tradicional; c) Establecer redes de propiedad intelectual en el área de la salud; d) Crear un siste­ ma de monitoreo de patentes de medicamentos para enfermedades frecuentes en el país; e) Difundir la información tecnológica de los productos farmacéu­ ticos que están en dominio público y las flexibilida­ des del sistema de patentes y, principalmente, las contenidas en el documento que sobre el tema ela­ boraron conjuntamente la OMS y la OMC.

8.2.2. Excepciones y limitaciones al Derecho de Autor

La Ley 65-00 sobre Derecho de Autor contempla dis­ posiciones sobre excepciones y limitaciones a la pro­ tección del Derecho de Autor. Por tanto, su ámbito y alcance deben estar bien definidos a fin de incentivar la investigación y el uso de esas excepciones con fines culturales y educativos.

La ley dominicana establece excepciones para la utili­ zación libre de la obra. Sin embargo la misma está sujeta a remuneración al autor. Algunos de los casos son la reproducción reprográfica de una obra literaria o científica para uso personal; la copia privada de una grabación sonora o audiovisual y las licencias no vo­ luntarias, que incluye la licencia para la traducción y reproducción de obras extranjeras y la licencia para la explotación de los derechos patrimoniales sobre una obra por causa de utilidad pública.

Por otro lado, se prevé utilización libre y gratuita de lo siguiente:

• Derecho a citar.

• Reproducción reprográfica de extractos breves y artículos.

• Reproducción de acontecimientos de actualidad.

• Uso de las noticias del día.

• Publicación de discursos de interés público, ser­ mones y conferencias.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 51

• Reproducción para preservación de ejemplares en bibliotecas públicas.

• Reproducción de obras en lugares públicos.

• Apuntes y recolección de conferencias o lecciones.

• Reproducción de textos oficiales.

• Reproducción para pruebas judiciales o admi­ nistrativas.

• Modificación de proyectos arquitectónicos.

• Comunicaciones realizadas dentro de institucio­ nes de enseñanza.

• Comunicaciones a propósito del comercio de electrodomésticos.

• Comunicaciones para no videntes y discapa­ citados.

• Comunicaciones en el ámbito doméstico.

Las excepciones y limitaciones utilizadas conforme a la Ley pueden colaborar con el fomento de la educa­ ción y la cultura de nuestro país sin infringir el dere­ cho de autor. De ahí la importancia de que exista un conocimiento pleno de estas flexibilidades por parte de los ciudadanos y de las instituciones promotoras de la educación y la cultura.

8.3. Observancia de los Derechos de Propiedad In­ telectual

Como no siempre se respetan los derechos de los ter­ ceros, las actividades encaminadas a velar por la ob­ servancia de los derechos de propiedad intelectual son fundamentales. Las razones de esta inobservancia son muchas y variadas y van, desde la falta de conciencia, hasta el acto delictivo deliberado. El grado de estas in­ fracciones varía también considerablemente, desde la copia ilegal de una obra protegida que se hace en el domicilio para uso personal hasta la actividad delictiva de grandes empresas que producen cientos de miles de copias ilegales o falsifican productos y marcas.

Cuando los productos ilegales logran obtener una cuo­ ta de mercado y originan riesgos para la seguridad y la salud, o cuando impiden una inversión mediante una actividad delictiva, corresponde a los mecanismos que velan por el cumplimiento de la ley proteger los intere­ ses, no sólo de los titulares de los derechos en cues­ tión, sino del público en general.

En la República Dominicana la ley faculta a varias ins­ tituciones a velar por la observancia de los derechos de propiedad intelectual; tal es el caso de las oficinas de Propiedad Intelectual. En ese aspecto, en su cali­ dad de autoridades administrativas, la ONAPI y la ONDA son las encargadas de conocer los recursos administrativos cuando se infringen los derechos de propiedad industrial y derecho de autor, tales como oposición, reivindicación, nulidad, reconsideración, etc. En el caso de la ONDA, puede actuar de oficio o a petición del titular del derecho, en cuanto a la toma de algunas medidas provisionales como la incautación y destrucción de la mercancía.

El Ministerio Público, a través del Procurador General Adjunto encargado del tema de Propiedad Intelectual, y del fiscal encargado de estos temas, puede actuar de oficio en caso de infracción penal de los Derechos de Propiedad Intelectual. Se puede amparar en la toma de medidas cautelares, así como las medidas correspondientes prescritas de derecho penal y civil. También, el Departamento sobre Propiedad Intelec­ tual de la Dirección General de Aduanas, tiene la fa­ cultad de tomar medidas de oficio en frontera o a so­ licitud del titular del derecho. A su vez, los tribunales ordinarios civiles y penales están llamados a dirimir los conflictos que surjan por la infracción de estos derechos.

Por su parte, la Ley 53-07 sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, contiene disposiciones para los deli­ tos cometidos relacionados con la Propiedad Intelec­ tual, los cuales serán sancionados con penas para el acto de estos ilícitos28.

28 Artículo 25 de la Ley 53-07 sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología de la República Dominicana, de fecha 23 de abril del 2007.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201252

No obstante, todas estas disposiciones y los esfuer­ zos realizados por las autoridades competentes en aras de lograr que se respeten estos derechos, el país no está ajeno a que se cometan determinadas infraccio­ nes, tales como la falsificación de marcas, la piratería y el plagio de obras protegidas por derecho de autor. En ese aspecto, los niveles de infracción son muy al­ tos, especialmente en las zonas Norte y Este de la República Dominicana, según datos de la ONDA y del Ministerio Público.

Los productos protegidos por marcas de fábrica son objeto de falsificación frecuente, dándose mayormen­ te estas infracciones con los medicamentos, ropa y artículos de lujo.29 Esto no solo afecta la comerciali­ zación del producto y la productividad de las empre­ sas, sino que además atenta contra la salud pública.

En el caso de infracciones al derecho de autor, los pro­ ductos de videos de películas (DVDs) y discos com­ pactos (CDs) musicales son los más pirateados. El cine dominicano ha tenido un desarrollo importante en los últimos diez años. Y en ese sector, los productores se han quejado constantemente con las autoridades per­ tinentes por la violación reiterada a sus DPI. La pira­ tería en este renglón es alarmante, pues cuando una película dominicana va a ser estrenadas en las salas de cine, muchas veces, ya está copiada de manera ilegal y vendiéndose en la calle. Otro caso es el de los negocios de videoclubs, los cuales están cerrando a causa de que muy pocas personas alquilan películas originales, ya que la mayoría están pirateadas y se adquieren fuera de su ámbito.

El caso de la industria de la música y discográfica do­ minicana es preocupante. Artistas y músicos, salvo casos excepcionales como Juan Luis Guerra y Milly Quezada, entre otros, no quieren grabar discos com­ pactos debido, en parte, al problema de que son pira­ teados antes de que salgan al mercado nacional.

Es evidente que esto va en detrimento del desarrollo económico y cultural del país de manera general, y

29 Fuente: Departamento de Propiedad Intelectual de la Dirección General de Aduanas. 2010.

de estas industrias en particular. Al mismo tiempo, se merma su nivel económico y comercial, su capacidad de ingreso y la posibilidad de atraer y retornar la in­ versión. En ese aspecto, se hace necesario mayores esfuerzos por parte del gobierno con miras a fortale­ cer las instituciones encargadas de administrar y ob­ servar los DPI.

Un fenómeno que, sin querer, ha provocado grandes niveles de copias ilegales es el Internet. Es una vía por la cual se ha afectado la protección por derecho de autor. En todo el mundo la posibilidad de un mayor acceso a Internet ha supuesto una multiplicación de las infracciones a los DPI. Es algo que se ha dado tanto en las obras literarias como en los software, las obras audiovisuales y los fonogramas. De ahí que varios paí­ ses estén impulsando la promulgación de leyes y la crea­ ción de mecanismos antipiratería en línea. España lo ha hecho con la Ley Sinde y Estados Unidos con la Ley SOPA30, para mencionar algunos casos.

Un gran componente de este trabajo es la promoción de la educación para el uso de estos medios electró­ nicos con responsabilidad y respeto por los produc­ tos protegidos por los derechos de propiedad intelec­ tual que están disponibles en la red.

Las autoridades nacionales encargadas de la observan­ cia de los DPI afrontan dificultades para alcanzar los niveles adecuados de aplicación de las medidas de ob­ servancia y lograr una mayor eficacia. Esto se da, en parte, por falta de recursos o de experiencia en la ma­ teria; por la poca coordinación entre las autoridades de aduanas, ONAPI, ONDA y el Ministerio Público para la aplicación de medidas en frontera, cautelares o con­ servatorias. También por la escasa cultura de respeto a los DPI entre los diferentes sectores; por inexistencia de una jurisdicción especializada en materia de Pro­ piedad Intelectual; y por el poco conocimiento en la materia por parte de los jueces, entre otros. En cuanto a la Ley sobre Derecho de Autor, se requiere un mayor alcance con respecto a las sanciones y la reincidencia.

30 Stop Online Piracy Act o Acta de Cese a la Piratería en Línea, conocida como Ley SOPA. Proyecto de Ley introducido en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el 26 de octubre del 2011.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 53

8.4. Utilización, explotación y gestión del Sistema de Propiedad Intelectual

La utilización de la propiedad intelectual es una de las herramientas principales para impulsar la produc­ tividad y competitividad de las empresas. Usar el sis­ tema de Propiedad Intelectual de manera efectiva favorece que hayan, de más en más, activos intangi­ bles como las patentes, las marcas, los diseños indus­ triales, que a su vez contribuirán a que se aproveche de manera comercial la propiedad intelectual para beneficio económico y potencial desarrollo de los di­ ferentes sectores.

Promover el uso del conocimiento disponible en el sistema de Propiedad Intelectual estimula las crea­ ciones intelectuales y la innovación, tanto en el cam­ po de la investigación científica y tecnológica, como en las creaciones artísticas y literarias.

En ese punto, las oficinas de propiedad intelectual, entidades gubernamentales encargadas de adminis­ trar el sistema de los DPI, son las llamadas a ofrecer los servicios y asesorías, así como la concesión de de­ rechos que garanticen la utilización y permisibilidad del sistema de Propiedad Intelectual. En el caso de la República Dominicana esta acción descansa en la ONAPI y en la ONDA.

El establecimiento y mantenimiento de la Oficina de Propiedad Intelectual tiene un costo económico y so­ cial para muchos países, pero es necesario. En ese aspecto, es importante tener oficinas institucional­ mente fuertes, tanto en su administración como en cuanto a la plataforma de servicios ofrecidos en rela­ ción a los derechos que pueden ser protegidos. Para ello es preciso que los gobiernos incurran en una in­ versión en la infraestructura, personal calificado, exa­ minadores para todas las áreas, automatización en los procesos y trámites de solicitudes, información de los servicios y leyes en línea. También se requiere contar con los sistemas de registros y archivos adecuados, disponer tasas de pago de servicios razonables, ofre­ cer asesorías en cuanto a las solicitudes de patentes y signos distintivos, a fin de brindar un servicio de cali­ dad que se potencialice en una positiva utilización del sistema.

La fortaleza institucional de las oficinas nacionales de Propiedad Intelectual dominicanas varía conforme a la materia. En el caso de la administración en la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI), esta ha mejorado notablemente en los 10 años del periodo de referencia. En los actuales momentos ONAPI está con­ siderada como una institución modelo de funciona­ miento óptimo, en términos de recursos humanos, téc­ nicos capacitados, servicios ofrecidos, automatización de procesos y búsqueda de información; de igual ma­ nera posee tasas razonables para trámites, programas de capacitación continua para examinadores, sistema de registro organizado, compilación de base de datos nacionales en patentes, marcas y demás signos distin­ tivos y promotora de innovación en el país.

Todos estos avances se han dado, principalmente, gra­ cias a la voluntad y empeño puesto por las autorida­ des que dirigen ONAPI. También ha contribuido el in­ cremento de las recaudaciones por pago de las tasas, la cooperación internacional brindada por organismos internacionales y otras oficinas homólogas de países extranjeros con las cuales se han firmado convenios y, claro, por el presupuesto destinado por el gobier­ no. Asimismo, ONAPI fue galardonada con el premio iberoamericano de la calidad y está certificada con la norma ISO 9001.

A los fines de mejorar la calidad de los servicios y para facilitar la información de patentes y signos distinti­ vos a los inventores, investigadores, emprendedores, creadores y usuarios en general, ONAPI ha puesto en marcha una iniciativa para ofrecer asesoría y orienta­ ción con valor agregado con el establecimiento de un Centro de Apoyo a la Tecnología e Innovación (CATI). El mismo funge como Centro de Información Tecno­ lógica para ofrecer los servicios de información y bús­ queda en las bases de datos de patentes y signos dis­ tintivos nacionales e internacionales, asistencia y orientación a los usuarios, con el objeto de promover la utilización efectiva del sistema, la creación, protec­ ción y uso de los activos de propiedad intelectual.

A pesar de estos adelantos, existen ciertas debilidades. A nivel nacional hace falta la incorporación de servi­ cios importantes, sobre todo aquellos que sirven para incentivar y construir conciencia sobre un mayor uso

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201254

del sistema de Propiedad Industrial. También se re­ quiere obtener mejores y mayores beneficios del sis­ tema a favor de la investigación y el desarrollo, la in­ novación, los sectores productivos y las empresas.

En la actualidad, se carece de servicios en línea para realizar solicitudes de patentes y solicitudes de sig­ nos distintivos. Por otro lado, no existen descuentos ni incentivos para solicitudes de signos distintivos en caso de solicitantes de escasos recursos o para PYMES y Centros de Investigación. Esto podría incentivar el uso del sistema en esos sectores. En el caso de la in­ formación contenida en los documentos de patentes, no se cuenta con la difusión sistematizada de estos contenidos, a los fines de colaborar con la investiga­ ción científica y tecnológica que se están desarrollan­ do en el país. Tampoco se hacen auditorías para eva­ luar el comportamiento del uso de la propiedad in­ dustrial y los servicios relacionados con los DPI.

En cuanto a la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA), esta afronta múltiples dificultades que le im­ piden tener un cabal funcionamiento para la utiliza­ ción del sistema de los DA de manera adecuada. La ONDA, por ser una dependencia del Ministerio de Cultura, no tiene autonomía presupuestaria ni patri­ monial. Por esa razón no cuenta con los recursos eco­ nómicos apropiados que le permitan desarrollar un nivel óptimo en su administración.

La ONDA, no obstante, cuenta con una oficina en la capital del país, con personal medianamente califica­ do. En ella se pueden hacer trámites de registros de obras protegidas por derecho de autor, consultas de legislación y supervisar la administración de las so­ ciedades de gestión colectiva, entre otros. Sin embar­ go, la oficina carece de varios servicios y procesos importantes. Por ejemplo, la ONDA no posee un sis­ tema de registro de las obras protegidas por derecho de autor; el personal no es suficiente para desarrollar su labor y orientar a los usuarios en los diferentes te­ mas. Esta instancia carece de procesos para registros sistematizados; no ha establecido oficinas regionales; no existe un registro de las obras que están en el do­ minio público; el sistema de supervisión de las socie­ dades de gestión colectiva no es efectivo para benefi­ ciar a los autores individuales, etc.

En sentido general, la escasa coordinación entre las oficinas de propiedad intelectual nacionales y las di­ ferencias de funcionamiento entre una y otra debe ser un llamado de atención para la búsqueda de so­ luciones por parte de las autoridades en esta esfera, en procura de lograr una mejor administración para beneficio y aprovechamiento de los usuarios del sis­ tema de propiedad intelectual. Asimismo debe po­ nerse en práctica, para generar un mayor conoci­ miento y utilización de este sistema, una efectiva co­ ordinación entre las oficinas de propiedad intelectual, y entre las instituciones públicas perti­ nentes y los sectores productivos que tienen poten­ cial para que los bienes y servicios producidos sean susceptibles de ser protegidos por los DPI, como las PYMES, las universidades, las asociaciones industria­ les, los centros de investigación, los grupos de arte­ sanos, escritores, músicos y otros entes de las in­ dustrias culturales.

En el caso particular de las PYMES, a este sector le sería de gran ayuda utilizar la herramienta que ofrece la propiedad intelectual para impulsar su proceso in­ novador y creativo. No obstante, se debe reconocer que para lograr un efectivo uso del sistema por parte de estas empresas, es necesario que exista un gran apoyo y promoción de parte de las autoridades com­ petentes y afines, donde se incluyan políticas tenden­ tes a incluir y aplicar la propiedad intelectual de ma­ nera concreta. De hecho, la poca conciencia de los empresarios de las PYMES sobre el verdadero valor que tiene la propiedad intelectual y las ventajas com­ petitivas que pueden derivarse por su aplicación, son algunas de las debilidades que se conocen en este sector.

Se recomienda entonces que en la estructura de las PYMES se cuente con una plataforma sobre propie­ dad intelectual e innovación, que les permita poten­ cializar el enorme capital y desarrollo innovador que poseen. Algunas de las ventajas que se pueden apro­ vechar para que este sector explote sus recursos y acu­ da a los múltiples programas sobre información tecno­ lógica, innovación y propiedad intelectual dirigidos a las PYMES que existen en la actualidad, son: el carác­ ter individual y unipersonal que engloba, general­ mente, a las micro, pequeñas y medianas empresas,

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 55

donde un propietario de la empresa a su vez es el ge­ rente, inventor, entre otros, hace desarrollar su crea­ tividad con mayor velocidad. También favorece a este sector el hecho de que la burocracia que existe en estas empresas es reducida debido, en parte, a la baja empleomanía.

8.4.1. Utilización de las obras artísticas y literarias

En la actualidad no se cuenta con datos estadísti­ cos de las obras protegidas por derecho de autor de los creadores dominicanos. Esto dificulta cuan­ tificar el nivel registrado de obras nacionales pro­ tegidas, así como la medición y evaluación de los niveles de creación de los autores, artistas, intér­ pretes y productores del país, con el fin de conocer el aporte económico y social mediante la utiliza­ ción de estos derechos.

8.4.2. Utilización de la Propiedad Industrial

A los fines de medir y cuantificar la utilización del sis­ tema de propiedad industrial, ONAPI cuenta con da­ tos estadísticos disponibles en esta materia durante los 10 años del periodo de referencia.

Para los derechos de propiedad industrial, notamos que ha habido un incremento en las solicitudes de los últimos 10 años partiendo del año 2000, sobre todo en el área de signos distintivos. Las solicitudes de marcas en la República Dominicana muestran, en pro­ medio, un crecimiento constante durante el periodo de análisis (2000-2010). (Ver Cuadro No. 4).

