El compromiso de China de fortalecer la protección judicial de la PI y crear un futuro brillante para los derechos de PI

Junio de 2019

Por la jueza Tao Kaiyuan, vicepresidenta de la Corte Popular Suprema de China

Como forma de organización institucional y mecanismo de incentivación, el sistema de propiedad intelectual (PI) constituye un impulso fundamental para la innovación y la creatividad. Es necesario reforzar la protección de la PI para que China respete las normas internacionales y cumpla sus compromisos internacionales. También es indispensable para aplicar una estrategia de desarrollo basada en la innovación, crear un entorno propicio a los negocios y construir un nuevo sistema económico abierto.

La jueza Tao Kaiyuan fue una de las oradoras principales en la sesión
inaugural del Foro para Jueces de Propiedad Intelectual, que se celebró
en la sede de la OMPI, en Ginebra, en noviembre de 2018.
(Foto: OMPI/Berrod)

En los últimos cuarenta años, China ha establecido un sistema moderno de PI que refleja las características propias del país, y sigue perfeccionándolo. Ha realizado notables progresos y ha obtenido logros históricos en diversos ámbitos, como los relativos a la legislación, la observancia y los intercambios y la cooperación a escala internacional. En la actualidad, el fortalecimiento de la protección de los derechos de PI goza de amplio reconocimiento en China como el elemento más importante para mejorar la protección de los derechos y como incentivo fundamental para mejorar la competitividad económica del país.

Fortalecimiento de la "concepción de alto nivel" de la protección judicial de la PI

En consonancia con las condiciones nacionales, China ha establecido un sistema de PI en el que la protección judicial y la protección administrativa desempeñan sus respectivas funciones, siendo la primera de ellas fundamental para la protección de la PI. El constante fortalecimiento de la "concepción de alto nivel" constituye los cimientos sobre los que China ha basado sus logros históricos en materia de protección judicial de la PI en un período de tiempo relativamente corto. Como señaló el director general de la OMPI, Francis Gurry, en una entrevista con la Red Mundial de Televisión de China (CGTN), “en China existen una visión y un liderazgo estratégicos desde las esferas superiores. Se trata de desarrollar la capacidad y la innovación científicas, es decir, incorporar nuevos productos, servicios o tecnologías a la economía y la propiedad intelectual, cuya función radica en proteger la ventaja competitiva que proporciona esa innovación". El director general dijo que la ordenación secuencial y la visión de cómo encajan estos elementos "guardan en China una coherencia extraordinaria".

En el Esquema de la Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual de China, promulgado en junio de 2008, el “fortalecimiento del sistema de protección judicial” y la “garantía del papel rector de la protección judicial de los derechos de PI” se establecieron como cuestiones prioritarias en la aplicación de la estrategia nacional de PI. En julio de 2016, la Corte Popular Suprema estableció la política fundamental de China sobre la protección judicial de la PI, que destacaba la primacía del Poder Judicial, la aplicación estricta de la ley, las medidas diferenciadas y la proporcionalidad. En abril de 2017, la Corte Popular Suprema promulgó el Esquema de la Protección Judicial de los Derechos de Propiedad Intelectual en China (2016-2020), en el que se establecen objetivos en ocho esferas, entre los que se encuentran la creación de "un sistema de tribunales especializados en PI con una perspectiva regional", la mejora del reglamento de valoración de pruebas y una compensación más razonable de los daños y perjuicios. En el documento también se presentan 15 medidas, entre otras, la mejora del sistema jurisdiccional, la reforma del mecanismo técnico de determinación de los hechos y la realización de investigaciones especiales sobre una ley procesal para litigios de PI.

En febrero de 2018, se alcanzó un nuevo hito cuando el Gobierno de China promulgó sus Opiniones sobre varias cuestiones relativas a la consolidación de la reforma y la innovación en el ámbito de la resolución judicial de causas relativas a la propiedad intelectual, el primer documento sobre la reforma y la innovación en el ámbito de la resolución judicial de causas relativas a la PI. Estas opiniones representan un paso importante en la reforma y la modernización en el ámbito de la resolución judicial de causas relativas a la PI en China. Sientan las bases para la creación de un sistema judicial moderno, reconocido, dotado de recursos óptimos y altamente eficiente destinado a garantizar que el equipo judicial de PI de China está en condiciones de abordar los nuevos desafíos en materia de PI que se plantean en la nueva era.

Creación y mejora de un sistema judicial especializado en la protección judicial de la PI

A finales de 2014, se crearon tres tribunales de PI en Beijing, Shanghai y Guangzhou para estudiar de forma creativa el establecimiento de un sistema especializado en la resolución judicial de causas relativas a la PI que refleje las características del país. Este hecho recibió una acogida muy favorable del público y de la comunidad internacional. En agosto de 2017, el Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo examinó el informe del Sr. Zhou Qiang, presidente del Tribunal de China y de la Corte Popular Suprema, sobre los progresos realizados por los tribunales de PI. El Comité Permanente ha reconocido plenamente la función que desempeñan los tribunales de PI de apoyo a la innovación, mejora de la calidad y la eficiencia de las resoluciones y promoción de la reforma judicial.

