Propiedad intelectual, pymes y recuperación económica en Nigeria

Agosto de 2021

Por Oyinkansola Komolafe*, Universidad de Ibadan, Ibadan, Nigeria

*Ganadora del concurso de ensayos del Día Mundial de la Propiedad Intelectual 2021 organizado por la Oficina de la OMPI en Nigeria (leer el recuadro).

Hoy más que nunca, los países están evolucionando desde economías basadas en los recursos hacia otras impulsadas por el conocimiento. Nigeria parece haberse subido al carro y los agentes sociales del país empiezan a reconocer el papel que el capital intelectual desempeña como catalizador de un crecimiento económico sostenible. Esta tendencia ha cobrado aún más protagonismo durante la reciente pandemia de coronavirus y la constante resiliencia que ha mostrado la economía del conocimiento durante la drástica caída de los precios del petróleo. En el corazón de esta renovada sed de capital intelectual se encuentra el principal bastión de la innovación: el sector de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Las pequeñas empresas constituyen el alma de la economía nigeriana y generan el 49% de su PIB. (Foto: Mile 91/Ben Langdon / Alamy Stock Photo)

Desde hace varios años, las pymes han demostrado ser el alma de la economía nigeriana. Según el estudio MSME Survey 2020pdf, de la consultora empresarial PwC, las pymes aportan nada menos que el 49% del PIB del país y representan alrededor del 99% de las empresas de Nigeria.

Gracias a su gran flexibilidad y capacidad de innovación, las pymes están bien posicionadas para trazar un nuevo rumbo en el crecimiento económico post-pandémico de Nigeria mediante la generación de empleo y la redistribución de la renta. Sin embargo, para optimizar plenamente su potencial, las pymes necesitan proteger y comercializar adecuadamente sus creaciones intelectuales. Aquí es donde entran en escena los derechos de propiedad intelectual (PI).

PI: Reposicionamiento de las pymes nigerianas para la prosperidad económica

Nigeria es uno de los mayores centros de innovación y creatividad del continente africano. Detrás de cada invención que entra en el mercado nigeriano cada día, hay una idea distintiva con el potencial de transformarse en un activo empresarial valioso para sus propietarios. Los derechos de PI ofrecen a las pymes la oportunidad de hacer realidad esta transformación.

Una de las ventajas más destacadas que tiene el uso de los activos de PI para las pymes es la generación de ingresos. La exclusividad que ofrecen los derechos de propiedad intelectual permite que las pymes obtengan regalías y generen ingresos por la concesión de licencias de sus activos de PI. En un estudio de la Unión Europeapdf se ha demostrado que las pymes que poseen derechos de PI generan hasta un 68% más de ingresos que las que no los poseen.

Los beneficios de la generación de ingresos a cuenta de activos de PI se harán más evidentes a la luz del acuerdo de la Zona de Libre Comercio Continental Africana (AfCFTA). Tras la plena adopción del AfCFTA, las pymes nigerianas podrán adquirir derechos de PI para incrementar la visibilidad de sus marcas y proteger sus activos adecuadamente. Estas empresas estarán así en condiciones de disfrutar de una ventaja competitiva de cara a la llegada de nuevos participantes al mercado.

Los beneficios de la generación de ingresos a cuenta de activos de PI se harán más evidentes a la luz del acuerdo de la Zona de Libre Comercio Continental Africana (AfCFTA). (Foto: Modest Franco / iStock / Getty Images Plus)

Del mismo modo, la adquisición de derechos de propiedad intelectual podría situar a las pymes en una posición muy ventajosa de cara a las oportunidades de inversión. Con frecuencia, la confianza de los inversores es mayor cuando las empresas pueden demostrar que han protegido sus valiosos activos de PI. La relación directa entre la PI y la capacidad de una empresa para atraer inversores se subraya en el informe de PwC Impact of Intellectual Property Infringement on Businesses and the Nigerian Economy (Impacto de la infracción de la propiedad intelectual en las empresas y la economía nigeriana), que indica que una mejora del 1% en la protección de marcas y derechos de autor podría aumentar la inversión extranjera en un 3,8% y un 6,8%, respectivamente. La posibilidad de que se produzcan estos flujos de capital internacional es vital para Nigeria, ya que podría acelerar la creación de empleo y reducir al mismo tiempo la lacra del desempleo causado por el coronavirus, contra el que el país lucha en estos momentos.