En cuanto a las solicitudes de nombres comerciales, las mismas presentaron un incremento más estable durante los años 2005 al 2007, registrándose leves disminuciones hasta el año 2010. En promedio, du­ rante el periodo en estudio, un 87% de las marcas y

Cuadro No. 4 Estadísticas solicitudes de marcas y nombres comerciales en República Dominicana

(período 2000-2010)*

Año Marcas Nombres Comerciales

2000 7,271 13,753

2002 9,221 28,331

2004 7,632 19,105

2006 7,566 20,643

2008 7,710 21,405

2010 2,545* 7,529*

2001 8565 13,901

2003 5,514 11,785

2005 6,955 17,981

2007 7,326 22,357

2009 7,133 21,076

Fuente: Departamento de Signos Distintivos, ONAPI. Abril 2010*.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201256

Cuadro No. 5 Solicitudes por origen de signos distintivos en República Dominicana

(período 2003-2010)*

Origen Solicitud 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010

Lemas Nacional 106 195 232 150 167 200 273 61

Extranjero 10 46 43 26 5 18 58 7

Total Solicitudes 116 241 275 176 172 218 331 68

Registradas 93 162 268 194 132 134 291 58

Marcas Nacional 2,632 4,318 3,984 4,289 3,822 4,225 4,178 932

Extranjero 2,980 3,314 3,971 3,277 3,504 3,485 2,957 759

Total Solicitudes 5,612 7,632 7,955 7,566 7,326 7,710 7,135 1,691

Registradas 4963 5230 5953 5793 7106 6666 6483 1165

Nombres Comerciales Nacional 10,741 17,637 16,678 18,931 20,740 20,254 19,927 4,953

Extranjero 1,040 1,467 1,303 1,712 1,617 1,151 1,152 358

Total Solicitudes 11,781 19,104 17,981 20,643 22,357 21,405 21,079 5,311

Registradas 9276 12594 15510 20971 22399 21008 20539 4926

TOTAL ANUAL 17,509 26,977 26,211 28,385 29,855 29,333 28,545 7,070

Fuente: Base de datos del sistema IPAS. Periodo 2003 a marzo 2010*.

un 85% de los nombres comerciales solicitados fue­ ron registrados. (Cuadro No. 3 sobre el Registro de Marcas y Nombres Comerciales).

Asimismo, en las estadísticas de solicitudes de signos distintivos, por origen, notamos que, contrario a las solicitudes de patentes, las nacionales son mayoría en relación a las extranjeras. La mayor diferencia se destaca en las solicitudes de nombres comerciales. Aquí las solicitudes nacionales representan, en promedio, un 93% del total. Esto, en parte se debe a las obligacio­ nes exigidas en la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo, al momento de constituir una com­ pañía, en el caso de los nombres comerciales. En el caso de las marcas, alrededor de un 60% de las solicitudes son de origen nacional. (Cuadro No. 5).

Se debe fomentar un mayor uso de los signos distinti­ vos para un mejor desarrollo económico y comercial,

tanto en las grandes empresas, como en las media­ nas y en las pequeñas. El potencial que pueden gene­ rar estos derechos es de un gran valor comercial y económico por la distintividad que añade el nombre, la marca, el lema o el símbolo al producto.

En cuanto a la utilización del sistema para proteger figuras como las marcas colectivas, marcas de certifi­ cación, denominaciones de origen, las solicitudes de registro son bajas. Lo positivo en este aspecto es que todas las solicitudes son nacionales. En ONAPI se han solicitado ya ocho marcas colectivas, una marca de certificación, una indicación geográfica y tres deno­ minaciones de origen.

En relación a las solicitudes de patentes de invención, patentes de modelos de utilidad y registros de dise­ ños industriales, los usuarios le han dado un gran uso al sistema a partir del año 2000. De igual manera, a

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 57

partir de que la República Dominicana se adhiriera al Acuerdo de Cooperación en Materia de Patente (PCT), se han incrementado considerablemente las paten­ tes de invención otorgadas a partir del año 2008, ya que aumentaron las solicitudes de patentes a través de este sistema. (Gráfico No. 6).

Las solicitudes de patentes en la República Dominicana muestran un crecimiento escalonado desde el año 2000 hasta el 2006. Para los años 2007 y 2008 las solicitudes decrecieron, en parte, debido a que los solicitantes ex­ tranjeros en lugar de presentar sus solicitudes prefirie­ ron esperar los 30 meses que otorga el (PCT) y benefi­ ciarse de lo que éste ofrece, iniciando nuevamente

el incremento de estas solicitudes en el 2009 y en el primer cuatrimestre del 2010. (Gráfico No. 6).

Sin embargo, en las solicitudes de patentes de in­ vención existe el inconveniente de que con frecuen­ cia este sistema no es utilizado por los solicitantes y usuarios nacionales. El mismo es, mayormente, apro­ vechado por los solicitantes extranjeros. Al observar el origen en las solicitudes de patentes de invención se evidencia el amplio margen de diferencia entre las nacionales y las extranjeras (Cuadro No. 6). Du­ rante el periodo 2000-2010, del total de solicitudes de patentes recibidas, se calcula que solo el 14% fue­ ron nacionales.

Gráfico No. 631

31 Fuente: Depto. De Invenciones de ONAPI. Abril 2010.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201258

Cuadro No. 6 Cuadro de estadísticas de solicitudes de Patentes por Origen en República Dominicana

(período 2000-2010)*

Origen 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Solicitudes Presentadas

Nacionales 18 36 38 43 44 27 28 51 6 34 18 338

Extranjeras 101 169 195 210 230 257 337 152 80 259 130 2,115

Totales 119 205 233 253 274 284 365 203 86 293 148 2,463

Fuente: Departamento de Invenciones, ONAPI. *Mayo 2010.

Esta baja utilización podría deberse a la complejidad de que las solicitudes de registro en los últimos diez años la redacción de la solicitud de una patente, el desconoci- han sido constantes. En el año 2010 se habían solici­ miento sobre el alcance de la protección de una patente tado 425 diseños industriales de los cuales solo 116 en términos jurídicos y económicos, y de la información son de origen nacional, suma que aunque baja, de- que se encuentra en los documentos de patentes. muestra la tendencia creciente y el conocimiento que

está adquiriendo el usuario nacional sobre la impor- En el caso de los diseños industriales, el incremento tancia de esta figura de la propiedad industrial. Así se del uso de esta herramienta ha sido importante, dado puede apreciar en el cuadro No. 7.

Cuadro No. 7 Estadísticas sobre solicitudes y registros de diseños industriales en República Dominicana

(Período 2000-2010)

ITEMS 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Total de solicitudes

presentadas

Nacionales 3 15 14 10 9 12 12 9 4 13 15 116Solicitudes de Diseños Industriales

Solicitudes de Extranjeras 20 18 27 18 45 36 46 34 23 14 28 309 Diseños Industriales

Registros de Registros 3 1 3 4 19 25 22 29 20 18 22 166 Diseños Industriales

Total de Solicitudes Solicitudes 23 33 41 28 54 48 58 43 27 27 43 425 por Año por año

Fuente: Departamento Invenciones, ONAPI. Enero 2011.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 59

Según datos estadísticos del Departamento de Inven­ ciones de ONAPI, otra figura poco utilizada por los usuarios nacionales son los modelos de utilidad. La mayoría de las solicitudes que se han presentado son de usuarios extranjeros. A noviembre del 2009 el De­ partamento de Invenciones de ONAPI reportó 356 solicitudes de modelos de utilidad. Solo dos fueron concedidas a nacionales dominicanos. Los detalles se pueden observar en el Cuadro No. 8.

Es importante destacar que la tendencia de las solici­ tudes de patentes de invención en el país, en su mayo­ ría, son usuarios de origen extranjero del área de la química farmacéutica, con un 37.3%; de la farmacéuti­ ca con 8.42% y de la biotecnología con 4.6%. Esto mues­ tra la importancia del uso del sistema de patentes por

parte de las empresas extranjeras para la protección de productos farmacéuticos en el mercado local. En el caso de las escasas solicitudes de patentes de in­ vención por parte de los usuarios nacionales, el área más solicitada es la mecánica. (Ver el Cuadro No. 8).

Un buen funcionamiento en la administración de las oficinas de propiedad intelectual y una plataforma de servicios óptimos, pueden ser las bases para ga­ rantizar un buen acceso al sistema de propiedad in­ telectual en el país. He ahí una ventaja para los usua­ rios. Lo importante es fortalecerlas de modo que ofrezcan los servicios necesarios y de calidad que contribuyan a estimular el uso del sistema para una mayor protección, adquisición y explotación de es­ tos derechos.

Cuadro No. 8 Estadísticas cantidad y porcentaje de solicitudes por área

(Período 2000-2009)

Área Cantidad Porcentaje (%)

Farmacéutica 192 8.42

Biotecnología 105 4.6

Microorganismos 5 0.22

Modelos de Utilidad 356 15.61

Química Farmacéutica 847 37.13

Química 169 7.41

Alimentos 20 0.88

Diseños Industriales 377 16.53

Otras áreas 210 9.2

TOTAL 2281 100

Fuente: Departamento de Invenciones ONAPI, mayo 2010.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201260

En ese aspecto, la adhesión al PCT por el país es un buen ejemplo ya que éste ofrece un mejor servicio a los usuarios y un mayor acceso al sistema de paten­ tes. Al mismo tiempo permite solicitar la protección por patente de una invención en varios países de manera simultánea, mediante la presentación de una solicitud internacional.

En el caso de los servicios para mejorar el registro de marcas, el sistema de solicitud internacional que ofre­ ce el Arreglo de Madrid sobre registro internacional de marcas, podría mejorar e incentivar el uso del sis­ tema de marcas a nivel nacional. Este sistema ofrece al propietario de una marca la oportunidad de regis­ trarla en otros países mediante la presentación de una solicitud única desde la oficina de propiedad indus­ trial nacional. En este caso, la República Dominicana no se ha adherido a este Tratado, por lo que sería de mucha utilidad e importancia para beneficio del usua­ rio contar con esta herramienta.

8.4.3. Explotación y Gestión de los activos de Propie­ dad Intelectual

La generación intelectual que puede traducirse en activos de propiedad intelectual no representa ven­ taja alguna, desde el punto de vista del desarrollo eco­ nómico de un país, si no se explota comercialmente y si no se gestiona adecuadamente para contribuir con la productividad y competitividad de los agentes eco­ nómicos. En este sentido, universidades, centros de investigación, investigadores, inventores y creadores en general, deberán contar con asesoría para comer­ cializar en los mejores términos las creaciones por ellos desarrolladas. Lo mismo hay que decir para los creadores de obras protegidas por el derecho de au- tor; estos deberán contar con mecanismos que facili­ ten la vinculación con las industrias culturales a efec­ tos de fortalecer su capacidad de negociación, explo­ tación y gestión.

La propiedad Intelectual es un activo muy valorado hoy en día, sobre todo en las transacciones comercia­ les, ya sea mediante contratos de licencias, acuerdos de fabricación, compra o fusiones y adquisiciones de empresas. Por ejemplo, las licencias relacionadas con el uso de patentes, obras protegidas por derecho de

autor y comercialización de marcas suelen ir acom­ pañadas de transferencias de conocimientos técnicos a modo de información y son un elemento cada vez más importante en esas transacciones. En el caso de las patentes, si se saben utilizar, pueden ser motores muy eficaces de la innovación nacional, de la investi­ gación y desarrollo científico y tecnológico, de la crea­ ción de productos y de las actividades comerciales nacionales.

Las marcas desempeñan una importante función macroeconómica por cuanto permiten identificar el origen de los productos y de las tecnologías, fomen­ tando así la responsabilidad respecto al consumidor. Desempeñan también una función estratégica de co­ mercialización en las empresas y son al mismo tiem­ po uno de los elementos básicos de las franquicias. Aunque las marcas se han venido utilizando, sobre todo, para dar a conocer el producto al consumidor, hoy se prestan a un gran número de finalidades. Una gran cantidad de países utiliza de forma estratégica las marcas con franquicia como prototipo comercial. En la República Dominicana tenemos el caso de la empresa Helados Bon, que tiene franquicias a nivel nacional y en Haití.

Para lograr una provechosa explotación y gestión de los activos intangibles de Propiedad Intelectual es importante tener un sistema adecuado de licencia­ miento de estos derechos. Incentivar el uso de las li­ cencias y contar con expertos en la gestión efectiva y valoración de activos, tanto en empresas como en instituciones públicas y académicas, es de mucha im­ portancia para lograr una productiva explotación de los DPI. Para eso se requiere tener portafolios tecno­ lógicos y estrategias de propiedad industrial y comer­ cialización de los productos protegidos.

Las licencias proporcionan ingresos por concepto de regalías a los titulares del derecho de propiedad inte­ lectual y permiten distribuir productos y tecnologías a las personas que obtienen la titularidad de la licencia.32

32 La Propiedad Intelectual al Servicio del Desarrollo Económico. Dr. Kamil Idris. OMPI.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 61

El país tiene muchos desafíos en cuanto al logro de una buena gestión de los derechos de propiedad in­ telectual y del capital intelectual. Por ejemplo, hacen falta evaluaciones sobre lo que contienen las empre­ sas e industrias dominicanas en materia de conoci­ miento, tecnologías, innovación, entre otros. Asimis­ mo, se debe contar con una reglamentación precisa sobre las regalías o royalties originados en contratos de licencias de nuevas invenciones y signos distinti­ vos. Por esa razón se deben mejorar las disposiciones y trámites de licencias con el objetivo de fomentar su uso y a la vez promover el monitoreo de las activida­ des de propiedad industrial, y la transferencia de tec­ nología, a través de encuestas y mediciones. Esto per­ mitiría obtener un mejor conocimiento de las tenden­ cias del mercado a través del otorgamiento de las licencias o transferencias de los DPI.

También es aconsejable que en las facultades jurídi­ cas de las universidades e instituciones de altos es­ tudios se cuente con, al menos, un especialista en Propiedad Intelectual o se creen departamentos es­ pecializados para orientación y asistencia a los posi­ bles usuarios del sistema como los investigadores, emprendedores y estudiantes. Un ejemplo son las redes de propiedad intelectual en las universidades o las RED-OTRI.

Los DPI, cuyos titulares son empresas, inventores, artistas, artesanos o centros de investigación domi­ nicanos, deberían tener una mejor gestión y renta­ bilidad para ellos. De ahí que estos sectores produc­ tivos podrían aumentar su potencial económico con la creación de carteras de activos de propiedad inte­ lectual de manera estratégica, para utilizarse en fu­ siones, empresas conjuntas, acuerdos de coopera­ ción en materia de investigación y desarrollo, licen­ cias, entre otros.

En ese punto hay que destacar que el país no cuenta con expertos especializados en la valoración de acti­ vos intangibles de propiedad intelectual. Debido al escaso conocimiento que existe en cuanto a esta materia, el empresario dominicano, en general, no tiende a fijar un valor económico para su propiedad intelectual, a efectos comerciales o contables ni para gestionar su capital intelectual.

En sentido general, en República Dominicana, las uni­ versidades y los centros de investigaciones, así como la mayoría de las empresas, no poseen inventarios de sus activos intangibles. De ahí que contar con audito­ rías de los activos de propiedad intelectual que po­ seen le sería de mucha utilidad para administrar la cartera de intangibles, conocer el valor de los activos, asegurar la titularidad e integridad del titular del de­ recho, optimizar procesos de innovación, y negociar adecuadamente sus contratos de licencia.

Otra cuestión importante para el logro de una gestión y explotación aprovechable es que las universidades y los centros de investigación cuenten con los reglamen­ tos y mecanismos contractuales adecuados sobre pro­ piedad intelectual, para lograr una mayor inversión y re­ muneración equitativa de los beneficios que se generen producto de lo creado o inventado. En ese aspecto, solo algunas universidades disponen de reglamentos que rigen el alcance entre la relación del investigador, in­ ventor o estudiante y el centro de investigación o uni­ versidad, en cuanto a una investigación o invención pasible de ser protegida por un Derecho de Propiedad Intelectual. Todo esto plantea la escasa comprensión de las universidades y centros de investigación sobre la forma de administrar estos derechos.

En es por ello que, para el aprovechamiento econó­ mico de los resultados de las investigaciones o inven­ ciones susceptibles de ser patentados o protegida por los DPI, a favor de los inventores, investigadores y crea­ dores dominicanos, el establecimiento de reglas cla­ ras así como la promoción del uso de licencias y con­ tratos de participación contribuiría en gran medida al desarrollo de la investigación científica y tecnológica en el país. Esas ganancias pueden ser reinvertidas en más proyectos de investigación y desarrollo.

Para estimular una mayor explotación comercial de los activos de Propiedad Intelectual y lograr inver­ sión para los proyectos de investigación, la vincula­ ción que se da entre universidad-empresa es de mucha relevancia. En ese aspecto, el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología fomenta la creación de centros de emprendedurismo en las universidades, mediante la creación y fortalecimien­ to del sistema de incubadoras de negocios. En ese

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201262

punto, es recomendable incluir temas de propiedad intelectual para capacitar a estudiantes y profesores.

Es clave la relación entre generadores de innovación e industria, no solo para conseguir los mejores térmi­ nos en una negociación, sino, además, para direccio­ nar la innovación y la creatividad hacia las necesida­ des más apremiantes de la sociedad dominicana. Por ello, el diseño y establecimiento de redes de propie­ dad intelectual en las universidades y centros de in­ vestigación científica y tecnológica, partiendo de las oficinas nacionales de propiedad intelectual o crean­ do sus propias redes, ayudaría a fomentar un mayor conocimiento en los usuarios del sistema y creadores de bienes y servicios que pueden ser protegidos por los DPI y, a la vez, a una buena gestión y explotación de sus derechos.

La explotación comercial de los activos de propiedad intelectual, cuyos titulares de derecho son creacio­ nes artísticas y literarias nacionales, es efectiva de­ pendiendo de la importancia del artista o si están or­ ganizados y agrupados. Por ello, los autores, artistas, intérpretes, escritores individuales, entre otros, tie­ nen mucha dificultad tanto para lograr que se invier­ ta en la producción de sus obras como en que se re­ muneren los beneficios económicos que se adquie­ ran fruto de su obra.

De ahí que un Sistema de Sociedades de Gestión Co­ lectiva de Derechos de Autor, para recaudar y admi­ nistrar de manera adecuada los recursos generados de las obras protegidas por derecho de autor de los autores dominicanos, pueda colaborar con el incre­ mento de la explotación económica de estos derechos y una gestión adecuada de los mismos.

Por tanto es necesario el fortalecimiento administra­ tivo de las sociedades de gestión colectiva que exis­ ten en República Dominicana, así como una mejor y mayor supervisión por parte de la Oficina Nacional de Derecho de Autor. Un factor que podría afectar a que sean verdaderamente operativas las sociedades de gestión dominicanas es que estas no sean dirigi­ das por los mismos autores o artistas. Se recomienda en estos casos que sean contadores y administrado­ res los directores adecuados.

