Protección de la propiedad intelectual: creación de valor y fomento del crecimiento para las pequeñas empresas

Marzo de 2021

Julian Crump, presidente de la Federación Internacional de Abogados de Propiedad Intelectual (FICPI)

Existe el mito de que la protección de la propiedad intelectual (PI) es un ámbito que pertenece a las grandes empresas y no es apropiado para las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Aunque las grandes empresas invierten en PI por buenas razones —para proteger sus productos y servicios, desalentar a la competencia y crear nuevas fuentes de ingresos—, no cabe duda de que la PI también beneficia a las empresas de menor tamaño.

Las pymes que presentan solicitudes de patente o de registro de marcas o diseños tienen más probabilidades de crecer rápidamente y de tener éxito.

De hecho, está demostrado que las pymes que presentan solicitudes de patente o de registro de marcas o diseños tienen más probabilidades de crecer rápidamente y de tener éxito.

Video: Hear from leading IP practitioners how IP can support SMEs

Vídeo: destacados profesionales de la PI le explican cómo la PI puede ayudar a las pymes

Según un estudio realizado en 2019 por la Organización Europea de Patentes y la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea pdf, las pymes que cuentan, como mínimo, con un derecho de PI tienen un 21% más de probabilidades de experimentar un período de crecimiento. Sin embargo, de acuerdo con la información actualizada del estudio publicada en 2021, menos del 9% de las pymes poseían al menos uno de los tres principales derechos de PI (una patente, una marca y un diseño). En cambio, esa cifra se acerca al 60% en el caso de las grandes empresas. Este dato pone de manifiesto una increíble disparidad en el uso de un recurso empresarial tan valioso.

El valor que las pymes obtienen de la protección de sus activos de PI adopta muchas formas

Además de ser el actual presidente de la FICPI, soy abogado colegiado de patentes en el Reino Unido y Europa, y socio del bufete Abel + Imray en Londres, Bath y Cardiff (Reino Unido) y en España. Para buscar ejemplos de pymes que utilizan la protección de la PI como elemento principal de su éxito empresarial, mis socios y yo revisamos nuestra lista de clientes. No fue una tarea muy difícil.

Hace varios años, la empresa de diseño de asientos de avión Acumen Design Associates pasó de un modelo de consultoría (con ingresos procedentes de los honorarios de los proyectos) a crear también sus propios diseños, que luego patenta. En la actualidad, una parte importante de los ingresos de Acumen procede de la concesión de licencias para el uso de sus diseños protegidos. (Foto: Cortesía de Acumen Design Associates)

Los resultados son esclarecedores y muy alentadores para otras pymes:

  • Aumento de las ventas de licencias y de los ingresos por regalías. Hace varios años, la principal empresa de diseño de asientos de avión en el mercado, Acumen Design Associates, bajo la batuta de su fundador, Ian Dryburgh, pasó de un modelo de consultoría, con ingresos procedentes de los honorarios de los proyectos, a crear también sus propios diseños, que luego patenta. En la actualidad, una parte importante de los ingresos de Acumen procede de la concesión de licencias para el uso de sus diseños protegidos, incluido un importante acuerdo concertado en 2016 con United Airlines para los asientos de la clase ejecutiva.

  • Obtención de financiación de capital riesgo. XYZ Reality Ltd., ha recibido numerosos elogios por su solución de realidad aumentada de alta precisión y “adaptada a la ingeniería”, que garantiza que la construcción de edificios coincida exactamente con los planos de los arquitectos. Su solución evita los problemas de los métodos tradicionales de preparación del emplazamiento y las penalizaciones por errores. La solicitud de patente fue complicada, puesto que comprendía distintas disciplinas, desde la ingeniería avanzada hasta la realidad aumentada y la física. Una opinión positiva de la Oficina Europea de Patentes sobre la solicitud ayudó a XYZ Reality a conseguir financiación de capital riesgo.

Más allá del producto o servicio que protege, la PI es un activo valioso por derecho propio. De hecho, puede convertirse en el activo más valioso de una empresa.

  • Aumento del valor de las pymes para su adquisición. Siltbuster Limited está considerado el principal proveedor de tratamientos de aguas in situ del Reino Unido, y ha recibido el Queen’s Award for Enterprise. Un factor importante de su éxito han sido las patentes de los grandes avances logrados por el fundador de la empresa, el Dr. Richard Coulton, que empezó a trabajar con la perspectiva de tratar las aguas residuales del hormigón en las obras de construcción de una forma más respetuosa con el medio ambiente. En 2018, esa tecnología llamó la atención de Workdry International, que terminó comprando Siltbuster y su PI.

