Ha llegado el momento de que los jóvenes se familiaricen con la PI

Marzo de 2022

Por Nadine Hakizimana y Edward Kwakwa, Sector de Alianzas y Desafíos Mundiales, OMPI

Si lo pensamos bien, la propiedad intelectual (PI) está por todas partes. Incluso en la letra del verso del rapero Quavo: Do it for the culture, they gon' bite like vultures (Hazlo por la cultura, van a carroñear como buitres), de la canción T-Shirt de Migos. En esta canción, el trío de raperos, integrado por Quavo, Offset y Takeoff, rinde homenaje a "la cultura", es decir, a la cultura del hiphop, un importante impulsor del empoderamiento de la población negra, que se ha convertido en un movimiento de alcance mundial con influencia en la moda, el idioma, el grafiti, el breakdance, y la poesía hablada, entre otros. Crear música "por la cultura" significa ampliar los límites de la creatividad creando nuevos sonidos para que la gente pueda disfrutarlos en todas partes. El valor de la comunidad resulta fundamental en esta idea. Migos también alude al desprecio tácito por el "carroñeo" (en inglés, biting), que consiste reutilizar fragmentos de la obra de otro artista sin reconocer su autoría. El desprecio por el biting surge del valor que los músicos de hiphop otorgan a la originalidad y a su compromiso por contribuir al avance de su oficio y perfeccionarlo. La PI y la originalidad van de la mano, nosotros no "carroñeamos". Como dirían los amantes del hiphop: "¡La PI tiene ritmo!".

Do it for the culture, they gon’ bite like vultures (Hazlo por la cultura, van a carroñear como buitres) entona el propósito fundamental de un sistema de PI equilibrado, es decir, que fomente la innovación y la creatividad para servir a los intereses de todo el mundo y que constituya una valiosa vía de entrada para lograr la participación de la juventud en la PI. (Foto: Gonzales Photo / Alamy Stock Photo)

La letra del verso de Quavo entona el propósito fundamental de un sistema de PI equilibrado, es decir, que fomente la innovación y la creatividad para servir a los intereses de todo el mundo y que constituya un valioso punto de entrada para lograr la participación de la juventud en la PI. Al reconocer y recompensar la labor de los creadores y los inventores y garantizar que tengamos acceso a los resultados que se derivan de la misma, el sistema mundial de PI contribuye a catapultar a la sociedad hacia el progreso económico, social y cultural en beneficio de todos. Así pues, la letra del verso de Quavo constituye una valiosa vía de entrada para interactuar con la juventud sobre el modo en que el sistema de PI puede servir de apoyo a sus ambiciones.

La propiedad intelectual es de la juventud

Los crecientes niveles de interconectividad de los que disfrutamos hoy en día brindan magníficas oportunidades para la expresión creativa, lo que facilita que la juventud consuma y cree PI.

Al familiarizarse con la PI, la juventud descubre cómo salvaguardar sus propios intereses y no vulnerar los derechos de terceros. El sistema de PI y los derechos que confiere permiten a la juventud (lea más sobre el Programa para Jóvenes de la OMPI) transformar sus ideas y talentos en valiosos activos económicos. Dicho de otro modo, la juventud puede generar ingresos a partir de sus ideas y seguir dedicando su tiempo y su energía a pulir su talento. Es más, puede llegar a crear una empresa que gire en torno a su ingenio y generar puestos de trabajo, favoreciendo el crecimiento económico de su comunidad local y del país.

Según el especialista financiero Ocean Tomo, hoy en día, el 90% del valor de las empresas procede de activos intangibles. Esto explica por qué muchos países, especialmente las economías en desarrollo, están trabajando para impulsar el crecimiento económico fomentando el desarrollo de industrias de alto valor basadas en el conocimiento. Dado que los derechos de PI permiten proteger y aprovechar el valor de los activos intangibles en los que se sustentan las economías basadas en el conocimiento, la PI estará cada vez más presente en la vida de la gente joven.

Programa de Jóvenes de la OMPI

En 2021, el director general Daren Tang presentó a los Estados miembros el Plan Estratégico a Mediano Plazo para 2022-2026, en el que se destaca el papel de la gente joven.