Además, para lograr una explotación de las obras que ya no están protegidas por los derechos de pro­ piedad intelectual y que están en el dominio públi­ co, sobre todo las obras artísticas y literarias, es im­ portante contar con un registro completo de las obras dominicanas que están en esa condición. Esto se puede utilizar para contribuir con el fomento del desarrollo cultural y educativo de la República Do­ minicana.

8.5. Promoción de la Propiedad Intelectual

Existe la necesidad de que los usuarios utilicen el sis­ tema de propiedad intelectual de manera frecuente y efectiva, aumenten su capacidad innovadora me­ diante su uso, gestionen y exploten comercialmente los Derechos de Propiedad Intelectual adquiridos. Para el logro de estos y otros objetivos es importante esti­ mular la educación sobre esta materia.

Los usuarios deben tener conocimiento pleno sobre la importancia, el valor, los requisitos para la protec­ ción, el funcionamiento y las potencialidades que ofre­ ce el sistema de propiedad intelectual para el aprove­ chamiento de los derechos que ofrece y para que exis­ ta una verdadera conciencia sobre su utilización.

Por ello se debe contar con una promoción, difusión y diseminación efectiva y permanente sobre el tema de Propiedad Intelectual, para que se convierta en un verdadero instrumento de desarrollo en la promoción del comercio, la competitividad, la productividad, la investigación, la innovación y la inversión en la Repú­ blica Dominicana.

La promoción y difusión del conocimiento sobre los Derechos de Propiedad Intelectual es fundamental. Esta acción puede contribuir con el fortalecimiento pleno de las habilidades relacionadas con esta herra­ mienta así como con el desarrollo de la creación y la utilización por parte de los sectores productivos y gru­ pos interesados.

Concretamente, la capacitación, entrenamiento y educación continua, campañas de sensibilización,

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 63

concientización, orientación y asistencia técnica a los sectores que puedan potencializar sus actividades eco­ nómicas, productivas, competitivas y comerciales mediante el uso del sistema de propiedad intelectual, son acciones que deben ser impulsadas a fin de con­ tribuir con uno de los objetivos principales de esta línea estratégica. Y esa línea es que los diferentes sec­ tores y entes del país utilicen el sistema de manera efectiva y aprendan a gestionar estos derechos para su beneficio y desarrollo económico.

La experiencia acumulada que posee la República Dominicana en el tema de la Propiedad Intelectual se ha dado gracias a la labor de difusión y promoción que ha llevado a cabo la Oficina Nacional de la Pro­ piedad Industrial (ONAPI). Para ello se ha contado con el apoyo de distintas organizaciones nacionales e in­ ternacionales, mediante la realización de diversas actividades de capacitación y orientación, a través de programas de entrenamiento para fomentar una cul­ tura del uso de la propiedad intelectual en todos sus ámbitos. En este proceso se ha hecho un énfasis es­ pecial en las universidades y centros de investigación, en las PYMES, en los sectores productivos, en los pro­ fesionales del área y con los técnicos de las oficinas de propiedad intelectual, entre otros actores de la sociedad dominicana.

En ese aspecto, ONAPI ha realizado campañas de di­ vulgación mediante la remisión de comunicaciones a escuelas, universidades, profesionales de diferentes esferas, ofreciendo entrenamiento gratuito en propie­ dad industrial. Gracias al rol activo que ha tenido ONAPI en cuanto a la promoción del tema, muchos sectores productivos, grupos profesionales y acadé­ micos han solicitado formación y capacitación en pro­ piedad industrial, debido, en parte, al aumento de la demanda en la utilización del sistema, en especial, las marcas, diseños industriales, patentes y al reno­ vado interés que ha despertado el tema en el país. Además, se ha propuesto capacitar y formar de ma­ nera especializada a sus propios técnicos para una mejor aplicación de las reglas que rigen el sistema, y para orientar y asistir a los usuarios.

Por su parte, la Oficina Nacional de Derecho de Autor, ha realizado campañas de concientización sobre el

Derecho de Autor en las escuelas y universidades del país. También ha habido campañas de divulgación en los medios de comunicación dominicanos para concien­ tizar en cuanto a la observancia de estos derechos.

A pesar de todos estos logros e iniciativas, no hay en el país un conocimiento pleno del tema por parte del público en general. En la materia de propiedad inte­ lectual existe una escasez del recurso humano técni­ co capacitado que promueva y estimule a los creado­ res e intelectuales de los diferentes ámbitos para que estos, a su vez, acudan a la búsqueda de protección de sus producciones. Ahí radica la razón por la cual el uso del sistema de propiedad intelectual sea limitado en varias figuras de protección, para promover un desarrollo tecnológico e innovación.

Para el logro de estos fines, las autoridades compe­ tentes deben realizar los esfuerzos necesarios para fortalecer las capacidades nacionales en cuanto a la generación de conocimientos, mediante la formación y capacitación de expertos en el uso del sistema de propiedad intelectual de forma transversal para, así, elevar las capacidades competitivas. Los esfuerzos deberán hacer hincapié, sobre todo, en el área de pa­ tentes, signos distintivos, modelos de utilidad, dise­ ños industriales, derecho de autor y derechos conexos.

Todas las universidades dominicanas deberían tener, en las carreras técnicas, en las ingenierías, mercado­ tecnia y en derecho, asignaturas sobre propiedad in­ telectual. En ese sentido, solo cinco universidades nacionales ofrecen materias en esta área, por lo que se sugiere una mejora de la oferta curricular en las universidades y centros de educación superiores a los fines de incorporarlas.

También se debería incluir la enseñanza de la propie­ dad intelectual de manera permanente en escuelas, colegios y centros de enseñanza técnicos de manera institucional. De igual forma, es preciso extender esta campaña a materiales didácticos, guías, folletos di­ dácticos y libros sobre propiedad industrial, derecho de autor y derechos conexos.

La mayoría de los sectores nacionales podrían benefi­ ciarse más si utilizaran frecuentemente y de manera

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201264

adecuada el sistema de propiedad intelectual. Tal sería el caso de las micro, pequeñas y medianas empresas, que en la República Dominicana representan el 96% del total de las empresas del país. Estas, sin embargo, por su escaso conocimiento sobre la materia no han podido aplicar o aprovechar las bondades del sistema.

A los fines de promover un mejor desempeño de este y otros sectores de interés, es necesario contar con una estructurada promoción y estímulo del uso de la Propie­ dad Intelectual a nivel nacional. Para ello, la campaña de concientización se debería colocar en un lugar de re­ levancia, y podría incluir capacitación, formación, sensi­ bilización, entrenamiento y enseñanza sobre la propie­ dad intelectual. Esto contribuiría con el desarrollo del conocimiento sobre el tema de forma generalizada.

Por su parte, las alianzas entre las PYMES y los agen­ tes de propiedad industrial son sumamente relevan­ tes debido a que estas van encaminadas a orientar a los empresarios más vulnerables y necesitados.

Considerando la importancia de que se cuente con un conocimiento pleno sobre la propiedad intelectual en la República Dominicana, se hace evidente contar con una unidad especializada en este tema. Es por ello que se ha lanzado un proyecto para crear una Academia Nacional de Propiedad Intelectual con el objetivo de brindar formación, capacitación e infor­ mación especializada en esta materia, para fortale­ cer las habilidades relacionadas a este campo. A la misma podrían acudir estudiantes, académicos, inves­ tigadores, profesionales, empresarios, funcionarios públicos y privados, productores, artesanos y público en general. A este proyecto de academia se incorpo­ raría una biblioteca especializada.

Esta iniciativa ha surgido de ONAPI, en colaboración con la ONDA, y se ha materializado con el apoyo de la OMPI y otras instituciones nacionales, para res­ ponder a las necesidades de educación, capacitación, formación e información sobre Propiedad Intelectual. Su propósito esencial es promover la cultura de uso del sistema en la sociedad dominicana y aumentar sinergias con instituciones académicas nacionales e internacionales.

8.6. Conformación del Órgano Interinstitucional al más alto nivel en materia de Política Pública de Pro­ piedad Intelectual

Concluido el diagnóstico, para formular la estrate­ gia, se identificaron y se pusieron de manifiesto las principales debilidades que existen para obtener un mejor funcionamiento y aplicación de la propiedad intelectual en la República Dominicana. Entre las de­ bilidades se encuentran: a) La falta de definición de políticas públicas en materia de propiedad intelec­ tual; b) La inexistencia de unificación de criterios para establecer estas políticas; c) La dispersión y aisla­ miento de las políticas ya establecidas; y, d) La poca coordinación entre las instituciones relacionadas y afines con este tema. Esas debilidades plantean difi­ cultades al momento de definir estrategias transver­ sales que incluyan objetivos y metas que puedan lo­ grarse con la utilización y explotación de la propie­ dad intelectual. En consecuencia, tampoco es posible promover la innovación, la competitividad y la pro­ ducción intelectual.

Se han dado algunos pasos para establecer un órga­ no supervisor sobre propiedad intelectual. Esa instan­ cia sería el Comité de Propiedad Intelectual a nivel técnico, compuesto por representantes de las diferen­ tes instituciones relacionadas con el sistema de Pro­ piedad Intelectual del país. Sin embargo, el mismo no ha sido creado por decreto, sino mediante una reso­ lución interna de DICOEX, lo cual le da un carácter consultivo pero con poco poder de decisión para de­ finir y coordinar políticas en este tema.

En ese aspecto, el propósito que persigue este eje estratégico es la conformación de un órgano de ca­ rácter interinstitucional o multisectorial al más alto nivel. No importa que sea un comité, una comisión u otro órgano. Lo importante es que incluya al sec­ tor público y privado, que funcione como mecanis­ mo de coordinación encargado de definir, regular y supervisar las políticas públicas en materia de pro­ piedad intelectual, vinculadas a las instituciones re­ lacionadas, a los sectores de interés y a las estrate­ gias de desarrollo existentes, de manera coherente y transversal.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 65

Este órgano interinstitucional ha de tomar en cuenta sobre la base de esta estrategia, así como coordinar a la visión panorámica del sistema de propiedad intelec- todos los actores del sistema y proponer tareas encami­ tual. De igual manera debe ser responsable de dar se- nadas a cumplir con los objetivos plasmados por el go­ guimiento a todas las acciones que se implementen biernoenlosplanesnacionalesdedesarrollo,entreotros.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201266

IX. Recomendaciones de Estrategias y Objetivos Estratégicos

De conformidad con el análisis precedente, a conti­ nuación, se proponen los objetivos estratégicos para los seis ejes identificados. Los mismos incluyen sus estrategias y las respectivas recomendaciones en cuanto a las líneas de acción a ser implementadas para el logro de estos objetivos establecidos, los indicado­ res para medir los niveles de cumplimiento, las insti­ tuciones estratégicas responsables y el tiempo de implementación.

9.1. Objetivo para Eje Estratégico, Creación y Gene­ ración Intelectual

• Incrementar considerablemente la producción de ac­ tivos intangibles de propiedad intelectual en las em­ presas/industrias, centros de investigación y desarro­ llo dominicanos a través del uso del sistema.

9.1.1 Objetivos Estratégicos

1. Incentivar la innovación, la investigación y desa­ rrollo científico y tecnológico a través de un ré­ gimen de patentes amigable y confiable;

2. Fortalecer la creación científica y tecnológica e innovación en los investigadores, inventores, em­ prendedores, PYMES, empresas dominicanas, a través de la concientización, enseñanza y divul­ gación de los derechos de Propiedad Intelectual;

3. Incorporar la propiedad intelectual como ele­ mento importante en el Plan Estratégico de Cien­ cia, Tecnología e Innovación;

4. Mejorar, desde el gobierno y el sector privado, el apoyo financiero de manera institucional, para incentivar la investigación y desarrollo cien­ tífico, tecnológico y biotecnológico del país;

5. Fortalecer de manera coordinada y unificada las políticas y acciones que promuevan la creación y generación en materia de Propiedad Intelectual;

6. Forjar al capital humano de ciencia y tecnología e innovación requerido para fortalecer las ca­ pacidades nacionales de generación de conoci­ mientos e innovación;

7. Mejorar las estructuras de las industrias cultu­ rales, a los fines de promover la creación inte­ lectual en los artistas, escritores, intérpretes y autores dominicanos.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 67

Tabla 1. Recomendaciones/líneas de acción, instituciones estratégicas, indicadores y tiempo de implementación

Objetivo Estratégico

Recomendación/Activida­ des Líneas de acción:

Indicador de Medición Inst i tuc iones Estratégicas

Tiempo*

1 Incentivar lainnovación,la investiga­ ción y el de­ s a r r o l l o científico y tecnológico a través de un régimen de patentes amigable y confiable.

1. Diseñar programas de for­ mación dirigidos a inves­ tigadores, inventores, emprendedores, PYMES, etc., a nivel nacional, en el uso del sistema de pa­ tentes y marcas como mecanismo de protec­ ción, fuente de informa­ ción tecnológica, promo­ tora de innovación, para incrementar el conoci­ miento, la competitivi­ dad y promover las soli­ citudes de patentes, me­ diante la búsqueda de esta información técnica.

2. Establecimiento de cen­ tros de información tec­ nológica en las universi­ dades, tecno parques y centros de investigación y desarrollo con matriz en ONAPI, para incenti­ var el conocimiento, el uso de la información contenida en las patentes y la transferencia de tec­ nología.

3. Utilizar los documentos e información de patentes que se encuentra en las bases de datos de paten­ tes libres en las investiga­ ciones científicas y tecno­ lógicas, académicas y en las empresas nacionales, para provecho y mejor orientación de las inves­ tigaciones.

1. Porcentaje de avan­ ce en:

a. Diseño del conteni­ do del curso.

b. Implementación de la capacitación.

c. Número de cursos programados.

2. Porcentaje de avan­ ce en:

a) El diseño de los cen­ tros de información tecnológica, tecno parque y centros de investigación.

b) Establecimiento de los centros de infor­ mación tecnológica en centros de inves­ tigación.

3. Cantidad de investi­ gaciones científicas y académicas que utilizan los docu­ mentos sobre pa­ tentes.

MESCYT MIC ONAPI Universidades Centros de investigación y desarrollo CNC ITLA

1 . M e d i a n o Plazo

2. Corto Plazo

3. Corto Plazo

* Tiempo implementación: Corto plazo: 1 a 3 años; mediano plazo: 4 a 6 años; largo plazo: 7 a 10 años.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201268

Objetivo Estratégico

Recomendación/Activida­ des Líneas de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

4. Promover la transferen­ 4. Transferencia y alianza CNC 4. Corto Plazo cia de tecnología desde a) Cantidad transferencia MESCYT los centros de investiga­ de tecnología en los Ministerio de ción y desarrollo y las uni­ centros y universida- Educación versidades hacia las em­ des hacia las empresas. ONAPI presas, mediante el forta­ b) Número de alianzas ONDA lecimiento de la relación entre universidades y Universidades universidad empresa y la empresas. ITLA concientización sobre el valor de esta alianza.

2 Fortalecer lac r e a c i ó ncientífica y tecnológica e innovación de los investi­ gadores, in­ v e n t o r e s , emprende ­ dores, em­ presas domi­ nicanas, a través de la enseñanza y divulgación de los dere­ chos de Pro­ piedad Inte­ lectual.

1. Incluir la enseñanza de la Propiedad Intelectual en colegios, universidades, escuelas especiales y cen­ tros de enseñanza supe­ rior, en diferentes áreas profesionales como inge­ nierías, mercadeo, dise­ ños, etc.

2. Establecer políticas de es­ tímulos, estudios, incen­ tivos fiscales, para la creación de la propiedad Intelectual e innovación a favor de los centros educativos y las empre­ sas dominicanas.

3.Promover la protección por derechodeautorypropie­ dad industrial de las crea­ ciones logradas por estu­ diantes y/o profesores, de los investigadores, em­ prendedores, empresas, universidades y centros de educación superior, así como identificar tesis de grado cuya investigación pueda ser útil para un sec­ tor determinado.

4. Realizar campañas de concientización y capaci­ tación focalizadas para los investigadores, inven­ tores, PYMES, profesores, emprendedores, empre­ sas, en materia de pro­ piedad Intelectual.

1. Porcentaje de: a) Avance en las alianzas

con las universidades y centros para incluir la enseñanza de PI.

b) Universidades y cen­ tros que ofrecen ense­ ñanza de PI.

c) Número de carreras por universidad que ofre­ cen enseñanza de PI.

2. Porcentaje de: a) Avance en el estableci­

miento de políticas de estímulo para la crea­ ción de PI.

b) Centros educativos que aplican las políti­ cas de estímulo para la creación de PI.

3. Porcentaje de: a) Avance en la implemen­

tación de un sistema de protección de las crea­ ciones en las universi­ dades y centros de edu­ cación superior.

b) Avance en la identifica­ ción de las tesis.

4. Porcentaje de: a) Avance en el diseño de

las campañas de sensi­ bilización.

b) Avance en la implemen­ tación de las campañas de sensibilización.

c) Cantidad de instituciones relacionadasdondeseha difundido la campaña.

1. Corto y Me­ diano Plazo

2. Corto Plazo

3. Corto Plazo

4. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 69

Objetivo Estratégico

Recomendación/Activida­ des Líneas de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

3 Incorporar lapropiedad in-t e l e c t u a l 1. Revisar el Plan Estratégicode Ciencia, Tecnología e In­novación a los fines de in­ 1. Porcentaje de avan­ce en la revisión delPlan Estratégico de CNCMESCYTONAPI 1 . M e d i a n oPlazo como ele­ corporar y definir los instru- Ciencia, Tecnología CEI-RD mento impor­ mentos de propiedad inte­ e Innovación. tante en la es­ lectual que pueden ayudar trategia na­ en el logro de los objetivos cional de asociados al Plan. ciencia, tec­ 2. Incluir a ONAPI en las eva­ 2. Cantidad de instru­ 2. Corto Plazo nología e in­ luaciones de los proyectos mentos de PI que novación. de investigación y desarro­

llo financiados anualmen­ te por el FONDOCyT, para determinar si los resulta­ dos de algunos pueden ser objeto de protegerse por patente u otra figura de PI.

pueden colaborar en los objetivos del plan; porcentaje de mejoras propuestas aprobadas en el plan.

4 Mejorar, des­de el gobier­no y el sector privado, el apoyo finan­ ciero para in­ centivar la in­ vestigación y d e s a r r o l l o científico, tec­ nológico y biotecnológi­ co del país.

1. Incluir, dentro del Presu­ puesto General de la Na­ ción, una partida específi­ camente destinada a incen­ tivar la investigación y el desarrollo, la ciencia, tec­ nología e innovación, así como la biotecnología aso­ ciada a la creación de PI.

2. Incrementar el presupuesto destinado a la investigación y desarrollo, ciencia y tecno­ logía e innovación para los centros de investigación, centros tecnológicos y uni­ versidades, desde las pro­ pias entidades docentes, el sectorprivadoyelgobierno.

