La innovación al servicio de un futuro verde en Nigeria

Agosto de 2021

Susan Chioma Omeh*, Universidad de Nigeria

*Ganadora del Concurso de Ensayos para el Día Mundial de la Propiedad Intelectual de 2020, organizado por la Oficina de la OMPI en Nigeria.

Un futuro verde y sostenible depende de los esfuerzos intelectuales que hagamos hoy. (Foto: Getty Images / E+ / PeopleImages)

En un mundo con un medio ambiente que se hunde a causa del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la aniquilación paulatina de la vida vegetal y animal, Nigeria no sale bien parada. Según la herramienta de análisis de indicadores climáticos del Instituto de Recursos Mundiales (WRI CAIT), las emisiones de gases de efecto invernadero de Nigeria (uno de los principales indicadores del cambio climático) se sitúan en torno al 89% del total de las emisiones anuales.

Cuando creamos un sistema de propiedad intelectual equilibrado que fomenta y protege la innovación, damos rienda suelta a la creatividad necesaria para desarrollar tecnologías más limpias, ecológicas y eficientes.1.

Amy Dietterich, directora de la División de Desafíos Mundiales de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

En 1991, la parte sur del lago Chad, que se encuentra en territorio nigeriano, tenía una superficie de más de 40.000 km². Debido al cambio climático, el lago cubre ahora apenas 1.300 km². Se espera que la situación empeore: la Agencia Meteorológica de Nigeria prevé un aumento masivo de la malaria, las inundaciones, las sequías y las olas de calor debido a la contaminación ambiental. En este contexto, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual puso en marcha en 2013 su iniciativa WIPO GREEN para favorecer la transición hacia un futuro con bajas emisiones de carbono utilizando los derechos de propiedad intelectual (PI) y la innovación.

En 1991, la parte sur del lago Chad, que se encuentra en territorio nigeriano, tenía una superficie de más de 40.000 km². Debido al cambio climático, el lago cubre ahora apenas 1.300 km². (Foto: iStock / Getty Images Plus / Liudmila Shevaga)

Los sistemas sólidos de PI están impulsando las innovaciones ecológicas para construir un mundo más sano gracias a las medidas de protección y a las políticas que ofrecen; el papel de un sistema sólido de PI para potenciar la ecoinnovación y, en última instancia, un futuro verde en Nigeria es de suma importancia.

La propiedad intelectual se refiere a las creaciones de la mente, como las invenciones, las obras literarias y artísticas, los diseños, los símbolos, los nombres y las imágenes utilizadas en el comercio, y está protegida por la ley, por ejemplo, mediante patentes, derechos de autor y marcas. En este ensayo se examina la confluencia entre la PI y un futuro verde, y se destaca cómo la innovación puede orientarse hacia el logro de la sostenibilidad medioambiental de Nigeria y el enorme papel que desempeña el sistema de PI para hacerlo realidad.

El papel de la PI en la consecución de un futuro verde

A grandes rasgos, es hora de que Nigeria pase de una gestión formal de las patentes a un sistema sustantivo mediante la introducción de un mecanismo de oposición previo a la concesión. En la actualidad, la gestión de las patentes en Nigeria es muy restrictiva y formal. A diferencia de muchos otros países, el Registro de Patentes de Nigeria no suele examinar el fondo de las tecnologías descritas en las solicitudes de patente, salvo que la falta de materia patentable sea evidente en los documentos presentados. En consecuencia, se registra todo lo que se ajusta a la letra de la ley sin tener en cuenta su viabilidad o repercusión negativa en el panorama socioeconómico nigeriano.

Es hora de que Nigeria pase de una gestión formal de las patentes a un sistema sustantivo mediante la introducción de un mecanismo de oposición previo a la concesión. (Foto: iStock / Getty Images Plus / simpson33)

Establecer un mecanismo adecuado

Un mecanismo de oposición previa a la concesión de una patente es un procedimiento administrativo que permite que un tercero presente pruebas ante una oficina de patentes de por qué no debería concederse una patente para una determinada innovación. Además de utilizar este mecanismo para proteger a las partes interesadas que reivindican un derecho exclusivo sobre sus innovaciones, podría fusionarse con el sistema sustantivo de patentes para permitir las oposiciones basadas en el interés público, por considerar que no promueven la salud pública, un medio ambiente sano, el crecimiento industrial o el bienestar de la sociedad. Esos sistemas han impulsado en gran medida el reconocimiento y la protección de las ecoinnovaciones en países como Australia, Botswana y la India. Para que la fusión de un mecanismo de oposición previa a la concesión de una patente con una gestión sustantiva de las patentes fuera factible en Nigeria deberían darse las siguientes condiciones:

  1. Introducir una política para que terceras partes puedan presentar oposiciones basadas en el interés público de forma rápida y gratuita. Esas oposiciones deberían ser verificadas para evitar un uso indebido;
  2. Los examinadores deberían estar adscritos a la oficina de patentes correspondiente;
  3. Establecer un plazo para la presentación de ese tipo de oposiciones;
  4. El público debería poder acceder fácilmente a la información sobre patentes; y
  5. Establecer salvaguardias temporales para las invenciones contra las que se presenten oposiciones.