  • De la investigación en la universidad a la creación de una empresa. Un proyecto de investigación del University College de Londres sobre la transfección de células con ARN pequeño de interferencia se ha convertido en una pequeña empresa: NanoGenics Limited. Unos años (y varios ciclos de investigación) después, NanoGenics desarrolló LipTide® para actuar sobre determinados genes y combatir mejor el cáncer. La empresa vendió los derechos de PI conexos por 4,5 millones de libras esterlinas (unos 6,2 millones de dólares de los Estados Unidos), lo que contribuyó al progreso de sus avances médicos punteros hasta su comercialización.

  • Utilización de secretos comerciales para pasar desapercibido ante la competencia. En la actualidad, Rheon Labs Ltd., que fabrica equipo de protección para deportes de alto impacto, es un usuario estratégico y sofisticado de la PI. Al principio, la empresa recurría a los secretos comerciales para proteger determinados aspectos de su PI, de modo que pasaban desapercibidos ante sus competidores (en lugar de presentar solicitudes de patente, que se publican automáticamente al cabo de 18 meses). Sin embargo, cuando otras empresas empezaron a invadir su campo, Rheon Labs se pasó a las patentes. De este modo, su tecnología pasó a ser de dominio público, pero a cambio obtuvieron 20 años de exclusividad y sus competidores deben ahora idear sus propios productos nuevos e inventivos si quieren conseguir sus propias patentes.
Rheon Labs Ltd., que fabrica equipo de protección para deportes de alto impacto, es un usuario estratégico y sofisticado de la PI. (Foto: Cortesía de Rheon Labs Ltd.)
  • Marcas para apuntalar las asociaciones comerciales. La marca Rheon Labs® se registró oportunamente, puesto que las búsquedas previas a la presentación de la solicitud de registro indicaban que había pocos derechos de terceros que pudieran impedir su uso. A medida que la empresa crecía y se adentraba en el ámbito de las colaboraciones y las asociaciones comerciales, se añadieron a su patrimonio de PI acuerdos de no divulgación sin fisuras y registros de diseños. Rheon Labs® cuenta ahora con una marca de sólido prestigio, y la empresa se beneficia de una valiosa reputación en su nombre. El registro sirve para consolidar ese valor, proporciona un signo visible de propiedad y facilita la utilización de marcas combinadas con socios como Xenith LLC, uno de los principales fabricantes de cascos de fútbol americano, cuyos productos llevan ahora, junto con su propia marca, la de Rheon Labs®, y son reconocidos por reducir los impactos de las contusiones y las lesiones cerebrales asociadas. Sin el registro y sin acuerdos de concesión de licencias sin fisuras, Rheon Labs® se expondría a perder su marca al permitir que un tercero la utilizara en sus productos. El registro suele proteger las marcas de una empresa durante 10 años, pero con la ventaja de que pueden renovarse a perpetuidad, siempre que no se conviertan en términos genéricos.

  • Creación de activos de PI valiosos para demostrar las posibilidades de mercado. Ceres Power es una empresa que cuenta con “tecnología de punta” patentada que tiene una amplia gama de aplicaciones de energía limpia y se ha convertido en un activo enormemente valioso. Sin embargo, si IP Group Plc, especialista en comercialización, no hubiera intervenido en un momento crítico, es probable que la empresa se hubiera declarado en quiebra tras el fracaso de los primeros ensayos de campo. IP Group trabaja con empresas incipientes que poseen PI resultante de investigaciones en universidades para llevarlas adelante hasta que puedan demostrar la viabilidad de su tecnología en el mundo real a fin de atraer la cofinanciación de grandes empresas y, a la larga, su adquisición. El Dr. Rob Trezona, de IP Group, me dijo que “la PI es un aspecto imprescindible. Si las empresas de nuestra cartera no han asegurado sus derechos de PI, no podrán obtener financiación. Además, los inversores suelen buscar varias patentes, no una ni dos”. La clave del éxito de la transformación de Ceres por parte de IP Group fue la constatación de que su posición de vanguardia en materia de PI le permitiría generar más valor como proveedor tecnológico que desarrolla tecnología y también concede licencias que como empresa de fabricación integrada verticalmente. La empresa se ha asociado con buenos resultados con Bosch, Doosan y Weichai Power a fin de desarrollar productos para centros de datos, generación distribuida y vehículos pesados de carretera, y es capaz de generar valor para sí misma a través de los derechos de licencia y las regalías.
NanoGenics Limited, una innovadora empresa de investigación en terapia genética, vendió derechos de PI de su terapia LipTide® por 4,5 millones de libras esterlinas (unos 6,2 millones de dólares de los Estados Unidos), lo que contribuyó al progreso de sus avances médicos punteros hasta su comercialización. (Foto: Cortesía de NanoGenics Ltd.)