3. Promover, desde el sector privado, el apoyo financie­ ro a los centros de investi­ gación y universidades, para impulsar la investigación y desarrollo científico e inno­ vación con fondos privados, con miras a lograr un mayor nivel de patentamiento.

4. Financiar, desde el gobierno y el sector privado, proyec­ tos de emprendedores que tengan potencial tecnológi­ co e innovador con fines de ser patentado o registrados.

1. Porcentaje de: a. Avance en la presen­

tación de la pro­ puesta a las autori­ dades pertinentes.

b. Avance en la inclu­ sión de la nueva par­ tida en el presu­ puesto.

2. Porcentaje de: a. Avance en la campaña

de sensibilización a dichas instituciones sobrelanecesidaddel incremento del pre­ supuesto para I+D.

b. Avance en las insti­ tuciones que incre­ mentan el presu­ puesto en I+D.

3. Cantidad de empre­ sas que apoyan fi­ nancieramente a instituciones en proyectos de I+D.

4. Cantidad de: a. Proyectos de empren­

dedores financiados. b. Número de proyec­

tos financiados que sean patentados o registrados como de signo distintivo.

MESCyT MIC IIBI ONAPI CNC IDIAF UASD Universidades Empresas del sector privado

1 . M e d i a n o Plazo

2 . M e d i a n o Plazo

3. Corto Plazo

4. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201270

Objetivo Estratégico

Recomendación/Activida­ des Líneas de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

5 Forta lecer,de maneracoordinada y 1. Creación de un órgano in­terinstitucional de alto ni­vel o a nivel técnico, desti­ 1. Porcentaje de:a. Avance en la creacióndel comité. MICMINCONAPI 1 . M e d i a n oPlazo unificada, las nado a promover, definir b. Avance en el diseño ONDA políticas y ac­ y coordinar todo lo relati­ del plan de acción del MEPyD ciones que vo a la política en materia comité. MESCyT promuevan de generación y creación c.Avanceenla implemen- CNC la creación y de PI e innovación. tación del comité. CEI-RD generac ión 2. Responsabilizar, de mane­ 2. Porcentaje de: MSP 2. Corto Plazo en materia ra formal, una de las ins- a. Avance en la defini- MIA de PI. tituciones vinculadas al

sistema de PI, de la coor­ dinación y promoción de las políticas nacionales en cuanto a la creación de la PI para incrementar la innovación.

ción de la institución a ser propuesta.

b. Avance en la aproba­ ción de la institución propuesta.

MIREX DGA

6 Forjar al capi­tal humanode ciencia y tecnología re­ querido para el fortaleci ­ miento de las capacidades nacionales de generac ión de conoci ­ mientos e in­ novación.

1. Realizar campañas de ca­ pacitación orientadas a incentivar la creación e innovación asociado con el uso de la Propiedad Intelectual a todos los sectores productivos.

2. Definir los reglamentos y contratos sobre PI en las universidades y centros de investigación que re­ gulen los procedimientos y trámites de licencias, cesión de derechos de PI, etc. con el objetivo de tener reglas claras, fo­ mentar una equitativa partición de beneficios y monitorear las activida­ des de PI.

1.Porcentajedeavanceen: a. Diseño de los progra­

mas de capacitación. b. Implementación de la

capacitación. c. Número de técnicos

capacitados. 2.Porcentajedeavanceen: a. La creación de una pro­

puesta de reglamen­ tos y normas contrac­ tuales para las univer­ sidades y centros de investigación sobre procedimientos y trá­ mites de licencias.

b.Cantidaddeuniversida­ des y centros de inves­ tigación que aplican al reglamento y normas contractuales.

Universidades ONAPI MESCyT ONDA ITLA IIBI

1. Corto Plazo

2. Corto Plazo

7 Mejorar la es­tructura delas industrias culturales, a los fines de promover la creación en los artistas, escritores, in­ térpretes y autores do­ minicanos.

1. Fortalecer, institucional y financieramente, las es­ cuelas públicas de arte para lograr una mayor for­ mación en los artistas, músicos, actores y artesa­ nos locales, e introducir los temas sobre Derecho de Autor en la formación.

1. Porcentaje de: a. Aprobación de fondos

para las escuelas de artes públicas.

b. Avance en la actuali­ zación del currículo de los cursos.

c. Cantidad de artistas, músicos, actores, ar­ tesanos locales for­ mados.

MESCYT Ministerio de Cultura Ministerio de Educación e instituciones afines ONDA Universidades CENADARTE

1. Corto plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 71

Objetivo Estratégico

Recomendación/Actividades Líneas de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

2. Ampliar la infraestructura, construcción de nuevas sa­ las de teatro, música, de danza, museos para exposi­ ciones de pintura, locales, de artesanías e impulsar las presentaciones de los artis­ tas locales.

3. Equipar las escuelas de arte existentes, con miras a in­ centivar la innovación, la investigación artística y cul­ tural y la formación sobre la protección por derecho de autor y conexos de las obras artísticas y literarias. Crear el instituto de investigación de las artes.

4. Crear programas para editar libros de autores dominica­ nosypara lacomercialización de los mismos, que incentive la creación, protección y ex­ plotación por derecho de autor y conexos de obras li­ terarias nacionales.

5. Delimitar el ámbito de apli­ cación de las excepciones y limitaciones al derecho de autor a fin de incentivar la investigación de las artes, la innovación y contribuir con la educación y la cultura.

6. Llevar las manifestaciones de la cultura dominicana a las escuelas públicas, como política cultural de manera extracurricular.

7. Fortalecer la creación artís­ tica, literaria y científica de los autores y artistas domi­ nicanos, a través de la en­ señanza y divulgación del derecho de autor, los dere­ chos conexos y la gestión colectiva de los mismos.

2.Porcentaje de avance en: a. Aprobación de fondos

para ampliar la infraes­ tructura.

b.Avanceenlaconstrucción de la infraestructura.

c. Cantidad de nuevas sa­ las construidas.

3.Porcentaje de avance en: a. Aprobación de fondos

para el equipamiento de las escuelas de arte.

b.Avanceenelequipamien­ todelasescuelasdearte.

c. Creación del instituto de investigacióndelasartes.

4. Porcentaje de: a)Avanceeneldiseñode los

programas de edición de libros de autores domi­ nicanos.

b) Avance en la obtención de fondos para crear programas de edición de libros de escritores dominicanos.

c) Cantidad de libros edi­ tados.

5.Porcentaje de avance en: a. Elaboración del docu­

mento sobre las excep­ ciones y limitación al derecho de autor.

b. Avance en la aprobación del documento sobre las excepciones y limitación al derecho de autor.

6. Porcentaje de avance en la implementación de la política.

7. Porcentaje de progra­ mas de enseñanza y di­ vulgación en DA y DC.

MESCYT Ministerio de Cultura Ministerio de Educación, Instituciones afines. ONDA Universidades CENADARTE

2 . M e d i a n o Plazo

3. Corto Plazo

4. Corto Plazo

5. Corto Plazo

6. Corto Plazo

7. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201272

9.2. Objetivo para Eje Estratégico sobre la Protección las PYMES, grandes empresas y creadores na­ de la Propiedad Intelectual cionales en cuanto a la protección;

• Contar con un nivel confiable de protección y solidez del sistema de propiedad intelectual para beneficio de los creadores de esta clase de derechos.

9.2.1. Objetivos Estratégicos

1. Fortalecer el capital humano de ONAPI y la ONDA en cuanto a capacitación en Propiedad Intelectual;

2. Promover iniciativas de Propiedad Intelectual que mejoren la competitividad y favorezcan a

3. Crear mecanismos de protección para los recur­ sos genéticos, tomando como ejemplo los con­ tratos de acceso que existen en otros países y contratos tipo internacionales;

4. Implementar el Convenio UPOV;

5. Promover la propiedad intelectual como meca­ nismo de protección en el sector de las arte­ sanías, las PYMES y creadores independientes;

6. Fortalecer las instituciones de PI con miras a ofrecer una mayor accesibilidad a los usuarios para garantizar una protección efectiva de es­ tos derechos.

Tabla 2. Recomendaciones/línea de acción, instituciones estratégicas, indicadores y tiempo de implementación

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo*

1 Fortalecer elcapital huma­no de ONAPI y 1. Fortalecer al personal téc­nico de ONAPI y ONDAmediante entrenamien­ 1. Cantidad de:a. Entrenamientos ofre­cidos. ONAPIONDAMINC 1. Corto Plazo ONDA en cuan­ tos y capacitación, para b. Personal capacitado. MIC to a la capaci­ que obtengan mayor co­ c. Cursos ofrecidos en CNC tación sobre PI nocimiento en cuanto al ONAPI. Instituciones de en técnicos sistema de PI, con el fin de d. Cursos ofrecidos en Educación para ofrecer brindar a los usuarios ONDA. Superior asistencia y mejor información en MESCYT asesoría de ca­ cuanto a la protección y MP lidad a los los beneficios que ofrece Judicatura usuarios. el uso del sistema, en es­

pecial los examinadores y el personal que ofrece in­ formación a los usuarios.

2. Poner la asistencia técnica en materia de capacita­ ción brindada por los or­ ganismos de cooperación internacional al servicio del personal de ONDA y ONAPI para fortalecer las capacidades nacionales en materia de PI.

2. Porcentaje de: a. Personal entrenado

de ONAPI. b. Personal entrenado

de ONDA.

2. Corto Plazo

* Tiempo implementación: Corto plazo: 1 a 3 años; mediano plazo: 4 a 6 años; largo plazo: 7 a 10 años.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 73

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

3. Organizar programas de 3. Porcentaje de: 3. Corto Plazo formación de formadores a. Avance en el diseño en PI para que se repli­ de los programas de quen los conocimientos formación. en PI y observancia de los b. Avance en la imple- DPI a los usuarios del sis­ mentación de los tema mediante otros programas de forma­ programas de formación. ción.

c. Cantidad de formado­ res capacitados.

4. Crear programas de ex­ 4. Porcentaje de univer­ 4. Corto Plazo tensión desde las oficinas sidades nacionales de Propiedad Intelectual que hayan creado hacia los centros de in­ programas de exten­ vestigación, universida­ sión en PI desde las des y otras instituciones oficinas de PI. especializadas de educa­ ción superior.

2 Promover ini­ciativassobrePIque mejoren la competitividad y favorezcan a lasPYMES,gran­ desempresasy creadores na­ cionales.

1. Empleo de patentes y mar­ cas, como mecanismo de protección y como fuente deinformación,para incre­ mentar la competitividad.

1. Porcentaje de: a. Protección de patentes

y marcas nacionales. b. Uso de la información

de patentes y marcas.

ONAPI CNC MESCYT CEI-RD PRO-INDUSTRIA PROMIPYME

1.Corto Plazo

3 Crear mecanis­mos de protec­ciónparalosre­ cursos genéti­ cos, tomando como ejemplo loscontratosde accesoqueexis­ ten en otros paísesycontra­ tos tipos de or­ ganismos in­ ternacionales.

1. Realizar un estudio para analizar las potenciales ventajas y el impacto que tendría un mecanismo de protección jurídica nacio­ nal, o legislar sobre los recursos genéticos, los conocimientos tradicio­ nales y folklore y ver las prácticas de otros países.

2. Buscar mecanismos de pro­ tecciónparalosrecursosge­ néticos, los conocimientos tradicionales y folklore, to­ mando como ejemplo los contratos de acceso que existen en otros países, así como los contratos tipo es­ tablecidosen lasdirectrices de Bonn, a los fines de que sean aplicados en RD, para queexistaunaparticipación debeneficiosequitativaen­ tre el país que tiene el re­ curso y el que lo obtiene y, así, generar un producto protegible por los DPI.

1. Porcentaje de avance de la realización del Estudio.

2. Cantidad de: a. Contratos de acceso a

los recursos genéti­ cos revisados por país.

b. Porcentaje aplicado a RD.

ONAPI ONDA MIMARENA IIBI MIA MINC IDIAF

1 . M e d i a n o Plazo

2 . M e d i a n o Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201274

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

3. Crear un mecanismo de coordinación entre las instituciones vinculantes, con miras a coordinar y explorar la posibilidad de crear normativas legales para la protección de los recursos genéticos, los conocimientos tradicio­ nales y el folklore.

3. Porcentaje de avan­ ce en la creación del mecanismo de coor­ dinación.

3.Corto Plazo

4. Difundir, sobre la impor­ tancia de la protección de los recursos genéticos, los conocimientos tradicio­ nales y el folklore, me­ diante información y ca­ pacitación a los funciona­ rios que trabajan en el área de biotecnología, in­ vestigadores científicos, instituciones culturales, medioambiente, entre otros.

4. Porcentaje de: a. Avance en la creación

del contenido de la actividad.

b. Cantidad de activida­ des de formación ofrecidas.

c. Porcentaje del perso­ nal entrenado.

4.Mediano Plazo

4 Implementarel ConvenioUPOV. 1. Agilizar la implementacióndel Convenio de la UPOVmediante la creación de la oficina especializada, es­ tablecer los procedimien­ tos adecuados de protec­ ción, así como la elabora­ ción de reglamentos, formularios y ofrecer el entrenamiento necesario al personal administrativo y técnico que examina­ rían las solicitudes para otorgar la protección por derecho de obtentor.

2. Contratar a consultores expertos en la materia para que asesoren en cuanto a la viabilidad de implementación del Con­ venio de la UPOV.

1. Porcentaje de: a. Avance en la creación

de la oficina espe­ cializada.

b. Cantidad de procedi­ mientos de protec­ ción establecidos.

c. Porcentaje de cues­ tionarios y formula­ rios elaborados.

d. Porcentaje del perso­ nal entrenado.

2. Porcentaje de avan­ ce del estudio de implementación del Convenio UPOV

Ministerio de Agricultura ONAPI CNC

1.Corto Plazo

2.Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 75

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

3. Solicitar, al organismo inter­ 3. Porcentaje de: 3. Corto Plazo nacional que administra el a. Organismos interna- Convenio de la UPOV y cionales contacta­ otros organismos de co­ dos. operación vinculantes, b. Porcentaje de coope­ una mayor cooperación ración recibida. para la asistencia técnica en la creación de la oficina de la UPOV nacional.

4. Crear programas de difu­ 4. Porcentaje de: 4. Corto Plazo sión sobre las disposicio­ a. Avance en el diseño nes de la Ley sobre Dere­ de los programas de cho de Obtentor domini­ difusión. cana, dirigida a los b. Cantidad de progra­ investigadores y mejora­ mas de difusión rea­ dores de variedades vege­ lizados. tales nacionales.

5 Promover lapropiedad in-t e l e c t u a l como meca­ nismo de pro­ tección en el sector de las artesanías, las PYMES y crea­ dores inde­ pendientes.

1. Incentivar la protección mediante el uso de las marcas colectivas, las DO, el derecho de autor entre otros, con campañas de concientización y capaci­ tación a las PYMES, y so­ bre la importancia de la protección de las arte­ sanías por los instrumen­ tos de PI, así como a crea­ dores independientes en protección por modelos de utilidad y patentes.

1. Porcentaje de: a. Avance en el diseño

de la campaña de sensibilización.

b. Cantidad de campa­ ñas de sensibiliza­ ción difundidas.

ONAPI ONDA MINC CNC CENADARTE AIDECA

1. Corto Plazo

2. Impartir más capacitación sobre PI en CENADARTE y AIDECA, como entidad pú­ blica que lleva a cabo ini­ ciativas de promoción de las artesanías nacionales.

2. Cantidad de: a. Cursos en CENADAR­

TE. b. Personal de CENA­

DARTE capacitado. c. Número de cursos en

AIDECA. d. Porcentaje del perso­

nal de AIDECA capa­ citado.

2. Corto Plazo

3. Diseñar y ejecutar campa­ ñas de capacitación sobre la importancia de la pro­ tección de PI, dirigida es­ pecíficamente a las PY­ MES con vocación tecno­ lógica y exportadora.

3. Porcentajes a. Porcentaje de avan­

ce en el diseño de la campaña de capaci­ tación.

b. Cantidad de campa­ ñas de capacitación ejecutadas.

3. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201276

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

6 Fortalecer lasoficinas de PIcon miras a 1. Crear servicios orientadosa ofrecer valor agregadoe información de calidad 1. Porcentaje de servi­cios creados. ONDAONAPIMIC 1. Corto Plazo ofrecer una para que los usuarios co- MINC mayor accesi­ nozcan las bondades que bilidad a los ofrece la protección de usuarios para los DPI, tanto por propie­ g a r a n t i z a r dad industrial como por una protec­ derecho de autor, y se ción efectiva fomente un mayor uso de estos de- de la PI en el país. rechos. 2. Adhesión de RD al Proto­

colo y Arreglo de Madrid, a los fines de ofrecer y garantizar a los usuarios una mayor cobertura y protección en cuanto al registro internacional de marcas.

2. Porcentaje de avan­ ce en la adhesión de RD a este tratado.

2. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 77

9.2.2. Flexibilidades a la protección de la Propiedad Industrial. Apoyo al Sector Salud

1. Suministrar apoyo a las investigaciones de la me­ dicina tradicional;

2. Establecer redes de propiedad intelectual en el área de la salud;

3. Incentivar la innovación en la industria nacional de medicamentos genéricos como un primer

Tabla 3.

paso hacia convertir dicha industria en genera­ dora de productos dominicanos patentables;

4. Propiciar el desarrollo y producción de equipos técnicos y tecnología en salud que permita el desarrollo de la industria nacional de medica­ mentos;

5. Promover el acceso a medicamentos patenta­ dos a través de las licencias obligatorias y las importaciones paralelas.

Recomendaciones / Línea de acción, instituciones estratégicas, indicadores y tiempo de implementación

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo*

1 S u m i n i s t ra rapoyo a las in­vestigaciones 1. Establecer y procurar re­cursos financieros y téc­nicos a ser destinados 1. Cantidad de:a. Organismos oferen­tes contactados. Centros deInvestigaciónMIA 1 . M e d i a n oPlazo de la medicina solo a incentivar la inves­ b. Recursos financieros MINAREMA tradicional. tigación de la medicina obtenidos. MSP

tradicional, y usar la in­ c. Cooperación técnica ONAPI formación contenida en obtenida. Universidades los documentos de pa­ d. Uso de información tente, en esta materia. contenido en los

documentos de pa­ tentes.

2. Hacer Inventario de Me­ 2. Porcentaje de avan­ 2.Corto Plazo dicamentos Tradicionales ce de la realización de RD. del inventario.

3. Organizar talleres y semi­ 3. Porcentaje de: 3.Corto Plazo narios, para difundir, so- a. Avance en el diseño bre la importancia de la de los talleres y/o protección de los recur­ seminarios. sos genéticos en el desa­ b. Cantidad de institu­ rrollo de la medicina tra­ ciones capacitadas. dicional, dirigido a las ins­ tituciones pertinentes.