Como acuerdo institucional y mecanismo de incentivación, el sistema de propiedad intelectual (PI) constituye un impulso fundamental para la innovación y la creatividad.

Desde 2017, la Corte Popular Suprema ha aprobado la creación por tribunales populares intermedios de tribunales de PI en Nanjing y otras 18 ciudades. Esto permite adoptar un enfoque más profesional para poner en común recursos de alta calidad con el fin de resolver litigios sobre patentes y otros litigios de índole altamente técnica en todas las regiones.

De conformidad con las Opiniones sobre varias cuestiones relativas a la consolidación de la reforma y la innovación en el ámbito de la resolución judicial de causas relativas a la propiedad intelectual, la Corte Popular Suprema ha promovido reformas con el objetivo de establecer un mecanismo de apelación a escala nacional para las causas relacionadas con la PI. El 26 de octubre de 2018, el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional adoptó la Decisión sobre determinadas cuestiones relativas a los procedimientos contenciosos en materia de patentes y otras causas de propiedad intelectual. El 1 de enero de 2019, la Corte Popular Suprema creó e inauguró el Tribunal de Propiedad Intelectual. El Reglamento de la Corte Popular Suprema sobre varias cuestiones relativas al Tribunal de Propiedad Intelectual dispone que el Tribunal de Propiedad Intelectual, en su calidad de organismo permanente de la Corte Popular Suprema, se ocupa de los recursos civiles y administrativos de carácter altamente técnico relativos a la PI en todo el país. Estos pueden guardar relación con patentes de invención, modelos de utilidad, obtenciones vegetales, esquemas de trazado de circuitos integrados, conocimientos técnicos especializados, programas informáticos y monopolios, así como con los casos en los que sea necesario aplicar el procedimiento de supervisión del proceso para resolver con eficacia el litigio en primera instancia. En los casos en los que el procedimiento de supervisión del proceso se aplique a las decisiones adoptadas por el Tribunal de PI, la Sala de lo Civil N.º 3 (División de Derechos de PI) de la Corte Popular Suprema se encargará de examinarlos.

El Tribunal Supremo de China (arriba) ha desempeñado y sigue desempeñando una importante función en la introducción de reformas para fomentar el desarrollo del sistema de PI de China. (Foto: Courtesy of The Supreme Court of the People’s Republic of China)

Mejora constante del sistema de solución de litigios en materia de PI

Habida cuenta de que los derechos de PI son intangibles, es necesario establecer un conjunto adecuado de normas probatorias. El actual sistema de PI es un producto de la economía de mercado. De ello se desprende que la reparación por una infracción de derechos de PI debe basarse en valores de mercado. Estamos firmemente convencidos de que los derechos de PI crean valor y que los titulares de derechos tendrían que estar habilitados a percibir un ingreso adecuado que corresponda a ese valor. Teniendo esto en cuenta, y con miras a fomentar un mayor respeto por los derechos de PI, estamos estableciendo un sistema más riguroso de daños y perjuicios punitivos para poner freno a la falsificación de marcas y la apropiación indebida de secretos comerciales. Se trata de un paso histórico sin precedentes en la transformación del entorno de la PI en China.

Aumento del número de litigios en materia de PI

En los últimos años, el número de litigios en materia de PI ventilados ante los tribunales de China ha aumentado rápidamente. Solo en 2018, se presentaron 301.278 nuevas demandas relacionadas con la PI en primera instancia, de las cuales se resolvieron 287.795. Estas cifras representan un aumento del 41% y el 42%, respectivamente, en comparación con las de 2017. En lo que respecta a los litigios internacionales en materia de PI, los plazos de resolución de causas de China se encuentran entre los más cortos del mundo. Hasta ahora, varios tribunales del país han recibido sucesivas demandas de Qualcomm Inc. contra Apple Inc. sobre derechos de patentes y abuso de posición dominante en el mercado. Una demanda interpuesta por la empresa estadounidense GPNE contra Apple Inc. por infracción de patente está siendo examinada actualmente por la Corte Popular Suprema de la provincia de Guangdong. En ese caso, los daños reclamados por el demandante ascienden a 897,6 millones de RMB (aproximadamente 132,8 millones de dólares de los Estados Unidos).