“La juventud también será objeto de nuestra atención. Los jóvenes son nuestros futuros innovadores, creadores y empresarios, y representan un gran porcentaje de la población en muchos países en desarrollo.” Tenemos que asegurarnos de que entienden que la PI está relacionada con su vida, es de su interés y apoya sus aspiraciones, ya sea para ganarse la vida a través de la innovación y la creatividad, o para hacer frente a los desafíos mundiales.”

En febrero de 2022, la OMPI dio la bienvenida a su primera promoción de jóvenes profesionales en el marco de su Programa de Jóvenes Especialistas, quienes pasarán los próximos dos años en la sede de la OMPI, en Ginebra, para ampliar sus conocimientos sobre la PI. Son los líderes del mañana en el ámbito de la PI.

La OMPI también ofrece a los jóvenes profesionales de la PI una oportunidad para establecer contacto con más de 600 miembros con ideas afines y beneficiarse de las oportunidades de formación en materia de PI y solución alternativa de controversias por medio del Programa WIPO ADR Young.

En febrero de 2022, la OMPI dio la bienvenida a su primera promoción de 11 jóvenes profesionales en el marco de su Programa de Jóvenes Especialistas. (Foto: OMPI/Berrod)

Datos demográficos sobre la juventud

África es el continente más joven del mundo, pues el 70% de su población es menor de 25 años. Si bien ello supone una excelente oportunidad para que los países africanos forjen un futuro mejor, también plantea importantes desafíos para los responsables de la formulación de políticas. Los crecientes niveles de desempleo juvenil —aproximadamente 73 millones de los 3.000 millones de jóvenes del mundo están desempleados, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT)— así como la migración económica y la "fuga de cerebros" que conlleva, constituyen importantes desafíos políticos con consecuencias sociales y económicas de gran alcance. Canalizar el ingenio y la energía de la juventud para afrontar los desafíos locales y favorecer el crecimiento económico nacional contribuirá a crear mejores puestos de trabajo y mejores perspectivas para los jóvenes.

Es hora de liberar el potencial de la juventud

La juventud de hoy constituye una rica fuente de ingenio y creatividad a la que apenas se saca partido. Esta generación viene con nuevas ideas, perspectivas y curiosidad, y con una actitud segura de su potencial y un afán por traer un futuro mejor, todo lo cual ya está cambiando los enfoques existentes e impulsando medidas en favor del cambio y la innovación.

Al haber crecido como nativas digitales, las generaciones jóvenes de la actualidad son posiblemente las más emprendedoras, innovadoras y creativas que han existido hasta ahora. Muchos anteponen los fines a los beneficios al crear empresas para hacer frente a los grandes retos de nuestro tiempo: el cambio climático, el acceso a la atención de salud, la seguridad alimentaria, la educación y el desempleo, entre otros. No obstante, la creación de una empresa sostenible es una travesía que plantea numerosos desafíos. Un conocimiento sólido de la PI puede ayudar a la juventud a recorrerla, al permitirle salvaguardar sus activos de PI (es decir, sus innovaciones y creaciones), potenciar su valor y aumentar su impacto.

Consciente de estos desafíos, la OMPI trabaja con los Estados miembros para desarrollar ecosistemas nacionales de PI e innovación que permitan a inventores y creadores prosperar, por ejemplo, capacitando a las empresas para maximizar su potencial por medio de la PI.

Se está haciendo un gran trabajo para garantizar la accesibilidad y asequibilidad de los sistemas y los servicios nacionales de PI. Con todo, la sensibilización sobre la forma en que la PI puede ayudar a la juventud sigue representando un desafío. De ahí que el tema de la campaña del Día Mundial de la Propiedad Intelectual de este año sea "La PI y la juventud: innovar para un futuro mejor".

La campaña es una oportunidad para que los jóvenes de todo el mundo descubran cómo los derechos de propiedad intelectual pueden ayudarles a transformar sus ideas en realidad, a ganarse la vida con ellas, a crear empleo y a construir un futuro mejor. Con los derechos de PI, los jóvenes tienen acceso a algunas de las principales herramientas que necesitan para promover sus objetivos.