Ha llegado el momento de apoyar la ecoinnovación en Nigeria

Los sistemas de PI y las políticas de fomento de la innovación han impulsado la innovación ecológica y han influido en la investigación y el desarrollo nacional; es hora de poner en marcha un sistema de PI basado en incentivos que apoye la ecoinnovación en Nigeria.

En 2009, los Estados Unidos y el Reino Unido impulsaron la puesta en común de patentes ecológicas para apoyar las innovaciones ecológicas existentes, conceder licencias gratuitas de esa tecnología y acelerar la concesión de patentes para las innovaciones ecológicas en esos países.

Un sistema de PI basado en incentivos ha sido un importante catalizador de las ecoinnovaciones. Algunos ejemplos son Ecover, un producto líquido para lavar la ropa y las manos que utiliza envases biodegradables y reciclados, y Futurecraft.Loop, un calzado de alto rendimiento totalmente reciclable diseñado para reducir notablemente los residuos plásticos.

También sería conveniente que el sistema de PI de Nigeria subvencionara los servicios digitales de registro cronológico. Ello permitiría demostrar la existencia de activos digitales, reducir el riesgo de controversias legales y sentar las bases para el registro de un derecho de PI.

Los sistemas de PI y las políticas de fomento de la innovación han impulsado la innovación ecológica y han influido en la investigación y el desarrollo nacional; es hora de poner en marcha un sistema de PI basado en incentivos que apoye la ecoinnovación en Nigeria.

La disponibilidad de becas de investigación para los innovadores ecológicos ayudaría a reducir los posibles riesgos de un bajo rendimiento de las inversiones. Esas subvenciones podrían ser factibles si el Gobierno Federal se coordinara con el Banco Africano de Desarrollo, que se ha comprometido a impulsar las ecoinnovaciones. Recientemente, el Banco Africano de Desarrollo ha duplicado su financiación climática en 25.000 millones de dólares estadounidenses y ha impulsado la creación de energía limpia en Marruecos y Kenya. Las ventajas de un sistema de PI basado en incentivos son inconmensurables y prometen impulsar la explotación de la innovación y su difusión y mejora a escala mundial.

Nigeria es un país importador de innovaciones; por lo tanto, es pertinente que su sistema de PI prevea la protección de las innovaciones ecológicas y trate de atraerlas a Nigeria. El principal texto legislativo que regula la transferencia de tecnología a Nigeria es la Ley de la Oficina Nacional de Adquisición y Promoción de Tecnología (Ley NOTAP). Esta Ley (artículo 6) no exige actualmente que las innovaciones transferidas a Nigeria sean ecológicas para poder ser registradas.

Una revisión de la Ley para abordar esta cuestión y una mayor sanción por la falta de registro permitirían centrar la atención en la necesidad de dar prioridad a la importación de tecnologías verdes en el país. En la actualidad, la no inscripción de un acuerdo de transferencia de tecnología en Nigeria impide el pago al proveedor de tecnología, pero no la anulación de sus obligaciones contractuales subyacentes. Este aspecto ha sido objeto de fuertes críticas por parte de los abogados especializados en PI de Nigeria, que consideran que la ausencia de una sanción importante en este sentido desvirtúa el objetivo de la Ley, a saber, la transferencia de tecnologías más seguras a Nigeria.

La medida destinada a proteger las marcas internacionales y conocidas que figura en el proyecto de ley de marcas (artículo 58), independientemente de que estén o no registradas en Nigeria, debería extenderse a la Ley de Patentes, con la condición de que las innovaciones sean ecológicas para poder ser protegidas. Esa medida contribuiría a que solo los contratos de transferencia de ecoinnovaciones se registraran con arreglo a la Ley NOTAP y, en última instancia, se protegieran y utilizaran en Nigeria (con arreglo a la Ley de Patentes), independientemente de que esas innovaciones se registraran como patentes en Nigeria.

Es necesario un sistema de registro simplificado

En Nigeria, debemos esforzarnos por conseguir un sistema de PI que simplifique el proceso de registro de las innovaciones y prevea la financiación de la PI.

La financiación de la PI consiste en utilizar los activos de PI (marcas, derechos de diseño, patentes y derechos de autor) para tener acceso a créditos. Resulta esencial para financiar el crecimiento de la innovación, proteger mejor esa innovación en el marco de la legislación sobre PI y estimular su adopción y uso.