Estos ejemplos ilustran que la PI, más allá del producto o servicio que protege, es un activo valioso por derecho propio. De hecho, puede convertirse en el activo más valioso de una empresa. Sin duda, hay muchos más ejemplos entre los clientes de otras empresas de PI de todo el mundo.

Los derechos de PI crean un caparazón alrededor de un activo intangible, que consolida su valor y hace que el activo sea comerciable a través de la concesión de licencias, la mancomunación, la titulización o la adquisición. Sin los derechos de PI, corren peligro las inversiones realizadas por las empresas en el desarrollo de nuevos productos y procesos, o incluso en la simple concepción de nuevas ideas de productos. En cierta manera, es como tener un jardín bonito sin poner una valla para que no entren los conejos.

Sin la ayuda de un abogado especializado en PI, es poco probable que una pyme sea capaz de determinar cuáles son los puntos importantes de novedad o de amplia utilidad de sus invenciones, que son elementos vitales de una estrategia de PI exitosa, y se corre el riesgo de que la pyme se dé por vencida durante el proceso de registro.

De hecho, para las pymes, abordar la protección de la PI puede parecer imposible. La obtención de los derechos que confieren las patentes, las marcas y los diseños es compleja. Hay relativamente pocos solicitantes que presenten solicitudes por su cuenta, y la mayoría de ellos abandonan sus solicitudes o no consiguen obtener derechos.

Como abogado de patentes, es obvio que tengo un interés particular en señalar el alcance y la sofisticación de los servicios que ofrecen los profesionales independientes de la PI a las pymes.

Los derechos de PI crean un caparazón alrededor de un activo intangible, que consolida su valor y hace que el activo sea comerciable a través de la concesión de licencias, la mancomunación, la titulización o la adquisición.

Sin embargo, teniendo en cuenta lo que está en juego, las pruebas evidentes de que las pymes que poseen derechos de PI progresan con respecto a otras que no los poseen, y el fracaso demasiado frecuente de las pymes a la hora de efectuar el proceso de solicitud por sí solas, la conclusión es clara.

Las pymes deben tratar de proteger sus activos de PI para apoyar y acelerar su crecimiento, consolidando el valor de su PI y creando activos intangibles que puedan utilizarse para respaldar una amplia variedad de modelos empresariales diferentes, con la innovación como núcleo. 

Los abogados independientes de PI asesoran a una gran variedad de clientes y por ello pueden aportar una amplia experiencia. Son capaces de ver más allá de las aplicaciones inmediatas de una invención para centrarse en sus puntos de novedad, lo que alarga la vida útil de las patentes a medida que las empresas que protegen se flexibilizan y adaptan a nuevos mercados y se hacen más atractivas para los inversores.

La inversión que realiza una pyme al asociarse con un profesional independiente de la PI tiene una rentabilidad importante, que no solo se concreta en una solicitud exitosa, sino también en lo que respecta a su futuro como titular de derechos de PI.

XYZ Reality Ltd. ha desarrollado una solución de realidad aumentada de alta precisión y “adaptada a la ingeniería”, que garantiza que la construcción de edificios coincida exactamente con los planos de los arquitectos. Una opinión positiva de la Oficina Europea de Patentes sobre la solicitud ayudó a la empresa a conseguir financiación de capital riesgo. (Foto: Cortesía de XYZ Reality Ltd.)

Próximos pasos

  • Visite el sitio web de la OMPI para acceder a una fuente de información abundante sobre patentes, marcas, diseños y otros derechos de propiedad intelectual.
  • Averigüe si el programa pro bono de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea de apoyo gratuito y personalizado en materia de propiedad intelectual se ajusta a sus necesidades.
  • Lea el informe de la FICPI The IP Practitioner: adding value to innovation pdf (Profesionales de la PI: más valor para la innovación), en el que se resumen de manera clara algunas de las formas en que los abogados de PI independientes pueden añadir valor a las pequeñas empresas que tratan de proteger sus derechos de PI.
  • Encuentre en la base de datos de los miembros de la FICPI un abogado de PI independiente y cualificado en su país. La mayoría de ellos le ofrecerán una hora o más de consulta inicial gratuita.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.