A pesar de los numerosos beneficios que la utilización de la PI presenta para las pymes, los niveles de protección de la PI entre las pymes nigerianas siguen siendo bajísimos. Según una encuesta conjunta realizada en 2013 por la 2013 Small and Medium Enterprise Development Agency of Nigeria y la 2013 Small and Medium Enterprise Development Agency of Nigeria and the National Bureau of Statisticspdf, de los 41 millones de pymes de Nigeria, un abrumador 70% no protege de ninguna manera sus creaciones intelectuales. Esta situación viene causada por una serie de cuellos de botella.

Obstáculos que dificultan la protección de la PI por parte de las pymes nigerianas

Uno de los principales obstáculos para la utilización de la PI por parte de las pymes es su bajo índice de concienciación al respecto. A menudo no saben cómo proteger sus creaciones o cuáles deben proteger. Esto se debe a que un gran número de pymes nigerianas siguen funcionando en la economía sumergida, donde los conocimientos sobre la PI son particularmente bajos y las consideraciones sobre su protección suelen estar condicionadas por factores culturales.

El costo es otra barrera importante. Incluso entre las pymes plenamente conscientes de los beneficios de los derechos de PI para su actividad comercial, los elevados costos que supone protegerla son un obstáculo de primer orden. En Nigeria, por ejemplo, el costo de una solicitud de patente suele rondar los 1.500 dólares estadounidenses (aproximadamente 619.000 ₦), incluyendo tasas y honorarios legales, una suma que equivale a todo el capital de algunas pymes nigerianas. Como las finanzas son un problema para muchas pymes, estos elevados costos son un importante elemento disuasorio a la hora de proteger la PI.

La industria creativa nigeriana es una de las más grandes de África, pero los altos niveles de piratería hacen que solo se beneficie de una pequeña parte de la recaudación de regalías en el continente. (Foto: ManuelVelasco / iStock / Getty Images Plus)

Además, la escasa observancia de los derechos de PI en Nigeria ha frenado la innovación y la protección de ésta por parte de las pymes. Un ejemplo de ello es la abrumadora prevalencia de la piratería en el país. Cada año, Nigeria pierde alrededor de 3.000 millones de dólares EE.UU. a causa de la piratería. La prevalencia de la piratería se ve confirmada por la bajísima cuota de Nigeria en las recaudaciones anuales de derechos de autor de África, a pesar de que la industria creativa del país es una de las mayores del continente. El Informe sobre las recaudaciones mundiales 2020 de la CISAC muestra que Argelia, Marruecos y Sudáfrica contabilizaron más del 70% de las recaudaciones de regalías de África en 2020. Los piratas externos se apropian de la mayor parte de los ingresos que normalmente deberían corresponder a los creadores, por lo que hay pocos incentivos para que las pymes sigan innovando, creando o invirtiendo en la protección de sus creaciones. La persistencia continuada de las infracciones de la propiedad intelectual ha dado lugar a una actitud apática hacia su protección.

Opciones de política pública de cara al futuro

Para que Nigeria pueda utilizar la PI en la mejora de la competitividad de sus pymes, necesita adoptar una estrategia triple que incluya la concienciación y la reducción de costos de la PI, una observancia más estricta y la asistencia en su comercialización.

Concienciación y reducción de costos

A fin de hacer frente al desconocimiento generalizado de las pymes sobre la naturaleza y la protección que ofrece la PI, es necesario llevar a cabo programas de concienciación in situ sobre la importancia de los activos de PI y sobre cómo estos activos aumentan la competitividad de las empresas. Estos programas de concienciación in situ se dirigirían a grupos específicos de pymes como el mercado de Onitsha en Anambra, el mercado de Yaba en Lagos y el mercado de Kurmi en Kano.

Posteriormente debería crearse una iniciativa especial de asistencia jurídica para pymes. La Oficina de la OMPI en Nigeria podría contribuir a esta estrategia estableciendo alianzas con estudios de abogados que estén dispuestos a prestar gratuitamente a las pymes servicios de asesoramiento en materia de presentación de solicitudes de patente o de registro de marcas. Dado que los servicios jurídicos suelen constituir la mayor parte de los costos del proceso de solicitud de derechos de PI, esta estrategia eliminaría una importante carga financiera para las pymes, incentivando así su protección. Una estrategia similarpdf ha demostrado su eficacia en Estados Unidos, donde cientos de pymes estadounidenses sin recursos se han beneficiado de este tipo de asistencia para proteger sus invenciones.