La OMPI reconoce que los jóvenes son agentes clave del cambio y que pueden ayudar a resolver los desafíos actuales y a crear alianzas a escala mundial que resulten eficaces para dar forma a nuestro futuro. Por ello, la participación de los jóvenes ocupa actualmente un lugar destacado en la labor de la Organización. Por medio de nuestras nuevas actividades de participación de la juventud, atraeremos a los jóvenes a los debates internacionales sobre la PI y les mostraremos cómo la PI puede servir de apoyo a sus esfuerzos para dar forma al mundo en el que quieren vivir.

¿De qué manera apoya el sistema de PI la innovación y la creatividad?

El Derecho prevé distintas maneras de proteger diferentes tipos de PI como las invenciones, los diseños y las obras creativas. En general, estos derechos contribuyen a la consecución de un único objetivo: fomentar la innovación y la creatividad permitiendo que los innovadores y los creadores obtengan una retribución justa por su trabajo y puedan ganarse la vida.

Valiéndose de los derechos de PI, sus titulares pueden impedir que terceros copien o utilicen su PI sin su autorización. Es decir que los titulares de derechos pueden cobrar un precio razonable por la utilización de la PI que tiene un valor económico. Que exista una recompensa económica constituye un aliciente para que las personas y las empresas se dediquen al desarrollo de innovaciones y creaciones útiles para la sociedad.

La mayoría de los derechos de PI tiene una vigencia limitada y pueden obtenerse cuando se cumplen determinadas condiciones. Además, hay normas que permiten la utilización de diferentes tipos de PI, en determinadas circunstancias, sin tener que obtener previamente la autorización del titular. Tales disposiciones contribuyen a garantizar que se mantenga el equilibrio entre los intereses de los innovadores y los creadores y los de la sociedad en general, de suerte que todo el mundo obtenga provecho de la PI.

Los jóvenes creadores están cambiando las cosas

TThato Khatlanye, del township (barrio marginal de mayoría negra)
de Mogwase, en Rustemburgo (Sudáfrica), creó unas mochilas
escolares de plástico reciclado dotadas de tecnología solar para que
los escolares de la zona puedan estudiar cuando oscurece.
(Foto: Cortesía del premio Anzisha)

Un sinfín de jóvenes de todas las regiones ya están alimentando el ecosistema de la innovación de maneras extraordinarias. Por ejemplo, Thato Khatlanye, de 18 años, del township (barrio marginal de mayoría negra) de Mogwase, en Rustemburgo (Sudáfrica), ha desarrollado una solución local innovadora para hacer frente a los desafíos mundiales de la escasez de energía y la desigualdad de acceso a la educación que genera la pobreza. Valiéndose de plástico reutilizado, ha creado una mochila escolar resistente que está dotada de tecnología solar. Permite a los escolares disponer de una bolsa más resistente para sus libros y, lo que es más importante, acceder a una iluminación con energía solar en sus casas para que puedan estudiar sin riesgos al anochecer. La innovación de Thato le ha hecho ganar el premio Anzisha, el "mayor galardón de África para jóvenes empresarios innovadores".

Dos estudiantes de Hong Kong, Sun Ming Wong y Kin Pong Li, crearon un picaporte desinfectante para las manos, un tubo de cristal con una luz led integrada y una capa exterior recubierta de óxido de titanio. La luz led activa un compuesto de óxido de titanio que mata el 99,8% de las bacterias. El picaporte es eficiente desde el punto de vista energético, pues aprovecha la energía cinética que genera el movimiento de la puerta. Inspirado originalmente en el brote de SARS de la década del 2000, su invención cobró una renovada relevancia en la actual pandemia de COVID-19, lo que les llevó a ganar un James Dyson Award en 2019.

Asimismo, a principios de 2020, motivados por la apremiante necesidad de reforzar la capacidad de atender emergencias en los hospitales kenianos, un grupo de estudiantes de ingeniería y medicina de la Kenyatta University de Nairobi fabricó el primer respirador del país, que es asequible y cumple las normas internacionales. Actualmente fabrican unos cien respiradores al mes. Con la ayuda de la Law Society of Kenya, los estudiantes presentaron una solicitud depatente ante el Instituto de Propiedad Industrial de Kenya.