* Tiempo implementación: Corto plazo: 1 a 3 años; mediano plazo: 4 a 6 años; largo plazo: 7 a 10 años.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201278

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

2 Establecer re­des de pro­ piedad inte­ lectual en el área de la sa­ lud

1. Establecer una red de pro­ piedad industrial en el Mi­ nisterio de Salud, con red nacional en ONAPI, con miras a difundir conoci­ mientos sobre la informa­ ción de los medicamentos patentados y patentes otorgadas en ese sector.

1. Porcentaje de avan­ ce en la creación de la red de PI en el Ministerio de Salud.

ONAPI MSP COPRESIDA PROMESE

1. Corto Plazo

2. Hacer convenio de coope­ ración entre ONAPI y las autoridades de salud para mantener comunicación y monitoreo sobre las pa­ tentes de medicamentos.

2. Porcentaje de avan­ ce en:

a. Elaboración del con­ venio.

b Avance en la firma del convenio.

2. Corto Plazo

3. Difundir la información tecnológica de productos y patentes farmacéuticas que están divulgadas y en dominio público, a través de la página Web de ONA­ PI y el CATI.

3. Porcentaje de: a. Avance en la crea­

ción del programa de difusión

b. Cantidad de Institu­ ciones donde se ofrecieron los pro­ gramas de difusión.

3. Corto Plazo

3 Incentivar lai n n o va c i ó nen la indus­ tria nacional de medica­ mentos gené­ ricos como un primer paso para conver­ tir dicha in­ dustria en ge­ neradora de p r o d u c t o s dominicanos patentables.

1. Crear un sistema de mo­ nitoreo de patentes de medicamentos.

2. Difusión de la información tecnológica que se en­ cuentra en las bases de datos de documentos de patentes nacionales e in­ ternacionales de produc­ tos farmacéuticos.

3. Crear una base de datos de patentes de medicamen­ tos que están en el domi­ nio público, que se pueda consultar en la página Web de ONAPI por los la­ boratorios nacionales.

4. Tener acceso a medica­ mentos patentados a tra­ vés del otorgamiento de licencias voluntarias u obligatorias para preser­ var el interés público o por prácticas anticompe­ titivas.

1. Porcentaje de avance en la creación del sis­ tema de monitoreo.

2. Porcentaje de avan­ ce en la creación del programa de di­ fusión.

3. Cantidad de institu­ ciones donde se ofrecieron los pro­ gramas de difusión.

4. Número de: a. Solicitud de informa­

ción. b. Porcentaje de avan­

ce en la creación de la base de datos.

c. Número de licencias voluntarias u obliga­ torias.

ONAPI MSP

1 . M e d i a n o Plazo

2. Corto Plazo

3. Corto Plazo

4. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 79

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

4 Propiciar eldesarrollo yproducción de equipos técni­ cos y tecnolo­ gía en salud que permita el desarrollo de la industria nacional de medicamen­ tos.

1. Promover, desde el gobier­ no, la adquisición de tec­ nología y equipos de sa­ lud mediante transferen­ cia de tecnología para fomentar el desarrollo de la Industria Nacional.

2. Analizar los documentos e información de patentes de equipos y tecnología del sector salud, para uso de la industria nacional, con miras a que con dicha información se puedan desarrollar y producir nue­ vas tecnologías o adquirir equipos y tecnologías que ayuden en la innovación y productividad del sector.

1. Porcentaje de: a. Avance en la adquisi­

ción de equipos y tecnologías de salud.

b. Porcentaje de avan­ ce en el desarrollo de la industria a par­ tir de la adquisición de equipos.

2. Cantidad de: a. Documentos de pa­

tentes analizados. b. Informes de búsque­

da de información de patente generados.

c. Porcentaje de avance en el desarrollo y producción de nue­ vas tecnologías y ad­ quisición de equipos.

MSP ONAPI MIC PROMESE/CAL COPRESIDA IIBI

1.Corto Plazo

2.Corto Plazo

5 Promover elacceso a me­d i camentos patentados a través de las licencias obli­ gatorias e im­ portaciones paralelas.

1. Programar campañas de sensibilización a las auto­ ridades del sector salud y afines sobre la importan­ cia del uso de las licencias obligatorias y las importa­ ciones paralelas con estu­ dios de casos de otros paí­ ses sobre estas prácticas y para salvaguardar el inte­ rés público.

1. Porcentaje de: a. Avance en el diseño

de la campaña de sensibilización.

b. Las autoridades com­ petentes que han re­ cibido la campaña de sensibilización.

ONAPI Salud Pública COPRESIDA PROMESE/CAL Pro-Competencia

1.Corto Plazo

2. Establecer un grupo técni­ co interinstitucional sobre accesoa losmedicamentos patentados en el marco del Órgano de Coordina­ ción de las políticas de PI.

2. Porcentaje de avane­ ce en el estableci­ miento del grupo técnico interinstitu­ cional.

2.Corto Plazo

3. Revisar los procedimientos administrativos con res­ pecto al acceso a los me­ dicamentos para propor­ cionar la guía necesaria a entidades de salud públi­ ca que tratan enfermeda­ des como VIH-SIDA, para negociación de acuerdos con compañías farmacéu­ ticas en cuanto a medica­ mentos patentados.

3. Porcentaje de avan­ ce en la revisión de los procedimientos.

3.Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201280

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

4. Ratificar la enmienda del artículo 31 del Acuerdo de los ADPIC en el Con­ greso Nacional.

4. Porcentaje de avan­ ce de la ratificación ante el Congreso.

4.Corto Plazo

5. Examinar y difundir las flexibilidades del siste­ ma de patentes conteni­ das en la Ley 20-00, la Declaración de Doha so­ bre ADPIC y Salud Públi­ ca y el ADPIC, así como el documento que sobre el tema elaboraron con­ juntamente la OMS y la OMC.

5. Porcentaje de: a. Avance en la elabo­

ración del programa de difusión.

b. Instituciones que re­ cibieron el progra­ ma de difusión.

5. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 81

9.3. Objetivo para Eje Estratégico sobre la Observan­ cia de los DPI

• Crear conciencia de respeto hacia los Derechos de Propiedad Intelectual.

9. 3. 1 Objetivos Estratégicos

1. Mejorar las capacidades de las entidades que forman parte del sistema de propiedad intelec­ tual y de las autoridades de observancia;

2. Fortalecer la capacitación en materia de PI de las autoridades de observancia;

3. Promover campañas de difusión y prevención dirigidas a empresarios y a todos los sectores sociales y usuarios del sistema para promover una cultura de respeto de los DPI;

4. Incentivar el uso de las figuras de arbitraje y me­ diación antes de llegar a medios judiciales y es­ tablecer procedimientos sumarios;

5. Establecer mecanismos de vinculación entre pro­ piedad intelectual y política de competencia;

6. Incorporar mecanismos de control en Internet en relación con la piratería de obras protegidas por derecho de autor y derechos conexos que están en línea.

Tabla 4. Recomendaciones/Línea de acción, instituciones estratégicas, indicadores y tiempo de implementación

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo*

1 Mejorar lascapacidadesde las entida­ 1. Diseñar Programas de Ca­pacitación periódicas ajueces, fiscales, funcio­ 1. Porcentaje de:a. Avance en el diseñode la capacitación. DGAJueces MPONAPI 1. Corto Plazo des que admi­ narios de aduanas y la b. Cantidad de capacita- ONDA nistran el sis­ policía. ciones ofrecidas. Procurador Ge­ tema de pro- c. Cantidad personal ca­ neral Adjunto de p i e d a d pacitado. PI intelectual y 2. Firmar convenios de co­ 2. Porcentaje de: 2. Corto Plazo de las autori­ operación entre entida­ a. Avance en la elabora­ dades de ob­ des administradoras del ción del convenio de servancia en sistema del PI y autorida­ cooperación. esta área. des de observancia. b. Avance en la firma del

convenio de coope­ ración.

3. Solicitar asistencia técni­ 3. Cantidad de: 3. Corto Plazo ca a los organismos inter- a. Organismos interna­ nacionales de coopera­ cionales contactados. ción para capacitación b. Cantidad de asistencia sobre buenas prácticas técnica aprobada. en observancia e inter- c. Porcentaje de la asis­ cambios con institucio­ tencia técnica imple­ nes homólogas de otros mentada. países de la región. d. Número de intercam­

bios con institucio­ nes homólogas de otros países.

* Tiempo implementación: Corto plazo: 1 a 3 años; mediano plazo: 4 a 6 años; largo plazo: 7 a 10 años.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201282

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

Mejorar las 4. Crear un mecanismo de 4. Porcentaje de: DGA 4. Corto Plazo capacidades coordinación entre las a. Avance en la crea- Jueces MP de las entida­ autoridades de aduana, ción del mecanismo ONAPI des que admi- ONDA, ONAPI, jueces, fis­ de coordinación. ONDA nistran el sis­ cales y policía para defi­ b. Avance en la imple- Procurador tema de pro­ nir y aplicar las acciones mentación del me- General p i e d a d sobre observancia de PI canismo de coordi- Adjunto de PI intelectual y en el país. nación. de las autori­ 5. Destinar más fondos a las 5. Cantidad de: 5. Mediano dades de ob­ instituciones de obser­ a. Instituciones y em- Plazo servancia en vancia para el combate presas contactadas esta área. de la piratería y buscar b.Recursosaprobadosc.

fondos en instituciones y Fondos destinados a empresas afectadas. las instituciones de

observancia. 6. Poner a disposición de 6. Porcentaje de: 6. Corto Plazo

Aduanas información re- a. Avance en la clasifi­ lativa a representantes cación y/o compi­ que puedan actuar en lación de la infor­ casos de mercancías fal­ mación. sificadas, mediante docu­ b. Avance en la crea­ mentos de la OMA, y do­ ción del sistema de cumentación pública de información a com­ otras aduanas. partir con Aduanas.

c. Avance en la imple­ mentación del siste­ ma de información.

7. Establecer un protocolo 7. Porcentaje de avan­ 7. Corto Plazo de actuación conjunta ce en la creación del con Aduanas, Ministerio protocolo. Público y Poder Judicial en procesos de infracción de derechos de PI.

8. Creación de un tribunal o 8. Porcentaje de avan­ 8. Largo Plazo jurisdicción especializada ce en la creación del en materia de PI. tribunal o jurisdic­

ción especializada.

2 Fortalecer lacapacitaciónen materia de PI de las auto­ ridades de ob­ servancia.

1. Iniciar cursos, talleres y seminarios con progra­ mas focalizados en el área de observancia en PI con miras a capacitar en esta materia a las autori­ dades de observancia.

1. Porcentaje de: a. Avance en el diseño

de los cursos, talle­ res y seminarios.

b. Cantidad de cursos, talleres y semina­ rios impartidos.

c. Cantidad de institu­ ciones capacitadas.

ONDA ONAPI DGA MP Procurador General adjunto de PI Jueces

1. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 83

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

3 P r o m o v e rcampañas dedifusión y 1. Dirigir a los ciudadanos, enespecial a los empresa­rios, campañas de con­ 1. Porcentaje de:a. Avance en el diseñode las campañas de ONDAONAPIDGA 1. Corto Plazo prevenc ión cientización y sensibiliza­ concientización. MP dirigidas a ción en los medios de co­ b. Avance en la imple- Procurador Ge­ empresarios y municación, radio y mentación de las neral adjunto de a todos los televisión pública, perió­ campañas de con- PI sectores so­ dicos, televisión privada, cientización. Jueces ciales y usua­ para promover una cultu­ c. Cantidad de campa­ rios del siste­ ra de respeto y observan­ ñas de concientiza­ ma para pro- cia de los DPI. ción divulgadas. mover una 2. Programar campañas de 2. Porcentaje de: 2. Corto Plazo cultura de prevención de infracción a. Avance en el diseño respeto de los de los derechos de PI en de las campañas so- DPI. colegios, escuelas, centros

de enseñanzas. bre prevención.

b. Cantidad de colegios, escuelas y centros de enseñanza donde se divulgó la campa­ ña sobre preven­ ción.

3. Elaborar folletos y guías didácticas para ensenar sobre el buen uso de los productos protegidos por PI de forma legal y las con­ secuencias de hacerlo de manera ilegal, dirigida a la población en general.

3. Porcentaje de: a. Avance de la elabo­

ración de los folletos y guías didácticas.

b. Avance en la distribu­ ción de los folletos y guías didácticas.

3. Corto Plazo

4. Educar a la población por cualquier medio sobre el uso responsable de los derechos protegidos que están disponibles en el Internet.

4. Porcentaje de: a. Avance en el diseño

de las campañas de educación sobre el uso responsable los derechos protegi­ dos.

b. Avance en la imple­ mentación de las campañas de educa­ ción sobre el uso res­ ponsable de los de­ rechos protegidos.

c. Cantidad de campa­ ñas de educación di­ vulgadas.

d. Cantidad de provin­ cias donde se ha di­ vulgado la campaña de educación.

4. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201284

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

5. Hacer alianzas con empre­ 5. Porcentaje de: ONDA 5. Corto Plazo sas afectadas por piratería a. Avance en la elabo- ONAPI o falsificación de produc­ ración de los acuer- DGA tos y las autoridades de dos de coopera- MP observancia para enviar ción. Procurador mensajes coordinados a la b. Avance en la firma e General población sobre la infrac­ implementación de Adjunto de PI ción de estos derechos por los acuerdos de co- Consultoría medios visuales y radiales. operación. Jurídica del

4 Incentivar eluso de las figu­ras de arbitra­ je y mediación en los procedi­ mientos de PI, y establecer procedimien­ tos sumarios.

1. Aplicar las disposiciones sobre las figuras de arbi­ traje y mediación, previo a ir a los recursos judicia­ les. Introducir disposicio­ nes sobre procedimientos sumarios, que son más breves que los procesos ordinarios, dependiendo de la urgencia del caso para mayor efectividad de los procesos de violación de los DPI.

1. Porcentaje de: a. Avance en la revisión

de las leyes de pro­ piedad intelectual.

b. Cantidad de disposi­ ciones sobre las fi­ guras de arbitraje y mediación introdu­ cidas en las Leyes

c. Cantidad de disposi­ ciones sobre juicios y procedimientos sumarios introduci­ das en las Leyes.

d. Porcentaje de dispo­ siciones aprobadas en las Leyes.

Poder Ejecuti­ vo. DGA MP ONAPI ONDA PRO-COMPE­ TENCIA PRO-CONSUMI­ DOR Procurador General Adjunto de PI

1 . M e d i a n o Plazo.

5 Establecer me­canismos dev i n c u l a c i ó n entre propie­ dad intelectual y política de competencia.

1. Llevar a cabo consultas periódicas con la Direc­ ción General de Pro-con­ sumidor, la Comisión Na­ cional de Defensa de la Competencia y las Ofici­ nas de PI, a los fines de coordinar acciones con- juntas sobre estos temas.

1. Cantidad de: a. Consultas realizadas b. Avances en la defi­

nición de acciones conjuntas.

c. Porcentaje de avan­ ce en la implemen­ tación de las accio­ nes conjuntas.

DGA INDOTEL MIN CMP ONDA Procurador General Adjunto de PI

1. Corto Plazo

6 I n c o r p o r a rmecanismosde control en INTERNET en relación con la piratería de obras protegi­ das por Dere­ cho de Autor y Conexos que están en línea.

1. Aplicar medidas de protec­ ción tecnológicas para controlar el acceso de usos de obras no autori­ zados a los contenidos de texto, audio o video o de forma digital, que están disponibles en Internet, mediante códigos y otras técnicas.

1. Porcentaje de avan­ ce en la definición e implementación de las medidas de pro­ tección tecnológi­ cas.

1 . M e d i a n o Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 85

9.4. Objetivos para Eje Estratégico sobre Utilización, Explotación y Gestión de la Propiedad Intelectual

• Explotar comercial y económicamente los De­ rechos de Propiedad Intelectual.

9. 4. 1. Objetivos Estratégicos

1. Fortalecer la infraestructura administrativa y la plataforma de servicios de las oficinas que ad­ ministran el sistema de propiedad intelectual para su mayor solidez;

2. Incentivar la utilización y explotación de la pro­ piedad industrial en el sector empresarial/indus­ trial del país;

3. Impulsar y promover el licenciamiento de los De­ rechos de Propiedad Intelectual y crear regla­ mentación sobre las regalías originadas de los contratos de licencia en derecho de autor, pa­ tentes y signos distintivos;

4. Crear un mecanismo de difusión y uso de la infor­ mación contenida en los documentos de paten­ tes como fuente de información tecnológica para incrementar competitividad y la innovación;

5. Hacer públicas las patentes que van pasando a dominio público y diseñar sistema de informa­ ción de invenciones libres en República Domi­ nicana;

6. Fortalecer y apoyar las industrias culturales do­ minicanas;

7. Establecer vínculos de complementariedad en­ tre las universidades y las empresas;

8. Crear y promover estructura de gestión de acti­ vos en materia de propiedad intelectual en las universidades, mediante la incorporación en las mismas de personal experto en el tema de PI;

9. Fortalecer la administración de las sociedades de gestión colectiva y promover su desarrollo con mecanismos efectivos que permitan una mejor supervisión de su labor de fiscalización;

10. Estimular y apoyar la gestión, valoración y ex­ plotación de los activos intangibles de PI en las empresas nacionales;

11. Impulsar un sistema de gestión y administra­ ción de los activos intangibles producto de los programas de investigación y desarrollo e in­ novación.

Tabla 5. Recomendaciones/líneas de acción, instituciones estratégicas, indicadores y tiempo de implementación

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo*

1 Fortalecer la in­fraestructuraadministrativa y la plataforma de servicios de las oficinas que administran y forman parte del sistema de propiedad inte­ lectual para in­ centivar el uso del sistema.

1. Establecimiento de proce­ dimientos automatizados y en línea de los servicios, en la ONDA, para registrar las obras protegidas por Derecho de Autor, y lograr un mejor uso de estos de­ rechos por el autor.

2. Establecer oficinas a nivel nacional de la ONDA para abarcar todo el territorio y brindar un mejor servicio.

1. Porcentaje de: a. Procesos automati­

zados. b. Servicios en línea.

2. Cantidad de: a. Oficinas establecidas. b. Porcentaje de regio­

nes con oficinas de la ONDA.

ONDA ONAPI MINC MEPyD Ministerio de Hacienda MIC

1. Corto Plazo

2. Mediano Plazo

* Tiempo implementación: Corto plazo: 1 a 3 años; mediano plazo: 4 a 6 años; largo plazo: 7 a 10 años.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201286

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

1 Fortalecer lainfraestructu­ra administra­ tiva y la plata­ forma de servi­ cios de las oficinas que administran y forman parte

3. Hacer inventarios y estu­ dios para compilar las obras protegidas por de­ recho de autor y dere­ chos conexos y las que están en el dominio pú­ blico de autores domini­ canos, para obtener los datos estadísticos de las obras registradas en la

3. Porcentaje de: a. Avance en la realiza­

ción del inventario. b. Avance en la publica­

ción de los datos es­ tadísticos.