Observancia más estricta de la PI

Se podría crear una fuerza especial de observancia de la PI para reprimir las infracciones contra la misma. Esto implicaría una intensa cooperación entre las entidades implicadas, como la Nigerian Copyright Commission (NCC), la Standards Organisation of Nigeria (SON) y el Nigeria Customs Service. La medida ayudaría a reducir la extensión de las infracciones contra la PI en el mercado nacional, al tiempo que frenaría la entrada de productos pirateados procedentes de otros países. Al adoptar esta medida, Nigeria podría restablecer la confianza del público en su sistema de control de la PI e incentivar así a las empresas a proteger sus creaciones.

Asistencia para la comercialización de la PI

Es especialmente importante una estrategia nacional que apoye la comercialización de la PI, ya que la capacidad de impulsar el crecimiento económico a través de las pymes está determinada, en gran medida, por la comercialización de los activos de PI. Un programa gubernamental que fomente la financiación garantizada por la PI contribuiría en gran medida a ayudar a las pymes a comercializar sus activos de este tipo.  Con este programa, las pymes podrían acceder a líneas de crédito ofreciendo sus activos de PI como garantía. Esto aumentaría aún más el acceso de las pymes a la financiación y, en consecuencia, su capacidad para competir eficazmente en el mercado. Aunque las instituciones financieras nigerianas suelen mostrar poco interés en la PI como garantía debido a la dificultad de su valoración, el problema puede evitarse mediante la creación de un modelo de valoración de la PI por el Registro de Marcas, Patentes y Diseños.

Es especialmente importante una estrategia nacional que apoye la comercialización de la PI, ya que la capacidad de impulsar el crecimiento económico a través de las pymes está determinada, en gran medida, por la comercialización de los activos de PI.

Como alternativa, podría crearse un mercado digital de PI para que las pymes innovadoras vendan o licencien sus derechos. Los inversores nacionales e internacionales interesados en invertir en activos de PI nigerianos podrían igualmente solicitar la compra de derechos de PI a través de la plataforma. Esta estrategia ayudaría considerablemente a las pymes a acceder fácilmente a un mercado donde vender sus activos de PI. Dinamarca adoptó una estrategia similar en 2007 y ha cosechado excelentes resultados. Desde la creaciónpdf del mercado danés de PI, varias pymes han concedido licencias sobre sus derechos de propiedad intelectual a través de la plataforma.

La pandemia del COVID-19 ha golpeado duramente a la economía nigeriana. Sin embargo, con los activos intelectuales de sus pymes, Nigeria podrá reconstruirse mejor. (Foto: JohnnyGreig / E+ / Getty Images)

En conclusión, la pandemia de coronavirus ha supuesto un durísimo golpe para la economía nigeriana. Sin embargo, con los activos intelectuales de sus pymes, el país podrá labrar un nuevo camino para recuperarse de sus actuales problemas económicos. Por ello, es imperativo que Nigeria oriente sus políticas hacia la creación de un entorno que incentive a sus pymes a innovar y comercializar continuamente sus innovaciones. De este modo podrá optimizar el potencial de sus pymes para alcanzar niveles de crecimiento económico sin precedentes.

Acerca del Concurso Nacional de Ensayos sobre PI de la OMPI 2021

En abril de 2021, la Oficina de la OMPI en Nigeria organizó el segundo Concurso Nacional de Ensayos sobre PI de la OMPI como parte de las celebraciones del Día Mundial de la Propiedad Intelectual de 2021 en Nigeria, con el tema "La PI y las pymes: para que sus ideas lleguen al mercado." Con el objetivo principal de promover la investigación y el aprendizaje en el ámbito de la propiedad intelectual, el concurso estuvo abierto a todos los estudiantes de instituciones terciarias en Nigeria. Los participantes debían presentar un ensayo de 1.500 palabras sobre el tema "Propiedad intelectual, pymes y recuperación económica en Nigeria." En el concurso participaron 143 personas de 29 instituciones terciarias y 19 disciplinas distintas.

La Oficina de la OMPI en Nigeria designó un panel de 18 jueces especialistas para evaluar las candidaturas. El panel seleccionó 15 finalistas y tres ganadores, cada uno de los cuales recibió un certificado de reconocimiento de la OMPI, becas para realizar cursos de enseñanza a distancia de la OMPI, oportunidades de prácticas profesionales en PI o becas de innovación, un viaje de estudios sobre PI patrocinado por la OMPI a Abuja, y recursos y materiales de la OMPI. Además, la ganadora absoluta, Oyinkansola Komolafe, recibió una beca de la OMPI para participar en el curso combinado de Certificación Internacional Avanzada sobre Gestión de Activos de PI, mientras que los dos primeros clasificados recibieron becas para la Escuela de Verano de la OMPI en Sudáfrica.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.