La simplificación de los trámites relacionados con la PI en Nigeria sería un buen punto de partida. La inscripción de una marca o una patente en Nigeria puede llevar más de un año y es un proceso arduo. A fin de agilizar el sistema de PI, los responsables políticos podrían crear una Comisión de Patentes y Diseños de Nigeria, al estilo de la Comisión de Marcas. También podrían permitir la adscripción de abogados de patentes y marcas voluntarios a esas comisiones para asesorar a las personas innovadoras sobre el proceso de registro y las estrategias de financiación de la PI.

Necesidad de protección de las variedades vegetales

Por último, también es necesario ampliar el alcance del sistema nigeriano de PI para incluir la protección de los derechos de los obtentores. Esos derechos tienen por objeto proteger las obtenciones vegetales con el fin de fomentar la sostenibilidad de la agricultura, un medio ambiente sano y la seguridad alimentaria, especialmente en el contexto del cambio climático.

También es necesario ampliar el alcance del sistema nigeriano de PI para incluir la protección de los derechos de los obtentores. Las cifras indican que la ampliación y protección de nuevas variedades de plantas en Nigeria reduciría las emisiones de carbono hasta un 30%. (Foto: Getty Images / E+ / Claudiad)

Las cifras indican que la ampliación y protección de nuevas variedades de plantas en Nigeria reduciría las emisiones de carbono hasta un 30%, ya que las plantas actúan como sumideros de carbono. Nigeria no cuenta con un sistema de PI que proteja las variedades vegetales. Existen propuestas para modificar la legislación sobre PI, pero la versión actual del proyecto de ley de la Comisión de Propiedad Industrial que se encuentra en la Asamblea Nacional no incluye disposiciones para proteger las variedades vegetales, los derechos de los agricultores ni excepciones a los derechos de los obtentores para el uso privado o la investigación. En comparación, los países con sistemas de PI que protegen las variedades vegetales, como Bélgica, Kenya, Sudáfrica y los Estados Unidos, han experimentado un uso encomiable de su sector agrícola en favor de un entorno más limpio. Ello indica que Nigeria podría beneficiarse de la adhesión a la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales.

Nunca se insistirá lo suficiente en la gravedad de los retos medioambientales a los que se enfrenta nuestro mundo. Nos hemos hecho lo suficiente para mantenerlo sano. Eso es un hecho. Un futuro verde y sostenible dependen del esfuerzo intelectual que hagamos hoy. Más allá de la promesa de que un sistema de PI eficaz y sólido puede fomentar la innovación ecológica para un futuro sostenible, todos tenemos mucho que hacer para que ese futuro sea una realidad.

Con la introducción del derecho de obtentor, la orientación hacia un mecanismo de oposición previa a la concesión de una patente, el impulso de un sistema de PI basado en incentivos, la transferencia de innovaciones respetuosas con el medio ambiente y la simplificación del sistema de protección de patentes y marcas, Nigeria legará a las nuevas generaciones una nación pacífica y un entorno saludable y sostenible.

Concurso Nacional de Ensayos sobre PI de 2020 organizado por la OMPI

El 26 de abril de 2020, la Oficina de la OMPI en Nigeria convocó la primera edición del Concurso Nacional de Ensayos sobre PI en el marco de la celebración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual en Nigeria, con el tema "Innovar para un futuro verde".

El concurso, cuyo objetivo principal es promover la investigación y el aprendizaje en el ámbito de la propiedad intelectual (PI), estaba abierto a todos los estudiantes de instituciones terciarias de Nigeria. Los participantes debían presentar un ensayo de 1.500 palabras sobre el tema "La innovación al servicio de un futuro verde en Nigeria". El concurso atrajo 262 candidaturas de 59 instituciones terciarias y 51 disciplinas distintas.

La Oficina de la OMPI en Nigeria designó un panel de 15 jueces especialistas para evaluar las candidaturas. El panel seleccionó a 15 ganadores, cada uno de los cuales recibió un certificado de reconocimiento de la OMPI, becas para realizar cursos de enseñanza a distancia de la OMPI, oportunidades de prácticas profesionales en PI o becas de innovación, un viaje de estudios sobre PI patrocinado por la OMPI a Abuja, y recursos y materiales de la OMPI. Además, los dos finalistas recibieron becas para participar en los cursos de verano organizados por la OMPI en Sudáfrica, y la ganadora absoluta, Susan Chioma Omeh, de la Universidad de Nigeria, recibió una beca de la OMPI para participar en el curso combinado de Certificación Internacional Avanzada sobre Gestión de Activos de PI. La obra ganadora de la Sra. Chioma Omeh se publica a continuación.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.