ONDA ONAPI MINC MEPyD MH MIC

3 . M e d i a n o Plazo

del sistema de propiedad inte­ lectual para in­ centivar el uso del sistema.

ONDA y las que están en el dominio público.

4. Otorgar autonomía a la ONDA para que tenga in­ dependencia patrimonial y presupuestaria; o esta­ blecer la unificación ins­ titucional de las dos ofi­ cinas de PI en una sola.

5. Incorporación de sistemas automáticos de informa­ ción para facilitar la bús­ queda, examen, registro y patentamiento de las nuevas creaciones y los signos distintivos.

6. Fomentar una mayor co­ ordinación entre las ofi­ cinas de PI que adminis­ tran el sistema.

7. Crear plataforma en ONA­ PI para realizar todas las solicitudes en línea, en especial las solicitudes de patentes de invención, modelos de utilidad y di­ seños industriales.

8. Aumentar los recursos fi­ nancieros y presupuesta­ rios para ampliar la ofer­ ta de servicios en ONAPI y mejorar la infraestruc­ tura y los servicios en la ONDA.

4. Porcentaje de: a. Avance en la imple­

mentación de la uni­ ficación institucional.

b. Avance en el otorga­ mientodelaindepen­ dencia presupuesta­ ria y patrimonial.

5. Porcentaje de: a.Avanceeneldiseñode

los sistemas automá­ ticos de información.

b. Avance en la imple­ mentación de los sistemas automáti­ cos de información.

6. Porcentaje de: a. Avance en la elabo­

ración del acuerdo de colaboración.

b. Avance en la firma del acuerdo de cola­ boración.

7. Porcentaje de: a. Avance en el diseño

e implementación de la plataforma.

b. Cantidad de servicios que pueden ser so­ licitados en línea.

c.Cantidaddesolicitudes recibidas en línea.

8. Porcentaje de: a. Avance en la solicitud

de aumento de pre­ supuesto.

b. Presupuesto incre­ mentado.

c. Organismos de co­ operación financiera contactados.

4. Largo Plazo

5. Corto Plazo

6. Corto Plazo

7 . M e d i a n o Plazo

8 . M e d i a n o Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 87

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

1 Fortalecer lainfraestructu­ra administra­ 9. Ofrecer incentivos vía des­cuentos en las tasas de lassolicitudes de patentes, 9. Porcentaje de:a. Avance en la defini­ción del programa 9.Corto Plazo tiva y la plata­ nombres comerciales, de incentivos.

forma de ser­ vicios de las oficinas que administran y forman parte

marcas, etc. para las PY­ MES, centros de investi­ gación y desarrollo, uni­ versidades y centros tec­ nológicos para incentivar el uso del sistema de PI.

b. Avance en la imple­ mentación del pro­ grama de incentivos.

c. Incremento de solici­ tudes recibidas.

d. Avance en la defini­ del sistema ción e implementa­ de propiedad ción del programa i nt e l e c t u a l de incentivos. para incenti­ e. Porcentaje del incre­ var el uso del mento de solicitu­ sistema. des recibidas.

10.Implementar, desde 10. Porcentaje de: 10.Mediano ONAPI, mecanismos de a. Avance en la imple- Plazo monitoreo de las activida­ mentación del me­ des protegidas por Pro­ canismo de monito­ piedad Intelectual para reo. cuantificar el impacto b. Avance en las en­ económico, la mejora de cuestas realizadas. competitividad y desarro­ c. Cantidad de solicitu­ llo luego de ser protegi­ des, registros, con­ dos por los DPI; a través cesiones por año. de encuestas a los titula­ d. Impacto económico res, por sector y figura de a raíz de la explota- PI protegida, la explota­ ción de la figura de ción económica, contra- PI protegida. tos, licencias otorgadas, indicadores y estadísticas anuales de las solicitudes, registros y patentes con­ cedidas para medir el uso del sistema.

11. Fortalecimiento del Cen­ 11. Porcentaje de: 11.Corto Plazo tro de Apoyo a la Tecnolo­ a. Avance en el fortale­ gía e Innovación (CATI), de cimiento del centro ONAPI, para ofrecer asis­ de información tec­ tencia, orientación y ase­ nológica. soría especializada de ca­ b. Cantidad de usuarios lidadenpatentesymarcas del Centro de infor­ con valor agregado a los mación tecnológica usuarios del sistema, PY­ (calculado en base al MES, universidades, em­ historial de las soli­ presas, inventores indivi­ citudes de patentes duales, centros de inves­ y signos). tigación, emprendedores, etc. con el objetivo de in­ crementar las solicitu­ des y promover la trans­ ferencia de tecnología.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201288

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

12. Crear un sistema de estí­ 12. Porcentaje de: AIRD 12. Corto Plazo mulos dirigido a los crea­ a. Avance en el diseño CNC dores de obras por dere­ del sistema de in- CODOPYME chos de autor y derechos centivos. Instituciones conexos. b. Avance en la imple­

mentación del siste­ ma de incentivos.

cooperantes MESCyT MIC ONAPI PROMIPYME

2 Incentivar ypromover eluso y explota­ ción de la propiedad in­ dustrial en el sector empre­ sarial /indus­ trial del país.

1. Llevar a cabo estudios en­ caminados a identificar la capacidad innovadora, así como los niveles de conocimiento, uso y ges­ tión de los activos de pro­ piedad industrial en las empresas e industrias y las PYMES dominicanas con miras a fortalecer la innovación y competitivi­ dad de estas empresas mediante el uso, explota­ ción y valoración de la PI.

1. Cantidad de: a. Estudios elaborados

a estos fines. b. Avances en la elabo­

ración de los estu­ dios.

1. Corto Plazo

2. Hacer alianzas de coope­ ración mediante la firma de convenios, entre ONA­ PI, las asociaciones em­ presariales, las asociacio­ nes de PYMES y otras ins­ tituciones públicas afines, para trabajar en proyec­ tos conjuntos que impul­ sen el uso, protección, divulgación y explotación de la propiedad industrial en el país.

2. Número de: a. Alianzas y convenios

firmados entre las instituciones.

b. Proyectos realizados de manera conjunta.

2. Corto Plazo

3. Difundir de manera am­ plia los resultados de los estudios realizados, a to­ dos los sectores de inte­ rés, con el fin de elaborar estrategias encaminadas a mejorar la productivi­ dad, innovación y compe­ titividad de las empresas mediante el uso de la PI y otros incentivos econó­ micos, fiscales, etc.

3. Porcentaje de avan­ ce en la difusión de los resultados

3. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 89

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

3 Impulsar ypromover el li­cenciamiento 1. Crear reglas especialespara gestionar las regalíasy beneficios económicos 1. Porcentaje de:a. Avance en la creaciónde reglas especiales ConsultoríaJurídica del PE.DICOEX, 1. Corto Plazo de derechos que se originen, ya sea para regalías. Universidades de propiedad por contratos de licencia, b. Cantidad de contra- MESCyT intelectual y fusiones u otros conve­ tos y licencias reali- MINC crear regla­ nios de los activos de PI. zados. MIC mentación so- c. Disposiciones nuevas ONAPI bre las regalías aprobadas. ONDA originadas de 2. Revisar las leyes y regla­ 2. Porcentaje de: IIBI 2 . M e d i a n o los contratos mentos relativos a las li- a. Avance en la creación UASD Plazo de licencias en cencias a los fines de in- de las nuevas dispo­ derecho de troducir disposiciones siciones. autor, paten- que incentiven un sistema b. Aprobación de las tes y signos de gestión y administra­ nuevasdisposiciones. distintivos. ción de los activos intan­

gibles de PI, producto de los programas de investi­ gación y desarrollo e in­ novación, las creaciones de obras protegidas por Derecho de Autor y Ob­ tenciones Vegetales.

3. Fortalecer las sociedades 3. Porcentaje de: 3. Corto Plazo de gestión colectivas exis­ a. Avance en el forta­ tentes a fin de tener una lecimiento adminis­ mejor gestión y explota­ trativo de las socie­ ción de las obras protegi­ dades. das por Derecho de Autor b. Avance en la gestión y Derechos Conexos. y explotación de las

obras. 4. Promover el uso de los 4. Porcentaje de: 4. Corto Plazo

procedimientos, trámites, a. Avance en el uso de contratos y licencias de procedimientos y DPI en universidades, cen­ trámites de contra­ tros de investigación, em­ tos y licencias. presas, PYMES, entre b. Porcentaje de avan­ otras, para lograr explota­ ce en la explotación ción económica de los re- de los resultados sultados de las investiga­ que deriven en acti­ ciones, innovaciones y vos de PI mediante nuevas creaciones que se estos trámites. generen y que sean sus­ c. Cantidad de contra­ ceptibles de ser patenta­ tos y licencias rea­ dos o registrados por sig­ lizados. nos distintivos u obras protegidas por DA de au­ tores dominicanos.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201290

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

4 Crear meca­nismos de di­fusión y uso 1. Instaurar redes de PI (CATI)en las universidades, cen­tros de investigación y 1. Porcentaje de avan­ce en el estableci­miento de CATI. ONAPIMESCYTUASD 1. Corto Plazo de la informa­ parques Tecnológicos, ITLA ción conteni­ para promover y facilitar IIBI da en los do- la búsqueda, uso y difu- IDIAF cumentos de sión de la información Univers idades p a t e n t e s contenida en las patentes, privadas como fuente en esta comunidad. de informa­ 2. Realizar informes de vigi­ 2. Porcentaje de: 2. Corto Plazo ción tecnoló­ lancia tecnológica con in- a. Avance en el diseño gica para in­ formación de patentes en de los informes de crementar la sectores y áreas específi­ vigilancia tecnológi­ competitivi ­ cas a solicitud de las em­ ca. dad y la inno­ presas interesadas, para b. Cantidad de informes vación. conocer las tendencias solicitados.

tecnológicas y establecer c. Informes emitidos. estrategias de protección y comerciales.

3.Ofrecerasistenciaa losusua­ 3. Porcentaje de la asis­ 3. Corto Plazo rios en la búsqueda de in­ tencia solicitada y formación de patentes con que ha sido ofrecida. valor agregado y hacer in­ formes de búsquedas.

4. Emitir boletines de vigilan­ 4. Porcentaje de: 4. Corto Plazo cia tecnológica de patentes a. Avance en el diseño en áreas específicas de in- de los boletines. terés para los sectores pro- b. Cantidad de boleti­ ductivos, con el fin de iden­ nes emitidos tificar y difundir las ten­ dencias tecnológicas y de marcado, ver las últimas tecnologías, entre otros.

5 Hacer públi­cas las pa ­tentes que van pasando a dominio público y di­ señar siste­

1. Crear base de datos de las patentes concedidas en RD que han pasado al do­ minio público, partiendo de la base de datos de patentes de ONAPI y cla­ sificarlas por área.

1. Porcentaje de avan­ ce en la realización del inventario.

ONAPI Ministerio de In­ dustria y Comer­ cio CNC.

1. Corto Plazo

ma de infor­ mación de invenciones libres en Re­ pública Do­ minicana.

2. Crear un sistema automá­ tico o digital en ONAPI que pueda detectar las patentes que han vencido o que no han sido solici­ tadas en el país pero han sido publicadas.

2. Porcentaje de avan­ ce en el diseño e im­ plementación del sistema digital.

2. Corto Plazo

3. Divulgar la información contenida en las patentes concedidas en RD que es­ tán en el dominio público y que han sido publicadas, a través de la página Web de ONAPI.

3. Porcentaje de paten­ tes concedidas en RD cuya información ha sido divulgada.

3. Corto Plazo.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 91

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

6 Fortalecer yapoyar las in­dustrias cultu­ 1. Hacer un estudio diagnós­tico sobre todas las indus­trias culturales que exis­ 1. Porcentaje de avan­ce en la realizacióndel diagnostico. Asociaciones delas IndustriasCulturales. 1. Corto Plazo rales domini­ ten en RD, con potencial Instituciones canas. productivo, e impulsar su públicas

explotación y gestión por representantes. derecho de autor. Ministerio de

2. Regular y legislar sobre las 2. Porcentaje de avan- Cultura. 2. Mediano industrias culturales con ce: ONDA Plazo disposiciones tendentes a a. Elaboración de la Ley fortalecer y reglamentar b. Aprobación de la Ley. todo lo relativo a estas in­ dustrias en un solo instru­ mento legal.

3. Realizar estudios sobre el 3. Porcentaje de avan­ 3. Mediano impacto económico de las ce en la realización Plazo industrias culturales de RD del Estudio. en el PIB, su contribución en la generación de em­ pleo y productividad, con el propósito de conocer la real incidencia de estos sectores en la economía.

4. Contar con datos estadís­ 4. Porcentaje de: 4. Mediano ticos precisos para moni­ a. Avance en el diseño Plazo torear los aportes econó­ de los indicadores. micos y productivos de las b. Porcentaje de avance industrias culturales na­ en la divulgación de cionales. los indicadores en in­

dustrias culturales c. Porcentaje de avan­

ce en la recopilación periódica de la infor­ mación.

7 E s t a b l e c e rvínculos decomplemen­ tariedad entre las universida­ des y las em­ presas.

1. Apoyar los programas de emprendedurismo que existen en el país median­ te la promoción de la in­ novación, la utilización y explotación de los instru­ mentos de PI.

2. Estimular alianzas estraté­ gicas entre las universida­ des y las empresas para el desarrollo de proyectos de innovación conjuntos en áreas de interés para las empresas, y que estos redunden en activos in­ tangibles de PI y en trans­ ferencia de tecnología.

1. Cantidad de: a. Programas de em­

prendedurismo que usan el sistema de PI.

b. Acuerdos con entida­ des académicas con programas de em­ prendedurismo.

2. Porcentaje de: a. Avance de la estra­

tegia de fomento de alianzas entre universidades y empresas.

b. Cantidad de acuer­ dos firmados.

ONAPI, MESCyT, Universidades CEI-RD CNC ITLA Empresas privadas

1. Corto Plazo

2. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201292

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

3. Fomentar los acuerdos de 3. Porcentaje de: ONAPI 3. Corto Plazo cooperación para proyec­ a.Avancedelaestrategia MESCyT tos de investigación y de- defomentodeacuer- Universidades sarrollo, la transferencia dos entre universida­ CEI-RD de tecnología, y contratos des y empresas. CNC de licencia entre las uni­ b. Cantidad de Acuerdos Empresas versidades y las empresas. firmados. privadas

4. Realizar jornadas de infor­ 4. Porcentaje de: 4. Corto Plazo mación para mostrar pro- a. Avance en la realiza­ yectos de investigación y ción de jornadas de desarrollo, innovación e información. incubadoras tecnológicas b. Cantidad de ferias dirigidas a los empresarios tecnológicas realiza­ y empresas. También ha­ das. cer ferias tecnológicas y de c. Cantidad de ferias de desarrollo de investigacio­ desarrollo de inves­ nes nacionales y hacer lo­ tigaciones naciona­ bby en las empresas para les realizadas. vender los mismos.

8 Crear y pro-mover la es­tructura para la gestión de activos de propiedad in­ telectual en las universida­ des y escuelas superiores y especial iza ­ das, mediante la incorpora­ ción en las mismas de personal ex­ perto en el tema de PI.

1. Capacitar e identificar per­ sonal técnico experto en PI en la facultad de cien­ cias jurídicas o de investi­ gación de las universida­ des, para asistir, orientar y asesorar a los investiga­ dores, estudiantes, profe­ sores, emprendedores que estén generando bie­ nes que pueden ser pro­ tegidos por DPI, así como asesoría para los contra­ tos de licencia entre la universidad y el investiga­ dor, inventor o autor.

2. Crear departamento espe­ cializado en PI en las uni­ versidades, con personal calificado, con la finalidad de coordinar, gestionar y asistir a la comunidad uni­ versitaria, en lo relativo a la protección, creación, ex­ plotación y gestión de los DPI, así como para la trans­ ferencia de tecnología.

1. Cantidad de univer­ sidades que cuentan con un personal téc­ nico especialista en el tema de PI.

2. Cantidad de univer­ sidades que cuentan con un departamen­ to especializado en Propiedad Intelec­ tual.

IDIAF IIBI ITLA MESCyT ONAPI UASD Universidades privadas

1. Corto Plazo

2. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 93

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

3. Incentivar la investigación 3. Porcentaje de: Sociedades de 3. Corto Plazo científica en los centros de a. Avance en el diseño de gestión colectivas educación superior, a tra­ programas de incen­ existentes. vés de diferentes mecanis­ tivos a la investiga- ONDA mos, como la imposición ción en los centros de Ministerio de trabajos monográficos, educación superior. de Cultura. protegibles en sí mismos b. Avance en la imple­ por el Derecho de Autor y mentación del pro­ posibles bases para obte­ grama de incentivos ner resultados objeto de a la investigación en otra modalidad de protec­ los centros de edu­ ción de PI. cación superior.

c. Incremento en inves­ tigaciones en cen­ tros de educación superior.

9 Fortalecer laad m i n i s t ra ­ción de las so­ ciedades de gestión colec­ tiva y promo­ ver su desa ­ rrollo con me- c a n i s m o s efectivos que permitan una mejor super­ visión de su labor.

1. Mejorar la supervisión de las sociedades de gestión colectivas por parte de la ONDA, para que los auto- res y creadores de obras artísticas y literarias ob­ tengan los recursos econó­ micos generados de las obras protegidas por DA y haya una divulgación de sus funciones y utilidades.

2. Revisar el sistema actual de administración de las socie­ dades de gestión colectiva conmirasafortalecerlopara que sea aprovechado y ven­ tajoso para los autores.

3. Elaborar contratos entre las sociedades de gestión y las entidades que usan las obras protegidas por DA.

4. Revisar las buenas prácticas de otros países de la región en cuanto a la administra­ ción de las sociedades de gestión colectiva para que sean aplicadas en el país.

5. Promover que las SGC sean dirigidas por gestores (ad­ ministradores o contado­ res) y no por los mismos autores, para su mejor gestión.

1. Porcentaje de avance enla implementación de un sistema de mo­ nitoreo de la ONDA sobre las sociedades de gestión colectivas.

2. Porcentaje de: a. Avance en la revisión

y mejora del sistema actual de administra­ cióndelassociedades de gestión colectivas.

b. Avance en la difusión de las mejoras del sis­ tema a los autores.

3. Porcentaje de: a. Avance en la elabora­

ción de los contratos. b. Cantidad de contra­

tos firmados. 4. Porcentaje de: a.Avanceenlarevisiónde

las buenas prácticas. b. Proyectos que apli­

quen, implementa­ dos en RD.

5. Porcentaje de avan­ ce en la creación de una propuesta que las SGC sean dirigi­ das por administra­ dores o contadores.