En 2020, un grupo de estudiantes de ingeniería y medicina de la Kenyatta University de Nairobi fabricó el primer respirador del país para reforzar la capacidad de atender emergencias en los hospitales kenianos. (Foto: David Kinuthia, Kenyatta University, Nairobi, Kenya)

Xóchitl Guadalupe Cruz López, una niña mexicana de 8 años que tiene un talento sorprendente, ha inventado a partir de materiales reciclados un calentador de agua que funciona con energía solar. Su "Baño calientito", que cuesta unos 13 dólares, proporciona una fuente de calor a un precio asequible a la comunidad rural de San Cristóbal de las Casas, caracterizada por la escasez de recursos y lugar en el que ella vive. El "Baño calientito" supone una alternativa ecológica a la leña, cuya quema genera graves problemas respiratorios a los habitantes de la zona. En 2018, Xóchitl se convirtió en la primera niña en ganar el prestigioso premio Reconocimiento ICN a la Mujer del Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) por su extraordinario trabajo.

Los anteriores son solo algunos de los innumerables ejemplos de jóvenes que dan un paso al frente para abordar los enormes retos ante los que se encuentran sus comunidades y nuestro planeta. Tenemos que animar y permitir que la juventud utilice su ingenio y creatividad para construir un futuro mejor. Por ello, los responsables políticos de todo el mundo tienen que escuchar sus preocupaciones y desarrollar políticas y programas que favorezcan su educación y los apoyen.

Xóchitl Guadalupe Cruz López, una niña mexicana de 8 años que tiene un talento sorprendente, ha inventado un calentador de agua llamado "Baño calientito" a partir de materiales reciclados. La invención ofrece acceso a una fuente de agua caliente accesible y sostenible a su comunidad local. (Foto: Cortesía de UNAM, México)

Desafíos por delante

Para avanzar en el objetivo de aprovechar el enorme potencial de la juventud para forjar un futuro mejor se necesitan respuestas a preguntas difíciles a la vez que medidas normativas eficaces. ¿Por qué las economías no son capaces de ofrecer a los jóvenes la oportunidad de convertirse en ciudadanos económicamente activos? ¿Cómo les permitimos llevar una vida independiente y creativa que apoye el desarrollo de la economía y la comunidad? ¿Cómo los dotamos de los conocimientos y habilidades que necesitan para los empleos del futuro?

Hoy, como en el pasado, los jóvenes están demostrando su capacidad para movilizarse y estimular el apoyo al cambio. La juventud está cambiando el rumbo de la acción climática, la contaminación y otras cuestiones sociales candentes, desde el Me Too hasta el Black Lives Matter. La juventud defiende un mundo mejor y una gran parte de ella invierte su tiempo y energía en el desarrollo de invenciones e innovaciones de vanguardia que darán forma a nuestro futuro.

Todo ello nos devuelve a la letra del verso de Quavo y al paralelismo que establecimos con el sistema de PI, lo que nos recuerda que el sistema de PI está diseñado para fomentar más la innovación y la creatividad al velar por que los innovadores y los creadores puedan obtener una retribución justa por su trabajo y ganarse la vida con él.


Resumen

El potencial innovador de los jóvenes de todo el mundo es una gran fuente a la que apenas se saca partido, y puede ayudar a introducir los cambios que la sociedad necesita para avanzar hacia una realidad más sostenible. Es hora de que los jóvenes se familiaricen con la PI y descubran cómo los derechos de PI pueden permitirles transformar sus ideas en realidad. También de que los responsables de la formulación de políticas de todo el mundo apoyen a los jóvenes inventores y creadores y se aseguren de que tienen los conocimientos y las herramientas de PI que necesitan para hacer realidad su visión del futuro. De ello depende nuestro porvenir.

La juventud de hoy en día es nuestra mayor esperanza para un mañana mejor. Como señaló la poetisa Amanda Gorman, galardonada con el premio estadounidense, en The hill we climb, que recitó en la toma de posesión del cargo del presidente Biden en 2021: "Siempre hay luz, si somos lo suficientemente valientes para verla, si somos lo suficientemente valientes para serla".

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.