Cada vez más, China es la “jurisdicción preferida” para solucionar controversias internacionales de PI. El fallo de un tribunal chino en el caso Qihoo 360 y Qizhi Software c. Tencent Technology y Tencent Computer System relativo a una controversia de competencia desleal ha gozado de un amplio reconocimiento a escala internacional. De conformidad con las obligaciones del país que dimanan de los tratados internacionales, los tribunales chinos siempre han procurado permanecer imparciales en la resolución de los casos relacionados con los legítimos derechos e intereses de las partes, tanto chinas como extranjeras. Ello se refleja, por ejemplo, en la controversia sobre la marca Qiaodan Sports, que en China está asociada con la superestrella del baloncesto Michael Jordan. Otro ejemplo es la revisión de la causa interpuesta por Parfums Christian Dior contra el Consejo de Revisión y Juzgamiento en materia de Marcas de la Oficina de Marcas de la Administración Estatal de Industria y Comercio de China, que en un principio rechazó la solicitud de registro de marca de la empresa. Estos ejemplos demuestran el empeño de la Corte Popular Suprema por proteger los legítimos derechos e intereses de partes extranjeras en China y velar por el cumplimiento de las obligaciones internacionales por parte de las organizaciones administrativas según lo dispuesto por ley. Este enfoque respalda la innovación y la competencia leal en el mercado.

Compromiso con los intercambios y la cooperación a escala internacional en un contexto de nuevas oportunidades y desafíos

En esta nueva era, el desarrollo de la PI en todo el mundo enfrenta las oportunidades y los desafíos que plantean dos nuevas realidades. En primer lugar, está en marcha un nuevo ciclo de revolución tecnológica y transformación del sector, con un ritmo de innovación tecnológica sin precedentes. La cuarta revolución industrial está reconfigurando la forma de producir, difundir y utilizar el conocimiento, y está planteando nuevos desafíos para la protección judicial de los derechos de PI. Por lo tanto, es necesario que vigilemos de cerca las últimas innovaciones tecnológicas y tomemos medidas proactivas en consecuencia. En segundo lugar, en los últimos años se ha constatado un aumento de la incertidumbre y la inestabilidad en la esfera internacional. En todo el mundo, la ola creciente de antiglobalización y proteccionismo comercial está sometiendo las relaciones económicas y comerciales a una gran presión. Esta dinámica dificultará inevitablemente la consecución de los objetivos económicos de todos los países, y ello incluye a China, y puede tener un impacto negativo en la innovación mundial. En este nuevo contexto, China siempre ha mantenido una actitud positiva y abierta hacia la reforma de las normas comerciales multilaterales. Y, como se refleja en las observaciones del primer ministro Li Keqiang en el Foro de Verano de Davos, que se celebró en septiembre de 2018, China está dispuesta a impulsar la reforma mediante consultas para atender mejor las necesidades en materia de desarrollo mundial y crecimiento integrador.

A pesar de la reforma y la apertura de los cuatro últimos decenios, China sigue siendo el país en desarrollo más grande. No ha habido cambios sustanciales en esta condición nacional básica. Si bien se han alcanzado logros importantes y se ha adquirido una valiosa experiencia, aún queda mucho por hacer. Estamos dispuestos a compartir la experiencia que hemos adquirido y aprender de los otros mediante el intercambio y la cooperación internacionales. Si bien seguimos profundamente enraizados en la realidad de nuestro país, también tenemos que pensar en términos globales. Esto es importante para fomentar el desarrollo de la resolución judicial de litigios relativos a la PI en China y en otros países.

Por ello, la Corte Popular Suprema se ha comprometido a aplicar plenamente el Memorando de entendimiento para el intercambio y la cooperación en el ámbito judicial suscrito con la OMPI, la organización internacional más reconocida e influyente en la esfera de la PI a nivel mundial. Al hacerlo, seguiremos ampliando los ámbitos de colaboración, apoyando activamente las iniciativas de reforma emprendidas por la OMPI en el ámbito de la protección judicial y participando en ellas con convicción. la Corte Popular Suprema acoge con satisfacción la labor pionera de la OMPI en el ámbito de la administración judicial de la PI. Es un gran honor formar parte del Grupo Consultivo de Jueces de la OMPI. En agosto de 2018, se celebró en el Colegio Nacional de Jueces de Beijing la primera clase magistral sobre resolución judicial de litigios relativos a la PI, organizada conjuntamente por la Corte Popular Suprema y la OMPI. El evento, que resultó un gran éxito, demostró ser una experiencia enriquecedora para intensificar la cooperación internacional y seguir mejorando la protección judicial de los derechos de PI.

En esta nueva era, acogemos con agrado las oportunidades de colaborar con la OMPI e intensificar los intercambios y la cooperación multilaterales y bilaterales con otros países, así como desempeñar una función más activa y constructiva en la protección internacional de los derechos de PI, con el consiguiente establecimiento de normas. Esa participación constituye una manera eficaz de fomentar la modernización del sistema mundial de gobernanza de la PI, a fin de crear un futuro prometedor para los derechos de PI y su protección.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.