1 . M e d i a n o Plazo

2 . M e d i a n o Plazo

3. Corto Plazo

4. Corto Plazo

5. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201294

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

10 Estimular yapoyar la ges­tión, valora­ ción y explo­ tación de los activos intan­ gibles de PI en las empresas nacionales.

1. Diseñar herramientas que faciliten a las PYMES la gestión, valoración y ex­ plotación de los DPI. (Cam­ pañas de concientización, producir materiales infor­ mativos a la medida, para facilitar el acceso de las PYMES a la PI, etc.)

2. Revisar experiencias y bue­ nas prácticas de otros paí­ ses en cuanto a la gestión, valoración y explotación de los activos de PI y la trans­ ferencia de tecnología.

3. Promover en las grandes, medianas y pequeñas empresas nacionales la capacitación en gestión y valoración de PI, contratar personal calificado en ges­ tión y valoración de acti­ vos de PI, y crear su carte­ ra de activos intangibles para utilizarse en contra­ tos de licencias, fusiones, adquisiciones…

4. Asesorar y orientar a las PYMES y grandes empre­ sas para que hagan inven­ tario de los activos de PI que poseen y puedan crear su cartera de activos.

5. Brindar servicios sobre va­ loración, explotación y ges­ tión de activos de PI desde las Oficinas de PI a todos los usuarios del sistema.

1. Porcentaje de: a. Avance en el diseño

de las herramientas. b. Avance en la imple­

mentación de los programas de con­ cientización.

c. Cantidad de personas capacitadas por sec­ tor (clúster, asociacio­ nes, independientes, programasdePYMES)

d. Cantidad de materia­ les producidos.

2. Porcentaje de: a. Avance en la revisión

de experiencias y buenas prácticas de otros países.

b. Avance en la redac­ ción de un documen­ to sobre estas expe­ riencias y buenas prácticas.

3. Porcentaje de avance en el diseño e imple­ mentación de un programa de incenti­ vo a las empresas.

4. Porcentaje de: a. Avance en la elabo­

ración de una guía sobre el levanta­ miento de inventa­ rio de activos de PI.

b. Empresas que reali­ zan el inventario.

5. Cuantificar: a. Cantidad de servicios

brindados. b. Cantidad de servicios

solicitados. c. Porcentaje de oficinas

de PI que ofrecen los servicios.

CEI-RD CNC CNC DICOEX MESCYT, PROINDUSTRIA, MINC ONAPI ONDA PROMIPYME UASD, Universidades privadas

1. Corto Plazo

2. Corto Plazo

3. Corto Plazo

4. Corto Plazo

5 . M e d i a n o Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 95

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

11 Impulsar unsistema degestión y ad­ 1. Apoyar a las universida­des y centros de investi­gación científica para re­ 1. Porcentaje de:a. Avance en la redac­ción de reglamentos UASDIIBIITLA. 1. Corto Plazo ministración dactar reglamentos de de PI en las univer- Universidades de los activos PI, a los fines de regular sidades. privadas intangibles y gestionar todo lo rela­ b. Avance en la aplica- Parque Ciberné­ producto de tivo a la relación entre el ción de reglamentos tico los progra­ investigador, autor o em- de PI en las univer- IDIAF mas de inves­ prendedor y la universi­ sidades. ONAPI tigación y de- dad o centro, las regalías c. Cantidad de univer­ sarrollo e in­ generadas de los contra­ sidades que aplican novación del tos de licencia de nuevas los reglamentos de país. creaciones y protección

de signos distintivos, en­ tre otros, así como para la transferencia de tecno­ logía.

PI.

2. Hacer inventarios de los activos intangibles de PI que posean las universi­ dades y centros de inves­ tigación para que obten­ gan una mayor explota­ ción y comercialización de los mismos.

2. Porcentaje de avan­ ce en el levanta­ miento de los inven­ tarios.

2. Corto Plazo

3. Establecer redes de PI (RED-OTRI y CATI) en uni­ versidades, parques tec­ nológicos, centros de in­ vestigación, etc. para promover el uso, gestión y explotación de los DPI.

3. Porcentaje de avan­ ce en el estableci­ miento de redes de PI.

3. Corto Plazo

4. Formular contratos sobre la base de las nuevas creaciones producto de lo que generen las activi­ dades de investigación e innovación de las univer­ sidades y centros de in­ vestigación, caso por caso.

4. Porcentaje de: a. Avance en el diseño

del contrato. b. Cantidad de contra­

tos firmados.

4. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201296

9.5. Objetivo para Eje Estratégico sobre la Promo­ ción de la Propiedad Intelectual

• Estimular la generación de la propiedad intelec­ tual.

9. 5. 1. Objetivos Estratégicos

1. Fortalecer el sistema de formación y capacitación del país en materia de propiedad intelectual;

2. Promocionar y sensibilizar sobre el uso de los mo­ delos de utilidad y los diseños industriales, las pa­ tentes y las marcas en las empresas, así como las denominaciones de origen y marcas colectivas, principalmente en el sector agropecuario;

3. Elaborar material didáctico dirigido a las es­ cuelas, centros de enseñanzas superiores y universidades;

4. Impulsar el conocimiento del sistema de PI para obtener más recursos en razón de la mayor pre­ sentación de solicitudes y destinar esos recur­ sos adicionales a incrementar su promoción;

5. Hacer alianzas con PYMES, clúster, cámaras de comercio, asociaciones industriales, entre otros, con el objeto de formar técnicos del sector pri­ vado en materia de PI, para que estos puedan fungir como multiplicadores;

6. Usar los medios de comunicación (radio, prensa escrita, televisión) como vías de promoción del sistema de PI.

Tabla 6. Recomendaciones/línea de acción, instituciones estratégicas, indicadores y tiempo de implementación

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo*

1 Fortalecer elsistema deformación y 1. Implementar, de maneraoperativa, la AcademiaNacional de Propiedad 1. Porcentaje de avan­ce de la implemen­tación de la acade­ CEI-RD,MIECNC 1. Corto Plazo capacitación Intelectual y crear un mia nacional de PI. MESCyT del país en claustro profesoral en PI. MINC materia de 2. Establecer desde, la Acade­ 2. Porcentaje de: ONAPI 2. Corto Plazo propiedad in­ mia, programas de forma- a. Avance de la imple- ONDA telectual. ción de formadores en PI mentación de pro- UASD

y regímenes de estímulos gramas de forma- Universidades con funcionarios de las ción de formadores. oficinas de PI y otros fun- b. Implementación de cionarios públicos, que un régimen de ga­ garanticen la permanen­ rantía de perma­ cia del personal formado nencia. para ser parte del staff de facilitadores para las fun­ ciones de promoción.

3. Hacer alianzas con institu­ 3. Porcentaje de: 3. Corto Plazo ciones públicas y priva­ a. Universidades que das, universidades nacio­ ofrecen programas nales e internacionales, académicos en escuelas especializadas y áreas de PI. organismos de coopera­ b. Cantidad de alianzas ción para llevar a cabo establecidas con el programas académicos objetivo de crear conjuntos y específicos en programas acadé­ diferentes áreas de la PI. micos conjuntos en

áreas de PI. * Tiempo implementación: Corto plazo: 1 a 3 años; mediano plazo: 4 a 6 años; largo plazo: 7 a 10 años.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 97

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

4. Establecer programas de capacitación permanen­ tes desde la academia para formar y capacitar al público en general en materia de PI.

4. Porcentaje de: a. Avance en el diseño

de programas de ca­ pacitación

b. Avance en la imple­ mentacióndeprogra­ mas de capacitación.

c. Cantidad de personas capacitadas.

CEI-RD, MIE CNC MESCyT MINC ONAPI ONDA UASD. Universidades

4. Corto Plazo

5. Crear programas de capa­ citación orientados hacia la gestión y valoración de activos de PI, dirigidos a los representantes de pe­ queñas, medianas (PY­ MES) y grandes empre­ sas, industrias culturales, universidades, centros de investigación, funciona­ rios de ONDA y ONAPI.

5. Porcentaje de: a. Avance en el diseño

de los programas de capacitación.

b. Avance en la imple­ mentación de los programas de capa­ citación.

c. Cantidad de personas capacitadas por sec­ tor (empresas, uni­ versidades, funcio­ narios, etc.).

MP JUDICATURA

5. Corto Plazo

6. Hacer programas especí­ ficos de capacitación so­ bre los instrumentos de PI, por sector productivo de interés, en especial a las PYMES, acorde a sus necesidades y potencial comercial.

6. Porcentaje de: a. Avance en el diseño

de programas de ca­ pacitación por sec­ tor productivo.

b. Avance en la imple­ mentación de pro­ gramas de capacita­ ción por sector pro­ ductivo.

c. Sectores productivos capacitados.

6. Corto Plazo

7. Ofrecer charlas, semina­ rios, talleres, conferen­ cias, diplomados, post­ grados y maestrías en materia de PI, para dife­ rentes grupos y público general, con facilitadores expertos nacionales e in­ ternacionales.

7. Cantidad de: a. Charlas, seminarios,

conferencias, diplo­ mados, maestrías impartidos.

b. Personas capacita­ das.

7. Corto Plazo

8. Incluir la asignatura de PI en colegios, universida­ des y escuelas especiali­ zadas, principalmente en carreras técnicas y las in­ genierías, también en las relacionadas con las cien­ cias de la salud, incluidas las maestrías.

8. Porcentaje de: a. Avance en el diseño

del material de PI. b. Avance en la distribu­

ción del material de PI en colegios y uni­ versidades.

c. Colegios y universida­ des que ofrecen una materia de PI.

8. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 201298

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

2 Promocionary sensibilizarsobre el uso de los mode­ los de utilidad y los diseños industriales, las patentes y las marcas en las empresas, así como las denominacio­ nes de origen y marcas co­ lectivas, prin­ cipalmente en el sector agro­ pecuario.

1. Diseñar programas de sen­ sibilización y capacitación sobre la importancia del sistema de patentes, las marcas, modelos de utili­ dad, denominaciones de origen, marcas colectivas, dirigidas a sectores especí­ ficos como las PYMES, las asociaciones agropecua­ rias, asociaciones indus­ triales, artesanos y otros sectores productivos, para lograr la utilización me­ diante la protección.

2. Política continua de sen­ sibilización y promoción del uso de patentes y marcas a nivel nacional.

1. Porcentaje de: a. Avance en el diseño

de programas de sensibilización y ca­ pacitación por sec­ tor.

b. Avance en la imple­ mentación de pro­ gramas de sensibili­ zación y capacita­ ción por sector.

2. Porcentaje de avance en la implementa­ ción de la campaña de difusión continua.

CEI-RD CNC MIA ONAPI ONDA Universidades

1. Corto Plazo

2. Corto Plazo

3 Elaborar y ge­nerar materialdidáctico diri­ gido a las es­ cuelas, cen­ tros de ense­ ñ a n z a s superiores y universidades.

1. Elaborar folletos, manua­ les, guías y, en general, material audiovisual so­ bre los instrumentos de PI, para niños y adultos y con diferentes niveles de complejidad, que mues­ tren las características y beneficios que se des­ prenden de las creaciones intelectuales y distribuir­ los en los centros de en­ señanzas básicos y supe­ riores.

1. Porcentaje de: a. Avance en la elabo­

ración del material b. Avance en la distribu­

ción del material. c. Centros de enseñan­

za que reciben el material.

d. Cantidad de material didáctico generado.

CNC MESCyT. MIE MINC ONAPI ONDA

1. Corto Plazo

4 Impulsar el co­n o c i m i e n todel sistema de PI para obte­ ner más recur­ sos en razón de la mayor presentación de solicitudes y destinar esos recursos adicionales a incrementar su promoción.

1. Promocionar el uso e im­ portancia de la PI me­ diante folletos, guías, medios de comunicación escrita, radial y televisiva, y asistencia a los usuarios del sistema.

2. Diseñar programas de ca­ pacitación focalizada a sectores claves y de inte­ rés, como las PYMES, los investigadores y empren­ dedores, para concienti­ zar sobre la importancia del uso del sistema de PI.

1. Porcentaje de avance en la creación e im­ plementación del sis­ tema de promoción.

2. Cantidad de: a. Programas de capaci­

tación diseñados. b. Sectores clave capa­

citados.

CNC MIC MINCU ONAPI ONDA PROINDUSTRIA UASD

1. Corto Plazo

2. Corto Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 99

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

5 Hacer alianzascon asociacio­nes de PYMES, cámaras de co­ mercio, clúster, asociaciones industriales, con el objeto de formar téc­ nicos del sector privado en PI para que estos puedan fungir como multipli­ cadores.

1. Firmar acuerdos de coope­ ración entre la ANPI/ONA­ PI y las cámaras de comer­ cio,asociacionesempresa­ riales, gremios de PYMES, clúster, institucionespúbli­ cas, entre otros, para orga­ nizar programas de forma­ ción de formadores en materia de PI a sus técni­ cos, y que estos repliquen sus conocimientos a los demás miembros de sus asociaciones y gremios.

2. Crear alianzas con agen­ tes de propiedad indus­ trial encaminados a orientar a los empresa­ rios más necesitados.

1. Porcentaje de a. Avance en el diseño

de los programas de formación.

b. Avance en el estable­ cimiento de alian­ zas.

c. Cantidad de forma­ dores capacitados.

2. Porcentaje de avan­ ce en la creación de alianzas.

MIA MIC ONAPI

1. Corto Plazo

2. Corto Plazo

6 Usar los me­dios de comu­nicación (radio, prensa escrita, t e l e v i s i ó n ) como vías de promoción del sistema de pro­ piedad intelec­ tual.

1. Diseñar campañas publi­ citarias para la radio, te­ levisión y prensa escrita para promocionar todo lo relativo a la propiedad intelectual.

2. Hacer cápsulas cortas so­ bre temas específicos de PI en radio, televisión y prensa escrita.

3. Escribir artículos en temas de interés de PI en perió­ dicos y revistas especiali­ zadas, para el área eco­ nómica o derecho.

4. Redactar boletines infor­ mativos mensuales o quincenales con publica­ ciones de registros, te­ mas de interés, informes sobre algunas figuras de PI, entre otros, para ser publicada en la página Web de ONAPI.

1. Porcentaje de avan­ ce en el diseño de campañas publicita­ rias.

2. Porcentaje de: a. Avance en la creación

de contenidos de cápsulas cortas.

b. Avance en la implan­ tación de la campa­ ña de difusión de las cápsulas.

3. Cantidad de artículos publicados.

4. Porcentaje de: a. Avance en el diseño

de los boletines. b. Cantidad de boleti­

nes publicados.

CEI-RD CNC MESCyT Ministerio de Cultura ONAPI ONDA UASD

1. Corto Plazo

2. Corto Plazo

3 . M e d i a n o Plazo

4 . M e d i a n o Plazo

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012100

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo

6 5. Hacer compilaciones decasos legales terminados,jurisprudencias, tanto a nivel administrativo como judicial, para publicación, análisis y consulta de los usuarios del sistema.

6. Apoyo de las oficinas na­ cionales de PI a autores nacionales de libros y es­ tudios relacionados con los temas de propiedad intelectual, para su pro­ moción.

5. Porcentaje de: a. Avance en las com­

pilaciones. b. Casos terminados

que son publicados. c. Casos terminados

que son analizados y consultados.

6. Porcentaje de apoyo a los autores de li­ bros en temas de PI.

5 . M e d i a n o Plazo

6. Corto Plazo

9.6. Objetivo para Eje Estratégico sobre Conforma­ ción de Organismo Coordinador Interinstitucional en materia de Política de Propiedad Intelectual.

• Crear un mecanismo de coordinación para el buen funcionamiento y toma de decisión de las políticas en materia de PI.

9. 6. 1. Objetivos Estratégicos

1. Definir formalmente, a través de acto admi­ nistrativo o decreto, la conformación de un

órgano interinstitucional en materia de propie­ dad intelectual en RD;

2. Establecer una comisión intersectorial, otorgán­ dole vida jurídica, con las más amplias faculta­ des para adoptar políticas y lineamientos en la materia y, particularmente, para que diseñe un esquema de implementación, plan de acción, evaluación y monitoreo de la estrategia nacio­ nal de propiedad.

3. Capacitar a los funcionarios de alto nivel de las instituciones involucradas, particularmente, en temas de políticas de propiedad intelectual;

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 101

ONAPI ONDA CNC MIC MINC MINERD MSP IIBI MESCyT MEPyD

Tabla 7. Recomendaciones/línea de acción, instituciones estratégicas, indicadores y tiempo de implementación

Objetivo Estratégico

Recomendación/ Línea de acción:

Indicador de Medición Instituciones Estratégicas

Tiempo*

1 Definir formal­mente, a tra­vés de acto ad­ ministrativo o decreto, la conformación de un órgano interinstitu ­ cional en ma­ teria de pro­ piedad inte­ lectual en RD.

1. Establecer un comité o consejo al más alto nivel, de carácter interinstitu­ cional, con visión panorá­ mica sobre PI, responsa­ ble de definir, adoptar, proponer y coordinar las políticas en materia de PI.

2. Crear un comité o meca­ nismo interinstitucional a nivel técnico, que super­ vise y dé seguimiento a las a las acciones que se establezcan e implemen­ ten, así como coordinar a todos los actores del sis­ tema, a los fines de cum­ plir con los objetivos fija­ dos por el gobierno.

1. Porcentaje de avan­ ce en el estableci­ miento del comité o consejo. Porcen­ taje de avance en la emisión del Decre­ to o acto adminis­ trativo.

2. Porcentaje de avan­ ce en la creación del comité técnico a. Porcentaje de avance en el segui­ miento de la imple­ mentación de las acciones.

ONAPI ONDA MIC MINC MEPyD Consultoría Jurí­ dica MESCyT CNC MSP IIBI MINERD DICOEX

1 . M e d i a n o Plazo

2 . M e d i a n o Plazo

2 Establecer unacomisión inter-sectorial, con las más am­ plias faculta­ des,paraadop­ tar lineamien­ tos en la mate- riay,particular­ mente, para que diseñe un esquema de implementa­ ción, un plan de acción, una evaluaciónyun monitoreo de la Estrategia Nacional de PropiedadInte­ lectual.

1. Designar una comisión es­ pecial, integrada por las principales instituciones que administran y pro­ mueven el sistema de PI del país.

2. Otorgar facultades y fun­ ciones especiales, así como vida jurídica propia, al comité técnico que se establezca, para imple­ mentar y supervisar las acciones y objetivos plas­ mados en la estrategia nacional de PI.

1. Porcentaje de avan­ ce en la designa­ ción de la comisión.

2. Porcentaje de avan­ ce en el otorga­ miento de las fun­ ciones y facultades especiales.

1. Corto Plazo

2. Corto Plazo

3 Capacitar a losfuncionariosde alto nivel de las institu­ ciones involu­ cradas, parti­ cularmente, en temas de políticas de propiedad in­ telectual

1. Definir y desarrollar cam­ pañas de capacitación a través de programas de formación en materia de políticas de PI, dirigido a los funcionarios de alto nivel y técnicos de las ins­ tituciones integrantes del comité Interinstitucional.

1. Porcentaje de: a. Avance en la defini­

ción de la campaña. b. Avance en el desa­

rrollo de los progra­ mas de formación.

c. Cantidad de funcio­ narios capacitados.

d. Número de institu­ ciones participan­ tes.

ONAPI ONDA DICOEX CNC MIC MINERD IIBI MESCyT MSP MEPyD MINC

1. Corto Plazo

* Tiempo implementación: Corto plazo: 1 a 3 años; mediano plazo: 4 a 6 años; largo plazo: 7 a 10 años.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012102

X. Seguimiento y Monitoreo de las Acciones Recomendadas

La Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual con­ templa seis ejes estratégicos con sus respectivos ob­ jetivos estratégicos y recomendaciones de líneas de acción. El cumplimiento de estas recomendaciones se evaluará y se monitoreará a través de medios de veri­ ficación cuantitativa y cualitativa que se han presen­ tado como indicadores, los cuales facilitarán el pro­ ceso de monitoreo.

Las instituciones estratégicas son las responsables de implementar las acciones y actividades recomenda­ das en las áreas de su competencia para las cuales han sido propuestas y deberán definir un plan de ac­ ción para el cumplimiento de los objetivos y acciones propuestas en esta estrategia. Ese plan se ejecutará en el período de tiempo determinando, debiendo observar periodicidad en la evaluación de cumpli­ miento de las mismas.

Asimismo, se plantea el monitoreo mediante la eva­ luación periódica de los indicadores establecidos por cada línea de acción, para medir los niveles de cum­ plimiento, lo cual permitirá cumplir los objetivos es­ tratégicos y acciones en los plazos determinados, así como modificar o incrementar las actividades que hayan logrado mayor efectividad.

A los fines de cumplir con las acciones recomendadas y alcanzar los objetivos plasmados en esta estrategia, se recomienda crear un comité interinstitucional en­ cargado de supervisar y dar seguimiento constante a la implementación de la Estrategia Nacional de Propie­ dad Intelectual. Ese comité deberá estar compuesto por las instituciones estratégicas identificadas, como son: la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI), la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA), el Consejo Nacional de Competitividad (CNC), entre otras.

Para garantizar la ejecución y cumplimiento de los objetivos estratégicos y acciones recomendadas, es importante tener con los recursos financieros y hu­ manos necesarios. Por ello, se hace necesario con- tar con el apoyo y la participación de todas las insti­ tuciones estratégicas indicadas, tomando en cuenta partidas presupuestarias especiales para la imple­ mentación.

Por su parte, se podrá contar con la cooperación de organismos internacionales como la Organiza­ ción Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), que podrá acompañarnos en el proceso de imple­ mentación de algunas de las acciones y actividades propuestas para el logro de los objetivos de esta estrategia. También se deberán identificar fondos de cooperación en organismos internacionales como el BID, el PNUD, la OEA, etc. para llevar a cabo algunas acciones concretas, ya sea directamente con estos organismos o a través de instituciones nacionales que tienen proyectos y programas financiados por estos organismos.

Es preciso ejecutar de manera efectiva la presente Es­ trategia Nacional de Propiedad Intelectual y las ac­ ciones recomendadas. Para ello los pilares fundamen­ tales que asegurarán el logro del objetivo general y los objetivos específicos que se pretenden alcanzar con los lineamientos plasmados en esta estrategia de PI son: la voluntad política del gobierno, mediante la coordi­ nación de las autoridades competentes en esta mate- ria, en especial de las oficinas de propiedad intelectual por su rol de liderazgo y facilitador; la participación de todas las instituciones identificadas mediante un me­ canismo coordinador y supervisor para la implemen­ tación de la estrategia, y la disposición de establecer y obtener recursos financieros y humanos.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 103

XI. INSTITUCIONES PARTICIPANTES

• Ministerio de Industria y Comercio • Ministerio de Cultura • Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología • Ministerio de Educación • Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social • Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo • Ministerio de Medioambiente y Recursos Naturales • Ministerio de Relaciones Exteriores • Ministerio de Agricultura • Ministerio de Turismo • Dirección General de Aduanas • Oficina Nacional de la Propiedad Industrial • Oficina Nacional de Derecho de Autor • Consejo Nacional de Competitividad • Dirección de Comercio Exterior • Suprema Corte de Justicia (Jueces) • Consejo Nacional de Promoción y Apoyo a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa • Sociedad General de Autores, Compositores y Editores Dominicanos de Música • Oficina de Tratados Comerciales Agrícolas • Dirección General de Drogas y Farmacias • Programa de Medicamentos Esenciales • Procuraduría General de la República • Ministerio Público de la parte de Propiedad Intelectual • Centro de Importación e Inversión de la República Dominicana • Instituto de Innovación de Biotecnología e Industrial • Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones • Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales • Instituto Tecnológico de las Américas • Universidad Autónoma de Santo Domingo • Parque Cibernético • Asociación Dominicana de la Propiedad Intelectual • Industrias Farmacéuticas Dominicanas • Asociación Dominicana de Marcas • Confederación Nacional de Pequeñas y Medianas Empresas • Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo • Instituto Tecnológico de Santo Domingo • EMPRENDE, Incubadora de Negocios Tecnológicos • Asociación Iberoamericana para el Desarrollo y la Cooperación de la Artesanía

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012104

XII. Bibliografía

• Constitución de la República Dominicana del 26 de enero de 2010. Título II, Capítulo I, Sección II, Artículo 52.

• Ley Orgánica de la Estrategia Nacional de Desarrollo de la República Dominicana 2030. Ley 1-12, del 25 de enero del 2012.

• Ley 20-00 Sobre Propiedad Industrial de la República Dominicana, del 8 de Mayo del 2000 y su Reglamento.

• Ley 65-00 Sobre Derecho de Autor, del 21 de agosto del 2000 y su Reglamento.

• Ley 139-01 de Educación Superior, Ciencia y Tecnología. Año 2001.

• Ley 108-10 para el Fomento de la Actividad Cinematográfica en la República Dominicana. Enmendada mediante Ley No. 257-10, del 12 de noviembre del 2010.

• Resolución de DICOEX. 29 de diciembre del 2011.

• Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio. Acuer­ do ADPIC de 1994.

• Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial. 20 de marzo de 1883.

• Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas. 9 de Septiembre de 1886.

• Convenio de Cooperación en Materia de Patentes (PCT). 19 de Junio de 1970.

• Capítulo XV del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y la República Dominicana (DR-CAFTA). Agosto de 2004.

• Acta de Cese a la Piratería en Línea, conocida como Ley SOPA. Proyecto de Ley introducido en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, 26 de octubre del 2011.

• Documento de Trabajo OMPI, Diagnóstico del Sistema de Propiedad Intelectual de la República Dominica­ na 2000-2010, para la elaboración de un marco Estratégico en Propiedad Intelectual. Elaborado por Jose­ fina Aquino, Mayo y Junio 2010.

• Documento de Trabajo OMPI, la Propiedad Intelectual al Servicio del Desarrollo de la República Dominica­ na. Elaborado por Giancarlo Marcenaro Jiménez. Abril 2011.

• Documento de la OMPI. Cuestiones Jurídicas relativas a las patentes. Año 2010.

• Plan Estratégico sobre Ciencia, Tecnología e Innovación, 2010-2018. Año 2008.

• Plan Nacional de Competitividad Sistémica. Marzo del 2007.

• La Propiedad Intelectual al Servicio del Desarrollo Económico. Dr. Kamil Idris. OMPI, Junio 2003.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 105

• Estudio: El Esfuerzo Innovador en República Dominicana. «Análisis de la Innovación en las Empresas a partir de la Encuesta Nacional de Innovación 2010». Grupo de Consultoría Pareto para el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCyT). Mayo 2010.

• Informe Global de Competitividad. Foro Económico Mundial. Septiembre del 2011.

• «El Desempeño de la República Dominicana en los indicadores de competitividad mundial». Cándido Ro­ dríguez, El Observatorio de Competitividad del CNC. Septiembre 2011.

• Bases de un Plan de Acción para la Adecuación del Sistema de Propiedad Intelectual a la Competitividad y Productividad. 2008-2010. Documento CONPES, Colombia. Julio 2008.

• Revista Mipatente, Política de Propiedad intelectual en el mundo. Edición digital de fecha 6 de diciembre 2011.

• International Conference on Intellectual Property as an Economic Asset: Key Issue on Valuation and Explo­ tation. Background and Issues. OECD. París, 2005.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012106

ANEXO I. Propiedad intelectual en sectores claves de la economía dominicana y sus necesidades.

Sector Elementos de PI Necesidades

Agropecuario Obtención de variedades vegetales, denominaciones de origen, marcas colectivas, marcas de certificación.

• Capacitación en PI • Sostenibilidad proyectos de sensibiliza­

ción • Incentivos • Implementación de ley de obtentor • Promoción del uso del sistema de Signos

Distintivos

Educación Superior Sistema de patentes, derechos de autor, Sistema de Signos distintivos.

• Capacitación en PI • Establecimiento Academia de PI • Reglamentos de PI: otorgar licencias de

DPI, contratos y partición de beneficios.

Industria Biotecnológica Sistema de patentes para protección y para obtener información tecno­ lógica.

• Capacitación en PI. • Alianzas con otras entidades • Crear Redes de PI. • Promoción del uso y protección de

patentes

Industria Cultural Derechos de autor, marcas colecti­ vas, denominaciones de origen.

• Capacitación en PI • Asistencia Técnica • Gestionar de manera eficaz las socieda­

des de gestión colectiva. • Observancia eficaz

Industria del Software Derechos de autor, marcas y patentes para procesos que incluyen software.

• Capacitación en PI • Alianzas con otras entidades • Protección por circuitos integrados

Investigación y desarro- Patentes, modelos de utilidad, dise­ • Sensibilización y Capacitación llo, Ciencia, Tecnología e ños industriales, marcas, derechos • Incentivos Innovación (I+D+I) de autor, • Financiamiento

• Creación de redes de PI • Estudios en valoración y gestión de

activos de PI

Salud Marcas, Sistema de Patentes para protección y para obtener infor­ mación tecnológica, licencias obli­ gatorias.

• Capacitación en PI • Información sobre patentes y productos

farmacéuticos en dominio público • Sistemas de monitoreo de patentes • Coordinación con Pro-Competencia

Tecnologíasde la Informa­ ción y Comunicación (TIC)

Derecho de autor y Derechos Co­ nexos, marcas.

• Capacitación en PI • Sensibilización en PI

Turismo Marcas de fábrica, marcas colecti­ vas, derechos de autor.

• Capacitación en PI • Promoción

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 107

ANEXO II. Objetivos de las Estrategias Nacionales que pueden lograrse con el concurso

de acciones y elementos asociados a la Propiedad Intelectual

1. Estrategia Nacional de Desarrollo 2010-2030

Situación identificada Acciones y elementos de PI asociados Objetivo a lograrse

Programas académicos que no se enfocan en la forma­ ción de empresarios, investi­ gadores, etc.

• Incluir la enseñanza de la PI en colegios, uni­ versidades y centros de enseñanza especia­ lizados;

• Establecer políticas de estímulos para la crea­ ción de PI en los centros educativos;

• Promover la protección de PI en las creacio­ nes logradas por estudiantes y/o profesores;

• Utilizar los documentos de patentes en in­ vestigaciones académicas.

Objetivo General 2.1 • Educación de calidad para

todos y todas.

Acceso limitado a algunos medicamentos y carencia de protección a desarrollos propios.

• Promover acceso a medicamentos patentados a través de licencias voluntarias u obligatorias;

• Suministrar soporte a investigaciones de medicina tradicional;

• Establecer redes de PI en el área de salud.

Objetivo General 2.2 • Salud y seguridad social

integral.

Limitada presencia de la iden­ tidad y cultura dominicana en el exterior.

• Fortalecer promoción de expresiones cultura­ les dominicanas y folklore local en el exterior;

• Incentivar uso de marcas colectivas y Deno­ minaciones de Origen en las artesanías y obras dominicanas con propósitos de exportación.

Objetivo General 2.6 • Cultura e identidad nacio­

nal en un mundo global.

Debilidad competitiva de empresas dominicanas fren­ te a competencia de empresas extranjeras.

• Promover uso del sistema de PI como herra­ mienta de competitividad e innovación;

• Promover protección de patentes y marcas para incentivar innovación.

• Incentivar el uso de la información en los documentos de patentes para fomentar la in­ novación en las empresas dominicanas.

Objetivo General 3.3 • Competitividad e innova­

ción en un ambiente favo­ rable a la cooperación y la responsabilidad social.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012108

2. Plan Estratégico de Ciencia, Tecnología e Innovación 2008-2018.

Situación identificada Acciones y elementos de PI asociados Objetivo a lograrse

Carencia de una política nacio­ • Conformar un órgano coordinador en materia Objetivo Estratégico 1: nal clara para facilitar la cola- de PI, dirigido por una instancia superior que • Fortalecer el marco insti­ boración entre las institucio­ pueda adoptar políticas y lineamientos en la tucional público y finan­ nes, organizaciones y empre­ materia. ciero del sistema nacio­ sas en materia de PI. • Promoción del sistema de PI para obtener más

recursos en razón de la mayor presentación de solicitudes de patentes y destinar esos recur­ sos adicionales a incrementar promoción.

• Incluir a ONAPI en las evaluaciones de proyec­ tos de investigación a ser financiados por FON- DOCyT.

nal de ciencia, tecnología e innovación, apoyando iniciativas tendientes a su consolidación

Escasez del recurso humano • Formación de expertos en el uso de patentes y Objetivo Estratégico 2: capacitado en propiedad inte­ marcas como fuente de información tecnoló­ • Crear el capital humano lectual, ciencia y tecnología. gica y protección y en redacción de patentes. en ciencia y tecnología

requerido para el fortale­ cimiento de las capacida­ des nacionales de gene­ ración de conocimientos e innovación.

La información disponible en materia de PI carece de valor agregado.

• Hacer públicas las patentes que van pasando a dominio público y diseñar sistema de informa­ ción de invenciones libres en República Domi­ nicana.

• Automatización de procedimientos y estable­ cimiento de sistemas de información de PI.

Objetivo Estratégico 3: • Facilitar la divulgación y

apropiación social de la ciencia, la tecnología y la innovación productiva.

Poco uso del sistema de PI para promover el desarrollo tecnológico y la innovación como factor de valoración de empresas y de desarrollo eco­ nómico.

• Promover el uso de licencias y contratos de participación, para el aprovechamiento econó­ mico de los resultados de las investigaciones que son susceptibles de ser patentados a favor de los inventores, investigadores y creadores.

• Mejorar las disposiciones sobre procedimien­ tos y trámites de licencias con el objetivo de fomentar y monitorear las actividades de PI.

Objetivo Estratégico 4: • Crear y fomentar un sis­

tema de gestión y admi­ nistración de los activos intangibles producto de los programas de investi­ gación, desarrollo e inno­ vación.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 109

3. Plan Nacional de Competitividad Sistémica de la República Dominicana

Situación identificada Acciones y elementos de PI asociados Objetivo a lograrse

Subutilización del sistema de PI como herramienta de com­ petitividad.

• Promover uso del sistema de PI como herra­ mienta de competitividad;

• Promover el sistema de patentes para incenti­ var la innovación;

• Promover el uso de licencias para apoyar pro­ cesos de transferencia de tecnologías;

• Desarrollar estudios sobre valoración y gestión de activos de PI en las industrias o empresas.

Elevar las capacidades competitivas de las empre­ sas de los sectores produc­ tivos integrados en clúster estratégicos.

Inexistencia formal de un sis­ tema nacional de innovación y desarrollo.

• Mayor participación de ONAPI en el Sistema Nacional de Innovación y Desarrollo;

• Programas de capacitación de propiedad in­ telectual en incubadoras de empresas y tecno parque;

• Establecimiento de centros de información tecnológica en tecno parques y centros de in­ vestigación.

Fortalecimiento del Sistema Nacional de Innovación y Desarrollo Tecnológico con sus tres pilares: los institu­ tos de innovación y desarro­ llo tecnológico, la red de in­ cubadoras y el desarrollo de los tecno parques.

No se contempla al sistema de PI como factor que pue­ da afectar en los niveles de inversión.

• Fortalecimiento de entidades administrativas y de observancia en materia de PI.

• Agilización de trámites y automatización de procedimientos.

Crear un ambiente de nego­ cios favorable a la inversión, tanto nacional como ex­ tranjera.

Poco uso del sistema de PI para promover el desarrollo tecnológico y la innovación como factor de valoración de empresas y desarrollo eco­ nómico.

• Incentivar la innovación y desarrollo tecnoló­ gico a través de un régimen de patentes ami­ gable y confiable.

Que la innovación y el desa­ rrollo tecnológico sean la base para que la República Dominicana transite de la era industrial y la manufac­ tura, a la era del conoci­ miento y la mentefactura, desarrollando el capital in­ telectual como nuevo factor esencial para la innovación y desarrollo tecnológico.

Debilidad institucional en te­ mas de observancia de PI y de administración, y ausencia de reglamentación de la Ley 488 de 2008 sobre desarrollo y competitividad de las PYMES.

• Fortalecimiento de entidades administrativas y de observancia en materia de PI.

• Reglamentación de la Ley 488 de 2008 sobre desarrollo y competitividad de las PYMES.

La modernización de institu­ ciones y del marco jurídico en materia de competitivi­ dad.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012110

ANEXO III: Datos estadísticos de las industrias culturales en la República Dominicana

(Período 2001-2010)

Tabla No. 8 PIB & totales de industrias culturales en RD

Datos estadísticos de las industrias culturales en la República Dominicana (Período 2001-2010).

Año PIB Totales Productos Culturales

% Totales Productos Culturales

Participación %

2001 415,520.9 3,026,673.11 3.03 0.00073

2002 463,624.3 4,233,499.42 4.23 0.00091

2003 617,988.9 4,292,769.01 4.29 0.00069

2004 909,036.8 3,260,766.41 3.26 0.00036

2005 1,020,002.0 3,825,638.69 3.83 0.00038

2006 1,189,801.9 5,540,782.88 5.54 0.00047

2007 1,364,210.3 5,146,558.72 5.15 0.00038

2008 1,576,162.8 5,731,259.29 5.73 0.00036

2009 1,678,762.6 4,201,186.45 4.20 0.00025

2010 1,901,896.70 5,425,972.74 5.43 0.00029

Total Período 0.00481

Fuente: CEI-RD y Dirección General de Aduanas. Julio 2011.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012 111

Gráfico No. 7 PIB & totales de industrias culturales en RD

Datos estadísticos de las industrias culturales en la República Dominicana (Período 2001-2010).

Fuente: CEI-RD. Julio del 2011.

Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de la República Dominicana 2012112